Entries Tagged as 'personas'

Zorte on María Eugenia!

¡Me cuesta escribir esta entrada!. Nuestra compañera Mª Eugenia Garcia de Andoin deja el Departamento tras 10 años con nosotros. Se va a Función Pública a ocupar una jefatura.

Nos alegramos por ella ya que se trata de un merecido ascenso, aunque por otra parte vamos a echarla mucho de menos, en lo personal y en el día a día profesional.

Megan es parca en palabras pero muy larga en hechos. Una auténtica hormiguita con una mente privilegiada.

Responsable, detallista, con criterio propio, muy exigente consigo misma, siempre disponible…

Durante esta década ha ido desarrollando múltiples tareas dentro del Servicio de Innovación: desde el proyecto Hobera con el que comenzó, siguiendo por programas de impulso a la innovación, foros de arbela, programas de artesanía, de apoyo a personas autónomas, al comercio, afipyme, 3I y más recientemente Elkarlanean.

Programas diversos en los que siempre ha dejado su huella. Siempre tiene muy presentes a las personas a quienes nos dirigimos para procurar dar el mejor servicio más allá de lo esperable. ¡Es su abogada defensora!

Muchas son las áreas en las que ha destacado:

• El amor propio y la responsabilidad para hacer las cosas lo mejor posible
• La capacidad de trabajo para diseñar programas que hicieran más llevadera la carga administrativa
• Su paciencia para explicar a todas las personas del equipo las dudas las veces que hicieran falta
• Su disponibilidad para participar con otros agentes en el impulso de nuevas iniciativas
• Su carácter para defender sus ideas en aras de que nuestra acción sea más coherente
• Su cuestionamiento de las formas de hacer tradicionales
• …

Megan es de esas personas que no quiere protagonismos. No alardea de lo que hace. Su trabajo es silencioso, en la sombra. Y sin embargo, sus hechos hablan (gritan) por ella. ¡Es mucha la luz que nos ha dado todo este tiempo!

Un auténtico lujo haber compartido con ella estos años de trabajo.

Ahora le toca enfrentarse a otros retos con otro equipo. Le han regalado un libro en blanco y le invitan a crear, le retan a que haga fácil lo difícil. Sin duda no va a ser tarea sencilla, pero en esos terrenos Megan se crece. Así que le auguramos una nueva etapa muy productiva.

Solo nos queda desearte lo mejor y agradecerte profundamente la entrega con que nos has regalado todo este tiempo.

¡Que te vaya bonito superMegan!

Mila esker zaren moduan izateagatik eta eman diguzun guztiagatik!

Zorte on erronka berrietan!

¡Estamos de triple enhorabuena!

Tras un periodo en el que el Servicio de Innovación había ido menguando en número de personas por traslados y por jubilaciones, ¡por fin! el equipo se va reforzando.

Se acaban de producir tres valiosas incorporaciones: Marta, Luis y Edurne. Tres personas jóvenes con mucho que aportar y cuya forma de mirar seguro que nos enriquece y nos ayuda a cuestionar algunas formas de hacer que nosotras ya no somos capaces de cuestionar.

Llegan además en un momento idóneo puesto que en breve tenemos que reflexionar sobre el sentido de lo que hacemos y los nuevos programas que queremos incorporar.

Así que estamos de triple enhorabuena. Nuestras peticiones han sido escuchadas y el equipo se refuerza. Seguro que esto redundará en una mayor capacidad de servicio, que esperamos en breve empecéis a notar.

Por nuestra parte nos toca acogerlas cómo se merecen, escuchar sus inquietudes, y plantearles suficientes retos, a ellas y al resto del equipo, para que el potencial que tenemos se traduzca en acción, en nuevos proyectos que den respuesta a algunas de las necesidades que nos plantea la sociedad y las empresas con las que conversamos.

Confiamos que nuestra enhorabuena sea también la vuestra en la medida que seamos capaces de construir nuevos proyectos. ¡Así lo hagamos!

¡Sed bienvenidos, Marta, Luis y Edurne!. Ongi etorriak!

Hoy puede ser un gran día

El martes pasado nos juntamos el servicio de innovación, salvo Fede y Saioa, con la intención de reflexionar sobre nuestra propuesta de modelo de negocio y  de realizar nuestro Lienzo.

