Entries Tagged as ''

Un poco de glamour en tiempos de crisis

Ayer tuve la gran suerte de visitar el atelier de Mercedes de Miguel. La verdad es que me llevé una grata sorpresa.
El taller está construido en parte de los antiguos terrenos de la babcock&wilcox, basándose en esa cultura cosmopolita de regenerar las zonas industrializadas con empresas creativas. Cuando eligieron la ubicación, hará cerca de 12 años, la nave estaba abandonada y tenía hasta árboles en su interior.
Mercedes y su equipo han intentado mantener la esencia industrial del edificio y han creado un espacio funcional y acogedor a un tiempo, por donde la creatividad se respira en cada uno de los espacios.

 


Pero más allá de su proceso creativo, de su atrevimiento con los estilos, de su buen hacer dentro del mundo de la moda, lo que me llamó la atención en la conversación con esta burgalesa de nacimiento pero bilbaína de adopción, fue su fuerza. Su fuerza para seguir adelante, su fuerza para sacar de lo malo algo positivo, su fuerza para en estos tiempos difíciles en que vivimos, no quedarse quieta esperando que la situación se arregle por si sola, sino poniendo toda la carne en el asador para seguir adelante.
Como ella nos dijo ayer, la creatividad no viene sola, llega trabajando, dedicándole tiempo al negocio, con esfuerzo y constancia. Y el hecho de creer en lo que haces y disfrutar con ello ayuda.
En un mundo como el de la moda, que como ella decía, no deja de ser una industria como cualquier otra con sus procesos, sus plazos a cumplir, los clientes que se caen, los impagos…los problemas que pueden surgir en el camino no pueden servir para estresarse y bloquearse, sino para sacar lo mejor de uno mismo y hacer que el problema no sea tal. Como nos dijo ayer: “No hay que preocuparse de los problemas, hay que ocuparse de ellos”.
Buen ejemplo de tenacidad y buen hacer, que se refleja en el gusto de su trabajo.

Transformando las empresas…

El día 29 nos juntamos de nuevo una serie de personas de diferentes empresas con la misma preocupación: “Cómo hacer de la empresa un lugar más competitivo, teniendo en cuenta a todas las personas de la organización”.

 

Estas empresas ya están trabajando, o han empezado ahora a trabajar, en una transformación de sus formas de hacer, basándose en el protagonismo de las personas de la organización.

 

Como siempre, todos pensamos que nuestro caso es diferente y más difícil y más…por eso, este tipo de reuniones nos ponen los pies en la tierra y nos hacen ver que mas allá de a qué nos dediquemos, mas allá de que yo sea administración pública, haga tornillos, desarrolle software o haga asistencia social, todos tenemos los mismos anhelos y unas dificultades similares.

 

Y para poner esto de manifiesto, comenzamos la jornada en grupos, contando y pintando (hubo quien se atrevió a dibujar) en donde trabajamos y cual es nuestro deseo en la empresa, para seguir hablando de los éxitos en este proceso de transformación así como de donde encontramos la principal dificultad.

 

Y han salido cosas muy interesantes en la reflexión:

  • Creciente confianza en las personas, bidireccional
  • Aumento de la creatividad
  • Transparencia
  • Pasárselo bien
  • Comunicación desbloqueada
  • Pasión
  • Autonomía personal
  • Apostar por la empresa
  • Libertad de pensar y aportar…

Y otras que nos ponen la zancadilla en el proceso:

  • Prisas por ver la solución.
  • Miedo al cambio
  • Problemas de relación: salsa rosa gigante
  • Malhumor
  • Miedos
  • Mirarnos siempre al ombligo
  • Coche escoba…

Y esto del coche escoba monopolizo un poco el tema de debate posterior.

 

Parece que nos preocupan mucho las personas que frenan el proceso, que se quedan atrás, pero ¿puede ser que a veces nosotros mismos seamos el propio coche escoba? ¿en dónde somos un coche escoba? ¿lo somos de una forma consciente?

 

Dejo ahí la reflexión para quien quiera tomarla…

Y de nuevo ko-sortzen

Por fin me pongo a contaros que hicimos en el taller del 21 de junio. Ha pasado demasiado tiempo, pero bueno, aún está fresco como para poder contároslo. Sé que hay quien estaba expectante por saber que paso, pero hemos andado tan a tope que ha sido casi imposible sacar tiempo para rellenar estas líneas. En fin, que basta de excusas y al lío.

