Entries Tagged as 'xertatu'

Las metodologías Premie, Xertatu y bilgune accesibles en abierto

Desde el año 1995 diversas iniciativas para la mejora de los sistemas de gestión de las pequeñas y medianas organizaciones han ido desplegándose desde el Departamento de Promoción Económica de la Diputación Foral de Bizkaia

Muchas historias se han ido escribiendo a lo largo de estos 20 años en torno a los programas Premie, Xertatu y bilgune. Muchas personas han aportado su tiempo, su esfuerzo, su compromiso, sus ilusiones, sus críticas …

Hemos visto de todo. Aciertos y fracasos. Proyectos que han crecido como la espuma y otros que a pesar del empeño puesto en los mismos han ido languideciendo.

Hemos celebrado premios que reconocían buenas prácticas. Nos hemos entristecido con los proyectos que se han ido apagando.

Hemos compartido con equipos de empresas y con el mundo de la consultoría nuestras propuestas, nuestras dudas, nuestras intuiciones, incluyendo, todas las veces que hemos podido, sus aportaciones.

Nos hemos cuestionado, hemos dudado, nos hemos equivocado, hemos apostado por reinventarnos cuando sentíamos que era el tiempo.

Hemos enfrentado las malas prácticas. Nos hemos sometido a crítica ajena y propia. Nos han evaluado y medido, saliendo en la foto de todos los colores.

Y ahora tras dos décadas de andanzas, ha llegado el momento de ubicar todo el saber que se recoge en cada una de estas tres propuestas metodológicas en abierto, bajo licencia creative commons. Hemos elegido la fórmula Reconocimiento-CompartirIgual (by-sa)

Licencia Creative Commons

De forma que si esto de la mejora de la gestión, el compromiso con la responsabilidad social y/o la apuesta por la participación delas personas te interesa… tal vez puedas bucear por estas propuestas para encontrar pistas, buenas preguntas, la sugerencia de algunas posibles respuestas…

Se trata de que esta experiencia, este saber acumulado forme parte del procomún. Que esté accesible. Que se pueda (re)utilizar, recrear, reinventar… y sobre todo se pueda seguir compartiendo.

Porque se trata de eso, de explorar caminos, de construirlos a medida que se camina, con sus avances y retrocesos, pero sobre todo aprendiendo de la experiencia.

Tiempo de agradecimiento ¡a tanta gente!

  • A quienes se atrevieron a preguntarse si era preciso crear nuevas propuestas para dar respuesta a las necesidades insatisfechas de las empresas
  • A quienes iniciaron cada proyecto y a quienes lo han mantenido con posterioridad
  • A cada una de las personas que han participado en cada proyecto
  • A cada persona que ha acompañado cada proyecto
  • A todas las personas que con su saber hacer y su entrega han contribuido a la existencia y pervivencia de estos programas
  • A las distintas personas del Departamento que en un momento u otro han trabajado en los mismos
  • A quienes han hecho el diseño gráfico, editado materiales y videos, diseñado esculturas…
  • A quienes han dado testimonio de su experiencia
  • A quienes nos han dejado, no sin antes dejarnos su legado y su huella
  • Y a cada persona que ha tenido algún contacto con estas iniciativas y las han enriquecido, a veces incluso sin saber de su influencia.

A partir de ahora disponéis de estos materiales en abierto en los siguientes enlaces:

www.bizkaia.eus/premie  www.bizkaia.eus/xertatu  y www.bizkaia.eus/bilgune

Desde el Departamento este tipo de proyectos seguirán siendo subvencionables en el marco del programa Kudeabide.

Las personas que hemos tenido la suerte de vivenciar estas iniciativas os decimos que ¡nos tenéis a vuestra disposición!

¡Gracias por compartir vuestras formas de caminar! y sobre todo ¡Ánimo para seguir haciendo nuevos caminos!

Ya hemos cerrado bilgune + Premie + Xertatu:adi 2011 ¡¡Y hemos mejorado los resultados!!

