Entries Tagged as 'Reflexiones'

Construir historias para cambiar la Historia

Una vez que una experiencia ha acontecido se suele escribir el relato que la explica. Todo parece lógico, se explica cronológicamente, pareciera que todo fue bien planificado, que los sucesos se fueron produciendo de una manera ordenada…

Ocurre también que hay miles de historias que se iniciaron y que no cuajaron. Seguramente las condiciones de partida fueron similares pero en estas ocasiones se quedaron atascadas en algún camino sin salida. Y como nadie las narra pareciera que no hubieran existido.

Viene esto a cuento porque estamos en las puertas de iniciar un nuevo programa que persigue fomentar que las personas que dirigen las organizaciones apuesten cada vez más por desarrollar más y mejores proyectos en cooperación para innovar.

Esto de la cooperación es tan antiguo como la vida misma. De hecho si algo está claro es que somos absolutamente interdependientes. Que aislados/as no hay futuro, que cada quién es, porque en conjunto somos.

Desde el Departamento ya existe un programa para impulsar la cooperación para la internacionalización, los proyectos de innovación en cooperación se priorizan, se han apoyado proyectos colaborativos con AIC, el centro de fabricación avanzada, los Smart grids… ¿Cómo seguir contribuyendo?

A modo de relato os contamos que llevamos tiempo gestando un nuevo proyecto. Más bien es una nueva historia, asi que…

Érase una vez que…

A finales de 2013 les pedimos colaboración a dos equipos de investigación: de Orkestra y del MIK (éstos en armonía con Hobest).

Con los resultados de aquellos informes y de la mano de las experiencias de Inkoa, Garaia y Metalúrgica Marina nos dimos cuenta de que, a veces, la cooperación transforma los grises en verdes

Lo “natural” hubiera sido que tras aquella inspiradora sesión de arbela el proyecto hubiera cogido breada. Sin embargo…otras cuestiones debían ser atendidas y aquel buen arranque hubo de estar un tiempo esperando paciente su turno.

A modo de experiencia piloto, de la mano de Tecnalia impulsamos un proyecto que vinimos a denominar Coolab haciendo un guiño a que pretendía ser un laboratorio para experimentar ésto tan complejo como necesario que es la cooperación.

Tras contactar con unas 100 organizaciones se realizaron una serie de dinámicas colectivas en las que 34 empresas hicieron su networking. No llegaron a desnudarse aunque striptease sí hubo.

Tras más de un año de idas y vueltas se identificaron 3 oportunidades de negocio en la que 10 empresas tomaron parte. Muchos claros y sombras en esta experiencia. Muchas lecciones aprendidas: la importancia de trabajar bien los preliminares, la necesidad de que las oportunidades de negocio identificadas sean claras, la importancia de que además del facilitador externo haya mucho motor interno, mucho compromiso…

Y cuando pareciera que la modestia de los resultados de esta experiencia fueran a ralentizar el proceso resulta que… todo lo contrario.

La apuesta por la cooperación se convierte en una de las prioridades elegidas por el Departamento para contribuir a que el presente y el futuro de la cooperación en Bizkaia se ensanche. El encargo tiene que ver con impulsar la proactividad, con facilitar las condiciones de entorno para que afloren más y mejores proyectos en cooperación.

Y entonces en vez de correr, se nos ocurre que es mejor ir despacio. 😉

Por una parte conectamos con el equipo de Colaborabora que nos ayudan a diseñar una metodología para trabajar intensamente los preliminares, los previos, las condiciones que pueden permitir que el conocimiento mutuo y la confianza se asienten sobre sólidas bases. Todo ello servido a modo de un buen cóctel.

De nuevo otra fecha mágica, el 12 del 12. En esta ocasión nos pusimos a “Kooptelear”: a preparar sabrosos cócteles para disfrutar en buena compañía.Hay que reconocer que la sesión fue otro subidón. Este reto es tan complejo como atractivo, así que ¡a por él!.

El primer semestre de 2015 ha sido un periodo de conversaciones con otros agentes, con otras personas involucradas con la misma intención… así que nada mejor que construir una red desde la que estos esfuerzos colectivos se coordinen, se retroalimenten, se contrasten, se refuercen.

De la mano de un equipo de Innobasque hemos ido generando encuentros en los que se trataba de explorar las distintas visiones existentes, las experiencias previas, con sus aciertos y sus fracasos, las prioridades, las necesidades, los recursos y capacidades disponibles, el nivel de compromiso con el proyecto…

Todo a fuego lento, meneando la cazuela para que no se pegue el guiso ( ¡no siempre lo conseguimos) ;-(

Y así poco a poco sentimos que es hora de juntarnos y crear un espacio de encuentro. Para que la presencia física nos energetice, para poner alas, ruedas, gasolina, ilusión a este proyecto.

En la primera quincena de Julio nos reuniremos, nos “confabularemos”. Sin duda será un día de encuentro y reencuentros, de soñar, de compartir ilusiones y dudas, de reforzar nuestro compromiso por esta forma de hacer colaborativa que nos puede permitir llegar a escenarios imposibles de manera individual.

Miramos para atrás y vemos el recorrido hecho. No vemos todas las otras múltiples posibilidades que hemos ido descartando sin saber bien a dónde hubieran conducido.

Miramos para adelante y solo vemos cruces, bifurcaciones, decisiones que esperan ser tomadas. Vemos también mucha niebla. Entornamos los ojos para tratar de ver aquello que apenas se divisa en el horizonte. Habrá que tener paciencia, avanzar y ver entonces con más claridad para poder actuar.

