Entries Tagged as 'Reuniones'

Sobre relatos y sincronías

El pasado 16 de Diciembre celebramos una nueva reunión en el marco de la Red Elkarlanean que estamos impulsando, y de la que ya hemos hablado en otras ocasiones. Mi primera intención fue escribir un relato sobre la misma inmediatamente. Consideraba que había sido un buen colofón de cierre de 2015.

Sin embargo… por una razón que no sabía cuál era, sentía que era mejor dejar la crónica como apertura del 2016. ¡Ahora sí sé cuál era el motivo, que luego desvelaré!

El caso es que el citado 16 de Diciembre nos juntamos un total de 14 personas en el Departamento de Desarrollo Económico y Territorial para tratar de integrar y concretar nuestros deseos en un plan de acción para el año que asoma.

7 mujeres, 7 hombres, Mª Eugenia, José Ramón, Idoia, Jorge, Ana, Txema, Silvia, Josu, Eunate, Augusto, Ainhoa, Guillermo, Olatz y Borja. (Les echamos de menos a Alberto y Mariana pero unos virus los secuestraron a última hora).

Mucha diversidad, muchos puntos de vista diferentes, tantos que a veces nos costaba encontrar puntos de consenso. Así que el bueno de Guillermo Irigoras tuvo que emplearse a fondo para recoger las diferentes propuestas y, a la vez, tratar de plasmarlas en un todo suficientemente abierto y coherente.

Por una parte, usando sus palabras, se trataba de “trocear el elefante” para poder abordar los distintos proyectos que queremos impulsar. Pero, a la vez, por otra parte, cada vez que metíamos el zoom para tratar de profundizar en cada actividad había un sentimiento general de incomodidad en cuanto que no se quería encorsetar el plan de acción y menos en un momento dónde hay tanta incertidumbre. De alguna forma se hacía un llamado a permitir que la propia experiencia sea la que vaya marcando el camino en la medida que se vaya desarrollando.

Así que la sesión se movió en las dos direcciones: enfocar el curso de la acción y confiar en que sabremos ir encontrando las mejores respuestas a medida que nos encontremos con los retos.

Me resultó especialmente significativo que a pesar del enfoque eminentemente práctico que se quería de la sesión, hubo continuas referencias a que en estas primeras fases lo esencial es conocernos mejor para ir construyendo comunidad. Para aprender unas personas de otras, para compartir experiencias, para construir confianza, para generar ilusión, para identificar oportunidades cruzadas…

Para mí al menos, por debajo de las conversaciones subyacía cuál es el sentido, el propósito de esta red embrionaria y cómo encontramos un foco retador, que nos aglutine en torno a este proyecto. ¿Por qué invertir energía en este equipo? ¿Para qué?

Otra idea fuerza importante fue que lo importante era GENERAR VALOR. Ser capaces de identificar proyectos de innovación en colaboración durmientes. Saber impulsarlos, canalizarlos, acompañarlos, difundirlos… Que nuestra estructura no se coma los proyectos que son la razón de ser de la red.

Por ello poco a poco fue configurándose que lo importante es:

  • Crear los espacios para poder compartir proyectos,
  • Ser generosos en el compartir para que todos y todas aprendamos y ganemos,
  • Trabajar(nos) primero el “equipo de viaje” para generar dinámicas de colaboración colectivas
  • Ir encontrando nuevas formas a los elementos esenciales de esta Red para generar “magnetismo”, para dar VOZ y presencia a los proyectos cooperativos en la creencia de que señalan el Norte dónde las apuestas imposibles se hacen posibles.

Así que tras dos horas de intenso debate, con sus momentos de confusión incluidos, se identificaron unas primeras propuestas para ir haciendo camino, abiertos a lo que vaya surgiendo, pero sabiendo que participamos en un empeño que nos enriquece.