Tras conocernos entre todos en el primer taller, esta vez nos tocaba conocernos en un contexto diferente, pasándonoslo bien y jugando para crear entre todos de una manera informal.

Así que nos sacaron a la calle con papel, celo, cinta aislante roja, y platos de plástico, con la misión de hacer entre todos un coche en el que pudiésemos ir todos. Como un coche nos parecía poca cosa (somos o no somos de Bilbao?), pues hicimos un autobús!!!

Cuando estábamos todos contentos con el resultado, nos mandaron, valiéndonos solo del material usado, crear dos barcos. Y ahí que nos pusimos manos a la obra a hacer un velerito y una trainera.

Y cuando ya estábamos satisfechos, van y nos retan a hacer, con el material usado, una ciudad por parejas. Allí salieron el ayuntamiento, un parque, una pista de atletismo, un deposito de agua, una casa, un salón de té y un edificio de oficinas.

Lo llamativo de esto es cómo pasamos de trabajar todos juntos a trabajar en dos grupos y luego por parejas. No hemos planificado, pero cada uno de una forma natural ha ido poniendo sus cualidades en el grupo, respetándose la distinta contribución, ofreciéndonos unos a otros. Nos hemos dado permiso para experimentar y eso ha permitido que la autoorganización funcionase.

Es posible que el contexto de colaboración creado hubiese sido distinto si en vez de haber empezado en grupo hubiésemos empezado de dos en dos. Quien sabe…

Después de la parte mas «lúdica» pasamos a «trabajar». Nos dividimos en grupos para trabajar entorno a las preguntas que surgieron en la sesión anterior. Cada grupo elegía una pregunta para trabajar. Estas son las que salieron:

  • ¿qué puedo hacer yo para poner en cuestión los esquemas de poder para transformar los esquemas de relaciones?
  • ¿qué puedo hacer yo para ver las ventajas que supone una gestión participativa y basada en las personas?
  • ¿qué puedo hacer yo para buscar/encontrar las empresas/clientes complementarias?
  • ¿qué puedo hacer yo para ayudar a identificar/explicitar lo esencial, lo que mueve y lo que frena/paraliza realmente a la organización en estos momentos de incertidumbre y despiste?

Para sintetizar las preguntas hemos hecho un brain moving: una especie de brain storming en movimiento, es decir, durante 10 minutos podíamos dar ideas en una mesa, aceptando todas las ideas que saliesen como válidas, y al cabo de 10 minutos cambiábamos de mesa para aportar en otra pregunta.

Después hemos empezado a «prototipar»: llevar a lo tangible las ideas que han surgido en nuestra mesa. Para ello nos han dado legos, plastilina, tijeras…han salido cosas curiosas e ideas importantes:

  • poder expandido – poder limitado
  • poder monolítico – poder flexible
  • peso del poder rígido
  • el poder como algo plástico
  • empresa abierta
  • espacio para el aprendizaje
  • humor dentro de la empresa
  • espacio de conciliación
  • curiosidad de niño
  • buscar complementariedad entre nosotros
  • el peso del pasado
  • proyectar lo esencial de una empresa hacia el futuro

Y con estas reflexiones acabamos la jornada. No podemos negar que lo pasamos muy bien.

Ahora llega lo duro, el siguiente paso es implementar. Antes del próximo taller los grupos tenemos que presentar el proyecto a un posible cliente para recibir su feedback, para testear el proyecto. A ver que sale…

Encuentro de experiencias de participación.

Ayer tuvo lugar en el departamento un encuentro entre las organizaciones que están implantando proyectos de transformación basados en las personas, con idea de compartir experiencias entre ellas.

Desde el servicio organizamos este evento con idea de conocernos mutuamente, compartir experiencias, explorar nuevas posibilidades y constituirnos como grupo…

Iniciamos la sesión, precisamente, conociéndonos, empezando a poner los primeros granos para construir relación entre todos.