El objetivo de la sesión era sacarnos una foto, la foto actual del Servicio y llevarnos en la mochila que nos resuena de la misma, para poder emprender el camino hacia…

Primeramente nos regalamos 5 minutos para soñar, abrir la mente, cuestionar nuestra mirada con la música de fondo de ¡Hoy puede ser un gran día! de J.M. Serrat de donde extraigo:

  • “Hoy puede ser un gran día aprovecharlo o que pase de largo depende de ti”
  • “Dale día libre a la experiencia para comenzar…”
  • “No consientas que se esfume, asómate  y consume la vida a granel”
  • “Todo está por descubrir,  saca de paseo a tus  instintos y ventílalos al sol”
  • “No dosifiques los placeres, si puedes derróchalos”
  • “Si la rutina te aplasta dile que ya basta de mediocridad”
  • “No lo mires desde la ventana, siéntate al festín”
  • “Pelea por lo que quieres y no desesperes si algo no anda bien”
  • “Hoy puede ser un gran día y mañana también…”

Puestos en harina, llegamos a consensuar el objetivo del proceso que vamos a llevar a cabo:

“Abrirnos al CAMBIO y a la INNOVACIÓN para llegar a una PROPUESTA CLARA  para nuestros CLIENTES, buscando que nos ayude a encontrar una manera compartida de entender nuestra labor y encontrar sentido a nuestro trabajo”

Establecido el cimiento, nos dividimos en tres mesas de trabajo y a través de la dinámica de worldcafe fuimos trabajando el lienzo, respondiendo a cuatro preguntas clave: ¿Para quién? ¿Qué hacemos? ¿Cómo? y ¿Por qué nos eligen?

La cosa se fue animando y surgieron un montón de conversaciones y algunas ideas para nuestra propuesta de valor, que las pondremos en común con la parte del equipo que no pudo asistir y que, a lo largo de la sesión, echamos de menos…

Así pues nuestra foto actual, o al menos como  nos vemos, es la siguiente:

Foto actual del servicio de i (9/04/2013)

A modo resumen podemos decir que:

  •  Nos dirigimos a empresas de diferentes tamaños y actividades donde la Dirección del Departamento de Promoción Económica juega un papel importante siendo nuestro fin último el satisfacer las necesidades de la Sociedad.
  • Damos subvenciones “multiplicadoras” y otras coyunturales, ofrecemos servicios y/o metodologías y creamos una tímida red siendo arbela el nexo de unión.
  • Beaz y las empresas consultoras son nuestros principales colaboradores y tenemos una gran dependencia de nuestro soporte técnico, Lantik.
  • Nos eligen porque tenemos DINERO pero poca gente nos conoce, si bien es cierto que, aquellas entidades que se acercan a nosotros las fidelizamos.

 Yo además, creo y debo  resaltar el potencial del equipo, de las PERSONAS que formamos el servicio de innovación, de la disposición, de la cercanía, la escucha y trato a todos aquellos que se acercan al Departamento de Promoción Económica de la DFB… que con nuestras luces y nuestras sombras, nos levantamos todas las mañanas para ofrecer lo mejor de nosotras y nosotros.

Y vosotras y vosotros… ¿Cómo nos veis?

La fuerza de las personas…

Hoy en el foro arbela hemos tenido la oportunidad de disfrutar de la presentación con la que Jordi Albareda, director regional de la zona Norte de Leroy Merlin, nos ha regalado bajo el título “La fuerza de las personas en estilos de liderazgo participativo.

De alguna manera simbólica la presentación que hoy hemos vivido se gestó hace ya tiempo cuando la experiencia de Leroy Merlin fue uno de los casos de análisis del entonces activo Foro de Itaca.

Y varios años después siguen en el mismo empeño. Las circunstancias que estamos viviendo incluso les refuerzan en su apuesta.

Con la fuerza que le daba la cercanía de dos de sus colaboradores, Saioa y Roberto, nos ha ido explicando las luces y las sombras del proyecto que están acometiendo para facilitar un estilo de gestión crecientemente participativo.

Parece que todo tiene su origen en las propias convicciones de la propiedad de la empresa que cree que a largo plazo solo los proyectos que se basan en las capacidades de las personas son sostenibles. Gracias a esta manera de entender la empresa se ha ido desplegando un proceso para fomentar la participación.

Proceso progresivo que ha ido evolucionando en paralelo al nivel de madurez organizativo.

La base de su filosofía de participación está en COMPARTIR…

Compartir de manera coherente e integrada el QUERER, el SABER, el PODER y el HABER. Algo que se dice fácil, suena bonito, pero solo se comprende, de VERDAD, cuando se vive.

Su apuesta es por los valores de cercanía, compromiso, respeto, generosidad, humildad…Valores que… no cumplen, pero se esfuerzan cada día por ir acercándose a ellos.

Cuando hablan de poder se refieren a facilitar los espacios para la toma de decisión por parte de todas las personas de aquellas cuestiones que les afectan directamente. ¿Quién sabe más de cada cuestión sino quien las vive de cerca?. De hecho, por ejemplo, los objetivos para 2013 los han establecido las personas que se dedican a la venta directa.

En cuanto a los “haberes” tienen un sistema de retribución variable que permite incrementar hasta un 55% la retribución fija, ya de por si algo superior a la media del sector, en función de la evolución de los resultados.
También favorecen el acceso a la propiedad de las personas de Leroy Merlin, al punto de que el 97% de la plantilla son accionistas.