Entre las principales ideas que se han recogido en el acta de la sesión destacamos las siguientes:

Para el equipo de aprendizaje compartido:

  • Elaborar un Mapa de Experiencias de innovación en cooperación
  • Identificar/Potenciar oportunidades para convertirlas en nuevos proyectos

Para el equipo de desarrollo del marco de referencia de la nueva red:

  • Impulsar el conocimiento mutuo desde la CONFIANZA
  • Generar dinámicas habituales/continuas de compartir
  • Hacer una difusión proactivo de los elementos de “valor” de la nueva red y sobre todo de la cultura colaborativa

Y entre el plan de acciones:

1.- Impulsar el conocimiento mutuo (confianza)

  • Generar dinámicas para promover la confianza y el conocimiento mutuo
  • Desarrollar un marco de actuaciones adicionales que potencie la confianza entre los agentes

2.- Verbalizar/compartir un marco de compromisos y principios compartidos

3.- Generar dinámicas para compartir que generen valor a cada integrante

  • Diseño del modelo de nueva Red
  • Garantizar la confluencia de intereses y expectativas desde la escucha activa y la evolución continua

4.- Difusión proactiva de los “elementos de valor” de la nueva red de impulso de la cultura colaborativa

  • Diseño de un plan de comunicación específico
  • Diseño de un plan de promoción de la cultura colaborativa para la innovación

Nos hemos convocado para nuevos encuentros para ir aterrizando todas estas posibilidades que se abren en torno a estas propuestas que confiemos irán madurando a lo largo del año recién nacido.

Decía al principio del texto que había sentido el impulso de esperar a escribir esta crónica al comienzo de 2016. Entendí el motivo de esta intuición cuando a finales de Diciembre, mientras descansaba mirando el mar, leí otro relato, otra crónica. Su título “Comunicar es Comunizar”, de Ricardo Antón de Colaborabora. Y al leerla supe qué ambos textos querían enredarse.

Rescato y hago mías, nuestras, los siguientes mensajes:

  • Que más que generar impacto se trata de suscitar empatía, que más que lanzar mesajes se trata de activar conversaciones
  • Que se trata de apostar por un tipo de comunicación afectiva, cuidadosa, centrada en crear conversaciones, ampliar los debates, fortalecer la comunidad, porque al fin y al cabo las redes son cuidados colectivos
  • La importancia de construir comunidad, entretejernos, enredarnos para nutrir la comunidad
  • Que comunicar cambio requiere también cambio de marcos conceptuales
  • Que la mejor comunicación es la que se realiza desde la experiencia
  • Que es muy importante concretar… pero la prisa mata

Pues eso, que hay un movimiento en marcha para el fomento de lo cooperativo, lo comunitario que ya está llamando a la puerta. Solo hace falta querer escuchar y, sobre todo, ponerse en marcha.

Let´s go! Let’s ko! Goazen… amankomunean! A disfrutar de lo que acontezca!

Como decía hoy en twitter Guillermo Dorronsoro “No podemos elegir ganar o perder. Pero sí podemos elegir que el juego haya merecido la pena”. Ekin goiari!

Algunas preguntas que surgen en torno al prototipo Premie

Como comentábamos en un post anterior, habemus prototipo Premie.

El pasado día 14 presentamos esta versión a 25 personas consultoras que han mantenido vínculos con el programa durante este periodo.

En la presentación que hicimos del prototipo surgían una serie de preguntas que nos señalan la dirección para seguir revisando y mejorando el prototipo Premie. Entre otras destacaría las siguientes:

• ¿Cómo mejorar la metodología y mantener la sencillez del programa?
• ¿Cómo conciliar el rigor con la flexibilidad y la capacidad de adaptación a cada realidad?
• ¿Dónde están los límites que perfilan el programa?
• ¿Qué propuestas hay que seguir y cuáles se pueden saltar?
• ¿Cuándo un ejemplo ejempifica y cuando limita la capacidad de crear?
• ¿Cómo conseguir más (resultados) haciendo menos (intervención)?
• ¿Qué es lo esencial en un proceso de acompañamiento?
• …
En fin como primera piedra de toque fue una sesión muy estimulante que señala, entre otras cosas, que hay todavía mucho camino por recorrer. Así que solo nos queda elegir la actitud de disfrutar de este caminar que queremos hacer en compañía… para llegar más lejos.

Seguiremos infomando.

Hilos que tejen redes… que crean espacios

Seguimos haciendo la digestión de las conversaciones y las propuestas vertidas en la reciente sesión con las personas homologadas en Premie, Xeratu y bilgune…

Jorge Berezo dio el pistoletazo con su post titulado “La complejidad de construir complicidad”. En dicha entrada se apunta a que en este caso, la metodología y la marca, solo son ingredientes y no necesariamente los más importantes del cóctel… Y se proponen relaciones de creciente confianza entre todas las partes implicadas en este sistema.

Y en este sentido, una de las propuestas que se lanzó en varias mesas fue la conveniencia/oportunidad/necesidad de crear espacios para compartir experiencias, dudas, mejores prácticas, hacer supervisiones… entre consultores/as.

