Entries Tagged as 'Reflexiones'

Un nuevo impulso para el desarrollo comarcal

¡Hoy 25 de Mayo, estamos de enhorabuena!

Estrenamos como sociedad una nueva fase en la que aumenta nuestra capacidad de movilidad y, sobre todo, van a poder darse más encuentros con familiares y amistades. Seguimos con restricciones pero avanzamos y damos un nuevo paso.

Y como un guiño al estreno de este nuevo período hoy aparece publicado en el BOB el programa de impulso a la competitividad comarcal (Ver resumen en castellano y euskera)

Aunque esta propuesta se disfraza de “Decreto”, para el equipo de Desarrollo Comarcal es mucho más que una normativa que oferta recursos financieros para impulsar proyectos de promoción económica liderados por entidades de desarrollo local y comarcal.

Significa ante todo una forma de entender la realidad. Sin duda la manera más eficaz para afrontar los retos ante los que nos enfrentamos, máxime en un contexto como el actual, es colaborando con los diversos agentes desde la coordinación, la complementariedad y, por qué no, la complicidad.

De hecho uno de los lemas de trabajo del Departamento para este año es precisamente el refuerzo de los ecosistemas colaborativos.

En estos meses de confinamiento, de mucho dolor, de “distancia social”, de ERTEs, de teletrabajo esquizofrénico, de aprendizajes acelerados de herramientas digitales, de incertidumbre, de vulnerabilidad…hemos tomado conciencia de que necesitamos revisar las bases sobre las que se asienta nuestro modelo socioeconómico. Sobre todo cuando hemos podido observar como en tiempos de pandemia, el planeta se ha tomado un respiro y ha reverdecido.

Un virus, desconocido hace poco, nos muestra que la denominada triple transición demográfico-social, ecológico-energética y tecnológico-digital es más necesaria que nunca. Hace falta avanzar hacia modelos de funcionamiento más sanos, más sostenibles, más ecológicos, que prioricen lo local… en definitiva, que pongan en el centro la VIDA y los cuidados.

Y así en el ámbito del desarrollo local con esta propuesta de programa queremos propiciar el impulso de proyectos, preferentemente colaborativos, que tengan impacto en el tejido empresarial comarcal, que alienten la reactivación económica desde claves alineadas con los objetivos de desarrollo sostenible, que incorporen políticas transversales de igualdad…

Todo ello lo entendemos enmarcado en la iniciativa Bizkaia Orekan Sakonduz que es la estrategia del Departamento de Promoción Económica, en colaboración con las Agencias de Desarrollo, para el fortalecimiento de la competitividad de Bizkaia de manera equilibrada. Se trata de impulsar políticas de promoción económica orientadas al crecimiento sostenible y al empleo de calidad.

Y para avanzar en esta dirección el Decreto posibilita también el desarrollo de actividades para el fortalecimiento de la propia función de promoción económica de las entidades desarrollo local. Se trata de mejorar su eficacia y su capacidad de coordinación. Para ello se van a financiar proyectos que les permitan mejorar sus propuestas de valor así como sus mecanismos de coordinación y gobernanza.

En cierta medida va a ser también un proceso de reinvención manteniendo por una parte lo que ya antes se hacía bien y, sobre todo, incorporando nuevas propuestas de acción.

Para ello va a ser preciso (des)aprender mucho. Reforzar los procesos de capacitación y entender que nuestra responsabilidad, es ir creciendo en nuestras habilidades para dar respuesta a los retos que nos plantea la realidad.

Tenemos por delante unos meses que confiamos sean muy productivos, con muchas iniciativas y sobre todo muchos aprendizajes. De hecho de igual forma que el Decreto 2020 ha supuesto un salto respecto al del año pasado, confiamos que con los aprendizajes de este año seamos capaces de diseñar nuevas propuestas mejoradas año a año.

Ese es nuestro deseo: aportar propuestas para construir colectivamente un mundo mejor. Y para ello se plantea este programa como un nuevo impulso para el desarrollo comarcal.

PD: Este post quiere rendir homenaje a todas las personas que están participando activamente en Bizkaia Orekan Sakonduz.

Y una dedicatoria muy especial para Ainhoa Arrizubieta y todas las personas que han perdido recientemente seres queridos.

Ainhoa, recibe un sentido abrazo en estos momentos tan delicados!. Y recibe también nuestro reconocimiento de que encarnas como nadie el espíritu de este programa!. ¡Gracias por tu manera de ser, tu capacidad de aportación y tu generosidad!. Besarkada estu bat!

Bizkaia Orekan Sakonduz. Cuando la unión hace la fuerza.

De Norte a Sur, de Este a Oeste, en el contexto de Bizkaia Orekan Sakonduz, la semana que acaba de concluir ha sido muy interesante en cuanto que ha activado muchas conversaciones.

¿Cómo estamos?, ¿dónde atisbamos líneas de trabajo en estos momentos?, ¿cómo reactivamos las líneas de trabajo que veníamos impulsando y, sobre todo, cómo identificamos nuevos retos?.

Más preguntas que respuestas.

Mucha honestidad y deseo de colaborar para contribuir a que rayos de esperanza iluminen este contexto sombrío.

De la mano de Orkestra se han compartido una serie de reflexiones en torno a esta situación de shock, que también pasará.

Y especialmente que aunque estemos en una fase de resistencia, de supervivencia, desde ya hay que incluir en nuestra mirada aquellos aspectos que nos faciliten transitar hacia la etapa de recuperación para impedir ¡Qué los árboles nos dejen ver el bosque!.

La incertidumbre nos paraliza. Y sin embargo también puede ser un acicate para orientarnos hacia la necesaria reinvención que necesitamos para que nuestro modelo productivo, de consumo, y en definitiva de vida, sea realmente sostenible.

Porque si calibramos la mirada estamos viviendo tiempos de transición, tal vez hasta un cambio de época. ¡Al menos potencialmente!.

Existen disyuntivas que señalan claramente bifurcaciones en el camino.