Hasta aquí un relato de esta historia. Algunas preguntas que nos surgen son:

  • ¿Por qué no escribimos la historia que queremos que emerja?
  • ¿Y si nos atreviéramos a escribir, esta vez, la historia a priori?
  • ¿Y si hacemos un ejercicio de visión para soñar lo que viene, para dar rienda suelta a nuestra intuición, para cargarnos de fuerza con todo lo que está por construir?

Como dice el adagio “Si no lo crees no lo ves”. Hace falta creer para crear lo nuevo. Saber que en este interminable camino, lo importante es ir disfrutando de cada experiencia que nos regale el camino, celebrar cada avance, saber que van a surgir dificultades, que también habrá retrocesos y que es esos frágiles momentos habrá que tener mucha serenidad y aprender de cada experiencia. Habrá que atravesar dudas y miedos sabiendo que todo sigue, todo se va transformando a medida se va desplegando… y entonces resulta que podemos pasar de ver la cooperación como la asignatura pendiente, casi imposible, a verla como la salida natural para afrontar los retos que se presentan, sabiendo que en compañía (casi) todo está al alcance de NUESTRAS posibilidades.

Soñar lo improbable para hacerlo posible. Y hacerlo en compañía, celebrando cada hito.

¡A caminar! ¡A construir esta historia que puede cambiar la realidad y, sobre todo, nos puede cambiar!

¡Al fin y al cabo se trata de eso, de construir historias que cambien la Historia!

Crecer es pararse, retarse y… atreverse

Ayer era un día de reencuentros. Nos juntamos en un nuevo taller con las empresas que están participando en el proyecto “Aprender a crecer”, liderado por Klaus North y con la colaboración de un equipo de profesoras de la Universidad de Deusto. (El enlace a la crónica anterior aquí).

Se trataba de compartir el estado actual de los proyectos que cada organización ha identificado.
Las personas representantes de Moldes Ura, Comercial Argi, Viajes Amaia y Aisilan fueron exponiendo los avances que han ido experimentando en estos 3 últimos meses a través de unos posters.

Parecía que había sido ayer la última sesión y sin embargo, por el grado de avance de cada proyecto se apreciaba que se habían tomado muy en serio su paso por esta iniciativa. Han trabajado duro para ir aterrizando sus propuestas.

A nivel telegráfico diré que Moldes Ura está empeñada en hacer un desarrollo participativo de su estrategia de negocio. Para ello han articulado una serie de reuniones de coordinación entre el taller y el área comercial. Se trataba de dar espacio y poner nombres a los problemas para poder afrontarlos. Han desplegado un importante proceso de delegación para dar más contenido a los trabajos de cada persona y para liberar tiempos para diseñar el futuro que quieren alcanzar. Los formatos de liderazgo tipo Superman o Superwoman son agotadores y muy limitantes. 😉

Todo ello les ha llevado a plantearse como proyecto principal el salto hacía la fabricación de moldes más grandes, lo que implica un necesario cambio de instalaciones en el que ya están inmersos.

En Comercial Argi el reto es consolidar su red comercial externa. Así que han decidido aprender de sus errores, tomar datos, fijar objetivos más concretos y definir criterios y pautas para desarrollar las competencias que necesitan, para reforzar la formación y establecer un plan de acogida que facilite una mayor integración en el equipo comercial.

Disponen de una comunicación muy fluida aunque les faltaba más coordinación. Por eso han apostado por hacer una pausa para analizar, aclarar, revisar y explicitar cómo quieren desplegar su estrategia comercial. Se trata de conciliar su apuesta por el equipo comercial y establecer una serie de criterios comunes de trabajo.

En Viajes Amaia siguen enganchados a la música. De hecho están consiguiendo organizar importantes paquetes para el 80% de las giras nacionales. Internet ha pasado de convertirse en un enemigo a un gran aliado. Es cuestión, ¡como siempre!, del color de las gafas con que miramos.

Están en un profundo proceso de modernización. Como les dijo Klaus aunque no lo habéis nombrado así, estáis transformando vuestro modelo de negocio de una agencia de viajes tradicional a una organizadora de eventos (fundamentalmente musicales) integrando servicios desde una orientación muy de cliente.

Desde Aisilan nos comentaban que están en proceso de especializarse en la gestión de espacios escénicos. Y para ello están estableciendo cauces para una mayor cercanía tanto con los clientes como con los/as trabajadores/as.

Han creado una figura de coordinador que trata de estar cerca de las personas para darles apoyo, empatizar, ofertar formación para crecer en conocimientos, activar la comunicación. En definitiva para que se sientan parte de un proyecto más global. Donde no solo se viva el proyecto directo en el que cada quién está implicado sino que se sientan miembros de algo más grande.

Se trata de mejorar lo operacional para mejorar la estructura organizativa. De crear sentido de pertenencia y de ponerse retos continuamente para ir creciendo en calidad y cantidad.

Tras las exposiciones hicimos un listado de aprendizajes y dificultades que han ido apareciendo en el proceso, tanto desde el punto de vista de las participantes como de las faciltadoras de la Universidad de Deusto.

Muchas y diversas ideas. Algunas de las que se citaron fueron la importancia de:
• Establecer dinámicas nuevas para mejorar la comunicación
• Compartir y trabajar más en equipo
• Delegar y mejorar la coordinación
• Enfocarse a resultados y ponerse retos
• Pararse para avanzar 😉

Entre las dificultades:

• La recurrente referencia a la ¿falta de tiempo?
• Las dificultades de comunicarse de forma eficaz
• Vender la idea de cambio a nivel interno
• Concretar y pasar a la acción

Klaus les felicitaba porque están poniendo bases sólidas para crecer y mejorar. Más que “quick wins” están trabajando por llegar a entendimientos comunes y por reinventarse.