Este es un camino alternativo (¿complementario?) a la vía de mejorar los formatos, la metodología, las evaluaciones de resultados… que es otra de las cuestiones que también apareció en la sesión…

En esta entrada quiero incluir como aportaciones a este debate sendos escritos de dos artesanos de la consultoría artesana como son Julen Iturbe y Asier Gallastegi que por una suerte de sincronía acaban de publicarse.

Julen en una entrada titulada “10 reflexiones y 100 preguntas sobre gestión de empresas abiertas” propone un decálogo en el que apuesta por cuestiones como:

• Partir de un mínimo de reglas básicas y una acumulación progresiva de sucedidos
• Apostar por la simplicidad
• Entender los contextos y las personas diferentes que componen los sistemas para adecuar el sistema de gestión a cada realidad
• Apostar sobre todo por la acción como forma de experimentación y aprendizaje…

Por su parte Asier en su entrada “Equipos que construyen experiencias educativas” en el que se plantea como reto construir otras realidades organizativas. Incide en estas otras cuestiones:

• La importancia de conocer bien a las personas y a encontrar la armonía en la diferencia
• Entender que lo disruptivo es la oportunidad para mejorar que necesitamos
• Abrir la mirada y contribuir a la construcción de nuevos contextos (Ya lo decía Mikel)
• Construir espacios liberados de miedo para poder e x p e r i m e n t a r
• Aboga por tirar del hilo de todo aquello que no funciona, mirarlo de frente y aflorar lo que esconde. Y es que nos cuesta ver que detrás de una dificultad que se repoite hay un mensaje a escuchar. Así que nada de ”encender bengalas” para hacer más amenas reuniones a las que lo que les falta es un auténtico “para qué” que conecte con un propósito común

A mí al menos me parecen textos muy inspiradores y empiezo a visualizar la posibilidad de crear momentos de encuentro para compartir/crear conocimiento que permita un enriquecimiento personal y profesional de todas las personas consultoras… que a su vez facilite implantaciones de mayor calado.

Se admiten sugerencias…

Y desde este 22 de marzo, ya somos 10 personas consultoras más de Premie

Nos juntamos en Tecnalia-700 para conocernos mejor, para presentarnos entre las personas que se incorporan como consultoras y consultores homologados Premie y para hacer una jornada de formación sobre los materiales del programa.

Lo primero es dar la bienvenida y felicitar a las personas que se suman al colectivo Premie, así que enhorabuena a Ainhoa, Aitor, Arantza, Begoña, Esteban, Gorka, Iñaki, Itziar, Joseba y María Jesús.

La idea es, juntarnos para dar una interpretación semejante a los materiales del programa, cuidando de no generalizar la particularidad de cada persona y de cada empresa. Por eso empezamos con preguntas dirigidas a cada persona:

  • ¿Quién eres?
  • ¿En qué área de consultoría te sientes mejor?
  • ¿Qué motivo te ha llevado a querer ser consultor/a Premie?
  • ¿Cómo ves la situación de las pymes en Bizkaia?

Cada persona viene con un bagaje propio y con una experiencia laboral propia. Esa es una riqueza que queremos aprovechar; no es por casualidad que uno de los eslóganes de Premie es “la gestión a su medida”.

Pero hablamos de la calidad y en este campo las evidencias, los datos, las medidas y, sobre todo, la reflexión son las claves del programa. Hago hincapié en la reflexión. Reflexionar  es tan importante como reunir los datos y las evidencias. Debe haber un tiempo en la empresa para reflexionar y ese tiempo debe incorporar a la gerencia y a todas las personas de la organización.

Cada vez más, y tal vez ahora más que nunca, las personas de la organización son claves en la marcha de la gestión de la empresa. Es su interés, su conocimiento y su participación, el activo que va a dar el carácter diferencial a la organización; esta es también una de las claves de EFQM.