Pues así es. Este ha sido un mejor periodo para estas tres formas de trabajar en el mundo de las empresas de Bizkaia. Podríamos llamarles “programas”, y en un cierto sentido lo son, pero también son más: son un plan.

 

Son más porque implican la decisión y la intención de muchas personas en el hacer diario para que salga bien y para que estas personas, ya grupalmente, aporten sus deseos y sus ganas de llevarlo a cabo.

 

Y todo plan tiene una finalidad en el que todo el mundo participa y, si sale bien, del que todo el mundo se beneficia.

 

A nosotros, lo que nos gusta es saber que formamos parte del mismo plan en que estas empresas se involucran y que somos parte de esta voluntad de mejorar nuestras organizaciones y de construir futuro económico y social en grupo.

 

¿Cómo no ser agradecido con estas organizaciones que son las que dan cuerpo a la intención del Departamento de crear “espacios donde las cosas sean posibles”? Las organizaciones, las empresas y en definitiva las personas, son la arena donde se juega la verdad de la teoría y lo que algunos llaman la “prueba de realidad”.

 

¿Y cómo no ser agradecidos a las personas consultoras de estos programas que hacen posible que este conocimiento llegue a las organizaciones en una verdadera labor de extensión a la que nosotros no llegamos? Estas personas consultoras también participan del plan de las empresas y se comprometen en la misma intención que ellas, además de darles a las organizaciones, ese plus valor de su experiencia.

 

Y para que todo esto no se que sólo en palabras, os pasamos los datos de la campaña de este 2011.

 

 

 Siempre hemos sostenido que la experiencia es lo más difícil de transmitir en las organizaciones. Parece que la experiencia es cosa de cada uno y eso es verdad. La experiencia es siempre algo puramente privado y así es. Pero en bilgune lo que se pone en juego es precisamente compartir la experiencia de todas las personas en la elaboración y mejora de proyectos que son estratégicos en el futuro de la organización y ese es su valor más relevante. Pues bien, para recién nacido, en la experiencia bilgune, participan 15 empresas.

 Premie es un programa ya conocido. Un adolescente de más de 15 años con un buen grado de madurez; un buen enseñante para toda aquella organización que quiera aprender. Como hemos dicho en varias ocasiones, Premie es como un tren correo que para en todas las estaciones y en cada una de ellas se aprende una o varias lecciones: organiza el campo de trabajo, aporta datos reales, ayuda a tomar decisiones que siempre tienen consecuencias y funciona como un scanner para perfilar el futuro. En este apartado participan 64 empresas en Implantación. 16 empresas en Consolidación. 46 empresas validan sus implantaciones con Tecnalia solicitando voluntariamente la Auditoria.

La Responsabilidad Social de las organizaciones, en lo que hace a sus actividades en la generación de riqueza, no es otra cosa que el saber que toda organización posee de las consecuencias de sus acciones. Y en la asunción de estas consecuencias en los ámbitos que le atañen: lo que hace a su relación con las personas, en la creación de futuro para la sociedad en donde se desarrolla su actividad, en sus relaciones con el entorno natural y biológico en que crece, en la justicia distributiva y en todo aquello en lo su influencia modifica bien su entorno, bien la sociedad. En este partado partcipan 14 empresas.

Debemos finalizar porque siempre hay un tiempo para concluir. Concluiremos pues este escrito, solamente para continuar con aquello que nos ocupa y que es desarrollar lo que este plan que hemos construido entre todos, salga como queremos que salga, o sea, que salga bien.

Saludos y abrazos.

 

BERRIKUNTZA ZERBITZUKO TALDEA_____EL EQUIPO DEL SERVICIO DE INNOVACION

 

 

 

 
 

 

¿QUÉ PIENSAN DE LA RSE LAS PYMES DE BIZKAIA?

Aún no hemos hablado mucho en este blog sobre Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) pero las personas que ahora integramos el Servicio de Innovación tenemos entre nuestras tareas la de dar continuidad al programa xertatu de promoción de la RSE.

