Propuestas para la participación ciudadana

El jueves de la semana pasada para mí a nivel laboral fue un día muy diferente. Salí de mi rutina para sumergirme en una jornada en el marco de la iniciativa Open Gobernment Partnership Euskadi. (OGP), y más concretamente en la creación de un laboratorio de innovación pública sobre participación ciudadana (el ilab de participación ciudadana en Euskadi).

Y la verdad es que fue un encuentro muy estimulante. Sobre todo por el nivel de compromiso que se apreciaba entre las personas asistentes, muchas de las cuales llevan ya más de un año trabajando en el despliegue de esta iniciativa.

La OGP es una organización internacional cuyo fin fomentar” gobiernos más abiertos, responsables y sensibles a la ciudadanía”.

Lo cual ciertamente suena muy bien, la cuestión es cómo se concreta y se construye, de verdad. No en vano a lo largo de la sesión también se escucharon voces escépticas muy comprensibles dada la magnitud del reto.

Al inicio de la sesión expusieron los consensos a los que ha llegado el equipo promotor en la conceptualización del ilab y después nos pusieron a trabajar por grupos en torno a una serie de cuestiones. Sobre todo querían feedback de cara a cuestionar/enriquecer los avances logrados.

Quien quiera conocer más ce cerca esta interesante iniciativa, lo mejor que puede hacer es bucear en la abundante documentación de su web . Una primera aproximación se puede conseguir visionando este vídeo.

Dada la riqueza de contenidos de la referida web, yo me voy a limitar a compartir algunas de las ideas que me lleve de la exposición inicial y sobre todo algunas de las conexiones que me provocó la asistencia a la jornada.

En relación con lo primero me quedé especialmente con lo siguiente:

  • No pretenden diseñar el mejor laboratorio de innovación posible, sino un espacio en construcción donde sea posible activar experiencias de participación para aprender desde la experimentación.
  • Porque lo importante en estas cuestiones es… ponerse en marcha, activarse y favorecer procesos de combinación y remezcla.
  • Quieren aprender haciendo y trabajando juntas, en red, desde la diversidad.
  • Han llegado a algunos consensos, respetando las diferencias sabiendo que tampoco en sus enfoques hay certezas.
  • Un reto clave es afrontar retos sociales desde la colaboración público-social sabiendo que para ello es fundamental profundizar en el modelo de gobernanza que facilite estos procesos y les dé credibilidad y viabilidad.
  • Desde la óptica de la prospección quieren contribuir a la identificación de tendencias, escenarios de futuro, poner mucha atención a lo que quiere emerger en los ámbitos de participación social.
  • Proponen partir de lo que ya existe por lo que abogan por la creación de un mapa dinámico de la innovación que visibilice a las entidades que ya están trabajando en estos ámbitos.
  • Lo nuclear en la apuesta de este ilab es la experimentación, el desarrollo de proyectos experimentales, tanto propuestos desde el propio ilab, como, sobre todo diría yo, desde los proyectos propuestos por la ciudadanía, buscando que la tipología de proyectos sea lo más plural posible.
  • En la tipología de agentes a los que quieren llegar incluyen la mirada institucional, experta y especialmente la ciudadana.
  • Quieren ir construyendo cajas de herramientas y principios para facilitar nuevas experiencias participativas.
  • Son conscientes de que uno de los retos pendientes es definir el modelo de gobernanza para favorecer la participación plural, la toma ágil de decisiones y qué estos proyectos cuenten con la financiación adecuada.

Tras los trabajos de las mesas algunas cuestiones que afloraron tenían relación con:

  • La necesidad de ganar credibilidad y afrontar la desconfianza que este tipo de iniciativas pueden generar de inicio en base a la realidad social en la que vivimos.
  • Aterrizar la conceptualización en elementos menos mentales y más prácticos.
  • Incluir los elementos de igualdad y enfoque de género como ejes transversales para que realmente la ciudadanía se sienta PARTE del proyecto.
  • Bailar entre lo funda-mental y lo ele-mental, para que esa “L”, sea realmente sinónima de prácticas y aprendizaje.