La globalidad, el necesario equilibrio entre lo local y lo global se debe resituar y el cuidado de lo local adquiere la importancia que nunca debió perder.

También es preciso revisar las prioridades y las apuestas por aquellos sectores de actividad en los que se atisban mayores posibilidades en el nuevo ciclo que se avecina.

Se apuntaron como ventanas de oportunidad las relativas a la transición energética, los sectores biosanitarios, la economía circular, la internacionalización en la nueva normalidad, los ODS, la digitalización, la promoción del talento, la colaboración entre empresas…

En definitiva se trata de leer la realidad, lo visible y lo subyacente y fomentar la capacidad de adaptación para que emerjan nuevas posibilidades.

Se trata de aumentar nuestra resiliencia social y afrontar los grandes retos que como sociedad tenemos delante.

Y para ello hace falta mucha coordinación y activar puntos de encuentro como éstos de Bizkaia Orekan Sakonduz que generen conversaciones que se transformen en acción.

Incluso en microacciones prácticas que tengan la virtud de la inmediatez.

Y así cuando lo normal es que crezca el desánimo, la propuesta es ponernos las pilas y contribuir de manera colectiva para tender puentes hacia otros escenarios más sanos social y económicamente.

Estuvimos repasando los proyectos que teníamos en cartera y la necesidad de hacer nuevas propuestas que combinasen adecuadamente las medidas reactivas y proactivas y, sobre todo, que aprovechasen las oportunidades.

Entre algunas de las cuestiones que aparecieron en las cuatro sesiones destacaría:

La importancia de compensar nuestra vulnerabilidad con la generosidad. Y es que cuando el contagio de la sensación de impotencia es tan grande, ser capaces de ofrecer lo que cada quién podamos ofrecer, por modesto que pueda parecer, permite ir creando la sensación de que juntos y juntas sí podemos.

Y en ese sentido hubo intervenciones muy proactivas y con proyectos sugerentes junto con ofrecimientos de compartir experiencias para el aprendizaje mutuo.

Se apuntó la necesidad de activar redes de colaboración entre empresas y el valor de hacer de Celestinas para buscar como las necesidades de unas empresas combinan con las capacidades de otras, para conseguir que proyectos inviables y capacidades excedentes, se conviertan en proyectos en curso poniendo en valor las capacidades existentes. En este sentido, se propuso crear una plataforma para ir recogiendo esas oportunidades de colaboración.

Loa temas relacionados con la activación comercial y con la transición hacia sistemas de gestión en los que la participación sea clave, también tuvieron su espacio. Hubo cierto debate en torno a si era el momento adecuado para plantear este tipo de iniciativas cuando los temas de las necesidades financieras son tan acuciantes. Y se vio que, precisamente por ello, es tiempo de sembrar. Los frutos llegaran a su debido tiempo. La proactividad se debe conjugar con la paciencia y la empatía.

Es más importante que nunca engarzar las distintas iniciativas. Así en la zona Oeste de Bizkaia Orekan Sakonduz se vieron vías para alinear los proyectos con los identificados en los planes estratégicos comarcales de Ezkerraldea-Meatzaldea y Enkarterri.

Se hablo mucho de microproyectos. Y la importancia de apostar por la cercanía y por el carácter práctico de nuestras propuestas.

Junto a ello la adecuación del timing. Y es que, como dice un adagio, “En la acción el momento lo es todo”.

Por último, destacaría que hablamos de la necesidad de la formación y la capacitación. Tanto pensando en el tejido empresarial como en las propias personas de las agencias de desarrollo local.

En este caso el tema de la “digitalización” y el acompañamiento en los proyectos de colaboración interempresarial fueron las dos demandas más enunciadas.

¿Y ahora qué?

Pues a seguir avanzando, concretando, accionando…sabiendo que detrás nuestro tenemos la fuerza de nuestra convicción y todo un amplio equipo de personas con las que compartimos un deseo: salir de esta crisis transformadas y con un programa de acción orientado al desarrollo sostenible.

Y es que una de las fortalezas de Bizkaia Orekan Sakonduz es que, si nos coordinamos, si nos lo creemos, en la unión nace la fuerza.

Encuentros para recargarnos de energía

A pesar de que la propuesta de que el título de la entrada anterior era una llamada a transitar por un “tiempo para la serenidad y la calma”, tengo que reconocer que a nivel laboral está resultando todo lo contrario.

La velocidad del cambio y las incertidumbres son tales que se producen paradojas continuas y las propuestas de acción quedan en muchas ocasiones obsoletas casi antes de ver la luz.

Siempre me ha parecido muy gráfica la idea de “surfear la ola” pero es que esto es un tsunami.

Resulta complicado diseñar propuestas de acción en un contexto que requiere inmediatez de respuesta, mucha coordinación, creatividad y mucha sensibilidad social para en esta carrera desbocada no dejar a nadie en la cuneta.

Por ello en el marco de Bizkaia Orekan Sakonduz lo que acabamos de organizar la semana pasada han sido reuniones virtuales con cada una de las cuatro zonas para compartir inquietudes, necesidades y ofrecimientos.

Aunque en los días anteriores habíamos mantenido conversaciones bilaterales, hemos sentido la necesidad de VERNOS para apreciar el potencial que emerge cuando enfrentamos los problemas con carácter colectivo.

Ha estado bien, aunque solo fuera para disolver esa sensación de soledad que a veces nos inunda cuando nos enfrentamos a situaciones que nos desbordan. Compartir sentimientos, propuestas, situaciones… siempre sirve para afrontar la situación con más esperanza.

Y es que cuando hay que afrontar situaciones complicadas vernos las caras siempre es una manera de recargarnos con la fuerza del equipo. Cómo decían en una de las sesiones de zoom, estos encuentros son chutes de energía.

