Entries Tagged as 'Kudeabide'

Aprendizajes en Iurreta: Una pausa para compartir aprendizajes y coger impulso

Hoy hemos tenido la suerte de participar en un encuentro con empresas en Iurreta para conocer de primera mano dos experiencias que se han venido gestando estos últimos meses relacionadas con procesos de mejora de gestión.

Y es que dentro del proyecto Bizkaia Orekan y con el apoyo de diversas Agencias de Desarrollo Local de Durangaldea y Busturialdea se está trabajando el reto de mejorar los sistemas de gestión de las organizaciones.

De alguna manera esta sesión comenzó hace un año cuando en el mismo lugar celebramos una reunión para identificar vías de avance para mejorar las formas organizativas de las pequeñas empresas. De aquella reunión ya escribimos una crónica que titulamos “Del deseo a la acción”.

Hoy de lo que se trataba era de conocer el recorrido que en este tiempo han hecho algunas de las empresas que participaron en aquel encuentro. En concreto las personas que han expuesto su experiencia han sido Rafa Zabala, de Zagar Sistemas SL y Nerea Sesumaga y Ruben Etxebarria de Rhointer España S.L. y Gernika Cubiertos y Menajes S.L. respectivamente.

Estaba prevista la presencia también de Sergio Onaindia para que nos contara los progresos del grupo Metlan pero ha coincidido que hoy le tocaba ser aita así que nos ha dejado por una causa mucho más importante. (Confiamos que todo haya ido de maravilla!).

En total 24 personas nos hemos dado cita en el centro de FP de Iurreta situados en círculo para compartir reflexiones, experiencias y preguntas.

Tras una breve presentación Rafa Zabala, gerente de Zagar Sistemas S.L. nos ha contado el proyecto que han desarrollado estos meses de la mano de la consultora M´Angel Manovell.

De su exposición, en la que no voy a entrar en el detalle, las cuestiones que más me han llamado la atención han sido las siguientes:

  • Por primera vez en la historia de la empresa, que se creó en 1992, han hecho una auténtica puesta en común para compartir proyectos de empresa y abordar procesos de mejora.
  • El nivel de implicación y compromiso del equipo ha crecido significativamente gracias a mejorar la comunicación interna y a crear equipos de trabajo para abordar proyectos de mejora.
  • Han conseguido definir rutinas de reuniones semanales para abordar y compartir los temas más significativos.
  • El cambio en la distribución del almacén y en la organización de los vehículos ha sido espectacular y ha servido para aprender a trabajar en equipo y a asumir compromisos.
  • Han realizado diversos cursos de formación para potenciar la polivalencia de las personas y han descubierto que las personas tenían ganas de aprender para ser más profesionales.

Fruto de todo ello han ganado en compañerismo, complicidad, motivación y en organización para el trabajo.

Pero no ha sido un camino fácil. Ha habido momentos de agobio, de tensión, de no tener claro cómo iba a ser el proceso… pero han mantenido el compromiso con el proyecto para que éste llegara a buen puerto. Y en ello mucho mérito también ha tenido la consultora, que les ha orientado, animado, sostenido y exigido según el momento del proceso.

Posteriormente a dos voces, Nerea y Ruben, Ruben y Nerea nos han contado el proceso que han desarrollado en Gernika Cubiertos y Menaje y en Rhointer, también con el asesoramiento de M´Angel Manovell.

Interesante la exposición, máxime viniendo de una empresa tan significativa en la historia de Gernika. De hecho una de las señas de identidad de Gernika precisamente ha sido la fabricación de cubertería, actividad que iniciaron en esta empresa allá por 1917 y que de alguna manera ha renacido en 2013.

Al iniciar el proyecto identificaron como retos:

  • El relevo generacional.
  • La necesidad de diferenciar las marcas y de identificar nuevos clientes
  • Explorar nuevas formas de venta…

Dada la diversidad de las cuestiones que afloraron en esos momentos iniciales definieron una matriz para discernir las cuestiones que había que mantener, modificar, eliminar o innovar.

En estos intensos meses se han sucedido muchos cambios relacionados especialmente con el lay out de la planta y la automatización de los procesos (con sus inversiones asociadas) pero las dos claves en las que más han incidido han sido la inclusión de las personas en los procesos para fomentar la corresponsabilidad y el “rigor” en el ritmo de reuniones para desarrollar el intenso trabajo que han desarrollado.

Incidieron también en la importancia en la creación de equipos de trabajo con amplia representación de las partes interesadas, especialmente combinando personas de fabricación y comercialización para integrar las perspectivas y los puntos de vista complementarios.

Posteriormente iniciamos un rico e intenso diálogo en el que hubo aportaciones muy diversas entre las que destacaría las siguientes:

  • La falta de tiempo es uno de los tópicos más empleados para no abordar procesos de cambio que exigen mucha dedicación… y sin embargo muchas veces ese argumento lo que esconde es que realmente las prioridades son otras.
  • Parar para reflexionar o para revisar lo que hacemos da vértigo y sin embargo ese tiempo de pausa muchas veces es lo que permite ver lo que en la vorágine del día a día queda oculto. (En la mañana de la reunión todas las personas estaban “parando” y sin embargo las devoluciones finales fueron de aprovechamiento del tiempo )
  • Cuesta mucho superar las inercias y luego el riesgo de volver a las rutinas anteriores es alto. Por eso es preciso paciencia, tenacidad… y a veces apoyo externo. (A veces parece que lo que se hace no tiene resultado inmediato y nos cuesta ver que estamos poniendo las bases para recoger la cosecha a su debido tiempo)
  • Sentarse con las personas para ver lo que hacen y recoger sus valoraciones permite que su potencial se pueda desplegar con mayor facilidad.
  • Hay estrategias desde la Dirección que provocan la activación de mecanismos de defensa y otras en cambio facilitan el compromiso de las personas, ¿cómo activar lo segundo y minimizar lo primero?
  • A veces para avanzar hace falta saber decir NO para enfocar la acción en lo importante.
  • Llevamos cada quién nuestra mochila y hay que valorar lo que necesitamos SOLTAR para aligerar pesos que nos faciliten SALTAR hacia nuevas estrategias.