Para Jordi esto de la “participación” no es el santo grial, ni la solución pluscuamperfecta para cualquier tipo de organización… Así que lejos de pontificar sobre estilos participativos él simplemente nos contaba su experiencia… que tiene sus luces y sus sombras.

De hecho hay decisiones que se toman con mucha lentitud, en ocasiones surgen ineficiencias, se generan fricciones… Aunque a la vez se está construyendo un proyecto sólido, incrementando los niveles de motivación, crece el desarrollo personal de las personas y… la eficacia.

Nos alertaba de la necesidad de abordar este tipo de procesos cuando se está convencido en la bondad de esta forma de organización de manera esencial, sin artimañas, sin máscaras, sin carácter instrumental…

Y hacía una pregunta paradójica muy interesante a la hora de iniciar estas experiencias: “¿estamos dispuestos a perder poder para ganar poder?”

Entre las claves para la participación citaba la pasión (genuina) por las personas, la cercanía, la coherencia, la constancia…

En su opinión vivimos un momento histórico que plantea con más crudeza que nunca qué tipo de organizaciones queremos construir para que sean sostenibles…

Ellos apuestan por las personas, por invertir tiempo en escucharles, por confiar en sus posibilidades, por ver especialmente su capacidad por responsabilizarse con sentido común por aquello que les compete…

Como una imagen vale más que 1.000 palabras podéis ver, gracias al siempre espléndido arte de Saioa Leguinagoicoa, el graphic que ha ido creando a lo largo de la sesión.

 

Para más detalle podéis leer el caso de Leroy Merlin escrito por Javier Zarrabeitia en esta dirección

Entre lo más valioso de la sesión destacaría la sencillez y la credibilidad con que Jordi Albareda nos ha transmitido por este proyecto, que por lo que se ve le da mucha vida y…

Que nos ha hecho pensar… He creído ver al final de la sesión un ambiente reflexivo… Creo que la pregunta que subyacía tiene que ver con enfrentarnos cada uno al tipo de organización que deseamos y atrevernos a dar pasos para convertir nuestra visión en realidad.

¡Asi sea!

Gero arte José Angel…

Pues sí en el Servicio hemos cogido la racha de las despedidas… Así que si nos notáis estos días con un tonillo un poco melancólico, tened comprensión…

José Angel Besga la auténtica “memoria” del Departamento también va a disponer de todo su tiempo para invertirlo sólo en lo que él decida…

Nos alegramos mucho por él aunque vamos a notar su falta…

Es curioso como somos los humanos… si nos queremos dar auténtica cuenta de la valía de alguien, de su labor (callada) basta con que “desaparezca” para apreciar en su justa medida esos trabajos muchas veces ingratos pero básicos para que el trabajo de los demás se facilite…

Don José siempre ha hecho gala de que, entre otras muchas facetas, es ingeniero… Digamos que esa característica le ha marcado mucho su carácter… Por ello siempre ha buscado que las cosas fueran lo más “objetivas” posibles, que los sistemas de trabajo fueran lo más operativos posibles… porque cómo decía muchas veces “la máquina nunca se equivoca”…

Cuando pienso en él inevitablemente me retrotraigo especialmente a una época en la que ambos trabajamos codo con codo en dos programas para el impulso de la calidad y el diseño industrial… Buenos tiempos aquellos… ¡qué jóvenes eramos!…

En mi caso lo mejor de trabajar con él ha sido que de tan diferentes que somos hemos sido muy complementarios… Lo que a él le gustaba a mi me repelía y al revés… Por ello hemos formado una pareja de trabajo bien avenida… por ser tan diferentes en nuestras concepciones, en nuestras preferencias…

(Bueno igual tengo que poner en cuarentena eso de que somos tan diferentes porque cómo me ponga a investigar seguro que aparecen las afinidades que a veces no quiero ver… ¡Será que mi gusto por la poética, que dice Jorge, no admite bien el rigor de los datos y los procesos!)

Y a pesar de esa propuesta ingenieril en el enfoque de su trabajo… uno de los aspectos más destacables de su trabajo ha sido la absoluta disponibilidad que siempre ha tenido para cualquier persona que le requiriese su colaboración…

Bastaba con decirle… “José Angel me puedes echar una mano… “ para que sin concluir la frase ya estuviese con la oreja puesta para atender la demanda…Y es que encima… te respondía… salías casi siempre con la solución a tu consulta…

Me consta también que las distintas personas que han ocupado el servicio de información en la entrada del Departamento le van a echar mucho de menos… Sabían que José Angel era un valor seguro…Y es que por encima de organigramas y jerarquías… las personas bien cotizadas son las que resuelven problemas y lo hacen con buen tono… Y en eso José Angel ha sido siempre sobresaliente…