Pues bien, una de las cosas que desde xertatu se ha hecho ha sido un estudio anual sobre la percepción y receptividad de las PYMES de Bizkaia hacia la RSE. Se ha hecho en 7 ocasiones (las últimas 6 con la misma metodología) así que creíamos interesante hacer un análisis de tendencias. Dicho y hecho, pinchando aquí podéis encontrar el informe (no os alarméis, son apenas 10 páginas)

Ahí va uno de los gráficos del estudio. En él se ve que las PYMES consideran importante la RSE pero que le otorgan un grado de prioridad bastante bajo. Es decir, trasladan la importancia al futuro: “ya lo haré que ahora tengo cosas más urgentes”. En el último año además se ve el efecto de la crisis porque baja sustancialmente la importancia otorgada a la RSE.

 

Al final del informe se proponen 4 retos de futuro. Os mostramos los dos primeros:

  1. Si en períodos anteriores a la actual situación de crisis la cultura de la RSE ha tenido dificultades de penetración, ¿qué estrategias han de impulsarse en un contexto socioeconómico distinto donde todo apunta a que prevalezca la lógica económica (lo tangible) entre los grupos de interés de las Pymes?
  2. Además, constatado el escaso grado de presión para un comportamiento empresarial responsable que las propias empresas perciben desde sus principales grupos de interés, y ello tanto en épocas de relativa bonanza económica como en los actuales momentos de crisis, ¿cómo será posible ampliar el alcance o calado de la RSE teniendo en cuenta la misma escasa presión que también hasta la fecha vienen ejerciendo el resto de los agentes externos a las propias organizaciones?

No son datos muy halagüeños, pero no podemos caer en el derrotismo. Es cierto que no es sencillo trasladar la cultura de la Responsabilidad Social a las PYMES y que se practique con honestidad y audacia. Pero no es menos cierto que la RSE puede ser un catalizador importante para que las empresas contribuyan más eficazmente a resolver los retos que tienen nuestras sociedades, que no son pocos.

World Café del Foro Bizkaia de RSE

El pasado viernes 9 de julio, organizado por el Foro Bizkaia de RSE (que constituyen BBK, CEBEK y ASLE) tuvimos la ocasión de participar en un World Café para reflexionar de un modo creativo sobre la Responsabilidad Social Empresarial en tiempos de crisis. Fueron 3 horitas interesantes, sobre todo por las aportaciones de las personas que participaron, que venían en su mayoría de empresas (muchas pymes) y organizaciones empresariales.

Se nos lanzaron 3 provocaciones para el diálogo:

–         el término RSE ¿qué te sugiere? ¿con qué te conecta?

–         ¿qué están ofreciendo hoy las empresas al futuro de la sociedad? Y su pudieran hablar nuestro nietos ¿qué demandarían?

–         en crisis la RSE ¿puede ser impulsora u obstáculo?

Independientemente de las conclusiones oficiales del encuentro la ocasión de conversar con otras personas me sugirió algunas reflexiones, que os ofrezco:

1. Las empresas están siendo en muchos casos un verdadero lugar de aprendizaje de valores para las personas. En una sociedad donde cada vez se concede menos valor al esfuerzo y a la asunción de responsabilidades las empresas surgen como unos entornos donde ambas actitudes cobran sentido para muchas personas. Ahora bien, esto no es muy defendible si la propia persona no es también beneficiaria de los resultados de su esfuerzo y su compromiso, si no encuentra en la empresa un lugar de realización personal desde la participación profunda en la organización a partir de ciertas premisas: acceso a información, autonomía de actuación, posibilidad de participación en beneficios, toma de decisiones e incluso en capital social.

2. El avance en RSE requiere de actuación en dos niveles: directamente en las empresas y también sobre los dinamismos de mercado.