Aproveché también la ocasión para explicar el programa KUDEABIDE como herramienta de mejora que facilita la contratación de asesoramiento experto para afrontar nuevos retos o para dar continuidad a los existentes. Y se abrió un hilo de conversación en torno a porque estos programas tienen, en general, poca demanda. Aparecieron cuestiones relacionadas con la falta de conciencia sobre su necesidad y sobre todo, la dificultad de abordar proyectos que requieren u na importante dedicación de tiempo.

En la ronda de cierre algunas de las palabras que se expresaron fueron:

  • Oportunidad
  • Compromiso
  • Aire fresco
  • Lo importante son las personas
  • Parar… reflexionar… actuar
  • Ante la duda… para adelante
  • Chute de energía

Y para que esto no quede aquí se propuso que a lo largo de esta misma semana cada quién nos propongamos una actividad nueva inspirada por la sesión de Iurreta.

Sin duda este tipo de encuentros entre iguales arrojan mucha sabiduría y confiemos que sirvan en alguna medida para disminuir el trecho entre lo que decimos y lo que hacemos.

Mila esker a cada una de las 24 personas que asistieron a este encuentro de Iurreta que habría que repetir con cierta periodicidad, sobre todo para compartir avances y nuevos aprendizajes y para recargarnos de energía.

Encuentros que facilitan aprendizajes

El pasado martes día 20 celebramos una interesante reunión en el Departamento con 8 empresas que han participado en el programa Kudeabide en torno a lo que para ellas significa el concepto “Estrategia”.

¡Para mí fue un día muy ilusionante!. Suponía retomar la organización de un “foro” de encuentro entre empresas para compartir experiencias y para abrir mil y un debates en torno al sentido de lo que hacemos en el día a la día y sobre la necesidad de reinventarnos para dar nuevas respuestas en el entorno cambiante en el que estamos inmersos.

En los 4 años de existencia de Kudeabide en torno a 130 empresas menores de 50 personas han pasado por el programa en Bizkaia. Y de todos los proyectos presentados los relativos a la “reflexión estratégica” han sido los más habituales.

Por ello nos pareció oportuno iniciar esta serie de encuentros con esta cuestión: el papel de la estrategia en el devenir de las organizaciones.

Para ello elegimos dos personas para que mostraran sus experiencias de cara a abrir el debate. En concreto les invitamos a Nieves Zabala, gerente de Laboratorios Biotalde, S.L. y a Andoni García, gerente de Laenk Servicios Empresariales S.L.

No se trata de que sean experiencias pluscuamperfectas, ni modélicas. El motivo de la selección: su compromiso genuino con lo que hacen, la implicación sincera con sus equipos y su generosidad para compartir su experiencia.

Antes de sus intervenciones y a modo de presentación quisimos plantear un dilema en torno a la estrategia.

Como todos los dilemas, son falsos de saque, porque se mueven en esquemas de mentira o verdad. Todo depende del contexto y del momento. Pero queríamos provocar. Queríamos hacer pensar y sobre todo sembrar la duda para qué cada quién explore en cómo aborda las cuestiones estratégicas y qué le sobra o qué le falta.

El dilema en cuestión era si es más oportuno trabajar en profundidad en la elaboración de procesos de reflexión estratégica o si por el contrario esto debe ser algo sencillo y donde hay que poner el énfasis es en activar la escucha de la realidad para responder en multitud de procesos de reflexión/acción. ¿Dónde situarse en esta polaridad?.

A la hora convenida nos juntamos 13 personas de 9 organizaciones en un círculo de sillas que invitaba a la conversación.

Hicimos una ronda inicial para compartir el significado que para cada quién tenía esto de la “estrategia”. Fue una ronda intensa, pausada. Desde el primer minuto se veía que la gente venía dispuesta a participar. Por resumir las ideas principales que salieron en esta ronda se habló de que la estrategia les servía para:

• Visionar lo que anhelan y para poner foco en sus prioridades
• Afrontar el futuro desde una intención concreta y con un propósito definido
• Volver a empezar cada vez, reinventándose y cuestionándose su esencia
• Ir creando una cultura de empresa en la que las personas se sientan partícipes.

Otra cuestión que se constató fue la importancia decisiva que en estos procesos tiene contar con las personas afectadas para posibilitar el despliegue de la estrategia.

A continuación Nieves Zabala tomó la palabra y con un estilo muy directo nos fue contando la experiencia de Biotalde. Lo hizo desde las tripas. A su lado Susana Echenagusia con quién ha cocreado el proyecto.

Nos contó como unas biólogas sin idea de cómo gestionar una empresa se habían atrevido a montar una empresa inserta de lleno en el terreno de la salud pública.

Lo que les ha movido ha sido su inquietud, sus ganas de mejorar y, como decía ella, su “todopalantismo”.

Han conocido múltiples sistemas de control y diversos procedimientos para qué todo salga cómo está previsto. Han participado de casi todas las modas de gestión que han ido apareciendo.

Hasta que todo hizo crack y se dieron cuenta que les faltaba “algo” (¿o les sobraba?). Hasta que reivindicaron que lo esencial es hacer las cosas a su manera. Hasta que se dieron cuenta de la necesidad de cuestionar el modelo mental que les tenía presas y se percataron de que lo primero, lo más importante era virar su propio esquema mental para construir su proyecto, elaborar su estrategia como si fuera un traje a medida.

Y es que en la realidad siempre falta información, hay ángulos muertos, hay incertidumbres. Por ello lo importante es coger perspectiva, tener claro el propósito que les alienta. Facilitar que las personas del equipo participen en la toma de decisiones. Saber ver que cada persona es distinta, que lo importante es que se puedan expresar y que no se puede pedir a todas lo mismo.

En todo su proceso se han estado moviendo continuamente buscando el equilibrio entre mantener la estabilidad de lo que funciona y buscar cambiar para mejorar de manera permanente. Y para ello parece que Nieves y Susana se complementan muy bien.

Nieves abogaba también por la FLEXIBILIDAD. Por elegir en cada momento la pauta de acción precisa en función de si lo que prevalece es el cambio o la continuidad.

Hacer caso de los casos era otra de las pistas que nos facilitaba. Buscan traducir cada experiencia en aprendizaje colectivo, donde las historias que les suceden son el contexto del que aprenden.

También se retan continuamente para salir del día a día. Y para ellos asignan tiempo, toman píldoras formativas, participan en redes de las que aprenden.