Entre mis lecciones aprendidas de ayer destacaría cuatro:

  1. La importancia de PARAR para analizar, para crear nuevos espacios, para escucha r de una manera inclusiva
  2. A veces hay que volver para atrás… para reescribir la historia
  3. Para no atarse al presente hay que RETARSE
  4. Saltar, ATREVERSE es el arte de verse con otra mirada para ser capaz de crecer y recrearse

Por último hablamos sobre el valor de la delegación entendida como dar autonomía a las personas y los equipos para que crezcan en sentido, contenido y responsabilidad.

Que una cosa es pasar un marrón, otra pretender que los demás hagan lo que yo hago como yo lo hago y otra es… delegar: dar el poder para que la persona delegada se encargue de ese proyecto con autonomía y responsabilidad. ¡Sin duda otra forma de crecer!.

3 horas intensas, en las que además de ideas, nos llevamos ganas y energía para seguir creciendo.

¡Gracias por el regalo de ayer! 😉

Como una imagen vale más que mil palabras, aqui una de las fotos que hizo mi compañera Mónica Varela de una María sonriente 😉

0 PROYECTOS (2)

CONEXIONES

Estamos estableciendo diversas conversaciones con asociaciones empresariales, agencias de desarrollo local, clusters para explorar formas de intervenir que faciliten la emergencia de proyectos de innovación en colaboración.

La intención ir creando en torno a este propósito una RED que siembre las condiciones para que broten más y mejores proyectos en colaboración. Queremos practicar desde el ejemplo por lo que queremos que esta red sea colaborativa 😉 ¡Seguramente será un buen equipo en el que aplicar las propuestas de la metodología Kooptel!

No sé si vamos despacio. Aunque ya sabemos que si tenemos prisa es mejor vestirnos despacio 😉 Entendemos que en estos procesos los “preliminares” son muy importantes y llevan su tiempo. Se trata de sembrar confianza, que haya afinidad, que se sienta que participamos en un proyecto en común, que vayamos identificando aquellas cuestiones que de manera generosa cada quién podemos/queremos compartir. ¡Seguro que el cruce entre necesidades de unas y ofertas de otras nos permite crecer de manera colectiva!.¡Es lo que tiene compartir!

Confiamos que antes de irnos de vacaciones de verano podamos haber tenido una primera reunión donde se puedan visibilizar los avances silenciosos que vamos teniendo.

Mientas tanto seguimos dando vueltas a qué nuevas propuestas hay que ir formulando para dar mejores respuestas a los retos sociales y económicos en los que estamos inmersos. Y cada vez es más nítida la necesidad de realmente avanzar hacia lo que se viene en denominar fabricación avanzada, industria 4.0. Como decíamos en un post anterior “Cuando se habla de la fábrica del futuro se habla de una fábrica flexible, conectada, sostenible, inteligente, automatizada y social”. Así que seguro que los esfuerzos que estamos haciendo por fomentar lo colaborativo facilitan proyectos que hibridan las capacidades de organizaciones diversas.

Siguiendo con este “juego” de buscar conexiones entre las distintas propuestas en las que estamos involucrados habría que ver de qué formas favorecemos vía Kudeabide proyectos de gestión avanzada donde se pongan en cuestión los modelos de negocio, se fomenten alianzas estratégicas entre organizaciones y se apueste por formas de trabajo donde la cooperación interna y externa sean el mantra de la gestión.

¡Que los hilos que conectan unas propuestas y otras nos permitan tejer ropa de abrigo para pasar los duros inviernos y tejidos suaves para los meses cálidos!.

Insistimos en la importancia de integrar agentes y propuestas y por apostar por las CONEXIONES.

Industria 4.0: Cambiar las miradas y abrirse a la necesaria colaboración

El pasado viernes, por intermediación de Saioa Leguinagoicoa, el equipo del Servicio de Innovación y el de BEAZ , tuvimos la fortuna de escucharle a Agustin Sáenz, de Tecnalia, hablar sobre “industria 4.0”, algo de lo que se viene oyendo últimamente con mucha intensidad si bien, la percepción que cada quién tenemos suele ser muy diversa.

Dentro de los distintos programas que se ofertan desde todas las Administraciones Públicas cada vez adquieren más presencia las apuestas por la fabricación avanzada, el internet de las cosas, la servitización, la industria 4.0, etc.

Por ello nos pareció conveniente dedicar buena parte de la mañana del viernes a conversar con un experto en estas cuestiones para profundizar en nuestro conocimiento en estos ámbitos y para ir construyendo un lenguaje común, al menos a nivel interno.

Lo primero que quisiera destacar es la claridad en la exposición de Agustin y su esfuerzo por dar una panorámica global de las cuestiones clave que están afectando a lo que se viene en denominar 4ª revolución industrial. ¡Gracias Agustin!

En la sesión de trabajo se planteó la necesidad de concienciar sobre estas cuestiones y de la urgencia de acelerar el proceso de adaptación de estas cuestiones en las pymes.

Cuando se habla de la fábrica del futuro se habla de una fábrica flexible, conectada, sostenible, inteligente, automatizada y social. ¡Casi nada!

Y es que no se trata solo de introducir TICS en el mundo industrial. No es sólo una cuestión de brecha digital. Sobre todo se trata de revisar los modelos de negocio. Tomar conciencia de cómo impacta en la industria tradicional esta nueva revolución industrial.