Las personas que nos reunimos, hablamos del modelo, de la experiencia de cada uno, hicimos algún ejercicio ligado a conceptos elementales del programa e hicimos una ronda final en la que recogimos, a modo de resumen, lo que cada cuál se llevó de la experiencia:

  • Tenía una idea de Premie y me llevo otra, mejor. Es un reto para nosotros.
  • He venido motivada y me voy un poco asustada. Es todo un reto.
  • Contenta. Me ha servido como un repaso de las herramientas.
  • Contento. Tenía una visión genérica y ahora lo tengo más claro y me gusta.
  • Lo selectivos que debemos ser a la hora de elegir las empresas (sin comercializarlo tanto como otro tipo de sistemas en las que la implicación de gerencia no es tan alta).
  •  Cierta dificultad en el tema comercial del consultor. Sería interesante que se considerara la posibilidad de que pudieran entrar las empresas de turismo, ya que puede haber mercado.
  • Interesante, ha estado bien. Se han clarificado bastantes aspectos. Dificultad en la venta, tanto por la situación actual de crisis como por la motivación que tiene que tener la gerencia.
  •  No conocía el programa, aunque sí tenía algunas referencias. Me ha gustado ver que es sencillo, aunque no simple. Abarca todos los aspectos de la empresa. Me voy contenta.
  •  Adaptabilidad (de lo que tiene la empresa, de lo que ofrece Premie, de lo que aporta el consultor,…), lo que da mucho juego, para bien o para mal.

Creo que para todos fue un placer reunirnos para hacer esta jornada y que será un placer continuar colaborando.

Gracias a todas y a todos desde el EQUIPO DEL SERVICIO DE INNOVACIÓN

 

 

Algunos puntos sobre algunas íes

Tras la celebración el pasado día 16 de diciembre del lanzamiento de arbela hoy hemos dado inicio a un taller que pinta muy bien.

Se trata de un taller práctico sobre transformación organizacional. En él personas de 11 entidades diferentes nos hemos sentado a dialogar sobre el significado profundo de esta cuestión.

Ha sido una sesión muy interesante en el que hemos ido desvelando algunas claves que tienen que ver con las contradicciones que se manifiestan en las organizaciones. Sobre lógicas e ilógicas, sobre propuestas que incluyen en su interior lo opuesto de lo que plantean, sobre la necesidad de cambiar la mirada para poder ver cosas nuevas o las mismas cosas con significados nuevos…

Con la facilitación de Hobest se han señalado algunas pistas para avanzar hacia formas de organización donde la colaboración, la comunicación, una nueva arquitectura organizativa y nuevas dinámicas de funcionamiento posibiliten que se dé de forma natural la participación.

Como “indicadores” para discernir la eficacia de una forma organizativa se señalaban:

• El protagonismo de (todas) las personas
• La existencia(o no) de una visión global amplia y compartida
• La existencia de amplios y abiertos espacios de comunicación
• La existencia ( o no) de contextos de confianza para el desarrollo personal y profesional
• Las maneras de aflorar y afrontar los conflictos existentes
• El significado que el trabajo tiene para quien lo ejecuta
• …

Se hacía palpable la conexión de las formas organizativas imperantes con la historia de la que provenimos. El drama es que mientras las condiciones del mercado han cambiado, porque ahora el factor clave de competitividad es el conocimiento de las personas, las estructuras organizativas están diseñadas para otra época. Se han quedado obsoletas. Pero nos hemos acostumbrado durante tanto tiempo a ver las cosas de esta manera que ahora cuesta darse cuenta que es precisamente esta forma de interpretar la realidad la que nos impide ver vías de avance.

La llamada que se hacía en el taller es a la ACCION, a explorar nuevas propuestas, a debatir, a tratar de construir un nuevo pacto en las organizaciones en el que todos y todas salgamos ganando.

Este proceso requiere crear espacios en el que se incluyan a todas las personas de la organización, o a un amplio colectivo que represente suficientemente todas las sensibilidades, de forma que el proceso tenga carácter de construcción colectiva.

Se ha hablado de cómo llenar el trabajo de SIGNIFICADO para quien lo realiza, de forma que las personas, los equipos se apropien de lo que desarrollan, de sus decisiones… ¡Muchas horas al día en el trabajo para que éste no tenga suficiente significado!.

Al fondo se dibujan algunas cuestiones:

• ¿cómo construir un concepto de empresa diferente acorde con los actuales requerimientos de despliegue del conocimiento que necesitan las empresas en la actualidad para poder subsistir?
• ¿cómo modificar los sistemas de trabajo para generar dinámicas diferentes?
• ¿cómo se pueden establecer nuevos “pactos” entre las personas de las organizaciones para que todos ganemos?

El taller proseguirá dentro de 15 días. Mientras tanto nos llevamos la intención de observarnos y observar la realidad laboral en la que vivimos cada día para ver si tomamos más conciencia de las contradicciones en las que navegamos.