Cuando escribo estas líneas me doy cuenta de que son una pálida sombra de su mensaje. Porque sobre todo nos llegó su fuerza, su autenticidad y su ilusión, que se mantiene intacta.

Con un listón tan alto, y con la programación de tiempos por los suelos tomo el testigo Andoni.

Pero enseguida nos demostró que también con él habíamos acertado al seleccionarle como ponente.

Tras mostrar su afinidad con lo dicho por Nieves, sobre todo en lo relativo a elaborar la estrategia desde las entrañas y a medida de las necesidades particulares, lo primero a lo que nos invitó fue a “parar el balón”. En muchos “juegos” tan importante como desplegar estrategias es saber parar para encontrar el foco, el propósito, la intención, la pausa.

Porque la innovación no es una cuestión de magia ni de tirarse al vacío. Se trata de construir el proyecto desde quienes somos, pasando del yo al nosotros.

En este sentido abogó por una definición de líder que caló mucho en la sala: “Líder es quién es capaz de crear líderes”, para lo cual es básico abrir espacios para el desarrollo del talento de cada persona, distribuir responsabilidades huyendo del paternalismo y aceptar los posibles errores.

Para él la clave ha sido saber identificar las necesidades y expectativas de los distintos grupos de interés para que todos los colectivos se sientan incluidos en la estrategia.

Continuamente se pregunta dónde se encuentran como organización y cuál es el contexto, interno y externo, en el que se tienen que desenvolver para incrementar su capacidad de adaptación y sobre todo para desplegar su estrategia “, a su manera”.

A partir de ahí se inició un rico debate en el que hubo muchas aportaciones nacidas de las experiencias de las asistentes. Entre las distintas perlas, destaco las siguientes:

  • Es clave la simplificación, que todas las personas comprendan según sus códigos la estrategia
  • Muchas veces los mensajes de la gerencia están agotados y es preciso buscar momentos distintos (se habló del momento txoko y del momento tómbola) para romper inercias y facilitar encuentros.
  • En el rol de la gerencia la flexibilidad y la búsqueda del equilibrio son básicas
  • Más que una cuestión de estrategia se trata de ir tomando decisiones continuamente a medida que la realidad las reclama estando muy abiertos a lo que ocurre
  • Empoderar a las personas, distribuir el poder y las responsabilidades son maneras sanas de crecer en gestión

Al cierre de la sesión se destacaba lo valioso que es compartir experiencias, encontrarte con iguales que lidian con situaciones similares con respuestas a veces parecidas a veces muy diferentes.

En el cierre nos animábamos mutuamente para volver a encontrarnos y seguir con éste o con otros debates, sobre todo para compartir experiencias.

Los sentimientos que predominaban eran los del agradecimiento mutuo y la satisfacción por un encuentro tan fecundo.
De alguna manera las personas allí reunidas era como si formáramos parte de una tribu que desea seguir encontrándose para seguir creciendo.

De hecho en las conversaciones posteriores ya había quién invitaba a otros a acercarse a su empresa y a compartir este tipo de conversaciones con su equipo.

Kudeabide tiene forma de programa de subvenciones, de servicio a través tanto de los contrastes de Euskalit como de las valiosas aportaciones de los consultores.

Y junto con todo ello uno de sus mayores potenciales es precisamente el valor de compartir las experiencias para aprender de otros lo que muchas veces nuestras sombras no nos dejan ver.

Compartíamos Aitor, Ane y yo (una pena que Mª Eugenia al final no pudiera asistir) que sesiones como ésta, dan sentido a nuestro trabajo.

Seguiremos encontrándonos para seguir aprendiendo y creciendo.

Mila esker!

Una propuesta para compartir el conocimiento en Kudeabide

Parece que fue ayer y ya son cuatro los años que el programa Kudeabide está operativo. Tres procesos completos y otro iniciándose.En este período hemos visto de todo: proyectos muy intensos, otros más modestos, sobre temas de estrategia, clientes, personas, procesos… Algunas características comunes de estos proyectos se refieren a:

  • La dedicación que, en general, al principio suele ser mayor, momentos en los que se suele hacer el desarrollo de la parte más documental de los proyectos. Luego el ritmo suele decaer.
  • La manida referencia a la falta de tiempo para desarrollar con profundidad y regularidad los proyectos.
  • La importancia del sello personal de la persona consultora como animadora del proyecto.
  • Las inercias que suelen obstaculizar el despliegue y consolidación de las mejoras de gestión planteadas.
  • Se suelen abordar temáticas que ya estaban presentes desde hace tiempo en la organización haciendo un run run molesto, y en estos proyectos se busca concretar alguna solución práctica.

En este sentido hay que decir que lo esencial del programa Kudeabide es la invitación a qué cada organización construya su propio camino en esto de la gestión, con sus avances y retrocesos, caminos siempre incompletos aunque poniendo el foco en cómo mejorar en el día a día.

Cuando hacemos las visitas de seguimiento, aparte de las evidencias objetivas que buscamos nos solemos fijar en:

  • La “energía” con que exponen el proyecto, pues nos parece un buen indicador de su grado de realidad.
  • La “sensación” que nos queda del aprendizaje que se ha producido, las cosas que se han dejado de hacer, las nuevas cuestiones que se han incorporado, los modos distintos de funcionamiento.

Y es que nuestro rol en las visitas de seguimiento tiene que ver con:

  • Escuchar la historia desde el interés y el reconocimiento delo que han sido capaces de hacer.
  • Hacerles preguntas para que se cuestionen su enfoque para ver si pueden incorporar nuevos puntos de vista que les enriquezcan.
  • En ocasiones contar alguna anécdota sobre otras experiencias que les pudiera dar nuevas pistas.

Pero todo esto no deja de ser un enfoque individual del programa (yo, mí, me, conmigo).

Tras estos años hay base suficiente para plantear alguna acción de carácter colectivo. Creemos que el potencial del programa se encuentra en su capacidad para compartir experiencias, dudas, fracasos, éxitos…

Por ello de cara a 2018 vamos a plantear diversos encuentros para socializar el conocimiento.

Sabemos de sobra que cuando se plantean estos temas se suele suscitar un interés que luego cuesta que se traduzca en asistencia, por cuestión de agendas, urgencias, imprevistos… lo cual lejos de desanimarnos nos reta.

Para ello en cada encuentro buscaremos que alguna organización cuente su experiencia como punto de arranque y a la vez identificaremos dos o tres cuestiones sobre las que debatir de cara a buscar nuevas respuestas.