En las presentaciones, cada uno además del nombre, compartía con los demás algo de las experiencias que estaban desarrollando.  Se expresaron en voz alta ideas cómo:

  • Transparencia.
  • No jerarquía.
  • Desarrollo de capacidades individuales y de equipo.
  • Superar la dificultad de implicar.
  • Valores y confianza.
  • Abrir campo de visión…

Una vez nos “conocíamos todos un poquito mejor“, nos dividimos en tres grupos para hablar de los catalizadores de la transformación, de los frenos y obstáculos y de los éxitos que estaban teniendo y fracasos.

Respecto a los impulsos, a los catalizadores de la transformación, aparecieron aspectos como:

  • Todos emprendedores en la empresa.
  • Ilusión, ganas.
  • Confianza mutua en el cambio generacional.
  • Posibilidad de compartir.
  • Aporte de todas las personas.
  • “Un niño aprende más de lo que ve que de lo que se le dice”–> paralelismo en la empresa.
  • Las cosas se pueden cambiar con la actitud: querer es poder.
  • Visión de hacia donde quieres llegar: faro que te ilumine el camino.
  • Persistencia.
  • Saber ser autocrítico y no desfallecer.
  • Transparencia en la empresa.
  • Metamorfosis.

Hablando de frenos salían:

  • Falta de compromiso.
  • Cuesta delegar.
  • Cesión de poder de cara a la galería.
  • Egoísmos: ver en riesgo el puesto de cada uno.
  • Falta de implicación, de asunción de responsabilidades.
  • Falta de espacios compartidos.
  • Falta de comunicación, fundamental para implicarse.
  • Falta de confianza, que nos lo creamos.
  • Que unos pocos carguen con el peso de todo.

Respecto a los éxitos:

  • si le das libertad a una persona, si puede hacer cosas que le gustan, se le nota.
  • Imagen de un niño con una varita mágica, como la de una persona la primera vez que se siente con “poder” para encargar trabajos al gerente.
  • Placer del logro individual (pescador satisfecho) y del logro colectivo (cesto de peces)
  • Somos vitales en la empresa, el corazón, el músculo que impulsa.
  • Creer que va a pasar algo bueno aunque no lo sepas a ciencia cierta (como una niña que va a romper una piñata con la esperanza de que lo que hay dentro le va a gustar)
  • No somos nadie sin un equipo que nos apoye y empuje, como pasa en la fórmula 1.

Después de esto, mantuvimos una charla sobre lo que cada uno estaba viviendo, las dudas, los miedos, las ilusiones…

Y para cerrar la sesión, estuvimos hablando de la continuidad de las sesiones y de cual sería el objetivo de las mismas, lo que cada uno puede aportar y quiere pedir al grupo. Salían aspectos cómo:

Ahora sólo falta que esto no haya sido ilusión de un día y que realmente seamos capaces de juntarnos y crear un grupo que comparta sueños y esperanzas.

Trabajo en equipo

El 16 de este mes nos juntamos de nuevo las personas del foro de Bilbao para hablar sobre el trabajo en equipo.

Comentábamos que, si pensamos en ingredientes que propiciaron una experiencia positiva de trabajo en equipo, salían cosas como: química entre las personas, sentir que te tienen en cuenta y tienes en cuenta a los demás, ilusión, gratitud, transparencia, apertura, ausencia de miedo a mostrarme vulnerable, confianza…

Y aquí volvió a salir el tema de la sesión anterior: la confianza. ¿Que me pasa a mi con la confianza? Si no estoy a gusto, ¿que puedo empezar a hacer? ¿Que gano y que pierdo? ¿Cómo podría explorar otras formas de hacer?

Pero si empezamos de repente a cambiar las formas de hacer, no debemos sorprendernos de que las reacciones sean negativas. Estamos hablando de relaciones que se han generado entre dos personas y que ahora queremos cambiar; hay que buscar la forma de empezar a relacionarse diferente.

Y si fuera yo quien no genera confianza ¿qué puedo hacer distinto?

La confianza está ligada a una sensación de vértigo. Los éxitos vienen al cabo del tiempo, el primer ingrediente es la transparencia. La respuesta nunca es inmediata y el vértigo siempre está ahí.

Hablando de nuevo de la confianza, se nos fue el tiempo y vimos como el tema del trabajo en equipo se nos escapaba de las manos. Así que decidimos retomarlo en la próxima sesión.