Más que problemas tecnológicos, ¡que también!, se trata de cómo hibridar las tecnologías industriales y las de las TICs. ¡Cómo acceder a un mundo donde la clave está en la conexión, en la hibridación, en la mezcla, en el mestizaje!

Como decía Agustin, “No es tanto la inclusión de los CPS (sistemas ciberfísicos) como que hay que comunicarse, que es difícil tener todo el core-knowledge a nivel interno. Hay que abrazar cada vez con más fuerza la innovación colaborativa, la innovación abierta porque es el signo de los nuevos tiempos”.

Este mensaje todavía no es obvio para muchas empresas. Las inercias del pasado ralentizan este avance. Cuesta entender y sobre todo aplicar estos conceptos en la práctica.

Se trata de cambiar la mirada para ver el nuevo negocio mucho más ligado a los nuevos servicios que están exigiendo los clientes. Hay que llenar con servicios de conocimiento la venta tradicional.

¿Por qué no hablar de leasing de mecanizado, de venta de ahorros energéticos, de transformar productos en servicios de valor añadido?

Se avanza hacia una customización masiva donde la flexibilidad empieza a ser casi absoluta. Al punto de que cada vez más las ordenes de producción vienen determinadas más por las órdenes de compra de los usuarios que por las direcciones de producción.

Esta nueva revolución requiere en coherencia una gestión 4.0, una formación 4.0, nuevas formas de producir, incluso una nueva forma de acompañar a las organizaciones desde lo tecnológico donde hay que activar mucho la escucha y la capacidad de adaptación.

Es precisa mucha escucha, saber traducir necesidades en servicios, catalizar procesos de cooperación que den respuesta a retos cada vez más complejos. Incluir nuevas visiones para encontrar nuevas respuestas.

El concepto Smart, inteligente, requiere tener la capacidad de tomar decisiones de manera continua en función de lo que está ocurriendo. Y para ello hay que gestionar infinidad de datos en tiempo real.

Nuestra experiencia y saber hacer nos han traído hasta aquí. ¡Y está bien!. Ahora todo hay que reescribirlo en términos de conexión, cooperación, servicio…

Como decía Agustin en esta carrera de fórmula 1 ha salido el coche de seguridad por lo que las distancias entre las empresas se reducen en estos ámbitos al ser nuevos para todos y todas. En breve el coche de seguridad se retirará de la pista y quienes mejor hayan aprovechado estas vueltas neutralizadas estarán en mejor posición para reanudar la marcha y avanzar posiciones.

Que el ruido de los motores y los avances tecnológicos no nos despisten. Esta vez, de nuevo, se trata de un cambio social, de una nueva forma de mirar la realidad donde es clave nuestra capacidad de dar servicios y nuestra capacidad de colaborar con diferentes para que en la diversidad del mestizaje nuestra capacidad de comprensión y acción permitan nuevas posibilidades.

Toca activar todas las antenas pues nos jugamos mucho en este nuevo envite.

Si queremos llegar lejos en este reto, nada mejor que hacerlo en cooperación. Hay mucho que desaprender para poder aprender las nuevas competencias que requieren los nuevos retos.

A nosotras también nos toca adaptar nuestros mensajes y nuestros programas a los nuevos tiempos que corren.

Nos vamos encontrando por estos caminos 4.0 y los venideros 😉

Ya tenemos reto para 2015: Favorecer cooperaciones… fecundas

Ya tenemos regalo de Reyes adelantado. Nos llega vía Ricardo Antón un nuevo post de Colaborabora cuyo título es toda una propuesta de intenciones “Dar lo mejor de una misma y recibir lo que cada cual necesita

Y es que ni el cambio de año ni la celebración de estas fiestas han conseguido diluir el sabor del último evento arbela del pasado 12 del 12. Como decía nuestro compañero Jorge Berezo se nos sigue “haciendo la boca agua”

Una de las cuestiones críticas en los procesos de colaboración, ¡cómo en tantos otros órdenes de la vida!, es el equilibrio entre el dar y el tomar.

Y desde una lógica fundamentalmente mercantil, este equilibrio se traduce prioritariamente al terreno económico.

Sin embargo si en una comunidad, en un grupo, en un colectivo, cada cual diéramos lo mejor que tenemos, que somos (imposible pedir más) estaríamos ya alcanzando el límite de nuestras posibilidades.

Si además tuviéramos la confianza de que vamos a recibir lo que cada cual necesitamos, seguro que nuestra generosidad a la hora de compartir se expandiría. Así que con estos parámetros solo cabe ganar-ganar 😉

Y es que como en una ocasión le escuché a Adolfo Jarrín: No podemos dar lo que no tenemos (somos), ni podemos pedir lo que no damos.

Desde estas propuestas la base, las condiciones para que se den fecundas cooperaciones se multiplican.

Seguimos haciendo la digestión de las “señales” que se emitieron en la pasada sesión de arbela. (Por cierto aprovecho para reconocer públicamente el brillante storify que ha elaborado Alvaro Andoin, de Filmatu y los excelentes videos con el resumen de la sesión y cada una de las intervenciones hechos por el equipo de Media Attack. Mila esker!)

Nuestra compañera Mª Eugenia Garcia de Andoin nos hizo un excelente resumen en este post.