Se admiten todo tipo de comentarios, sugerencias, críticas… y especialmente se valorarán los ofrecimientos.

Se trata de buscar de forma colectiva nuevas respuestas a las viejas preguntas y sobre todo ir encontrando también nuevas preguntas que nos desafíen.

¿Te animas?

Isoleika: La “suerte” de abrir las puertas

Tras la vuelta de las vacaciones de verano, una de las primeras actividades que me ha correspondido hacer ha sido la visita de seguimiento del proyecto Isoleika dentro del programa Kudeabide.

Así que le he animado a mi compañero Aitor Ortega para que me acompañe en la intuición de que iba a ser una visita con mucho aprendizaje.

Nos ha recibido el gerente Iñigo Garai que con mucha paciencia y detalle nos ha ido contando las distintas vicisitudes que han recorrido en este último año dentro del proceso de elaboración de su “plan estratégico” 2017/2020.

Llama la atención que una empresa como Isoleika con un tamaño tan reducido realice periódicamente una reflexión estratégica tan profunda. Sin embargo para ellos es un tiempo que se (auto)conceden para reflexionar, para salir de la vorágine del día a día y calmarse y (re)plantearse nuevos retos.

A diferencia de las ocasiones anteriores que lo han hecho de manera autónoma, en este caso han contado con el valioso acompañamiento de Azaro Fundazioa que es quién ha dinamizado todo el proceso.

Según Iñigo la principal aportación de Azaro ha sido la propuesta de que se “abran” a captar las opiniones y sugerencias del mayor número posible de personas, de dentro y de fuera de la organización. Así que han abierto puertas y ventanas para que entre aire fresco.

Para ello han identificado diversas personas a las que implicar en una especie de construcción colectiva de su plan estratégico. Han hablado con clientes, con distribuidores, con proveedores, con personas de la competencia, de la división de componentes de la Corporación Mondragon, de Eika y por supuesto de Isoleika.

En ellas se les ha pedido feedback de cómo les ven, de cómo podrían enfocar mejor su capacidad de ofertar sus servicios y que nuevas oportunidades comerciales pueden existir.

Reconoce también que han tenido la “suerte” de encontrar gente muy valiosa y con mucha experiencia que se han implicado en el proceso y que les han dado pistas para encontrar nuevas aplicaciones potenciales para su producto. Les han señalado nuevos lugares en los que mirar, nuevas posibles alianzas que explorar y así han sido capaces de redefinir su posicionamiento.

Y es que si algo ha hecho Isoleika desde su nacimiento allá por 2010 ha sido reinventarse continuamente, adecuarse a los vaivenes del mercado, cambiar las apuestas a medida que el mercado nos las validaba.

Así una cooperativa que nació de la mano de Eika para suministrar paneles aislantes para frigoríficos, ha ido buscando nuevos mercados en el mundo de los ascensores para el tema de los paneles ignífugos y actualmente están entrando el sector termosolar.

Si algo les caracteriza es esa capacidad de adaptación y de afrontar las dificultades a través de la identificación de nuevos retos.

Siguiendo con la metáfora de la “suerte” están empezando a colaborar con una empresa alemana muy potente de la competencia con la que han descubierto que se complementan en gama. Algo impensable, algo casi imposible y sin embargo algo tan real que les permite ir mejor que nunca. Todavía les falta suelo, tienen que consolidar varias de las apuestas que tienen abiertas.

La “suerte” también es necesaria. Hay proyectos que surgen que no estaban previstos pero ellos demuestran su capacidad para leer las oportunidades que van emergiendo en el mercado y su actitud proactiva. No esperan. Saben que no pueden pararse en un mercado también cambiante y con una competencia tan fuerte.

Y sin embargo cada cierto tiempo deciden regalarse estos “espacios de calma” en los que siembran las condiciones para que la “suerte” les acompañe. Y es que la inspiración y la suerte, siempre les pilla trabajando.

¡Zorionak al equipo de Isoleika y a todas las personas colaboradoras!

¡Que la suerte os siga acompañando! 

Colsa XXI: Espacios que generan encuentro

Esta mañana tocaba hacer una visita de valoración del proyecto que la empresa Colsa XXI ha desarrollado en el marco del programa Innobideak Kudeabide.

El trabajo desarrollado ha consistido en aplicar la metodología bilgune para abrir un espacio en la empresa en el que todas las personas de la misma pudieran expresar su sentir en torno a la marcha de la empresa. Tanto en lo referente al día a día como a los sueños de futuro.

Bilgune propone habilitar un espacio de encuentro en el que incluir las diversas interpretaciones que conviven en la organización.

La gerente, Marisa Colina, nos contaba que hace ya algún tiempo se plantearon abordar este proceso pero que al final desistieron por considerar que aún no era el “momento”.

A finales de 2015 tras el contraste externo de Kudeabide en el que se recomendaba tratar especialmente las cuestiones relacionadas con su organización interna y la participación de las personas, decidieron que era hora de enfrentarse a sus sombras.

Así que se armaron de valor, y no sin miedos, se atrevieron a abordar este proceso.

Apoyados en la metodología bilgune y en el acompañamiento del consultor, y sobre todo en las ganas de mejorar los aspectos relacionales y de comunicación interna han ido avanzando a lo largo de estos 12 meses.

Mediante reuniones mensuales en las que todos se reunían para compartir puntos de vista diversos, complementarios y antagónicos el panorama se ha ido desplegando.

Y claro han aflorado roces, se ha dicho lo que estaba pendiente, en momentos ha salido la “mierda”… y tras esta catarsis lo que ha emergido es:

  • Una mayor conciencia de lo que pasa realmente en la organización
  • Una mayor integración de los diferentes puntos de vista
  • Personas “calladas” que empiezan a aportar ideas
  • Se han abierto procesos de delegación para repartir las responsabilidades de otras maneras
  • Se empieza a trabajar más en común
  • Se plantean nuevos proyectos para la diversificación de los servicios que ofertan
  • Ejercicios de visión sobre el futuro que suenan a risa cuando se enuncian pero que luego se van alcanzando

Aunque todo empieza cuando la gerencia se aplica en primera persona el cambio que pretende conseguir en las demás personas. Incluso como perder su propio miedo a decir cosas delicadas.