El rocoso Besga que decía su inseparable, laboralmente, Marije Aranguena…

Otra de las cuestiones ante las que descubro con José Angel es ante su “fair play”… Me explico,… en muchas ocasiones en los que hemos debatido sobre cuestiones varias… él hacía su planteamiento, ¡contundentemente lógico, por supuesto!, y sabía que indefectiblemente luego perdía la votación subsiguiente… Y eso para una persona que en el fondo sabe que “tiene razón” es muy admirable…

Una de las hojas que siempre ha colgado en su despacho ha sido la relación de personas con las que ha trabajado en todos estos años… Con muchas de ellas ha mantenido el contacto mucho de tiempo después… De hecho, de manera simbólica su último día laboral desayunó con una de las personas con las que coincidió su primer día en la Dipu, allá por aquel cercano 1.984… Y es que para cerrar bien un ciclo hay que honrar los orígenes…

Eso sí, me consta que nos ha dejado un reto pendiente… la organización del servicio de información… Muchas veces ha comentado que le gustaría haberle podido meter el diente a esa cuestión para organizar una especie de ventanilla única… Confiemos que alguien le coja el relevo…

En fin que Lutxana (Barakaldo) en breve se dará cuenta de que uno de sus vecinos más ilustres pasea con más frecuencia por el barrio, que seguro seguirá contando con una de sus tradiciones en las fiestas de Lutxana, la partida de ajedrez simultánea, todos con(tra) José Angel…

Que disfrutes mucho José Angel en esta nueva etapa… y que tu familia también…

Ondo izannnn

PD: Jose Miguel Odriozola, la persona que trajo las infraestructuras a Bizkaia, también se nos acaba de jubilar… Casualidades de la vida, inseparable en muchos momentos de José Angel… Aunque por su forma de ser a él no le gusta salir en este tipo de papeles… Besarkada bat Josemi!

EL LEGADO DE MIKEL…

A nivel laboral pocas veces me ha costado tanto enfrentarme a un folio en blanco…

Quiero escribir unas líneas en torno a una persona crucial para entender lo que ha sido el devenir del Servicio de innovación en los últimos 10 años…

No es la primera vez que lo hago… La anterior ocasión, hace casi dos años fue un impulso…

Ahora quiere ser algo más sosegado, más consciente, más intencional… Quiere ser el regalo con el que le quiero agasajar para ¿pagar? al menos una pequeña parte de la deuda que siento con él…

Un poupourri de emociones me embarga…

Como diría mi admirado Pablo Neruda, “puedo escribir los versos más tristes está noche” …

Aunque realmente no es eso lo que quiero… ¡es tanto lo que he(mos) recibido de él… ¡que quiero que este texto rezume principalmente agradecimiento y reconocimiento…y, si es posible, también alegría…

La llegada de Mikel Jaureguibeitia al Servicio fue un REGALO de la vida que recibimos un día de invierno de hace ya una década…

Lo que ocurre es que al no venir envuelto en papel de celofán no supimos apreciar el valor de aquel personaje que nos llegaba trasladado del Departamento de Acción Social…(el origen ya era premonitorio)

Sin embargo yo todavía no tenía los ojos preparados para ver a quién tenía delante de mí…

Es lo que tiene, a veces, querer hacer lo mejor posible el trabajo… ¡Que rodeado de expedientes, programas, indicadores, informes de evolución y demás artilugios de “gestión avanzada”… las personas quedan(quedamos) difuminadas…

Y es que ciertamente no deja de ser una contrariedad que llegue un sicólogo sin experiencia en temas de organización de empresas a todo un rimbombante Servicio de Innovación…

Así que, dado que su bienvenida no estuvo acompañada de trompetas ni timbales…su contribución empezó siendo apenas un susurro humilde para proponer posibles cambios en nuestras propuestas…

Y claro, si alguien susurra en contextos de vorágine y ruido, su voz no se escucha…

Y mira tú por dónde que, ¡como ocurre en muchas ocasiones!, cuando parece que va a ocurrir lo más probable… surge la magia y ocurre lo imprevisto…

Que para oír a alguien que susurra… hace falta cultivar el silencio para poder escuchar ese hilito fino de voz… Y es que cuando estás asistido por tu propia “genuinidad”… no hace falta alzar la voz…

No se trata de “convencer”… se trata de proclamar aquello en lo que crees y luego… el río siempre encuentra su cauce para discurrir por el terreno por abrupto que sea…incluso aunque a veces tenga que sumergirse para emerger en lugares más propicios…

La intuición, la causalidad, el azar… un poco de todo ello a la vez, hizo que al de poco tiempo fuese quien cargó con la mochila del programa Premie…

Y con la colaboración especial de Oihana Jauregui y Mª Eugenia Mardones y puntualmente con otras personas del propio Servicio de Innovación, de personas del mundo de la consultoría… fue “contaminando” el programa con su sello personal…