En este sentido el jueves y el viernes pasados han sido intensos y estimulantes. Hemos compartido lo que cada quién estamos haciendo a nivel de divulgación, actuaciones de atención a las mil consultas que emergen por doquier, dudas, necesidades, sobre todo de liquidez y de tramitación de las distintas ayudas que se están ofertando…

Compartimos la dificultad de perfilar programas de choque y de reactivación para la fase que viene a continuación. Y se habló de activar los mecanismos de vigilancia, de la necesidad de identificar prácticas que nos inspiren para encontrar respuestas a la situación.

Repasamos algunos de los proyectos que teníamos en cartera en Bizkaia Orekan para ver los que hay que mantener, descartar, posponer, intensificar… Porque el escenario ha cambiado de tal manera que hay que replantearse el balance entre lo urgente y lo importante. Hay que saber a qué decir NO para decir SÍ a otros proyectos.

Una línea interesante de conversación fue en torno a la necesidad de revisar y apostar por sistemas de gestión que pongan en el centro el conocimiento, el trabajo en equipo, la capacidad de cooperar. Se comentó como insistir en proyectos tipo Haziinova, potenciar la herramienta Kudeabide, hasta alguien abogó por rescatar la metodología Premie.

Se hablo también mucho de COORDINACIÓN. Es tiempo de pasar del YO al NOSOTRXS. De ver cómo los distintos agentes que conformamos el ecosistema podemos trabajar de manera más coordinada.

Incluso se comentó cómo partes del sistema que a veces están más invisibilizadas pueden ganar más protagonismo, y en este sentido se apuntaba a los centros de FP.

Se concretaron algunas posibilidades de organizar puntos de encuentro con empresas para desactivar esa sensación de soledad, y para poner en común diversas posibilidades para mantener su capacidad de comunicación con su clientela o para ver posibles proyectos en cooperación para mitigar las consecuencias de esta situación.

En mi resumen particular las palabras claves fueron CERCANÍA y COORDINACIÓN.

El reto es mayúsculo. Se trata de activar casi a la vez propuestas para la supervivencia y para la reactivación.

Como sociedad tenemos que repensar todo, porque no se trata de volver a la situación anterior sino aprender de la experiencia y descubrir nuevas formas de hacer más adecuadas a las necesidades sociales y medioambientales.

Antes de esta situación ya se hablaba de la necesaria triple transición demográfico-social, ecológico-energética y tecnológico-digital. Los plazos para esa transición eran los que cada quién consideraba factibles.

Y de repente algunos imposibles se han hecho realidad: me refiero a la extensión del teletrabajo, a la radical sustitución de reuniones presenciales por virtuales, donde hasta las personas con más resistencia a estas cuestiones se empiezan a manejar con cierta soltura por lo digital.

Necesitamos activar la imaginación para encontrar vías de salida sanas a la situación histórica que estamos viviendo. Y en este proceso todo suma. Incluso reuniones modestas de gente modesta que se empeña en aportar su granito de arena para ser parte de la solución.

Son tiempos difíciles aunque la esperanza nace cuando a diario nos reunimos para aplaudir con especial admiración a tantas y tantas personas que antes apenas ocupaban un modesto papel en el imaginario social y ahora son esenciales en el sostenimiento de la vida.

Que ese gesto nos ayude a encontrar el camino y sobre todo a encontrarnos en los caminos.

Y que los encuentros que activemos nos ayuden a recargarnos de energía.

Tiempo para la serenidad y la calma

Hace tiempo que este blog ha estado en silencio.

Ha sido un silencio muy fértil. Lejos de ser reflejo de falta de actividad se ha debido justo a lo opuesto. Llevamos unos meses con tal carga de trabajo que no hemos encontrado pausa para narrar alguna de las actividades que hemos estado desempeñando. ¡Y mira que ha habido!.

Y hoy, justo hoy, parece el día propicio para retomar el (im)pulso a este blog.

En un momento en el que cunde la alarma social, donde el miedo al contacto y la incertidumbre por el futuro se adueñan de la sociedad… es también tiempo para parar, para serenarse, para respirar profundamente, para ampliar la mirada y para descubrir nuevas formas de hacer que nos permitan salir socialmente fortalecidas.

Es crucial tomar conciencia de dónde ponemos el foco de nuestra atención.

Qué es lo que nos ocupa y lo que nos preocupa.

Cómo nos informamos.

Hasta qué punto el confinamiento nos aisla o activa múltiples redes de (auto)apoyo que dan medida de la dimensión social de esta “crisis” de la que sólo se puede salir desde la solidaridad.

Se habla de colectivos vulnerables, cómo si no lo fuéramos todos, a los que hay que cuidar. De responsabilidad y de madurez.

Se reclama reconocimiento social específico para colectivos cuya contribución y generosidad nos emociona. Y también se visibilizan otros colectivos con poco reconocimiento social previo pero en estos momentos de alarma emerge con nitidez la función social que desempeñan, que siempre han desempeñado, a pesar de su bajo status social.

Se visibiliza lo precario de la realidad. Y cómo en pocos meses los que construíamos vallas, y leyes, para los de “fuera”, somos vulnerables y requerimos leyes comprensivas con nuestra nueva situación.

Es una época propicia para ser conscientes del auténtico valor de las cosas. Cuanto echamos de menos ahora un abrazo, un saludo cariñoso, quedar con las amistades, salir a la calle para dar una vuelta …

Es tiempo de revisar estilos de vida, modelos de consumo y de relación…

Y es que el archífamoso Covid19, aunque está teniendo un importante coste social, también es una nueva oportunidad para reflexionar, aprender… y cambiar.

Cuando en unos meses concluya la alarma sanitaria el panorama que se dibuja será complicado. Sobre todo si no hemos aprendido la importancia de la solidaridad y de poner primero lo que importa, las personas y especialmente las más vulnerables.

Y de nuevo será esencial mantener la calma para poder distinguir lo importante de lo accesorio. Y sobre todo tocara evaluar cual puede ser la contribución generosa de cada persona para salir de esta situación de una manera resiliente.

Y esa es ahora nuestra intención. Aprovechar este tiempo de “pausa” para revisar nuestras propuestas, para escuchar lo que la nueva situación demanda, para tejer complicidades y construir puentes que nos ayuden a acercar orillas.