Destacaba que el “ambiente” en estos momentos es mucho mejor y que tenían ganas de seguir alimentando esta forma de hacer, manteniendo los encuentros mensuales para que las inercias no remuevan el camino andado.

Posteriormente he compartido con otras cuatro personas que estaban en la oficina su propia vivencia del proceso.

Para mí lo más potente de lo que me han contado es que “Se han divertido”. Que ha habido muchas risas y que les ha puesto en otro lugar a la hora de verse, entenderse y relacionarse.

Lo cual no quita que a veces las cuestiones que se planteaban eran duras, profundas… pero el tono con que se han abordado les ha permitido relativizar y afrontarlo de una manera sana. Y no era cuento!. Sus ojos les delataban que así lo habían vivido.

Así que tras felicitarles me he ido yo también con una sonrisa por lo escuchado.

Más allá de los papeles, las metodologías, las subvenciones… lo que late son personas que buscan maneras más sanas de afrontar su realidad para que el tiempo de trabajo no sea solo una manera de ganarse la vida, ¡que no es poco!.

Gracias por la lección de valor para atreverse a afrontar la realidad y por mostrarnos que cuando se da la luz en un espacio lo que desaparece es… la oscuridad!

PD: Os recuerdo que la metodología bilgune está colgada en la página web de la Diputación Foral de Bizkaia bajo licencia Creative Commons.

ISOLEIKA: Poner “en potencia” sueños, posibilidades y retos

Siempre siento un placer especial cuando me toca viajar a Lea Artibai. ¡Lo tengo asociado con experiencias de aprendizaje!.

En esta ocasión nos fuimos Luis Jiménez, de Euskalit, y yo a Etxebarria, a la cooperativa Isoleika para realizar un contraste externo en el marco del programa Kudeabide.

Iñigo Garai, su gerente, fue un perfecto anfitrión. Nos explicó en detalle y con mucha sinceridad los entresijos de Isoleika, de dónde vienen, las vicisitudes por las que van transitando, los retos que se plantean, los miedos que les asaltan, los bloqueos que les paralizan… y sobre todo el sueño que inspira el proyecto. Con mucha sinceridad, sin miedo a mostrar sus vulnerabilidades nos fue relatando su visión de Isoleika para generar una conversación profunda.

Se dedican a fabricar paneles aislantes microporosos en muy poco grosor. Por lo que está recomendado para aplicaciones donde el espacio es crítico.

Pertenecen al grupo Eika lo cual les facilita que dispongan de mucho apoyo logístico y recursos de todo tipo para avanzar en esta etapa inicial de su proyecto empresarial.

Ventajas que se combinan también con algunas limitaciones. Y es que lo que es válido para una gran cooperativa como es Eika,en ocasiones, chirría para un proyecto pequeño como el de Isoleika. Por ello de nuevo la necesidad de aplicar los criterios de gestión, con “arte”. Distinguiendo lo que es valioso de aquello que hace falta adaptar, simplificar, cuando no desestimar. De hecho están apostando por ser muy prácticos y operativos.

En este sentido los 6 años de historia que llevan, desde que se planeó desde Eika este proyecto dentro de su estrategia de diversificación, han sido de mucho aprendizaje en gestión.

El contraste Kudeabide, como suele ser habitual, giró en torno a que prácticas de gestión emplean para ir gobernando sus formas de hacer y reaccionar ante lo que ocurre en el mercado.

Son pocos pero muy valientes. Con la necesidad continua de vender pues su carga de trabajo apenas cubre las tres próximas semanas. Su principal competencia son dos empresas mucho mayores que ellos, con más recursos, con más gama. Y sin embargo compiten con dignidad exportando el 80% de lo que producen.

Dentro del recorrido que se hizo destacaría los siguientes aspectos:

• La importancia de aclarar las necesidades y expectativas de los grupos de interés para facilitar criterios de gestión y para dimensionar los recursos necesarios en función de los retos
• La importancia acercarse al cliente final, fundamentalmente venden a través de distribuidores internacionales, para conocer mejor las aplicaciones finales de su producto.
• Reforzar la complicidad con la red de distribución para mejorar el rendimiento comercial
• El valor de trabajar en el contexto interno y externo para favorecer los proyectos de innovación. Cómo compartir el conocimiento, cómo aprovechar los recursos externos y gestionar los contactos
• La importancia de la proactividad, de salir fuera y de mejorar los procesos

Como en otras ocasiones fue un ejercicio de “stop&go”. Un día para pausarse, para cuestionarse las ideas previas, para someterse a una mirada externa para ganar nuevos ojos con los que mirarse, para buscar en esa larga conversaciones pequeñas chispas de inspiración que sirvan tanto para aterrizar ideas previas faltas de concreción como para visibilizar nuevas posibilidades.

Al irnos el eco de la conversación, y todo el agua que había bebido, hizo que en mi cabeza empezaran a jugar las palabras en libre asociación.

Así las palabras claves que sobrevolaban eran “insulation panels”, “eficiencia energética”, “porosidad” y “ahorro de espacios”. Lo que interpreté como que Isoleika apuesta por insuflar soluciones cuando lo que se necesita es ahorrar espacio y energía. Y para ello su clave es la porosidad. Y es que los poros no dejan de ser esos espacios invisibles a través de los cuales viajan las posibilidades.

También me di cuenta que en Eika la palabra escondida es EKI (EguzKI) y que Isoleika tiene dos soles SOL y EKI, así que me pareció buena premonición para el futuro de ambas de manera complementaria.

Llegamos a Bilbao casi a las 15h, mucha actividad la vivida en Lea Artibai, o mejor dicho en Lea Akti bai! :-)

Biotalde: Un equipo con mucha vida

Hace unos días estuve en la presentación del proyecto profesional de Itziar Kerexeta, airea-elearning. De dicho encuentro yo me lleve la propuesta de airearme para aprender y de aprender para airearme. Así que para dar continuidad a dicho propósito ayer participé en la sesión de contraste Kudeabide en la empresa Análisis Biológicos Biotalde SL.

Sabía que jugaba con ventaja porque tuve ocasión de conocerles en 2003 cuando participaron en el programa Premie. Ha llovido mucho desde entonces pero me acordaba de esta experiencia porque son de las que dejan huella. Personas que ponen su pasión en lo que hacen, porque les da sentido desarrollar su proyecto profesional en aquello que les llena por dentro 😉

Así que a las 8h30′ de la mañana ya estaba en Galdakao listo y dispuesto para tener una mañana de aprendizajes.