Y en un mundo de formatos, auditorías, evidencias, manuales de gestión, registros de empresas, sistemas de gestión y de calidad…, sin dejar el rigor necesario, fue creciendo en tamaño la importancia de las relaciones, el valor de las conversaciones, el espacio para hablar de crear nuevas posibilidades, constituir comunidades para compartir experiencias…

Lo que siempre había estado debajo… fue emergiendo para dar sentido y profundidad a las propuestas del programa…

Al principio de manera sútil, sin prisas, ¿para qué?…¡si los tiempos de la vida nos exceden!,… y poco a poco fue ganando la audiencia que te dan los demás cuando desprendes autoridad personal…

Su sitio fue creciendo, o al menos nosotros aumentábamos nuestra capacidad de ver su sitio…

Y a partir de ahí… las cosas han ido fluyendo con más armonía…

Evidentemente todas las actividades que hemos impulsado desde el Servicio han sido un trabajo coral en el que hemos recibido aportaciones de mil y un lugares… pero hoy toca reconocer “el buen hacer” de Mikel en todo este proceso…

Yo desde luego he aprendido mucho de él, de su forma de ser, de su manera de estar y tomarse los acontecimientos, de sus arrebatos para defenderse ante injusticias, de sus valiosos escritos, de los que felizmente este blog es testigo,…

Y que decir de su aportación en la creación de bilgune… De hecho os confieso que cuando pienso en bilgune veo unas piedras en círculo en las que Mikel y sus colegas hablan de sueños, de anécdotas, discuten, celebran… Es lo que me evoca una de las fotos que nos trajo para documentar un texto…

El propio guión del video explicativo de bilgune   es de su cosecha…

Porque una de las virtudes de Mikel es que se explica, sabe decir las cosas, sabe discernir lo esencial, incluso aunque eso que queremos mirar este cubierto de barro y cueste ver detrás de las apariencias… Le debe provenir de sus tiempos de aficionado a la espeleología…

La lista de sucedidos podría ser interminable pero como no quiero que los árboles nos impidan ver el bosque… me voy a quedar con… su profunda humanidad, su capacidad de escucha y su sabiduría…

Una fortuna habernos encontrado y disfrutado de él y con él…

Y ahora de igual forma que un día llegó al Servicio… se va…

Se va desde nuestro punto de vista… porque él nunca se va, siempre está, así que seguir coincidiendo será tan fácil cómo quedar para conversar, para compartir una comida o un trago… y seguir disfrutando de su relación…

Gracias por todo Mikel!, especialmente por “autorizarte” para ser cómo eres…

Nos dejas un legado personal y profesional inmenso que nos acompañará en nuestro quehacer cotidiano…

Suerte en el nuevo período que inicias y que el disfrute siga siendo tu compañero inseparable…

Que sigas regando con tu “Mikelidad” allá por donde vayas…

En dos palabras… un placer!…

En otras dos… mila esker!…

Mecanizados Alberdi, o las personas que saben hacerse buenas preguntas

Fue el 27 de septiembre, bajo el paraguas de Arbela y en la Biblioteca Foral de Bizkaia. Mecanizados Alberdi (17 personas) nos presentó su experiencia de empresa que hace una clara opción por la “participación de las personas en la organización”.

 El título por el que he optado es pertinente porque las dos personas, Aitzol y Nagore, que vinieron de la empresa, nos contaron su experiencia. Nos contaron que allá por el 2008 cuando aún la empresa trabajaba bien, se hicieron o les hicieron una pregunta.

–¿A dónde va la empresa?

 Y como señaló muy acertadamente el consultor que apoya todo este proceso, Tomás Elorriaga, la pregunta tenía mucho calado, pues no se refería solamente a cómo iba la empresa financieramente, sino que la pregunta implicaba a los clientes, a los procesos, a las personas,… y ellos, la empresa, no supieron dar respuesta a la pregunta.

Algún efecto de renacimiento tuvo esta pregunta que, parece, exigía respuestas. No se quedaron en la espera. La expresión que Aitzol empleó para no quedarse en esa incertidumbre fue: “hay que tirarse a la piscina”: había que cuestionar de manera radical la organización, el sistema de gestión y los procesos.

 Y nos contó cuál es el valor añadido de Mecanizados Alberdi: más de 50 años de historia, un servicio integral, mejorar el sistema de gestión, contacto con centros tecnológicos, I+D+i, el cliente,…

En el apartado de la participación de personas, organizaron tres equipos que se distribuyeron según el cometido de cada uno, más un equipo añadido compuesto por miembros de los otros tres equipos y cuya función es dinamizar y hacer de enlace entre todas las personas de todos los equipos. Así, en este momento, todas las personas participan y gestionan la organización hasta su llegada al cliente, con el que también han modificado su modo de relación.