¿Es lo mismo trabajar en equipo que un equipo de trabajo? ¿Cómo dinamizo yo en mi empresa un equipo? ¿Qué funciona? ¿Qué dificultades encuentro? Intentaremos responderlas en la próxima sesión.

Para irnos ambientando, os dejo un video sobre “la belleza del trabajo en equipo”:

gbe-ner elkartea

Ayer nos juntamos de nuevo el foro de innovación, esta vez en la sede de gbe-ner, en Boroa. Gbe-ner es una asociación de diferentes empresas que han puesto en marcha en sus organizaciones el nuevo modelo de relaciones del que hemos venido hablando en las reuniones del foro.

El espíritu de lo que esta asociación es y busca viene explicado en este video que Iparkutxa, uno de los socios, ha preparado:

Ventana externa

Por un lado, como gbe-ner aportan el 5% de sus beneficios y el 2% del tiempo de sus personas a la sociedad, a proyectos sociales.

En esta línea, tienen ya un listado de propuestas de proyectos sociales y en asamblea decidirán cuales quieren llevar a cabo.

Por otro lado, como ner-group buscan transmisión de conocimientos entre los integrantes y el desarrollo de nuevas actividades conjuntas.

Así pues, van a salir juntos como grupo a un nuevo país, están buscando una gestión bancaria conjunta como grupo,  piden ofertas conjuntas como grupo a proveedores, entre otras cosas.

Una de las cosas que han hecho como grupo, consecuencia de la crisis, ha sido la reubicación de personas: personas de una organización que tiene una bajada de producción se reubican en otra empresa de la asociación que tiene un pico de trabajo. De esta forma no hacen eres, no se consume paro y se ayudan entre todos. Esto es,  por lo visto,  muy normal en el mundo cooperativo, donde suele verse además como un castigo: en este caso, al revés, es algo de carácter voluntario por lo que no van reubicados los “castigados”.

El objetivo de este grupo es compartir, desde la absoluta confianza y transparencia.

Visto desde fuera parece fácil ¿Cómo es que no ha surgido antes? ¿Por qué no surgen más? Para ello hay que ser inquieto, inconformista y pelín iconoclasta.

Finalizo con una frase que dijo ayer Koldo y me gustó: ” Soñar es posible cuando sabes lo que quieres y estás rodeado de personas que te acompañan en tu sueño”.

Generando confianza en las organizaciones.

El jueves 1 de julio nos juntamos las personas del foro Bilbao en lan ekintza para hablar de la confianza.

Y nos surgía de primeras la pregunta: pensando en el ámbito de la organización, cuando pensamos en relaciones de confianza, ¿qué ayuda a que se dé esta confianza? ¿Qué elementos la favorecen? De estas cuestiones compartimos las siguientes reflexiones:

  • La confianza no es una cosa, es un estado.
  • La confianza pasada no garantiza la confianza futura.
  • ¿Cómo yo elijo mirar? ¿Cómo establezco mi relación de confianza?
  • Ser generador de confianza o regenerador cuando se frustra.
  • La confianza es algo parcial. Sé en que puedo confiar en cada persona.
  • Algunas relaciones fallan porque la expectativa que pongo en la confianza es muy alta.
  • ¿Qué es para mí lo contrario de confianza?
  • En la medida que trate a las personas, así me tratarán ellas a mí.
  • Las posibilidades de confianza llevan a posibilidades de ser más protagonistas; sólo va a poder darse si cambian las formas de trabajo, los roles.
  • ¿Podemos cambiar a las personas? No ¿Podemos ver comportamientos diferentes en las personas? Sí.

Nos surgía otra reflexión: ¿Qué podemos hacer para mejorar los contextos para que se puedan dar relaciones de confianza? ¿Qué actitudes favorecen la confianza? Y nos salió:

  • Mayor protagonismo de las personas.
  • Comunicación fluida.
  • Hacer participe a las personas del diseño de la forma de hacer las cosas.
  • Transparencia.
  • Reflexiones compartidas.
  • Identificar retos y crear equipos para afrontarlos.
  • Equidad salarial.
  • Preguntar.
  • Conectar con las emociones.
  • Generar contextos en los que la pasión emerja.