Por parte de Biotalde el equipo directivo Nieves, Susana e Iratxe, de Euskalit Vicky, Mónica de Bizitegi y yo mismo.

Con un verbo fluido Nieves nos contaba que cuando empezaron allá por 1.988 Susana y ella eran dos biólogas, 2 autónomas ,venidas a más. Apostaron por dar vida a su vocación y con una mano delante y otra detrás crearon Biotalde.

27 años después ya son 10 personas desarrollando proyectos de seguridad alimentaria y ambiental. Un laboratorio de referencia que aspira a crecer en servicios de asesoramiento y de valor añadido.

Todas son mujeres. Con un perfil muy técnico y con carencias comerciales. Cosas de su historia.

A lo largo dela mañana nos han contado muchas anécdotas de su devenir. En mi opinión les caracteriza que les gusta lo que hacen, que son muy participativas, las responsabilidades están muy desplegadas en todo el equipo, con buena comunicación interna y con mucha implicación con sus clientes

Premie para ellas les marcó un hito. Empezaron a ampliar su visión técnica para incorporar criterios de gestión, de negocios. Y así siguen en un camino interminable donde avanzan sin parar aunque siempre con todo el horizonte por delante 😉

Posteriormente vinieron certificaciones ISO, acreditaciones con ENAC, proyectos innova…

Están muy acostumbradas a mirar dentro lo que les falta, lo nuevo que quieren incorporar, lo que tal vez deban ir abandonando…

Les falta desarrollar más su visión externa, su vis comercial. Van avanzando pero es uno de sus principales retos

En su ilusión está seguir siendo un laboratorio de referencia y además ir transformándose en una empresa de servicios. Diversificarse, dar asesoramiento, ser capaces de construir un proyecto de futuro, sostenible y que pueda pervivir al cambio generacional que a medio plazo se atisba.

Desde siempre han apostado por las personas, por su capacitación, por que adquieran experiencia, por delegar responsabilidades, por empoderar…

2014 fue un año de cambios. De cuestionar las inercias organizativas, de abrazar el caos como palanca de cambio y fruto de ese trabajo se han planteado canalizar por Kudeabide alguno de esos proyectos de cambio.

A lo largo del año se autorizan para tener espacios-tiempo en el que pueden hablar, soñar, proponer, cuestionar. De hecho dos veces al año se juntan las 10 para reflexionar sobre quiénes son y que quieren. Mensualmente se juntan 7 de las 10 para analizar cómo van los proyectos, que logros se van consiguiendo, donde hay que poner mayor atención.

A veces se sienten en un mar de confusión y anarquía, que tal vez les falta cierto orden y capacidad de sistematización.

Debaten sobre lo que les falta para crecer como organización (¿tener más visión?, ¿diversificarse?, ¿reforzar los aspectos comerciales? ¿fortalecer la eficiencia de algunos procesos?, ¿desarrollar las competencias personales para crear equipos con, aún, mejor desempeño?)

La colaboración con un consultor externo les está ayudando a ver algunos de sus ángulos ciegos, les está animando a que focalicen los esfuerzos, aterricen las nuevas propuestas…

A mí me surgían dos preguntas:

  1. ¿cómo ganar en sistemática sin perder en frescura, en su capacidad para seguir sus intuiciones?
  2. ¿cómo no desmontar la fuerza creativa del caos?

Me ha gustado especialmente su actitud.

  • Quieren una organización que se atreva, que salga de algunas zonas de confort, para tomar más riesgos
  • Quieren minimizar los “Sí, pero…”
  • Apuestan por los proveedores locales, incluso aunque no sea lo estrictamente más barato. Saben que ese compromiso es sano para ambas partes, es de largo recorrido
  • Cuestionan mucho si los indicadores les reportan información que les permita tomar mejores decisiones
  • Procuran poner el foco en aquello que está ocurriendo y puede ser mejorable. Como decía Jorge Drexler en una de sus canciones ” amar la trama más que el desenlace“.
  • Apuestan por que las personas tengan más autonomía, se empoderen de sus áreas de responsabilidad
  • La apuesta por conversar con otros laboratorios para aprovechar sinergias, aunque también sigan siendo competencia

Parece que 2014 ha sido un año de ganar en experiencia, en aprendizaje, en inconformismo, en cuestionamientos, en poner encima de la mesa las patatas calientes

Ahora se trata de:

  • Ir integrando, relacionando todo lo que hacen para ganar en coherencia
  • Aterrizar, focalizar las propuestas para que las ideas y las propuestas se conviertan en proyectos
  • Apostar por la proactividad, salir al encuentro de lo que desean, tomar más iniciativas
  • Asumir más riesgos, atreverse a experimentar
  • Simplificar procesos para identificar lo esencial, lo que aporta más valor, lo que les va a dar sentido
  • ..

Para cuando nos hemos dado cuenta eran las 15h30′. Así que tocaba cerrar e identificar los proyectos prioritarios para Biotalde. 7 horas de conversación después las ideas estaban más matizadas, recolocadas.

Todo ello ha sido posible gracias a la apertura y a la capacidad de exposición de las personas de Biotalde: Susana, Iratxe y Nieves. Y por supuesto a la capacidad de Vicky y Mónica para ir guiando la conversación.

Destacaría especialmente la meritoria e incansable labor de Vicky Bascones, a través de sus preguntas la conversación ha ido discurriendo de una manera eficaz y productiva. Destacaría también su capacidad didáctica cuando era preciso y su capacidad de síntesis para recoger por escrito todo aquello esencial que iba surgiendo. Un acompañamiento de nivel 😉

Al terminar compartía con Mónica un café. Y por eso de que no hay casualidades surgía de nuevo en la conversación algunos rasgos de la propia historia de Bizitegi. Otra organización volcada en lo que hacen, en su misión social. 35 años dándolo todo y que tampoco “se venden”. Ellos ya saben lo que hacen. Comentábamos sobre hasta qué punto hay que visibilizarlo para ponerlo en valor o hasta donde es mejor hacer una labor callada que hable desde otras claves diferentes al ruido del marketing.

Lo dicho, una jornada fresca, con mucho aire, con mucho aprendizaje.

