Entries Tagged as ''

Subvenciones potentes a proyectos de alto impacto: 3I. ¿Qué estamos aprendiendo?

Hay en Bizkaia, como en otros territorios, proyectos protagonizados por empresas que significan para ellas una apuesta francamente ambiciosa. Son proyectos en los que cambian sus formas de hacer e invierten elevados importes en modificar sus procesos productivos, ampliar sus plantas de producción, asumir el coste de desarrollo de nuevos productos…

Las subvenciones que venimos dando desde hace muchos años son una minucia para este tipo de proyectos, porque rondan los 25.000 euros y el presupuesto de esos proyectos supera con mucho el millón de euros. Esto siempre nos ha creado cierta frustración porque son esos proyectos los que crean empleo con firmeza y llevan a esas empresas a niveles tecnológicos y de madurez que hacen posible su pervivencia a largo plazo. Además, en mi experiencia, esas empresas con potencial de inversión y crecimiento son empresas en las que las condiciones laborales suelen ser bastante razonables y tienen un comportamiento social decoroso.

Por eso en 2016 lanzamos por primera vez el programa de subvenciones 3I (Plan de apoyo a la innovación, internacionalización y la inversión). Buscábamos proyectos potentes, innovadores y de alto impacto, con el objetivo de llegar a unos 10 proyectos de este tipo.

Lo hacíamos saliendo de nuestra “zona de confort” y eso nos causaba inquietud. Nos encontramos cómodos tratando con empresas pequeñas y en esta ocasión nos decidimos a ampliarlo a empresas hasta 250 empleos. Y nos acogíamos por primera vez a una nueva reglamentación de la Comisión Europea que ofrece alternativas para rebasar los límites subvención de la normativa Minimis. Queríamos pasar de ayudas de 20.000 € a ayudas de 200.000 € por empresa: un salto inmenso.

Nuestra experiencia en 2016 fue francamente positiva. Vinieron muchos proyectos, más de los esperados. Pero la buena noticia es que vinieron muchos proyectos buenos y potentes; hasta el punto que tuvimos que buscar fondos para ampliar la dotación presupuestaria del programa. Al final fueron 12 los proyectos apoyados, con una subvención media de 283.000 €. Y aún quedaron sin apoyo algunos proyectos que también eran muy prometedores. A esos proyectos y a algunos otros los derivamos a los otros programas de ayudas (más modestas) del Departamento, cuyas convocatorias se abrían inmediatamente después de 3I: Plan de Promoción de la Innovación, Afipyme y Plan de Internacionalización.

El Departamento lo presentó a bombo y platillo. Ciertamente las historias de las 12 empresas son interesantes y merece la pena ser contadas. Ahora estamos haciendo seguimiento de esos proyectos y parece que van por el buen camino y tiene pinta de que los resultados serán cercanos a las expectativas.

827661853_201606131321585698816_16490

A la luz de lo vivido en 2016, en 2017 volvemos a sacar el programa en las mismas condiciones pero con un aumento sustancial de presupuesto. Afrontamos el programa con la misma ilusión que en 2017, pero nuevamente con la incertidumbre de si encontraremos esos 15 o 16 proyectos de impacto suficiente y con carácter innovador para los que hemos realizado la previsión económica. El tiempo lo dirá pero parece que esta vía de apoyos fuertes a proyectos potentes es muy interesante y complementaria a las subvenciones de importe menor a proyectos más modestos de innovación, de inversión avanzada, de colaboración, de mejora en gestión…

En cualquier caso, lo importante no son los medios sino los fines que, en nuestro caso, son los de facilitar un tejido empresarial sano y dinámico, que cree empleo de calidad, genere actividad, asegure su pervivencia a largo plazo, actúe con responsabilidad y, también, pague religiosamente sus impuestos en Bizkaia, para el beneficio de todos/as. Creemos que 3I puede contribuir a ello.

 

Arbela. Bideak Eginez.