Yo quisiera complementar dicha entrada rescatando algunas de las frases/mensajes simbólicos que más me impactaron:

  • La importancia de levantar la mirada para mirar las estrellas y VER LAS CONSTELACIONES
  • Conectarnos facilita explicitar la interdependencia en la que vivimos
  • La importancia de RE… diseñarse/pensarse/sentirse… para actuar diferente y con más compañía
  • El valor no está tanto en lo que tenemos como en lo que ponemos a circular
  • A nivel metodológico ojo con la superposición de aplicaciones y herramientas. Cuidado con funcionar en clave de cebolla (¿Habéis hecho alguna vez la experiencia de pelar una cebolla? ¿Sabéis que queda al quitar la última capa?)
  • Cada artefacto tiene su accidente, así que a ver cómo hacemos diseños adaptados a las vicisitudes
  • Las emociones (los deseos, lo que nos inspira, nuestros propósitos más profundos) son el combustible de los procesos cooperativos
  • A veces mucho más que los elementos/las personas/los recursos a combinar, la magia está en los preliminares y/o en la manera de hacer las mezclas que dan lugar a recetas absolutamente diferentes con los mismos ingredientes
  • ¿ Y si en vez de poner el foco en lo que nos falta lo pusiéramos en lo que está disponible en nuestro entorno cuando se activa la cooperación, cuando se crean las condiciones para que emerjan nuevos proyectos en cooperación? ¿Y si se trata de diseñar desde la red?

Seguramente para crear estas nuevas condiciones lo primero es creérselo y para ello es preciso cuestionarnos nuestras creencias, nuestras verdades incuestionadas, para que todo ello sea posible.

Y nada mejor que hacerlo en compañía para que este viaje resulte más rico en experiencia y aprendizajes.

¡Que en 2015 lo vayamos co-construyendo! Let’s co!

Brindis por el 2015: Ekin lanari eta ilusioari!

Es todo un clásico en los cambios de año hacer evaluaciones de lo que hemos aprendido en el año que concluye y los propósitos que elegimos para el año que se inicia. Luego suele ocurrir que la inercia del día a día diluye nuestras sanas intenciones 😉

Por ello quiero escribir estas líneas en este blog para dar testimonio de algunas de las intenciones en las que estamos trabajando de cara al recién estrenado 2.015

Todavía con el sabor del #kooptel que recientemente hemos celebrado, andamos dando vueltas a los cambios que queremos provocar, a los nuevos ingredientes (con sus correspondientes equilibrios) que queremos incluir en nuestras propuestas. Además 2015 será un año de cambios al concluir el ciclo de esta legislatura allá por Mayo.

Recientemente nos reuníamos José Ramón Ipiñazar, Saioa Leguinagoicoa y yo mismo para conversar sobre las prioridades de cara a 2.015. Destacaría de esa reunión el tono constructivo y el esfuerzo por identificar claves significativas en las que podamos contribuir en los procesos de cambio y transformación en los que todas las personas estamos inmersas.

Algunas de los planteamientos que emergieron en esa reunión fueron los siguientes:

• El impulso de proyectos empresariales en cooperación, desde un papel más proactivo y con la complicidad con otros agentes con los que compartimos objetivos
• La apuesta por el programa de impulso a la innovación a través tanto del refuerzo de aquellas áreas infrarrepresentadas (los proyectos de innovación en mercado y los proyectos en cooperación) como de puesta en valor de aquellos proyectos que puedan tener un mayor efecto demostrativo
• El apoyo a proyectos de gestión avanzada a través de la iniciativa Kudeabide. Para ello habrá que seguir ahondando en la coordinación con el resto de instituciones implicadas en este proyecto.
• Modificar los programas de apoyo a la inversión. En el caso de afipyme ir de manera gradual apoyando inversiones en equipamiento avanzado para recortar los plazos para avanzar hacia una industria 4.0. En el caso de las ayudas a las personas autónomas, AFA, simplificar y clarificar todo el flujograma para facilitar la interlocución y la comunicación con este colectivo
• Recoger en la plataforma arbela aquellas experiencias, testimonios, debates que puedan coadyuvar a tener una comprensión más amplia de lo que (nos) está pasando para tener más capacidad de acción… y cooperación

A nivel interno también comentamos varias cuestiones:

• La necesidad de hablar con cada persona del Servicio de Innovación para escuchar su percepción particular y tratar de identificar en cada caso aquellos retos que le resulten especialmente significativos. En este aspecto queremos también revisar los momentos de encuentro entre las personas del Servicio para darles mayor valor e interés 😉
• La importancia de activar mesas de coordinación, encuentros con distintos tipos de agentes para encontrar proyectos que puedan ser estratégicos para Bizkaia tanto desde una dimensión (inter)sectorial como comarcal
• La conveniencia de revisar y mejorar los procedimientos de tramitación para buscar la manera de simplificar y de adecuar el mensaje que empleamos para favorecer la comunicación
• Explotar mejor la información disponible en nuestras bases de datos para favorecer estrategias de mayor acercamiento a las empresas en función de sus necesidades

Seguro que en el transcurso del hacer irán apareciendo nuevas propuestas para las que confiamos en contar con la colaboración de muchas otras personas y organizaciones.

Habrá que tener muy abiertos todos los canales de escucha para saber leer las señales de los tiempos y poder tener una intervención lo más adecuada posible para ir construyendo una sociedad más humanizada e inclusiva.

Apasionantes los retos de este recién nacido. (Igual que los que en breve tendrá Jokin cuando uno de estos días de acuerdo con su madre, nuestra compañera Marta, decida venir a visitarnos).

¡Va por ti Jokin!

La vuelta al cole

Tras el periodo de vacaciones estivales se podría decir que esta última semana de Agosto hemos empezado la vuelta al cole. Todavía estamos a medio gas pero al menos 7 personas ya estamos en el Servicio de Innovación retomando el pulso de las cuestiones pendientes.