En el nuevo reto que tenemos encomendado de impulsar el desarrollo comarcal equilibrado en Bizkaia queremos aprender de esta situación para ser capaces de construir de manera colectiva un futuro más sostenible.

Y ahora toca sumergirnos en la serenidad y en la calma para vislumbrar nuevos horizontes posibles.

PD1: Dedicado a mi hija que hoy cumple años en un día muy propicio para la introspección y… la calma.
PD2: Con motivo de los cambios internos habidos en el Departamento las crónicas que escribiremos a partir de ahora estarán sobre todo relacionadas con las actividades del nuevo Servicio de Desarrollo Comarcal.

Enkarterri buruan ibili munduan!

Tenía pendiente escribir una crónica en torno a la presentación del comienzo del Plan Estratégico Comarcal de Enkarterri que tuvo lugar el pasado día 7 en Zalla.

Se trataba de presentar el proyecto a la Mancomunidad de Enkarterri y a sus 11 alcaldes y alcaldesas.

Echamos de menos a uno de los alcaldes que no pudo asistir y al representante de Gobierno Vasco, que por un error no recibió a tiempo la comunicación. Ciertamente trabajar en proyectos de esta naturaleza requiere mimar todos los aspectos de coordinación y en ocasiones como ésta quedan patentes. En cualquier caso dejamos dos sillas vacías porque queríamos darles el espacio que tienen en este importante proyecto.

Así que tras pedir disculpas fue Ainara Basurko, la diputada de Promoción Económica de la Diputación Foral de Bizkaia la que tomo la palabra para dar la bienvenida y dar simbólicamente el pistoletazo de salida al proyecto. Sin duda era el lugar adecuado, allí, ante los y las representantes más cercanos de Enkarterri.

El Plan de Estímulo de Enkarterri sin duda es un buen precedente sobre los proyectos que se pueden impulsar cuando se pone el foco en lo territorial y cuando las diversas instituciones y organismos se ponen a trabajar en común.

Si bien en este caso se trata de dar un salto. Porque la intención declarada es definir una serie de actuaciones de carácter integral que den respuesta a los grandes retos de la comarca.

No se trata tanto de elaborar un listado de acciones más o menos ambiciosas para el impulso de Enkarterri se trata de instituir una forma de hacer donde desde la colaboración interinstitucional y la gobernanza colaborativa se abra un proceso cuyo foco sea la transformación de Enkarterri.

Con el horizonte 2030 se trata de pensar en grande, en proyectos transformadores. Apostar por el orgullo de pertenencia. Huir del victimismo o la queja.

La apuesta persigue la articulación de planes de trabajo pegados a la realidad, que maximicen lo que ya existe y sobre todo que identifiquen nuevas oportunidades económicas y sociales.

Cristina Mugica directora de competitividad territorial y turismo puso especial énfasis en la necesaria coordinación y en buscar la complementariedad entre las distintas actuaciones que ya se vienen desarrollando entre Gobierno, Diputación y Ayuntamientos.

Abogó por la combinación de proyectos ambiciosos, con otros que aunque sean más modestos tengan continuidad y permitan un impacto real y sostenible. Se trata de mirar al horizonte y poner las bases para el progreso de Enkarterri.

Cristina Mugica explicó el modelo de gobernanza del proyecto donde se irán articulando foros de expertos y de participación ciudadana. Y donde en el grupo motor el peso mayoritario será el municipal. Todo ello con el apoyo de una secretaría técnica que dinamice el proceso.

El calendario de trabajo marca para el próximo 31 de marzo la elaboración del plan estratégico comarcal de cara a su implementación en el periodo 2020/30.

Y en la segunda parte de la sesión se cambiaron los roles. Quienes habían ido a hablar se pusieron en formato escucha y al revés, quienes habían estado escuchando las explicaciones, tomaron la palabra. Y es que si el protagonismo es compartido hace falta conjugar ambos roles: hablar y escuchar de manera recursiva.

Hubo un debate rico y animado y mucha sinceridad. O al menos yo eso percibí. Entre las principales cuestiones que se expresaron destacaría las siguientes:

  • Hubo un reconocimiento generalizado de que habitualmente son los intereses municipales los que se anteponen y que es preciso superar la visión localista para dar paso a una perspectiva más comarcal, más colectiva, más colaborativa.
  • Es importante atreverse a SOÑAR en lo que Enkarterri puede convertirse trabajando de manera alineada.
  • Se necesitan referencias para no caer en los típicos proyectos de siempre. Hay que activar las antenas y buscar inspiración de otras experiencias.
  • Hay que gestionar muy bien las expectativas para evitar posibles frustraciones.
  • Va a hacer falta mucho esfuerzo, compromiso, apostar por la marca Enkarterri.
  • Se proponía dar el salto que se persigue apalancándose en sus puntos fuertes, en lo que ya son, en lo que tienen.
  • La generosidad de todos es lo que va a permitir que los proyectos tengan ese sello comarcal.
  • Hay que imbuirse de que el proceso persigue CREAR nuevas posibilidades. Hay que tener ambición y luego mucha perseverancia. Incluso se abogaba por el papel que la propia Mancomunidad puede jugar para servir de interlocutor, de dinamizador, al punto que se identificaba incluso como un posible primer proyecto la propia creación de ese organismo común que les articule.
  • Se comentó también la necesidad de que cada proyecto exista un grupo comprometido con su impulso para que las ideas no se queden en papel. De hecho se hizo también referencia a malas experiencias por la falta de ese padrino o madrina.
  • Se mencionó también la existencia de distintas velocidades en Enkarterri. Se empleó como expresión las “dos encartaciones”: la que vive en torno al Cadagua y la interior.
  • Hay que asumir desde el principio que no se va a acertar en todo. Lo importante va a ser la disposición a construir una dinámica de trabajo colaborativa que pueda alumbrar proyectos ambiciosos, ilusionantes, concretos.
  • Por último se hizo énfasis en que se trata de trabajar en clave de futuro. Hay que hacer un ejercicio de visión a largo plazo que nos permita visibilizar caminos de avance hacia esa realidad deseada que hay que construir… en clave comarcal.

