Entries Tagged as ''

Entre kimeras anda el juego

Esta mañana he tenido un encuentro muy nutritivo con Ricardo Antón.

Habíamos quedado para desayunar y ponernos mutuamente al día de proyectos varios.

Reconozco que es una persona a la que tengo mucho cariño, aunque coincidamos poco.

El vínculo lo forjamos hace ya tiempo en el marco de diversos foros de debate en la época de arbela.

Coincidí con el equipo de Colaborabora cuando se constituyeron en cooperativa.

Trabajamos en el desarrollo de la metodología Kooptel para impulsar los procesos colaborativos, ¿te acuerdas María Eugenia?.

También he tenido la suerte de participar en alguno de los encuentros facilitados por ellas relativos a la importancia de poner la VIDA en el centro de los proyectos.

Y es que los 20 años de andadura de Colaborabora han sido muy prolíficos.

Así que de vez en cuando quedamos para conversar.

Yo le he estado contando algunas de las experiencias que se están activando desde el área de Desarrollo Comarcal del Departamento por si en algún momento surge alguna posibilidad de que puedan presentar algún proyecto de la mano de alguna agencia de desarrollo local.

Él por su parte me ha contado alguno de sus últimos proyectos y me ha parecido especialmente interesante el de Kimera vs Kimera. Una experiencia muy chula de hibridación y cocreación entre el mundo de la ecoindustria (y sostenibilidad) y el mundo de la cultura y la creatividad.

Un proyecto desarrollado en el marco de la Bilbao Bizkaia Design Week en el que un equipo interdisciplinar ha combinado sus saberes, experiencias y recursos para imaginar el futuro y proponer kimeras regenerativas como contrapunto a los monstruos a los que nos enfrentamos en una situación tan complicada y retadora como la actual.

Como cuentan en el video que han editado se trata de un intento de abordar conjuntamente las transiciones ecológica, social y productiva.

Entre el potente equipo que ha contribuido al proyecto me ha hecho ilusión distinguir a gente conocida como Lucia Graña, de Beaz, Mikel Ibarra, del cluster Aclima, Idoia Postigo, de Bilbao Metropoli 30 y a Txelu Balboa y Ricardo, de Colaborabora.

Me han llegado sobre todo dos sensaciones contrapuestas.

Por un lado, la magia que se produce cuando se combinan saberes diversos con intereses comunes y ,por otro, la dificultad para transformar esas kimeras en proyectos tangibles.

Y al despedirnos me he quedado con el deseo de que, ¿por qué no?, esas kimeras puedan convertirse en realidad para ser capaces de responder como sociedad a los retos a los que nos enfrentamos.

Ya lo dijo Einstein “no se puede resolver un problema en el mismo nivel en el que fue creado” así que… entre kimeras anda el juego.

Arbela. Bideak Eginez.