Un placer constatar y contagiarse del “espíritu de Biotalde”. Un equipo con mucha vida. Suerte para los nuevos proyectos… y para el jueves 😉

Virtualware con Kudeabide: Activando círculos virtuosos

Recientemente he hecho la visita de seguimiento del proyecto que el equipo de Virtualware ha hecho dentro del programa Kudeabide. Fui con mi compañera Mª Eugenia Mardones.

En su día escribí una crónica con motivo de la celebración del contraste externo que titule “haciendo de la realidad virtud”, en consideración a la alta calidad de los desarrollos virtuales que realizan.

El proyecto presentado tenía que ver con la integración de espacios y dinámicas para una mayor participación de las personas de Virtualware y de su ecosistema.

En la visita hablamos con Asier Extremo que nos explicó con detalle cómo se había desplegado el proyecto y en los últimos minutos estuvimos también con el consultor Asier Gallastegi que aportó también su punto de vista del proceso.

Una de las primeras observaciones que nos hicieron fue que el contraste externo les había resultado muy esclarecedor, llegaron a considerarlo como “un hito en el proceso de innovación y mejora continua” 😉

Y entrando en harina del trabajo realizado destacaron las siguientes cuestiones:

  • La importancia que para ellos están teniendo las reuniones de coordinación para abordar todas aquellas cuestiones calientes que conviene abordar antes de que quemen. Se trata en esas reuniones de poner encima de la mesa lo que a veces subyace, se presupone o se ignora. Como dijo en algún momento Gallastegi se trata de aprender a “bailar con la imperfección”. Preguntarse ¿para qué no ocurren algunas cosas? ¿quién gana y quién no gana con cada proyecto?” y así tener una mirada más comprensiva de lo que ocurre para tener más herramientas para intervenir.
  • La participación que las personas estaban teniendo en la revisión y mejora de los procesos clave de la organización, reforzando dinámicas más autónomas en la gestión. Los procesos abordados han sido: Desarrollo de negocio, el proceso de Business Unit y el de Personas.
  • Se ha trabajado en mejorar la coordinación entre Departamentos y áreas,especialmente entre Comercial y Producción
  • Han reforzado la delegación y la autorresponsabilización para gestionar los cuellos de botella.
  • Han establecido los Planes de desarrollo donde se incluyen objetivos a nivel de empresa, de áreas y personales (estos últimos propuestos por cada persona)
  • También han trabajado en el desarrollo de competencias, especialmente las que tienen relación con la gestión por Valores.

De alguna manera a través de las dinámicas desplegadas están siendo capaces de llevar al centro de la organización cuestiones que aunque eran importantes estaban en la periferia.

Están cuidando como activar círculos virtuosos para coordinarse, para gestionar los factores estresantes…

Al irme pensaba que ciertamente están ganando en capacidad para ver y para actuar. ¡Enhorabuena por el camino que están desarrollando… en círculos (virtuosos)!

PD 1: Aprovecho para hacer mención que la convocatoria para solicitar contrastes extenos este año está abierta hasta el 29 de mayo a través de la página www.kudeabide.com  y que el plazo de solicitud de ayudas de Diputación Foral de Bizkaia es del 15 de abril al 30 de setiembre.
PD 2: Gracias a Susi Rodríguez de Elurnet que nos ha ayudado a sanar este blog que estaba convaleciente 😉

KUDEABIDE: Personas (inquietas) recorriendo caminos para construir nuevas oportunidades

Todavía con el recuerdo fresco de la jornada de presentación de los resultados de Kudeabide en el marco de la Semana Europea de la Gestión Avanzada, me pongo a escribir estas líneas.

Lo primero que quiero destacar es una idea bastante repetida. Y es que efectivamente era significativo ver juntas a personas representantes de Gobierno Vasco, las Diputaciones Forales de Araba, Bizkaiay Gipuzkoa y Euskalit, no para hablar de sus respectivas propuestas sino para hablar de una propuesta conjunta.

Es verdad que hay mucho trabajo por delante para que este proceso de coordinación se consolide y de los resultados a los que todos aspiramos, pero en el camino estamos.

Ayer día 12 se ha presentado en el Euskalduna la intención y un primer avance de resultados de la iniciativa Innobideak-Kudeabide. Diría que ha habido bastante alineación en los mensajes y también algunos puntos de vista diferenciados, que también es enriquecedor.

Barriendo un poco para casa me voy a hacer especial eco de algunas de las palabras dichas por Izaskun Artetxe en nombre del Departamento de Promoción Económica:

“Desde el Departamento de Promoción Económica de la Diputación Foral de Bizkaia siempre hemos considerado básico para la competitividad reforzar los sistemas de gestión de las organizaciones empresariales.

De hecho sobre esa base, se construyen los contextos organizativos que permiten impulsar la innovación, los procesos de internacionalización, los mecanismos para desplegar la participación de las personas, los proyectos en cooperación con otras organizaciones, etc.

Y en estos últimos 20 años a través de las iniciativas Premie, Xertatu y bilgune más de 1.000 organizaciones de Bizkaia han ido aplicando estos principios para ir aprendiendo a gestionarse mejor, a crear mayores espacios de participación con las personas y a incluir criterios de responsabilidad social como propuestas de valor y compromiso con la sociedad en las que están insertas.

Por ello cuando recibimos la invitación a participar en el programa Kudeabide, en colaboración con el Gobierno Vasco y las Diputaciones de Araba y Gipuzkoa, no lo dudamos ni un instante. Nos pareció que era el momento oportuno para dar este salto y pasar a trabajar a una manera más coordinada entre las distintas Administraciones animadas por un objetivo común: contribuir a impulsar estilos de gestión avanzada para transformar las dificultades del presente en proyectos con futuro.

Ciertamente 2014 en este sentido ha sido un año muy intenso. El proceso de diseñar e implementar el programa ha exigido mucho diálogo. Encontrar espacios de encuentro y consensuar las discrepancias que también han ido apareciendo en este proceso.

Por una parte la ilusión de construir lo nuevo integrando las distinta sensibilidades, los distintos puntos de partida de cada Territorio Histórico, enriqueciéndonos mutuamente, aunque también, en ocasiones, constatando la dificultad que supone coordinarse por los problemas de comunicación inherentes en cualquier relación.