En resumen mucho sentido común. Y a partes iguales ilusión e incertidumbre.

Habrá pues que dar de comer a la ilusión para que sea ésta quién contagie el proyecto de la energía necesaria para hacer realidad los sueños.

Y adaptando un dicho famoso: Enkarterri buruan, ibili munduan!

Planes estratégicos para la transformación de Ezkerraldea y Meatzaldea

El pasado 31 de Octubre celebramos en Barakaldo la presentación a los alcaldes y alcaldesas de Ezkerraldea y Meatzaldea de las líneas maestras de los planes estratégicos comarcales con los que se pretende contribuir a la revitalización socio-económica de estas áreas.

Cómo comentaba Ainara Basurko, diputada de Promoción Económica de la Diputación Foral de Bizkaia, se trataba de dar el pistoletazo de salida a este proceso donde la colaboración interinstitucional entre Gobierno Vasco, Diputación y Ayuntamientos va a ser clave.

Este proceso es coherente con la estrategia Bizkaia Orekan que persigue el desarrollo territorial equilibrado de Bizkaia. Lo que sin duda requiere actuaciones específicas en aquellas zonas que por su situación requieren una actuación prioritaria, como es el caso en Bizkaia de Ezkerraldea, Meatzaldea y Enkarterri.

En representación de Lehendakaritza de Gobierno Vasco intervino Jesús Peña que explicó como con carácter previo en el período de Diciembre 2018 a Julio 2019 ya se han venido implementando diversas actuaciones en el marco del Plan de Choque para estas comarcas.

Un total de 21 actuaciones diversas que van desde la puesta en marcha del Parque tecnológico de Ezkerraldea, la implantación del Energy Intelligence Center (EIC), actuaciones en la promoción de la vivienda social, proyectos para personas desempleadas, refuerzo de la Formación Profesional, etc. En conjunto un total de 75M€ de los que ya se ha ejecutado el 81%.

A través de estas primeras medidas se ha querido responder de manera inmediata al mandato del Parlamento Vasco para estas zonas y visibilizar que es un planteamiento concreto y de acción.

Pero tras estas primeras medidas de choque, la propuesta que se hace ahora es precisamente la definición de los denominados Planes Estratégicos Comarcales para abordar de una manera integral esta actuación y contribuir a equiparar las condiciones socioeconómicas de estas comarcas con las de la media de Bizkaia/CAPV.

Para ello se han identificado 5 ámbitos temáticos. En concreto:

  • La reactivación económica.
  • El empleo y la formación.
  • La cohesión social y los servicios públicos.
  • La regeneración urbana y medioambiental y
  • La perspectiva del Territorio y su sostenibilidad.

Se trata de ir identificando proyectos transformadores para Ezkerraldea y Meatzaldea para favorecer su desarrollo sostenible.

Es una apuesta en clave de desarrollo comarcal para lograr un desarrollo económico inteligente e innovador donde la corresponsabilidad y la gobernanza colaborativa van a ser los principios que orienten este proceso.

Así mismo para fomentar el proceso de participación ciudadana ya se han realizado talleres y entrevistas, así como más de mil encuestas telefónicas de las que se empiezan a identificar claves estratégicas como los aspectos relacionados con:

  • La necesidad de impulsar la especialización económica y fortalecer los procesos de industrialización.
  • La necesidad de que los planes estratégicos comarcales estén bien articulados con el resto de actuaciones que ya se vienen desarrollando para favorecer la coherencia y las sinergias.
  • Mejorar los aspectos relacionados con la formación profesional para mejorar la empleabilidad y disminuir el paro.
  • Poner en valor y visibilizar mejor los recursos existentes en cada comarca para fortalecer la imagen de Ezkerraldea y Meatzaldea.
  • Abordar las cuestiones relativas al mercado laboral y los problemas de la vivienda (y los desahucios).

Ainara Basurko por su parte insistía en la importancia de reforzar este tipo de actuaciones encaminadas a atajar las desigualdades territoriales desde la colaboración interinstitucional, el empoderamiento de los agentes y la colaboración de los distintos colectivos sociales de cara a identificar e implementar proyectos transformadores con capacidad de impacto. Y todo ello desde la acción, desde el compromiso, desde la apuesta por poner el foco en una manera de hacer Bizkaia desde el protagonismo de sus personas y colectivos.

Cristina Mugica, directora de Competitividad Territorial y Turismo del Departamento destacó por su parte la importancia de construir una visión del proyecto suficientemente compartida que permita la definición de un plan de acción articulado y eficiente. Trabajando desde la coordinación y la coherencia.

Y es que si el plan de choque han sido medidas de acción a corto plazo, ahora de lo que se trata es de definir un plan a 10 años vista. Con un horizonte amplio donde se incluyan proyectos ambiciosos (y concretos) y con capacidad transformadora.

Se trata de optimizar el valor de los recursos existentes (capacidades sociales y tecnológcas, , tejido industrial, infraestructuras…). Todo ello para disminuir desigualdades y promover un desarrollo equilibrado y sostenible.

Se trata de pensar en clave de comarca, romper barreras, generar complicidades desde el orgullo de pertenencia a estas comarcas.

Y también desde el liderazgo compartido y con un protagonismo muy especial de los municipios implicados. Porque el reto es de tal magnitud que todas las manos son necesarias y todas las aportaciones valiosas.

No en vano se trata de confeccionar una hoja de ruta donde se incluyan proyectos con capacidad de transformación comarcal, aterrizados al terreno, coordinados y que respondan a los retos y necesidades de la ciudadanía.

Cristina Mugica expuso también el modelo de gobernanza del proyecto donde se irán articulando foros de expertos, de participación ciudadana e institucionales. Todo ello con el apoyo de una secretaría técnica que favorezca su conexión y complementariedad.

El calendario de trabajo propuesto contempla la definición para el próximo 31 de marzo de los planes estratégicos comarcales de cara a su implementación en el periodo 2020/30.