La forma de actuación en las empresas dependerá particularmente de su tamaño. En las empresas pequeñas la RSE tiene un enorme campo de avance a través de la participación de las personas que trabajan en ella mientras que en la gran empresa el acercamiento a la RSE se producirá por respuesta a dinamismos sociales potentes externos a la propia empresa, porque en la empresa a partir de un determinado tamaño existen estructuras intermedias de gestión y poder que impiden que la participación de las personas pueda fácilmente reflejarse en cambios estratégicos de calado. En todo caso, tanto para grandes como para pequeñas, la crisis añade dificultades para que las empresas se interesen por la RSE porque se acabó la fiesta y la mera supervivencia ahoga la posibilidad de mirar a plazo algo más largo que los próximos meses. Es momento de intentar poner en valor los avances que algunas empresas han tenido en los últimos años hacia un estilo de empresa más humano, para que puedan recoger los frutos y que se vea que se premian los esfuerzos.

La actuación sobre los dinamismos de mercado es directamente una cuestión sociológica y política y ya veremos qué sucede en los próximos años. Lo cierto es que la crisis sí está  haciendo surgir iniciativas para evitar la invisibilidad y la dilución de responsabilidad de determinados comportamientos empresariales, particularmente los financieros. En cualquier caso necesitamos un mercado (unos clientes) y unos reguladores con ojos y oídos bien abiertos para evitar que la obsesión por el bajo precio y el alto beneficio tenga efectos colaterales altamente dañinos tanto en el primer como en el (mal llamado) tercer mundo.

Bueno. No sé si los organizadores considerarán que el encuentro fue un éxito o no. Por mi parte el simple hecho de recibir provocaciones, aprender de otros y hacerme reflexionar ya es un motivo para felicitarles. Enhorabuena.

Olvidando las certezas y abriendo horizontes en Responsabilidad Social Empresarial

En esta santa casa llevamos más o menos desde 2003 enredando en torno a la Responsabilidad Social Empresarial. Muchos nos dicen que hemos sido de los primeritos en meternos en ese jardín y nos dan palmaditas en la espalda porque somos una “iniciativa de referencia” en este campo.

Lo cierto es que el balance de estos años tiene luces y sombras. Es cierto que hemos conseguido construir red y trabajar coordinadamente con otras organizaciones pero también es cuestionable el efecto de nuestro trabajo en la transformación de las empresas, en primer término, y en la sociedad, en último.

Nuestra actividad en los dos últimos años no ha sido intensa pero parece que ahora sí se dan las condiciones para retomar el proyecto y darle un nuevo impulso. Y con las nuevas expectativas aparecen las inevitables y sanas dudas. Por eso ahora mismo estamos en mitad de una pequeña ronda de contactos con las personas que han estado más vinculadas a xertatu para captar inquietudes, intereses, expectativas, voluntades, estados de ánimo…

interroganteAhora tenemos las orejas bien abiertas así que os reto a que vosotros/as también nos enviéis vuestra reflexión, vuestras aportaciones o cualquier cosa que se os ocurra para reorientar nuestra labor de fomento de la Responsabilidad Social Empresarial.

Para provocaros un poquito ahí van algunos disparos:

–         En un estudio que estamos a punto de publicar se observa una gran bajada en la importancia que las PYMES de Bizkaia le dan a la RSE. La bajada es menor en cuanto a la prioridad que le conceden, pero eso es normal porque la prioridad en años anteriores era mucho menor que la importancia (todo es importante pero pocas cosas son prioritarias)

–         Ha costado más que nunca que las empresas nos respondan a las encuestas. Las PYMES no están para ruidos

–         Hay quien piensa que en la crisis muchas empresas están actuando con responsabilidad y no están aprovechando para reducir plantillas al máximo. Hay quien piensa exactamente lo contrario.

–         El término RSE puede que esté perdiendo legitimidad y reconocimiento público pero ¿sigue manteniendo su potencial como lema para construir una empresa más humana y sostenible?

Lo dicho. Estamos a la escucha.

Arbela. Bideak Eginez.