Aprendizajes en Iurreta: Una pausa para compartir aprendizajes y coger impulso

Hoy hemos tenido la suerte de participar en un encuentro con empresas en Iurreta para conocer de primera mano dos experiencias que se han venido gestando estos últimos meses relacionadas con procesos de mejora de gestión.

Y es que dentro del proyecto Bizkaia Orekan y con el apoyo de diversas Agencias de Desarrollo Local de Durangaldea y Busturialdea se está trabajando el reto de mejorar los sistemas de gestión de las organizaciones.

De alguna manera esta sesión comenzó hace un año cuando en el mismo lugar celebramos una reunión para identificar vías de avance para mejorar las formas organizativas de las pequeñas empresas. De aquella reunión ya escribimos una crónica que titulamos “Del deseo a la acción”.

Hoy de lo que se trataba era de conocer el recorrido que en este tiempo han hecho algunas de las empresas que participaron en aquel encuentro. En concreto las personas que han expuesto su experiencia han sido Rafa Zabala, de Zagar Sistemas SL y Nerea Sesumaga y Ruben Etxebarria de Rhointer España S.L. y Gernika Cubiertos y Menajes S.L. respectivamente.

Estaba prevista la presencia también de Sergio Onaindia para que nos contara los progresos del grupo Metlan pero ha coincidido que hoy le tocaba ser aita así que nos ha dejado por una causa mucho más importante. (Confiamos que todo haya ido de maravilla!).

En total 24 personas nos hemos dado cita en el centro de FP de Iurreta situados en círculo para compartir reflexiones, experiencias y preguntas.

Tras una breve presentación Rafa Zabala, gerente de Zagar Sistemas S.L. nos ha contado el proyecto que han desarrollado estos meses de la mano de la consultora M´Angel Manovell.

De su exposición, en la que no voy a entrar en el detalle, las cuestiones que más me han llamado la atención han sido las siguientes:

  • Por primera vez en la historia de la empresa, que se creó en 1992, han hecho una auténtica puesta en común para compartir proyectos de empresa y abordar procesos de mejora.
  • El nivel de implicación y compromiso del equipo ha crecido significativamente gracias a mejorar la comunicación interna y a crear equipos de trabajo para abordar proyectos de mejora.
  • Han conseguido definir rutinas de reuniones semanales para abordar y compartir los temas más significativos.
  • El cambio en la distribución del almacén y en la organización de los vehículos ha sido espectacular y ha servido para aprender a trabajar en equipo y a asumir compromisos.
  • Han realizado diversos cursos de formación para potenciar la polivalencia de las personas y han descubierto que las personas tenían ganas de aprender para ser más profesionales.

Fruto de todo ello han ganado en compañerismo, complicidad, motivación y en organización para el trabajo.

Pero no ha sido un camino fácil. Ha habido momentos de agobio, de tensión, de no tener claro cómo iba a ser el proceso… pero han mantenido el compromiso con el proyecto para que éste llegara a buen puerto. Y en ello mucho mérito también ha tenido la consultora, que les ha orientado, animado, sostenido y exigido según el momento del proceso.

Posteriormente a dos voces, Nerea y Ruben, Ruben y Nerea nos han contado el proceso que han desarrollado en Gernika Cubiertos y Menaje y en Rhointer, también con el asesoramiento de M´Angel Manovell.

Interesante la exposición, máxime viniendo de una empresa tan significativa en la historia de Gernika. De hecho una de las señas de identidad de Gernika precisamente ha sido la fabricación de cubertería, actividad que iniciaron en esta empresa allá por 1917 y que de alguna manera ha renacido en 2013.

Al iniciar el proyecto identificaron como retos:

  • El relevo generacional.
  • La necesidad de diferenciar las marcas y de identificar nuevos clientes
  • Explorar nuevas formas de venta…

Dada la diversidad de las cuestiones que afloraron en esos momentos iniciales definieron una matriz para discernir las cuestiones que había que mantener, modificar, eliminar o innovar.

En estos intensos meses se han sucedido muchos cambios relacionados especialmente con el lay out de la planta y la automatización de los procesos (con sus inversiones asociadas) pero las dos claves en las que más han incidido han sido la inclusión de las personas en los procesos para fomentar la corresponsabilidad y el “rigor” en el ritmo de reuniones para desarrollar el intenso trabajo que han desarrollado.

Incidieron también en la importancia en la creación de equipos de trabajo con amplia representación de las partes interesadas, especialmente combinando personas de fabricación y comercialización para integrar las perspectivas y los puntos de vista complementarios.

Posteriormente iniciamos un rico e intenso diálogo en el que hubo aportaciones muy diversas entre las que destacaría las siguientes:

  • La falta de tiempo es uno de los tópicos más empleados para no abordar procesos de cambio que exigen mucha dedicación… y sin embargo muchas veces ese argumento lo que esconde es que realmente las prioridades son otras.
  • Parar para reflexionar o para revisar lo que hacemos da vértigo y sin embargo ese tiempo de pausa muchas veces es lo que permite ver lo que en la vorágine del día a día queda oculto. (En la mañana de la reunión todas las personas estaban “parando” y sin embargo las devoluciones finales fueron de aprovechamiento del tiempo )
  • Cuesta mucho superar las inercias y luego el riesgo de volver a las rutinas anteriores es alto. Por eso es preciso paciencia, tenacidad… y a veces apoyo externo. (A veces parece que lo que se hace no tiene resultado inmediato y nos cuesta ver que estamos poniendo las bases para recoger la cosecha a su debido tiempo)
  • Sentarse con las personas para ver lo que hacen y recoger sus valoraciones permite que su potencial se pueda desplegar con mayor facilidad.
  • Hay estrategias desde la Dirección que provocan la activación de mecanismos de defensa y otras en cambio facilitan el compromiso de las personas, ¿cómo activar lo segundo y minimizar lo primero?
  • A veces para avanzar hace falta saber decir NO para enfocar la acción en lo importante.
  • Llevamos cada quién nuestra mochila y hay que valorar lo que necesitamos SOLTAR para aligerar pesos que nos faciliten SALTAR hacia nuevas estrategias.

Aproveché también la ocasión para explicar el programa KUDEABIDE como herramienta de mejora que facilita la contratación de asesoramiento experto para afrontar nuevos retos o para dar continuidad a los existentes. Y se abrió un hilo de conversación en torno a porque estos programas tienen, en general, poca demanda. Aparecieron cuestiones relacionadas con la falta de conciencia sobre su necesidad y sobre todo, la dificultad de abordar proyectos que requieren u na importante dedicación de tiempo.

En la ronda de cierre algunas de las palabras que se expresaron fueron:

  • Oportunidad
  • Compromiso
  • Aire fresco
  • Lo importante son las personas
  • Parar… reflexionar… actuar
  • Ante la duda… para adelante
  • Chute de energía

Y para que esto no quede aquí se propuso que a lo largo de esta misma semana cada quién nos propongamos una actividad nueva inspirada por la sesión de Iurreta.

Sin duda este tipo de encuentros entre iguales arrojan mucha sabiduría y confiemos que sirvan en alguna medida para disminuir el trecho entre lo que decimos y lo que hacemos.

Mila esker a cada una de las 24 personas que asistieron a este encuentro de Iurreta que habría que repetir con cierta periodicidad, sobre todo para compartir avances y nuevos aprendizajes y para recargarnos de energía.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.