A continuación tomaron la palabra las alcaldesas y alcaldes que asistieron a la reunión en representación de Barakaldo, Amaia del Campo, Sestao,Josu Bergara, Abanto-Zierbena, Maite Etxebarria, y Trapagaran, Xabier Cuellar.

Entre las principales ideas que trasladaron destacan las siguientes:

  • La necesidad de reinventarse desde las propias fortalezas comarcales.
  • La importancia de colaborar a nivel intermunicipal.
  • La necesidad de que los proyectos sean concretos y dispongan de la financiación suficiente.
  • Gestionar bien el tema de las expectativas para no generar frustración.
  • La idoneidad del momento con un horizonte inicial de 4 años en los que hay espacio para pensar en clave de medio plazo.
  • La importancia de explotar las infraestructuras existentes.
  • La orientación hacia la reducción del desempleo.
  • Afrontar el reto del desarrollo económico-social aprovechando las oportunidades, desde el compromiso y la implicación.

El reto que se plantea tiene mucho calado. Es ambicioso, ilusionante y exige mucho compromiso y recursos.

Hay que bajar al terreno. Mojarse. Conversar, escuchar, acordar.Huir de planteamientos teóricos.

Identificar proyectos transformadores con motor propio. Donde la responsabilidad este compartida y haya al menos alguna institución que traccione con fuerza de cada proyecto para que todo fluya y avance.

Es momento para imaginar un futuro posible para Ezkerraldea y Meatzaldea por el que merezca la pena trabajar de manera conjunta.

El reto sin duda va a ser exigente. Las complicaciones a buen seguro se van a ir presentando. Ante todo ello solo cabe trabajar desde la responsabilidad y… la ilusión.

Por todo ello, nuestro deseo para estos cinco intensos meses que se avecinan hasta el 31 de marzo, es que otorguemos a este proyecto compartido la prioridad necesaria para que el impulso de estos planes estratégicos comarcales siempre tengan hueco en las agendas.

Se trata de poner las bases para que los sueños se hagan realidad. Para que los retos de hoy estimulen un mañana que en Ezkerraldea y Meatzaldea merezca la pena en clave social y comarcal.

Enkarterri Open Lab: nace una experiencia con mucho sabor!

Sin duda tenía que ser en un día con sabor a fiesta y en un marco simbólico.

Y es que mientras Balmaseda vibraba con su Putxera Eguna, en el precioso Palacio Horcasitas hoy a las 11h de la mañana se ha producido la presentación de un proyecto tan ilusionante como este de Enkarterri Open Lab.

Nace con la complicidad de la ADR Enkarterrialde y del ayuntamiento de Balmaseda tras unos cuantos meses de gestación buscando complicidades y colaboraciones varias.

Yo me he acercado a la sesión porque éste ha sido uno de los proyectos apoyados este año en la convocatoria Elkarlanean para la financiación de proyectos de innovación colaborativa impulsados por organismos intermedios. Y de alguna manera queríamos refrendar con nuestra presencia nuestra apuesta por un proyecto cómo éste que, cómo decían hoy, nace para consolidar un espacio para apoyar los proyectos de innovación en la comarca en el ámbito de la industria agroalimentaria.

Ya antes de llegar me he encontrado con Olga Gómez, de Katilu. Siempre que me encuentro con ella es preludio de buenos proyectos, así que los augurios han sido inmejorables.

La apertura de la presentación ha sido a cargo del alcalde de Balmaseda, Aitor Larrinaga, que ha reivindicado el apego a lo que somos y la apuesta por el sector agroalimentario como símbolo dela vida saludable. El proyecto pretende acercar a los productores locales con los consumidores finales y promover el consumo local y responsable.

A continuación ha tomado la palabra Peli Manterola, director de Calidad e Industrias Alimentarias del Gobierno Vasco, para resaltar las conexiones que este proyecto tiene con su área de actividad y muy especialmente con el espacio Katilu, volcado en la activación de la innovación en el ámbito del desarrollo rural y en la creación de comunidad entre los diversos agentes de la cadena de valor alimentaria.

Juanra Melchisidor de la Agencia de Desarrollo rural Enkarterrialde ha destacado la importancia que tiene para impulsar este tipo de proyectos contar con la colaboración de la red de agentes de diversos ámbitos como gastronomía, alimentación y vida saludable.

Eneko Izquierdo de DOT, posteriormente ha remarcado que la experiencia que se inicia no pretende ser una actuación aislada sino que aspira a convertirse en el paraguas sobre el que pivoten los proyectos de innovación de Enkarterri en el ámbito agroalimentario.

Y en ese sentido los pilares sobre los que quieren se asiente el Enkarterri Open Lab son:

  • Su capacidad de CONECTAR, crear comunidad, tejer alianzas.
  • Su valor para crear contextos donde los proyectos de innovación agroalimentarios puedan desplegarse y
  • Ser fuente de inspiración para que unos proyectos atraigan a otros y así ir enriqueciéndose con las experiencias propias y ajenas.

A partir de ya abren un plazo para seleccionar las primeras 10 iniciativas, propuestas por empresas o personas emprendedoras a las que ofertaran un proceso de aceleración intensa en el marco de un bootcamp que organizaran para finales de Noviembre. Serán jornadas para aprender, crear vínculos, concretizar las ideas para convertirlas en proyectos. Sin duda un reto por el que merece la pena trabajar.

La nueva directora de competitividad territorial y turismo del Departamento, Cristina Múgica ha concluido el acto de presentación destacando que más allá del soporte financiero al proyecto, una de las principales claves del proyecto y de las intenciones del Departamento de Promoción Económica es apostar por la perspectiva comarcal y por el equilibrio territorial, máxime en Enkarterri qué es una zona de actuación prioritaria en Bizkaia.

Proyectos como éste ayudan a visibilizar que cuando se trabaja desde la complementariedad y desde la ilusión los sueños se convierten en realidad.