Este esfuerzo de colaboración se ve recompensado con una mejora general en los resultados. Se han cambiado algunos conceptos y concretamente uno de ellos se ha convertido en clave: reunirse, hablar y pensar, también es trabajar y se refleja en el rendimiento de la empresa.

Nos hablaron de sus retos para el futuro, que transcribo a continuación:

–          Mantener los buenos resultados que ahora están teniendo.

–          Equipos + personas: profundizar el la idea de equipo.

–          Más contacto con los clientes.

–          Reflexión estratégica en la que están invitados toda la plantilla.

–          Despliegue de objetivos: indicadores, acciones de mejora.

La conclusión a la que llegan es que “algo siempre se puede hacer y siempre puedo buscar nuevas formas”.

Para los que allí estuvimos, fue una buena presentación de vuestra experiencia, de la que todos podemos aprender a entender las organizaciones de una forma en la que la participación de las personas es una de las bases de futuro y de éxito para las gentes que la componen.

Gracias a vosotros por haberla compartido.

REINER: soplo de aire fresco e inyección de moral

Dentro del marco de arbela, el pasado viernes día 13 de Julio tuvimos la fortuna de conocer la experiencia de Reiner por boca de tres de sus protagonistas: Javier Igarza, Jose Cruz y Mikel Gorostidi.

Previo a la exposición Alfonso Vázquez incidió en una cuestión. Es la de Reiner una experiencia “normal”. No tiene épica, ni líderes carismáticos, ni estaban al borde una crisis…

Por ello nos animó a escuchar la presentación para tratar de captar qué factores podían ser los que mejor explicaran el éxito que están teniendo.

Javier Igarza, gerente de Reiner fue quien hizo la exposición de un proyecto que a medida que evolucionaba le iba cambiando a él mismo.

Además, justo antes de él asumir la gerencia de esta empresa familiar en 4ª generación, el gerente anterior, en base a los datos de una hoja Excel pronosticó que no era viable.

Sin embargo Javier siguió más su intuición que el frío análisis de una hoja de cálculo. Apostó por la permanencia de la empresa, por su sostenimiento… y esta “apuesta” les ha guiado hacia una organización viable y comprometida con su propio presente y futuro.

Reiner tenía ya en su genética el concepto de la adaptación. No en vano, desde su fundación allá por 1.928 en los que fabricaban productos de primera necesidad, han ido saltando a fabricar juguetes y a los sectores de automoción y electrodomésticos.

Históricamente se han basado en dos claves: la eficiencia de los procesos y la adaptación de su producto mercado.

Pero algo faltaba porque en 2002 si bien tenían mucha actividad la rentabilidad era muy baja.

Así que decidieron buscar mercados donde poder aportar conocimiento para ser capaces de diferenciarse y no competir en base a costes.

Se plantearon una distinción básica entre costes y valor. El futuro de Reiner no estaba en vender horas máquina sino en vender conocimiento no copiable.

La primera dificultad para hacer esa transición era que su s formas de organización impedían hacer esa evolución.

Todo se basaba en el “control”. Vieron con nitidez que había que liberar el trabajo dando confianza a las personas, había que fomentar la autonomía para que las personas y los equipos fueran tomando cada vez más decisiones. Ello permitía que las personas crecieran y además liberaba tiempo de la dirección para dedicarse a labores más estratégicas.

Otra cuestión clave ha sido la de buscar alianzas con todas aquellas personas y organismos con los que se relacionan, sean centros tecnológicos, proveedores, clientes, conocidos… Se trata de estar atento a las oportunidades que siempre surgen para ir creando una red en la que aprovechar las sinergias y las complementariedades.

Posteriormente nos reunimos en pequeños grupos para seguir profundizando en la experiencia de Reiner y detectar aquello que solo podía leerse entre líneas. Entre las ideas que se compartieron en el debate posterior destaco las siguientes:

• La importancia de combinar la creación de una red y la organización interna dando una dimensión humana al proyecto
• La importancia de hacer los cambios con naturalidad, sin mucho bombo, con autenticidad
• Confiar en que la sabiduría necesaria para hacer este cambio está dentro y que solo hay que darle el contexto necesario para que pueda emerger

En mi síntesis personal diría que Reiner ha sabido soltar formas de hacer de su pasado que, si bien en el pasado les fueron útiles, ya no lo eran y a la vez han apostado por la generación de un proyecto más inclusivo de las personas y más abierto a posibles colaboraciones.

Esto que se escribe fácil se consigue con mucha coherencia y mucha constancia

Agradecer a todas las personas de Reiner su esfuerzo por recrearse de forma continua y por su generosidad para compartir la experiencia

Vivimos tiempos en que parece que para sobrevivir hay que hacer cosas extraordinarias. Ejemplos como el de Reiner confirman que cosas tan “normales” como apostar por lo propio, simplificar y modificar los contextos para que las personas puedan crecer y estar abiertos a sumar con otros son fórmulas que garantizan el éxito, mucho más allá que en la esfera puramente económica.