En esta ocasión nos hemos encontrado con que en el Departamento de Promoción Económica estamos en pleno cambio físico de ubicación interna. Y estos procesos de cambio siempre generan cierto ruido, resistencias, ilusión… Y es que la geografía de la ubicación condiciona mucho la comunicación y la relación entre las personas.

En nuestro caso vamos a poder estar agrupados en un único espacio con lo que esperamos ganar en cercanía y comunicación interna, si bien también vamos a tener que aprender a convivir 15 personas en un espacio relativamente ajustado para que los pros sean mayores que las contras. En ello estamos.

Por lo demás el último cuatrimestre de cada año siempre es intenso.

En setiembre se abrirá, y cerrará, el plazo de presentación de solicitudes de dos nuevos programas:

Igualmente el día 30 de setiembre se cerrarán los plazos de presentación de solicitud de las iniciativas:

Será también de revisar las justificaciones de proyectos previamente subvencionados para tramitar pagos y cerrar expedientes.

Más allá de la pura tramitación de expedientes queremos trabajar especialmente las siguientes cuestiones:

En el apartado de impulso a los temas de GESTIÓN vamos a tener que evaluar los resultados de la iniciativa conjunta con el Gobierno Vasco y las Diputaciones de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa para conocer la potencialidad del programa Innobideak-Kudeabide.

En paralelo y de la mano de Orkestra, Instituto Vasco de Competitividad queremos medir el impacto del programa decano del Departamento, Premie.

Tras efectuar ambos análisis tendremos que definir la estrategia del Departamento en este apartado.

En cuanto al proyecto de impulso a la Cooperación para la innovación decir que ha sufrido estos meses un cierto parón. Y es que a veces son mayores las ganas que las posibilidades. Sin embargo confiamos que en los meses venideros este proyecto coja velocidad de crucero para poner las bases para que en 2015 está intención forme parte activa de la política del Departamento.

Siguen resonando con fuerza tres ideas: ensanchar el concepto de Cooperación para la Innovación, ir creando red con otros agentes y facilitar la existencia de proyectos experimentales para ir consolidando este tipo tan necesario de iniciativas.

Ahora la cuestión es cómo ir concretando estas ideas-fuerza.

Por último destacar que será momento de definir el contenido del presupuesto para 2015. Tiempo para tomar decisiones. Qué actividades se mantienen, cuales hay que ir poco a poco abandonando y, sobre todo, qué proyectos emergen para dar respuesta a las nuevas necesidades socioeconómicas.

Reto y tarea no faltan así que habrá que emular a la entrañable Marijaia y mantener los brazos bien levantados. Para ello vuestras aportaciones, críticas y comprensión serán necesarias.

Ekin erronkei!

¡DECOMESA: Saben lo que quieren y les gusta lo que hacen!

El pasado 18 de Junio tuve la suerte de “presenciar” la sesión de contraste externo del programa kudeabide que se celebró en la sede de DECOMESA (Decoletados y mecanizados, S.A.)

Nos recibieron Julian Bueno, en su calidad de socio y gerente y Alberto Gallastegi (También socio y responsable del área de Procesos). Dos personas apasionadas por lo que hacen y con dos perfiles bien distintos… y complementarios.

Gracias a las buenas artes de indagación de Julia de León (Euskalit) y Mónica López (de Osakidetza, en calidad de miembro, ¿o era miembra?, del club de evaluadores) fuimos desgranando a lo largo de la mañana todas aquellas áreas de gestión de la empresa. Se trataba de tomar cierta distancia del día a día y tratar de ganar perspectiva para poder ver aquellas cuestiones que a veces no se pueden apreciar con claridad por las inercias organizativas.

Comparto algunas de las claves de la visita.

En Decomesa han pasado una etapa muy dura durante estos años de crisis generalizada. No podían ser una excepción. Sin embargo han salido reforzados.

Su apuesta es dar un buen SERVICIO. No quieren/pueden entrar en una guerra de precios. Se dedican a las series cortas y de calidad. Como nos contaban en la reunión ganan en las distancias cortas, disponen de buenos medios técnicos y sobre todo de su palabra, son gente de fiar. Por eso les gusta que les visiten y lo potencian.

Dos cuestiones que han emergido con fuerza en estos últimos tiempos han sido:

• La necesidad de intensificar su relación con los clientes, actuales y potenciales y
• La mejora de las relaciones con sus proveedores, que para ellos son aliados estratégicos.

Destacaría de ellos que saben lo que quieren, que tienen una actitud permanente por mejorar y que tratan de que las personas estén bien informadas para que puedan tomar mejores decisiones.

Su cartera de clientes la conforma un plantel de empresas muy importantes. De hecho en esta crisis ninguna de ellas ha caído, aunque les hayan bajado los pedidos. Por ello rehusaron hacer ningún ERE. Era prioritario mantener la capacidad de respuesta y de servicio porque esa seña de identidad para ellos es irrenunciable y la crisis , en cambio, pasajera.

Procedimentar para automatizar les resulta sencillo. Están acostumbrados a hacerlo y lo hacen bien. Requieren dedicar más atención a extraer conclusiones con todos los datos de los que disponen. Se trata de cerrar mejor el ciclo de la toma de decisiones.

Están en un momento que necesitan SOLTAR algunas tareas que pueden canalizar a través de su parque de proveedores para poder SALTAR hacia otro tipo de actividades en las que su aporte de valor es mayor.

Han tenido que superar algunas resistencias internas para este proceso. Y esto les lleva a una de las tareas pendientes que tienen por delante: ¿cómo intensificar el nivel de participación e implicación de las personas de Decomesa?