Para reforzar el buen sabor de boca nos han animado a probar un arroz con leche (de Karranza) hecho en putxeras, y doy fe de que estaba delicioso.

Eso nos ha permitido seguir compartiendo reflexiones en torno al proyecto. Conversando con Mónica Alonso de Enkarterrialde he constatado por el brillo de sus ojos una mezcla entre ilusión y vértigo ante el lanzamiento de un proyecto que se ha venido gestando poco a poco y ahora está en la casilla de salida.

Mucha mucha suerte en el proyecto!. Y tanto cómo buenos resultados os deseo muchos aprendizajes porque esta va a ser sin duda una carrera de fondo. Por ello y para mantener el ánimo en todo momento va a ser necesario hacer acopio de ilusión y mantener una visión de futuro que ayude a seguir avanzando en el camino.

Y así al bor bor de las putxeras este guiso empieza a coger sabor!

A disfrutar del proceso y que el guiso salga rico rico!

De la diferenciación a la complementación

A nivel del Servicio estamos activando procesos de evaluación de los programas que se han venido desarrollando previamente de cara a (re)definir las políticas de actuación para los próximos años.

Para mí es cómo llegar a un cruce de caminos donde tienes que elegir qué ruta(s) seguir entre las varias que aparecen.

Es momento para la pausa.

Para valorar las distintas alternativas.

Para conversar con personas de dentro y de fuera para contrastar pareceres y enriquecer perspectivas.

Para recuperar propuestas que quedaron pospuestas y tal vez les haya llegado el momento.

Para cambiar de orientación ( y/o mantenerla).

Para confeccionar una propuesta nueva que integre un poco de todos los elementos anteriores, dejando además espacio para todo aquello que irá emergiendo por el camino.

Es pues momento para soñar, para hacer apuestas, para arriesgar.

Y en momentos tan especiales, me gusta estar atento a lo que me sucede porque sé que se van a producir señales que me ayudan en estos procesos.

Y aquí os cuento la última casualidad con la que me acabo de «tropezar».

Vía Ricardo Antón, de Colaborabora, me llega una reflexión de Amalio Rey, inspirada en un libro escrito por Xavier Marcet, “Esquivar la mediocridad”.

Amalio Rey pregunta si “¿La diferenciación es siempre la esencia de la estrategia?”.

Enseguida me engancha la pregunta pues vivimos momentos en los que la referencia al posicionamiento y la diferenciación suelen ser temas recurrentes.

En su escrito Amalio Rey hace una interesante distinción entre diferenciación y complementación.

Señala que desde una dimensión temporal “la necesidad de diferenciarse se justifica cuando hace falta transformar algo porque los enfoques adoptados hasta entonces han sido infructuosos o insuficientes. No es otra cosa que hacer caso a Einstein cuando decía lo de “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Sin embargo, plantea que para contextos público-sociales, el concepto de “complementación” es más saludable al orientar la estrategia hacia aquellos espacios dónde podemos aportar complementariedad a lo que ya existe.

Cómo dice él, es “un desperdicio imperdonable que las entidades públicas/sociales pierdan tiempo y energía en compararse y competir con otras que siguen fines parecidos, en lugar de centrarse en lo que realmente deben hacer, que es descubrir cómo satisfacer las expectativas de sus colectivos objetivo”. Especialmente buscando la complementariedad y la colaboración con otras organizaciones con las que establecer alianzas y complicidades.

En tiempos como los que vivimos de grandes retos, es más necesario que nunca activar la colaboración y la complementariedad para construir de forma colectiva respuestas a los desafíos que nos interpelan.

Así que confío que para dar respuesta a los nuevos retos que se avecinan seamos capaces de encontrarnos y  complementarnos con todas aquellas personas, entidades y organismos que persiguen también el desarrollo equilibrado de Bizkaia desde múltiples dimensiones: económica, social, territorial, medioambiental…

 

Tiempo de nuevas oportunidades

Las vacaciones, como siempre, pasan en un (agradable) suspiro!.

Así que parte del equipo ya hemos vuelto y el resto poco a poco se irá reincorporando.

Cómo decíamos en una entrada anterior, estamos a las puertas de un nuevo ciclo.

Buen momento para hacerse nuevas preguntas o para buscar nuevas respuestas a las preguntas de siempre. Ocasión para contrastar con personas diversas para construir entre todas nuevos caminos de avance.

Tiempo pues para replantearse cual queremos que sea en esencia nuestra contribución a la sociedad y qué (nuevos) roles queremos jugar para dar (más) sentido a nuestro trabajo.

De nuevo el folio en blanco para el próximo cuatrienio, aunque evidentemente con importantes compromisos previos que hay que seguir respetando.

En cualquier caso, el inicio de una nueva legislatura siempre es un momento propicio para proponer nuevas iniciativas o para reformular las existentes.

Tiempo de cambios, de oportunidades, de nuevos retos, de experimentar otros enfoques. De ilusión.

Todo para que las inercias no nos impidan nuevas exploraciones.

Por supuesto honrando el camino recorrido hasta la fecha. Y a la vez decidiendo que es preciso dejar de hacer, que hay que seguir haciendo como siempre o de otras maneras, y sobre todo, qué espacios hay que abrir a lo nuevo para que emerjan nuevas propuestas.

En mi caso particular además con la conciencia de que a nivel laboral la que se inicia va a ser probablemente mi última legislatura. Con lo que me planteo cual quiero que sea mi contribución en este período.

Una parte de mí trata de rescatar del pasado aquellos momentos intensos en cuanto a creación, contactos y propuestas más o menos transformadoras.

Para ello este verano he estado releyendo algunas de las entradas de este blog. Porque parece que fue ayer pero llevamos ya casi 12 años relatando experiencias o compartiendo reflexiones.

Buscando inspiración en el camino recorrido he escogido los titulares de algunas de las entradas de este blog, porque me parecían evocadoras. Como por ejemplo:

Y así hasta más de 400 entradas que empezamos de la mano de Julen Iturbe-Ormaetxe con la intención primigenia de atrevernos a cruzar fronteras, al estilo de los mugalaris!.