La sesión no dio para más. Seguiremos con el dialogo, aunque sea virtual. Y nos volveremos a juntar en septiembre, después de las vacaciones.

Séptima sesión comunidad de aprendizaje entorno a premieberri

Ayer nos juntamos de nuevo, esta vez en una sesión dinamizada por Maite Darceles.

Estuvimos hablando del proceso premieberri como el conjunto del taller de reflexión inicial y el desarrollo de los proyectos que de éste surjan. Y como trabajar dentro de este proceso un cambio de observador que nos mueva desde el enfoque “personas que hacen cosas que alguien dice que hagan” al enfoque “personas que participan activamente, son protagonistas, son agentes“.

Y ¿cual es el papel de la persona consultora para facilitar este cambio de enfoque?

En la segunda parte de la sesión hemos trabajado el desarrollo de los proyectos propiamente dicho con el enfoque de participación, haciendo hincapié en la importancia de la corresponsabilidad de las personas del equipo a la hora de alcanzar los resultados y de la importancia de la generación de debate, por un lado, y concreción, por otro, para llevar los proyectos adelante.

Sexta sesión comunidad de aprendizaje entorno a premieberri

Esta era la última sesión de este ciclo que teníamos con Ane, y se notaba un ambiente especial, de comunidad ya consolidada.

Hemos trabajado las distintas ideas que han ido surgiendo a lo largo de las sesiones y de las pruebas piloto en empresas.

En los talleres se plantean una serie de preguntas para retar a las personas en primera persona, y de estas cada uno hemos elegido la que más nos gusta y esto es lo que ha quedado:

Después, cada uno hemos llevado una definición de “organización basada en las personas” y hemos votado la que más nos gustaba y esta es la que ha ganado: Organización basada en personas es aquella que se crece y desarrolla desde la pasión conjunta de sus componentes. Había definiciones muy buenas, la verdad; creo que el concepto lo tenemos claro, lo difícil es ponerlo en práctica ¿o no?

Luego hemos dedicado un tiempo a repasar los conceptos que aparecen en los materiales de premieberri dentro de los capítulos ”identidad cultura y organización”, “liderazgo”, “visión compartida” y “equipo”.  Han salido ideas como:

  • Cada persona aporta su potencial en los momentos críticos
  • De la coherencia salen los retos
  • Aceptar las discrepancias
  • ¿Cómo reaccionamos cuando nos dicen “hay que mejorar”? ¿Entendemos todos lo mismo?
  • Comunicación vs flujos de información
  • Actitud de protagonista
  • Problema vs reto
  • Disposición a hacer
  • ¿Cómo escucho? Usar un “escuchometro
  • ¿Acepto otra visión?
  • ¿Celebro?
  • ¿Control? ¿Por qué controlo?
  • ¿Culpa o causa?

La sesión ha continuado compartiendo entre los miembros de la comunidad “truquitos” que cada uno tenemos y explicando cuando nos son útiles. Por ejemplo este video para el trabajo en equipo y el hacerse protagonista de los retos en vez víctima de los problemas:

Ventana externa

A continuación, hemos hecho un recorrido por la trayectoria de premieberri hasta ver como nos gustaría que fuera en 2013, qué nos gustaría celebrar, y ha salido la siguiente foto:

Hemos finalizado la sesión con una ronda de agradecimientos y compromisos dentro de la comunidad.

Próxima sesión, el martes 13 de julio con Maite.

Premios de artesania dentro del certamen Ikas-art

El 17 de junio, dentro del certamen Ikas-art, en el que participaban artesanos y artesanas de Bizkaia, se entregaron los premios de artesanía, en las categorias arte, vanguardia y juventud:

En la categoría de arte se otorga el premio a la pieza “Zebrano” presentada y realizada por Ana Aldana.

En la categoría de vanguardia se otorga el premio a la pieza “Cextiles concéntricos” presentada y realizada por Soledad Santisteban.

En la categoría de juventud se otorga el premio a la pieza “Colección de anillos stelaro” presentada y realizada por Ilia Mitxelena.

La verdad es que admiro al jurado, porque no me pareció nada fácil elegir una sola pieza en cada categoria, viendo las piezas tan espectaculares que allí había. 

Pongo fotos de las piezas en orden de categorias:

 

Arbela. Bideak Eginez.