Hay buen ambiente de trabajo e importantes medidas de conciliación personal pero les está faltando “algo” para que el despliegue del conocimiento de su equipo les ayude a seguir avanzando.

Fue una sesión interesante. Cada vez que una organización, o una persona, se “atreve” a parar para mirar con más profundidad todo aquello que está ocurriendo, aparecen pistas, vislumbres, oportunidades para la acción.

Considero que en Decomesa se dan las condiciones materiales para que su proyecto empresarial, en permanente (re)construcción siga avanzando.

Su mejor garantía son sus personas, que saben lo que quieren y están dispuestas a crear ese futuro que desean.

¡Suerte en vuestro caminar y gracias por abrirnos vuestras puertas!

Premie 2014: Una nueva encrucijada en su historia interminable…

Cuentan las personas más ancianas del lugar que en el origen de los tiempos departamentales el programa Premie ya existía.

Nació con la intención de servir de referencia a las pequeñas organizaciones para revisar y mejorar su sistema de gestión.

Nació sin grandes pretensiones. Se anunciaba como un programa sencillo para las más humildes de las organizaciones. Cualquiera hubiera podido aventurar una vida del programa efímera, tal vez intensa pero efímera.

Pero ya se sabe que las cuestiones del destino son inexcrutables y nunca se sabe, a priori lo que va a cuajar o no, por mucho que nos empeñemos en anticiparlo.

La cuestión es que a base de mucho empeño y con la contribución de muchas personas de organizaciones, del mundo de la consultoría, del Departamento, primero de Labein y luego de Tecnalia, pues ha ido manteniéndose como una propuesta atractiva y valiosa.

Diría que su vida social ha sido muy discreta. A pesar de su longevidad nunca ha buscado grandes operaciones de marketing. Más ha sido el boca-oreja el que ha hecho que nuevas organizaciones fuesen incorporándose al programa.

Continuamente cuestionado sobre si su pertinencia seguía vigente, ha sabido ir adaptándose al paso del tiempo.

Y cuando parecía que llegaba su hora resurgía cómo ave Fénix que sabe que su misión sigue teniendo sentido.

Ha experimentado varias revisiones en profundidad, incluso de una de ellas ha nacido una especie de spin off llamado bilgune.

Sobre Premie (y bilgune) escribió en su día el inolvidable Mikel Jaureguibeitia un brillante texto explicativo que sigo recomendando.

La última de las revisiones acaba de ser con el nacimiento del nuevo prototipo Premie que esperamos testar a lo largo de éste y el próximo año. En dicho prototipo hemos tratado de volcar la experiencia que se ha ido acumulando en el programa para rejuvenecerlo, para flexibilizarlo, para llenarlo de más vida.

En paralelo este año va a convivir con la propuesta Innobideak kudeabide. Iniciativa conjunta del Gobierno Vasco y las tres Diputaciones de la CAPV basada en el modelo de Gestión Avanzada. Nada nuevo para Premie acostumbrado a convivir con otras propuestas.

Sin embargo en este caso en la medida que Kudeabide se trata de una propuesta a cuatro bandas, habrá que ver cual es el sitio más adecuado para Premie para evitar duplicidades, para fomentar sinergias.

En breve también queremos hacer una evaluación del impacto del programa para tratar de “medir” la influencia que esta propuesta tiene en el buen hacer en la gestión de las organizaciones empresariales.

Muchos diálogos pendientes. Nuevas experiencias que se iniciarán a lo largo del presente año. Nuevos retos, la intención de dar mayor valor a la propuesta metodológica de Premie.

Una nueva encrucijada, nuevas tomas de decisiones pendientes. Lo que haya de ser será. El devenir del programa no está escrito. Se trata de escribirlo, de construirlo, de cuestionarlo, de reforzarlo…

Y la historia continua. Y nos ilusionamos con la posibilidad de que en este proceso la huella del programa está permitiendo que cada vez más empresas apuesten por construir su propio futuro. Desde un enfoque crecientemente integrador, desde una apuesta por contemplar el mayor número de perspectivas para que las decisiones sean lo más inclusivas posible.

¡Gracias a todas las personas que lo han hecho y están haciendo posible!.

¡Premie 2014, una nueva encrucijada en su historia interminable…!

Instituto de reintegración social de Bizkaia, señalando caminos de integración!

El pasado miércoles día 19 asistí a la auditoría Premie del Instituto de  Reintegración Social de Bizkaia, IRSE-EBI.

Para mí fue una sesión muy nutritiva y de mucho aprendizaje. He dejado pasar unos días antes de escribir esta entrada para dejar que fuese posando todo lo allí vivido.

Quiero empezar por señalar un previo para mí. En una de las sesiones celebradas en Febrero con personas consultoras de Premie, éstas pedían un estilo de auditoría más cercano, que tenga muy en cuenta el contexto de cada organización, más empático, que aportase más valor que la mera decisión sobre si se obtiene o no el reconocimiento Premie…  Por alusiones Oihana Jauregui comentó que precisamente eso es lo que se hacía. Así que ese mismo día decidí presenciar en breve una auditoría, que hacía tiempo no lo hacía.

Así que a eso de las 9h30’ me acerqué con Oihana a las oficinas de IRSE- EBI en la calle Barroeta  Aldamar enfrente de los juzgados.

Y allí nos estaban esperando 4 personas que conforman el equipo directivo: Juan Luis Fuentes, José Luis Vadillo, Ana Luz Prieto y Ana Cobo.