Echando la vista atrás conecto mucho con la prolífica época en la que desplegamos foros diversos. Se trataba de crear espacios de encuentro para compartir experiencias y abrir reflexiones para darnos cuenta del tipo de creencias que cada quién teníamos para decidir si eran o no (auto) limitantes. Al final la intención era poner en cuestión las formas de mirar la realidad para ver nuevas posibilidades de acción más sanas socialmente.

Y desde luego en mi interior anhelo recuperar esos espacios.

Mirando hacia el futuro conecto con cuestiones relacionadas tanto con asuntos de rabiosa actualidad como otras cuestiones en las que llevamos largo tiempo impulsando.

Es preciso hacernos eco de los distintos retos que como sociedad tenemos. Como por ejemplo:

  • La emergencia climática en la que estamos inmersos y que requiere respuestas inmediatas.
  • La necesaria transformación de las organizaciones al objeto de construir una sociedad más sostenible y donde la VIDA y las personas ocupemos el centro.
  • Hace falta profundizar en el desarrollo territorial de Bizkaia desde claves de equilibrio y equidad.
  • Es un reto activar propuestas para la participación ciudadana

Y cuando me detengo en el presente, me siguen resonando las recomendaciones que en su momento nos hizo Miren Larrea relativas a que cuando los problemas son complejos de lo que se trata es de CONSTRUIR LA SOLUCIÓN. Y para ello lo básico es ir viendo como fluyen los acontecimientos, para ver cómo evoluciona el proceso. No es tanto una cuestión técnica como un proceso de construcción social donde es precisa mucha facilitación.

Para ello necesitamos propiciar mil y una conexiones con otros agentes, con otras propuestas para que la suma de esfuerzos multiplique los resultados y sobre todo enriquezca la cualidad de nuestros servicios.

Ello me sugiere la conveniencia de proponer básicamente tres cuestiones:

  • Poner en el centro de nuestra acción el deseo de trabajar en conexión con otros agentes e iniciativas para ir construyendo redes que afronten retos de mayor alcance.
  • Tal vez mejor que un plan demasiado definido sea mejor apostar por una estrategia emergente, que se vaya adaptando a los acontecimientos a medida que se producen. Como decíamos en un post ya muy antiguo, se trata de pasar: “De la hoja de ruta a transitar por 1000 rutas
  • Trabajar con especial mimo todo lo que tiene que ver con la acción comunicativa, con ir haciendo el relato de cada experiencia para compartir aprendizajes y para ir construyendo comunidad.

Se trata por tanto de proponer un viaje colectivo ilusionante para cuatro años llenos de vida y (nuevos) proyectos.

Sin duda, es tiempo de nuevas oportunidades. Toca aprovecharlas!

Jose Ramón Ipiñazar pasa el testigo

Es curioso como muchas veces anhelamos ese tiempo mejor que sin duda es la jubilación (Por eso la palabra deriva de júbilo).

Sin embargo vengo observando como ese último día laboral añorado es un auténtico cóctel de emociones.

Por supuesto, por dentro, la alegría por el ciclo nuevo que se abre donde todas las opciones están disponibles.

Aunque el cuerpo no engaña. Y éste delata también una “tristeza” y cierta “añoranza” por un tiempo que concluye.

Es inevitable la vista atrás. Y el cerebro siempre nos muestra lo bueno.

  • Aquellos proyectos en los que pusimos ilusión.
  • Aquellos proyectos que tuvieron utilidad.
  • Aquellas relaciones que fueron nutritivas.

Y además el recuerdo de lo jóvenes que éramos. :-)

Lo digo esto a la vuelta de tomar las personas del Servicio de Innovación un cafecito de despedida de José Ramón Ipiñazar.

Lo que aflora suelen ser las bromas, la celebración, los buenos deseos, la “envidia”, los consejos…

Lo que no aflora porque se reprime suele ser la pena por la pérdida del contacto con una persona donde más allá de las coincidencias y las disidencias queda el empuje que siempre ha tenido para impulsar todos aquellos proyectos en los que ha participado. Y ya sabemos cómo es la gente de Arratia :-).

Cómo le decía hoy, él fue uno de los que trajo la innovación a Bizkaia :-).

Y es que su entrada en la Dipu coincidió con la creación de este Departamento donde todo estaba por hacer. Y por ello fue tiempo de creación, de largas jornadas, de exprimirse el coco, de apuestas arriesgadas, de muchas dudas, de equivocaciones… Y eso deja huella, marca carácter.

Yo la verdad es que he trabajado con Joserra muchos años.

En muchas cuestiones hemos coincidido, en otras no tanto, teníamos visiones diferentes.

Lo que siempre he apreciado en él ha sido su fuerza por tirar para adelante, aunque a veces hubiera preferido menos vigor :-).

Y es que Joserra es de esas personas que lo da todo en lo que hace.

Seguro que en lo nuevo que elija lo seguirá haciendo, porque el carácter es el carácter.

Aunque ahora es tiempo de un merecido descanso.

Ya tendrá tiempo para decidir en qué nuevos charcos meterse.

Seguramente le será difícil volver a entrar en este Departamento que ha sido su segunda casa. Y es que a veces en los procesos de duelo saber cortar es una elección complicada pero necesaria.

Ahora que en el Departamento se abre un ciclo nuevo seguro que de alguna manera su sombra alargada perdura en las nuevas iniciativas, aunque con otros estilos, de otras maneras. De alguna forma nos pasa el testigo y ahora a otras nos toca tomar decisiones e imaginar posibles nuevos escenarios.

Joserra, gracias por haberlo dado todo, por haber sido honrado en tu forma de trabajar y por los buenos momentos.

Que en la nueva etapa que inicias encuentres elementos que te sigan nutriendo y dando vida.

Y de momento mañana que te pille el amanecer contemplando tu querido Gorbea y lo que queda por hacer.

Ekin bizitzari eta disfrutatzeari!

Arbela. Bideak Eginez.