¡Gracias de nuevo por este soplo de aire fresco y por esta inyección de moral!

Celebrando con las empresas

El viernes 22 de junio se producía una feliz coincidencia: arbela cumplía 6 meses de vida y teníamos en nuestras manos el libro que recoge 7 casos de empresas que avanzan hacía mayores cotas de participación. Y como no sabemos hacer las cosas de otro modo, organizamos una jornadita que nos permitiese celebrar ambas cosas. La llamamos “de solsticio a solsticio”. Un poco cacofónico, pero muy significativo.

Vinieron unas 60 personas al Faculty Club de la Comercial de Deusto; no está nada mal con los tiempos que corren. Y deliberadamente quisimos que el tono general fuese de optimismo. Porque se pueden hacer las cosas de forma distinta incluso en circunstancias adversas y en un ambiente de derrotismo generalizado. Porque esas 7 empresas y muchas más nos demuestran cada día que se puede optar por empresas más “humanas” que pueden seguir compitiendo (de hecho ¡¡¡ compiten mejor !!!) en el despiadado mercado. Porque algunos funcionarios soñadores tienen el descaro de darles espacio. Por… tantas cosas.

Miguel Angel Larrinaga, que junto a Josune Baniandrés ha coordinado el estudio, nos presentó, brillantemente, una visión general del estudio. De forma premeditada pasó por las conclusiones como alma que lleva el diablo. No para que nos leamos el libro con detenimiento sino para que las personas que asistían a las jornadas llegasen a sus propias conclusiones. Gracias, Miguel Angel.

Y en arbela no nos gustan los monólogos sino los diálogos ricos. Por eso no pedimos a las 7 empresas/organizaciones que nos contasen sus experiencias desde el atril, sino que formamos 7 grupos, 7 corros, y en cada uno había algún representante de una de esas 7 organizaciones que iba a contar su caso abiertamente y en el que se podía preguntar sin limitaciones, sin frenos, sin miedos. Fue complicado detener el diálogo en esos grupos y no hay mejor señal que esa de que las conversaciones estaban mereciendo la pena.

Lo que hay que aprender de Artez, Fabricaciones Electromecánicas Eder, Fundación Etorkintza, Inauxa, Lancor, Virtualware y Walter Pack es muchísimo. Y lo que tenemos que agradecer también muchísimo porque siempre se han mostrado dispuestos/as a enseñarnos las tripas de sus organizaciones, sus luces y sus sombras, como bien dice el subtítulo de libro.

Las conclusiones que compartimos entre todos/as refrendan mucho de lo que Miguel Angel nos avanzaba en su presentación. Buena señal. Y gran fuente de aprendizaje.

Por último, a modo de cierre, Borja nos regaló la continuación del cuento que ayudó a dar a luz arbela en la jornada de presentación. Otro pequeño lujo para una jornada llena de ellos.

El arte circular

El pasado 8 de marzo toda la atención se centró en las manifestaciones reivindicativas del día internacional de la mujer y en la apoteósica victoria del Athletic sobre el Manchester United en Old Trafford.

Sin embargo hoy quiero traer aquí a colación otro suceso que “casi” paso inadvertido esa misma jornada. Me estoy refiriendo a la presentación del libro que han escrito al alimón Alfonso Longo y Almudena Eizaguirre, titulado “El arte circular”, y cuyo subtitulo reza “Cómo VIVIR los negocios más allá de los éxitos y las dificultades”.

De la presentación propiamente dicha me quedo con dos claves. Por una parte con la cercanía y la honestidad con la que hablaron las personas que acompañaron a los autores del libro: María García Feijoo, Gartzen Aurtenetxe, Iñaki Vidaurrazaga y Juan Carlos Cubeiro y por otra con la “renuncia” por parte de Almudena y Alfonso a hablar de su libro. Eligieron ponerse a disposición del auditorio para responder a las preguntas que se formularon.

Al terminar la presentación me fui casi corriendo porque quería ver el partido del Athletic, ¡humano que es uno!, pero con la intención de leer reposadamente el libro para dejarme influir por la propuesta que se había esbozado de manera sutil en el acto de presentación.

Una vez leído quiero expresar que me ha parecido un libro muy sugerente. Lleno de propuestas que merecen ser vividas para que nos informen de nuevas posibilidades.

