Entries Tagged as ''

Tiempo para la serenidad y la calma

Hace tiempo que este blog ha estado en silencio.

Ha sido un silencio muy fértil. Lejos de ser reflejo de falta de actividad se ha debido justo a lo opuesto. Llevamos unos meses con tal carga de trabajo que no hemos encontrado pausa para narrar alguna de las actividades que hemos estado desempeñando. ¡Y mira que ha habido!.

Y hoy, justo hoy, parece el día propicio para retomar el (im)pulso a este blog.

En un momento en el que cunde la alarma social, donde el miedo al contacto y la incertidumbre por el futuro se adueñan de la sociedad… es también tiempo para parar, para serenarse, para respirar profundamente, para ampliar la mirada y para descubrir nuevas formas de hacer que nos permitan salir socialmente fortalecidas.

Es crucial tomar conciencia de dónde ponemos el foco de nuestra atención.

Qué es lo que nos ocupa y lo que nos preocupa.

Cómo nos informamos.

Hasta qué punto el confinamiento nos aisla o activa múltiples redes de (auto)apoyo que dan medida de la dimensión social de esta “crisis” de la que sólo se puede salir desde la solidaridad.

Se habla de colectivos vulnerables, cómo si no lo fuéramos todos, a los que hay que cuidar. De responsabilidad y de madurez.

Se reclama reconocimiento social específico para colectivos cuya contribución y generosidad nos emociona. Y también se visibilizan otros colectivos con poco reconocimiento social previo pero en estos momentos de alarma emerge con nitidez la función social que desempeñan, que siempre han desempeñado, a pesar de su bajo status social.

Se visibiliza lo precario de la realidad. Y cómo en pocos meses los que construíamos vallas, y leyes, para los de “fuera”, somos vulnerables y requerimos leyes comprensivas con nuestra nueva situación.

Es una época propicia para ser conscientes del auténtico valor de las cosas. Cuanto echamos de menos ahora un abrazo, un saludo cariñoso, quedar con las amistades, salir a la calle para dar una vuelta …

Es tiempo de revisar estilos de vida, modelos de consumo y de relación…

Y es que el archífamoso Covid19, aunque está teniendo un importante coste social, también es una nueva oportunidad para reflexionar, aprender… y cambiar.

Cuando en unos meses concluya la alarma sanitaria el panorama que se dibuja será complicado. Sobre todo si no hemos aprendido la importancia de la solidaridad y de poner primero lo que importa, las personas y especialmente las más vulnerables.

Y de nuevo será esencial mantener la calma para poder distinguir lo importante de lo accesorio. Y sobre todo tocara evaluar cual puede ser la contribución generosa de cada persona para salir de esta situación de una manera resiliente.

Y esa es ahora nuestra intención. Aprovechar este tiempo de “pausa” para revisar nuestras propuestas, para escuchar lo que la nueva situación demanda, para tejer complicidades y construir puentes que nos ayuden a acercar orillas.

En el nuevo reto que tenemos encomendado de impulsar el desarrollo comarcal equilibrado en Bizkaia queremos aprender de esta situación para ser capaces de construir de manera colectiva un futuro más sostenible.

Y ahora toca sumergirnos en la serenidad y en la calma para vislumbrar nuevos horizontes posibles.

PD1: Dedicado a mi hija que hoy cumple años en un día muy propicio para la introspección y… la calma.
PD2: Con motivo de los cambios internos habidos en el Departamento las crónicas que escribiremos a partir de ahora estarán sobre todo relacionadas con las actividades del nuevo Servicio de Desarrollo Comarcal.

Arbela. Bideak Eginez.