Dedicamos más de una hora a entender quiénes eran. Oihana ponía las preguntas y ellas respondían con el nivel de profundidad que elegían, que era mucho. Desde el principio quedó claro que el guiso de aquella auditoría se iba a hacer a fuego lento moviendo mucho la cazuela para que ligasen las salsas.

Así nos enteramos que la primera vez que se acercaron por el Departamento interesándose por Premie, hace ya unos cuantos años, les dijimos que este programa no era para ellos. ¡Era para empresas!.  Se  quedaron con la miel en los labios y con el gusanillo de todo aquello que nos niegan.

Hacía el año 1987 nacía este proyecto con 3 o 4 personas. Su vocación atender a las personas con “problemas con la justicia”. Empezaron en trasteros como recordaba Ana Cobo, una de aquellas pioneras.

Gestionan programas de la Administración referidos a:

  • Atención a personas penadas
  • Intervenciones socioeducativas a menores y familias
  • Reforma de menores transgresores
  • Rehabilitación de maltratadores

Desde su origen han tenido claro que lo importante son las personas, las usuarias, que atendiendo a las condiciones de trabajo de las trabajadoras, los servicios serían buenos. Nunca han tenido una perspectiva muy  “empresarial”.

(Es interesante constatar este frecuente desencuentro que se observa en las organizaciones de carácter eminentemente social con la gestión empresarial. Esa sensación que tienen de que sus lealtades originarias pueden quedar traicionadas si se profesionaliza su gestión.)

Ocurre que en los últimos años han crecido mucho y sienten la necesidad de dotarse de alguna estructura de gestión que les ayude a organizarse mejor. A seguir dando un mejor servicio sin morir en el intento. Y es que la agenda no da para más y o se reinventan o el gasto de energía personal necesario hace inviable la sostenibilidad de estos proyectos.

Al acercarse a Premie buscaban dotarse de una nueva estructura de gestión, revisar sus modos de hacer, cuestionar las inercias, tener tiempo para pensar lo que les faltaba y sobraba, poner en acción de manera eficaz los proyectos…

Con la ayuda de Izaskun Barbero, de la Fundación EDE, han ido haciendo todo el recorrido por las propuestas del programa.

Lo primero que destacaría de este proceso es que han participado TODAS las personas de la organización. Y es que para esta “no-empresa” eso es lo “normal”, contar con la gente. Y así por ejemplo:

  • cuando han trabajado en el plan de futuro, en la definición de la misión, la visión y los valores han tenido que modificar la propuesta del equipo directivo para incluir otras sensibilidades que habían quedado excluidas
  • han vivido el proyecto de las 3S de una manera muy intensa. Se han desprendido de elementos innecesarios, han rescatado lugares con más espacio, se han corresponsabilizado del mantenimiento de este proyecto de orden y limpieza
  • Han hecho multitud de encuestas para dar voz a aquellas cuestiones que siempre quedan pendientes, y en este caso para identificar que una de sus prioridades es mejorar su sistema de comunicación para que fluya la información, para que se compartan las inquietudes y las buenas prácticas… porque a pesar del buen clima general existente los distintos servicios han sido hasta ahora bastante estancos.

Una de las cuestiones que también aparecía es la necesidad de cambiar el chip y reforzar la estructura de gestión, de intensificar el reparto de funciones y responsabilidades, de soltar el control, de saber decir NO, de aprender a priorizar, delegar, de trasladar la experiencia física del proyecto de orden y limpieza al resto de ámbitos organizativos.

En este sentido con la experiencia Premie han hecho un tour por todos los ámbitos de gestión, han reflexionado sobre sus modos de hacer, su estilo directivo, han avanzado con el análisis de sus clientes, proveedores, la elaboración de su mapa de procesos, su plan de futuro, su cuadro de mando de indicadores… ahora es momento de interiorizar y apropiarse de todo este trabajo para que se consolide.

Destacar en la auditoría el VALOR que aporta Oihana Jauregui. Escuchando sin juicio, haciendo preguntas poderosas, retando, señalando otras posibilidades, animando a ser más flexibles, a adaptar el programa a sus necesidades buscando el balance entre lo que necesitan y lo que pueden hacer, a  buscar el diseño de una organización más equilibrada y flexible… Y así de una manera discreta les fue regalando un sinfín de recomendaciones que seguro no caen en saco roto.

Destacaría también la potencia y el equilibrio del equipo directivo. 4 personas que se escuchan, que discrepan y saben llegar a acuerdos, que se complementan desde su diversidad, que saben expresar sus diferencias sin convertirlo en tema personal y sobre todo… que comparten la ilusión por lo que hacen.

Creo que con esta experiencia han conseguido hacer un dialogo más amable entre su propósito primigenio y las posibilidades que ofrece la inclusión de herramientas de gestión… empleadas con sentido.

De alguna manera han modificado su forma de mirar la organización y por tanto de verla. Son más conscientes de la realidad, disponen de más datos, tienen más claras sus prioridades y son capaces de discernir mejor los esfuerzos que merecen la pena y los que les agotan.

El camino es largo aunque los pasos que han dado en este proceso han sido muy valiosos de cara a conseguir que sus sueños se vayan cumpliendo. Ganas no les faltan… y tarea tampoco.

Me fui muy agradecido por la mañana disfrutada y al salir a la calle y volver a ver todo el ajetreo de personas a las puertas del Juzgado caí en la cuenta de que salíamos del Instituto de reintegración social, uno de cuyos servicios es el de gestión de “penas”, donde además atienden tanto a víctimas como victimarios… Buena metáfora!

¿Cómo hacer para integrar en una visión más amplia, sin excluidos, todo aquello que necesitamos como sociedad?

Arbela. Bideak Eginez.