Tras la experiencia de este año 2014, se trata de seguir aprendiendo de la experiencia y conseguir que la propuesta de Kudeabide en 2015 incluya aquellos aspectos críticos que hemos detectado durante este año de lanzamiento. Desde la Diputación Foral de Bizkaia nos marcamos como objetivos:

• Profundizar en el proceso de coordinación entre las distintas Administraciones para ir construyendo un programa cada vez más potente
• Analizar el proceso de confluencia entre las distintas propuestas que hasta la fecha han coexistido en Bizkaia para el impulso de la gestión.
• Incrementar la dotación presupuestaria para este tipo de proyectos en 2015 vista la buena acogida inicial que ha tenido en 2014 Kudeabide.

Se trata por tanto de afrontar este reto de manera colectiva y encontrar a través de la experiencia Kudeabide nuevos caminos para poder llegar a nuevos lugares en los que nuestras organizaciones, las personas que las habitan y la sociedad en general nos encontremos en mejor posición para construir nuestro propio futuro.”

Creo que usar sus palabras resume muy bien la posición del Departamento en esta cuestión.

Destacaría también la participación de las dos personas que en representación de CTI Soft y Alberdi Mekanizatuak han hablado, Ricardo González y Aitzol Alberdi, dos cracks de la comunicación, amen del trabajo bien hecho y la ilusión por lo que hacen.

Destacaría de sus propuestas la experiencia institucionalizada en CTI Soft de organizar un Comité de Clientes para incluir la VOZ de la clientela en sus propuestas de desarrollo. Idea que desde ya compro para revisar y mejorar la propuesta Kudeabide 15.

Aitzol por su parte ha compartido cuanto le impacto una pregunta que Luis Jiménez de Euskalit les hizo ya hace varios años en torno a si sabían, cómo empresa, hacía donde querían avanzar, quienes querían ser. ¡Y cómo les removió!

(Ya dijimos en su día en una sesión arbela, que son personas que saben hacerse buenas preguntas) Y ello les obligo a ponerse el “thinking cap”, a pararse, dar una vuelta a lo que hacen e iniciar un itinerario que les ha permitido convertirse en una organización que vive eso de que sus personas son su mejor activo. Desde luego ha trasmitido mucha fuerza y “coherencia”.

Y luego en los minutos de café he aprovechado para saludar a José Ramón Aurrekoetxea, Alberto Etxeandia, Txema Villate, Juan Mari Aduriz, Angel Vidal, Joseba Amondarain, Nerea Obieta, Terese García … ¡Un auténtico placer!

Y ahora toca seguir recorriendo nuevos y viejos caminos en esto de avanzar hacia la consecución de nuestras colectivas metas.

Toca dar el siguiente paso… Por ejemplo, mañana misma en un encuentro que promete ser intenso en Lakua 😉

¡DECOMESA: Saben lo que quieren y les gusta lo que hacen!

El pasado 18 de Junio tuve la suerte de “presenciar” la sesión de contraste externo del programa kudeabide que se celebró en la sede de DECOMESA (Decoletados y mecanizados, S.A.)

Nos recibieron Julian Bueno, en su calidad de socio y gerente y Alberto Gallastegi (También socio y responsable del área de Procesos). Dos personas apasionadas por lo que hacen y con dos perfiles bien distintos… y complementarios.

Gracias a las buenas artes de indagación de Julia de León (Euskalit) y Mónica López (de Osakidetza, en calidad de miembro, ¿o era miembra?, del club de evaluadores) fuimos desgranando a lo largo de la mañana todas aquellas áreas de gestión de la empresa. Se trataba de tomar cierta distancia del día a día y tratar de ganar perspectiva para poder ver aquellas cuestiones que a veces no se pueden apreciar con claridad por las inercias organizativas.

Comparto algunas de las claves de la visita.

En Decomesa han pasado una etapa muy dura durante estos años de crisis generalizada. No podían ser una excepción. Sin embargo han salido reforzados.

Su apuesta es dar un buen SERVICIO. No quieren/pueden entrar en una guerra de precios. Se dedican a las series cortas y de calidad. Como nos contaban en la reunión ganan en las distancias cortas, disponen de buenos medios técnicos y sobre todo de su palabra, son gente de fiar. Por eso les gusta que les visiten y lo potencian.

Dos cuestiones que han emergido con fuerza en estos últimos tiempos han sido:

• La necesidad de intensificar su relación con los clientes, actuales y potenciales y
• La mejora de las relaciones con sus proveedores, que para ellos son aliados estratégicos.

Destacaría de ellos que saben lo que quieren, que tienen una actitud permanente por mejorar y que tratan de que las personas estén bien informadas para que puedan tomar mejores decisiones.

Su cartera de clientes la conforma un plantel de empresas muy importantes. De hecho en esta crisis ninguna de ellas ha caído, aunque les hayan bajado los pedidos. Por ello rehusaron hacer ningún ERE. Era prioritario mantener la capacidad de respuesta y de servicio porque esa seña de identidad para ellos es irrenunciable y la crisis , en cambio, pasajera.

Procedimentar para automatizar les resulta sencillo. Están acostumbrados a hacerlo y lo hacen bien. Requieren dedicar más atención a extraer conclusiones con todos los datos de los que disponen. Se trata de cerrar mejor el ciclo de la toma de decisiones.

Están en un momento que necesitan SOLTAR algunas tareas que pueden canalizar a través de su parque de proveedores para poder SALTAR hacia otro tipo de actividades en las que su aporte de valor es mayor.

Han tenido que superar algunas resistencias internas para este proceso. Y esto les lleva a una de las tareas pendientes que tienen por delante: ¿cómo intensificar el nivel de participación e implicación de las personas de Decomesa?

Hay buen ambiente de trabajo e importantes medidas de conciliación personal pero les está faltando “algo” para que el despliegue del conocimiento de su equipo les ayude a seguir avanzando.

Fue una sesión interesante. Cada vez que una organización, o una persona, se “atreve” a parar para mirar con más profundidad todo aquello que está ocurriendo, aparecen pistas, vislumbres, oportunidades para la acción.

Considero que en Decomesa se dan las condiciones materiales para que su proyecto empresarial, en permanente (re)construcción siga avanzando.

Su mejor garantía son sus personas, que saben lo que quieren y están dispuestas a crear ese futuro que desean.

¡Suerte en vuestro caminar y gracias por abrirnos vuestras puertas!

Arbela. Bideak Eginez.