A continuación se produjo la entrega de los premios Elkarlan y Open Data Euskadi 2018. Los primeros como reconocimiento a proyectos innovadores ciudadanos , y los segundos premian ideas y aplicaciones que tienen como fin la apertura de datos públicos de las administraciones vascas.

Pero sobre todo en mi lo que bullían eran conexiones, sueños, ilusiones, dudas, inquietudes.

La jornada me había conectado con un par de presentaciones (una y dos) en las que Miren Larrea, de Orkestra, nos hizo en el marco del proyecto Bizkaia Orekan y también con la necesidad de contribuir a la modernización de la Adminsitración, no exenta de un proceso de deconstrucción, para construir una nueva, según proponía Koldobike Uriarte.

Rescatando a su vez las ideas de esos textos me quedo con estas otras ideas que habrá que ir tejiendo:

  • La propuesta de reinventar lo público fortaleciendo el poder comunitario y proponiendo cambios en las relaciones de poder para que este proceso de transformación sea lo más inclusivo posible.
  • Cuando se están dando los primeros pasos en un proceso incipiente, más que definir lo que hay que hacer se trata de adoptar una actitud de escucha para estar atento a lo que va a ir emergiendo. Sabiendo que en las cuestiones complejas lo importante es ir enriqueciéndonos mutuamente con una visión lo más integradora posible.
  • Cuando las cuestiones, como ésta son complejas lo importante es CONSTRUIR LA SOLUCIÓN, Por ello lo básico es ir viendo como fluyen los acontecimientos, para ver cómo evoluciona el proceso. No es tanto una cuestión técnica como un proceso de construcción social donde es precisa mucha facilitación.
  • La importancia de escuchar las diferencias. Estar dispuesta a que se abran cuestiones espinosas, que en cualquier caso ya estaban, pero ahora encuentran un cauce de expresión. Se trata de llegar a visiones más o menos compartidas, muy diferentes de una visión única. Donde a través del consenso se crean acuerdos suficientes para poder pasar a la acción conjunta.
  • Se trata de crear espacios de mutua influencia, donde a través de las conversaciones se creen relaciones orientadas a la reflexión/acción. Espacios de diálogo donde los roles y los distintos juegos de poder queden claros y donde todas las partes encuentren su espacio propio.
  • Es básico en estos proyectos entender las distintas posiciones existentes y de establecer mecanismos para un auténtico proceso de construcción social basado en la intersubjetividad.
  • Construir agendas compartidas, esto es establecer acuerdos que nos permitan actuar de forma conjunta. Muchas veces no tanto desde los QUÉs (que también) sino desde los CÓMOs. Y es que no pocas veces construir las soluciones implica especialmente trabajar los cómos.
  • Es básico articular bucles continuos de reflexión/acción para estar muy pendientes de todo aquello que va emergiendo en el proceso y tengamos capacidad de respuesta inmediata a todo aquello que sea especialmente significativo para provocar nuevos cursos de acción.

Por todo ello remezclando en mi Kooptel particular todas estas propuestas , sale un bebedizo propio de una noche de verano, justo tras vivir ayer la noche de San Juan y en un momento de nacimiento de una nueva legislatura.

Bonito reto el de cómo incorporar todas estas propuestas en lo nuevo, cómo soltar las inercias que nos tienen o los límites autoimpuestos.

Y sobre todo me quedo con la intención de contribuir para que estos proyectos de construcción colectiva sean cada vez más una forma de hacer que nos defina.

Nadie dijo que fuera fácil, pero el reto lo merece, sobre todo porque junto con la contribución social que supondría, haría más atractiva el quehacer de las personas que conformamos las organizaciones.

Un lujo haber podido participar en este encuentro. Confieso que incluso más que los contenidos lo que más me gusta en estas sesiones es el reencuentro con personas a las que por las circunstancias que fuera hace tiempo que no coincido. Por ello para mí fue un regalo encontrarme con Ricardo Antón, Txema Villate, Diana Franco, Aitzol Batiz, Batirtze Diez… Ciertamente las redes se explican por las conexiones entre personas y por lo que sentimos en los (re)encuentros.

Ekin lanari! Eutsi goiari!.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.