Aprendizajes en la niebla

Tenía pendiente escribir la crónica de la sesión que hace un mes, el 15 de Diciembre, celebramos en Zamudio de la mano de Manahmana dentro del proyecto Kosortzen.

Básicamente hicimos un repaso de las sesiones anteriores tratando de sacar los aprendizajes de cada cual de esta experiencia. Para ello hicimos una evaluación “Motorola” que básicamente consistía en responder a cuatro preguntas:

  • ¿Qué ha ido bien?
  • ¿Qué ha ido menos bien?
  • ¿Qué hemos aprendido?
  • ¿Qué acciones vamos a poner en marcha?

En cuanto a la primera de las  preguntas las principales respuestas tuvieron que ver con el clima generado que había propiciado un buen contexto para conocer mejor a otras personas de forma que pudieran surgir posibilidades de cooperación en proyectos de consultoría colaborativa.

Aspectos claramente mejorables han sido la falta de continuidad, en ocasiones la falta de concreción de las propuestas para articular proyectos de colaboración y no haber experimentado en la práctica.

Entre los aprendizajes se dijo que la cooperación sin acción no tiene sentido, que es fundamental que exista necesidad de interdependencia para que se déla colaboración. Queel buen ambiente es necesario pero no suficiente, hace falta que la complementariedad sea una condición necesaria para el desarrollo de los proyectos.

Y en cuanto a acciones a impulsar se comentó que es mejor primero actuar y luego aprender dela experiencia. Laimportancia de definir bien los proyectos. De ofrecernos más como una posibilidad y persistir para que las oportunidades de colaboración se produzcan.

En general está ha sido una experiencia que ha contribuido a aumentar el conocimiento mutuo de personas y a crear las condiciones para que se puedan dar ocasiones de colaboración.

No ha habido tiempo material, o no hemos sabido hacerlo, para que proyectos concretos se hayan desplegado.

Sin embargo se apuntan algunas luces como algún proyecto presentado al programa Compite por 5 personas de Kosortzen, algun ofrecimiento personal para buscar espacios de creación conjunta…

Habrá que estar atentos para ver posibles frutos que vayan madurando de estas jornadas que han pretendido sembrar un espíritu colaborativo entre personas del mundo de la consultoría.

En cualquier caso, aunque sea entre la niebla hemos aprendido cosas que, seguro, nos permiten colaborar

ENCERRADOS CON 20 SINDICALISTAS

El día 18 de noviembre Eva y yo estuvimos en Madrid dando un curso de RSE a cuadros de la Federación de Servicios Públicos de la UGT. En concreto nos tocó hablarles del fomento de la RSE desde las Administraciones Públicas.

Tengo que confesaros que fue toda una experiencia. El foro no parecía un lugar muy propicio para sostener que las empresas pueden adoptar la actitud de hacerse responsables, en lo que les afecta, de retos sociales y medioambientales. La postura de los sindicatos hacia la RSE suele ser de escepticismo porque entienden que la RSE puede utilizarse como un lavado de cara de las empresas y porque amenaza de algún modo la negociación colectiva.

Le hablamos de que las Administraciones pueden ser un agente propicio para fomentar la RSE porque una de las cosas que mejor hacen es equilibrar expectativas de los distintos grupos de interés y porque las propias PYMES consideran que las propuestas que vienen de las Administraciones pueden ser interesantes en este campo.

Pero también avanzábamos que no pueden promover cualquier cosa ni de cualquier modo. Creo que esto es lo que más les llegó. Nuestro argumento fue que las iniciativas de fomento de la RSE deben ir orientadas por dos principios fundamentales:

1 La materialidad, es decir, animar a que las empresas se centren en aquellos aspectos en que tienen verdadero impacto, sin perderse en fuegos de artificio ni cosas no nucleares en su actividad.

2 La oportunidad, entendida como hacer una lectura inteligente de las tendencias sociales en pos de un desarrollo sostenible e inclusivo para extraer las posibilidades de mercado y de fortalecimiento interno de la empresa alineadas con esas tendencias.

Nos sorprendió la respuesta de las personas asistentes. Tenían una actitud de escucha y de propuesta muy interesante. Mantenían una postura crítica pero constructiva (valga el oxímoron en este caso) que dio pie a un diálogo fructífero.

Aquí os dejo una de las presentaciones que hicimos 2010-11-18 UGT sesión 1

Arbela. Bideak Eginez.