Me encanta la continua apelación a “lo circular”. Un círculo que no tiene ni principio ni fin. Y así nos propone:

• Mirar dentro para ver lo que sucede fuera y observar fuera para entender lo que pasa dentro
• Alimentar el desarrollo de las personas apoyando el crecimiento de los equipos y propiciar el desarrollo de los equipos propiciando el desarrollo de las personas
• Analizar de manera circular como las creencias que tenemos actúan como conectores de nuestras conductas y nuestras emociones

Realmente lo que subyace en el libro es una invitación a:

• cuestionar la realidad y a cuestionarnos
• prestar atención a las bifurcaciones del camino con que nos vamos encontrando
• ser capaz de generar nuevas formas de hacer las cosas
• tener capacidad de influencia… para hacer que las cosas pasen.

A partir de ahí describe una serie de principios de dominio personal relacionados con:

• Somos 100 % responsables de nuestros comportamientos y sentimientos. Podemos escoger.
• Sabiendo que actuamos siempre condicionados, nos invitan a retar nuestras propias creencias, a sospecharnos para seguir creciendo
• Alertan sobre aquellas discusiones que se convierten en diálogos de besugos por no compartir los sentidos de las palabras con que nos expresamos
• Para crear las condiciones adecuadas para que los grupos avancen, se propone sustituir el control unilateral por la construcción compartida
• Tomar conciencia de la fuerza que tienen en un grupo las creencias compartidas que convierte “la fuerza tribal” en un arma poderosa

A continuación plantean la competitividad en las organizaciones como un círculo entre equipo y estrategia. De forma que el equipo construye la estrategia y la estrategia creada construye a su vez el equipo. Equipo y estrategia se desarrollan mutuamente en un proceso continuo de adaptación.

Entienden la estrategia como la adaptación a entornos complejos e impredecibles con infinitas soluciones que son precisas construir.

A continuación se centran en una serie de factores de competitividad entre los que enuncian:

• Que en las organizaciones más que datos recogemos experiencia. Y es que la manera de contar lo que pasa en una organización no es única. De hecho en una organización no hay nunca una única historia sino muchas historias que hay que reconocer, agradecer, integrar
• No está escrito lo que debemos hacer sino que decidimos lo que queremos hacer. Por lo que es importante conectar lo que cada persona desea con lo que queremos como organización. Las partes generan el todo que a su vez modifica las partes. El círculo de nuevo. En ese sentido nos animan a sentirnos libres para valorar la infinidad de caminos posibles que están a nuestro alcance.
• Nos preparamos y construimos el futuro, no lo adivinamos
• El “partido” lo jugamos poniendo en valor nuestras competencias nucleares, lo que nos hace diferentes y únicos
• Actuamos en el aquí y en el ahora. Ni a la parálisis por el análisis ni el todo vale. Lo importante es actuar en el momento oportuno. Además la estrategia actúa como un campo de energía que orienta la acción y reduce la necesidad de la supervisión y el control.
• Somos los que estamos y estamos los que somos. Por lo que es básico dedicar tiempo a construir los contextos relacionales
• Cogemos el toro por los cuernos. Para lo cual hay que aprender tanto a consensuar como a confrontar. Nos sugieren, cuando hay dificultades, dar un paso atrás y plantearse las razones por las que el equipo no es capaz de construir una decisión compartida.
• Nos divertimos con lo importante. Y es que generalmente somos, precisamente, buenos en aquello que nos gusta

Concluyen proponiendo conversaciones en círculo para honrar el pasado y visionar juntos el futuro y, así, crear organizaciones donde la atención se centra en todas aquellas oportunidades que continuamente emergen, para quien es capaz de verlas.

Por supuesto el libro es mucho más rico en matices que esta crónica Además resultan de especial valor las ocho dinámicas que proponen que son muy prácticas.

Especialmente me han gustado también los cuentos que incluyen. Las conversaciones entre Maruk y su nieta Almina sobre el mago, la jueza y la sacerdotisa que cada cual llevamos dentro y la postrera conversación entre Almina y su nieto, en la que aquella decide influir sin hacerse notar para que el círculo de sabiduría se siga propagando al objeto de que cada cual podamos ocupar el lugar en el mundo que nos corresponde cuando escuchamos nuestra genuina voz interior.

Para terminar esta entrada recojo lo que Juan Carlos Cubeiro cuenta en el prólogo. Vivimos en un cambio de época. Se trata del “fin del mundo” tal y como lo hemos conocido. Por lo que nos hace falta renacer, transformarnos a nosotros mismos y a nuestras organizaciones.

Seguro que esta metáfora de lo circular nos permite seguir encontrando múltiples conexiones entre estas propuestas y los diversos proyectos en los que cada uno andamos enredados.

¡Alfonso, Almudena, eskerrik asko! Las vibraciones que recogimos ese día solo podían transformarse en la histórica victoria del Athletic en Old Trafford, el teatro de los sueños. Y este libro nos permite seguir soñando. Y como cuenta el Doctor Deseo en su último disco… “Al amanecer… seguir soñando”

Arbela. Bideak Eginez.