Sembrando un Lunes de Octubre en Gernika

Dentro del proyecto “Bizkaia competitiva y territorialmente equilibrada”, hoy hemos celebrado en Gernika una reunión para tratar de identificar acciones concretas con las que ir poniendo en marcha diversos retos para los próximos meses para las comarcas de Busturialdea, Lea Artibai y Durangaldea.

Ir a Gernika siempre es un lujo pero además hacerlo un lunes en Octubre siempre es un buen presagio.

Nos hemos reunido en las oficinas de Lanbide Ekimenak 10 personas, 5 hombres y 5 mujeres, representando a organizaciones diversas unidas por una misma ilusión: favorecer la construcción de un futuro mejor para los habitantes de esas comarcas.

En una sesión anterior se habían priorizado 6 retos significativos que tienen que ver con:

  • Incentivar las reflexiones estratégicas en las empresas
  • Fomentar el emprendimiento tecnológico/industrial
  • Adoptar nuevos modelos económicos como fuente de generación de empleo y entornos sostenibles
  • Analizar los recursos disponibles para el desarrollo de entornos creativos y de desarrollo sostenible
  • Fortalecer el compromiso de las empresas con la formación
  • Mejorar las infraestructuras de los polígonos industriales

Previamente habíamos compartido un documento en el que se recogen las distintas iniciativas que cada quién ya estamos impulsando con estas intenciones.

En esta entrada no voy a entrar en el detalle de lo que hemos ido comentando. De eso ya habrá tiempo cuando las propuestas vayan madurando y puedan ser presentadas públicamente.

Hoy prefiero incidir en una serie de impresiones personales que para mí han sido muy significativas y que se han producido a lo largo de la fructífera mañana que hemos compartido.

Lo primero y más destacable para mí ha sido el clima de la sesión. Ha habido numerosas aportaciones, mucha sinceridad para compartir, lo que hacemos y lo que no conseguimos hacer, y mucha mucha escucha. En la manera tan atenta de escuchar se percibía tanto el interés por aprender de otros planteamientos como el profundo reconocimiento a las aportaciones a cada persona que intervenía.

Al hablar del tejido empresarial de cada Comarca aparecían algunas reflexiones habituales referidas a las dificultades que tenemos para conectar con las empresas, para que escuchen nuestras propuestas novedosas y para tratar de convencerles de las bondad de salir de las respectivas zonas de confort para adentrarse en otras formas de hacer diferentes que les ayuden a conseguir esos futuros tan deseados como inalcanzados.

Para ello afloraban cuestiones relativas a la necesaria sensibilización, la importancia de acertar con la dinamización de este tipo de propuestas.

La importancia de saber preguntar para que cada quién encuentre sus propias respuestas. O encontrar experiencias que han hecho “click” para que esos relatos sean inspiradores.

También se comentaba la importancia de ayudar a que las empresas sueñen el futuro que desean para que puedan ir construyéndolo. Y es que a veces el pasado no sirve demasiado para construir lo que viene y es mejor anticiparlo.

Un momento para mi muy valioso ha sido cuando de repente hemos empezado a hablar también de lo que nosotros mismos tenemos que ir desarrollando a nivel personal y organizacional para ser coherentes con estos planteamientos que queremos para “otros”.

Ha sido como evolucionar de:

  • ¿qué podemos hacer nosotros distinto para que cambien las organizaciones? a
  • ¿qué podemos hacer nosotros distinto… para cambiar nosotros?

Y es que en todo momento ha estado aflorando qué cada uno vemos la realidad según somos, según donde estamos, según nuestras aspiraciones. Por ello lo esencial es conocernos bien para mejorar nuestras formas de intervenir. Y muchas veces crear estos espacios para compartir nos sirve para que se caigan algunas orejeras o para encontrar algunos espejos en los que ver(nos).

También se ha incidido en la importancia de salir al encuentro de la realidad, de acercarnos a las organizaciones para preguntarles que necesitan, qué necesitan de nosotros.

Y así mezclando lo que nosotros vemos y ellos no ven y lo que ellos ven y nosotros no, podamos ir construyendo nuevos mapas con los que transitar mejor por la realidad en la que estamos inmersos.

Se ha hablado también mucho de desarrollo local, de desarrollo sostenible, el concepto de glocal. La versión más extendida suele ser la de pensar en global y actuar en local, aunque creo que la versión alternativa puede ser más jugosa: Pensar en local, en lo que nos importa, con lo que estamos comprometidos y actuar en global.

Otra de las ideas que ha estado revoloteando toda la sesión ha sido la de cómo integrar las distintas estrategias y propuestas en las que estamos involucrados.

Cómo mantener y reconfigurar la apuesta por la industria, mientras se va dejando un espacio creciente a los proyectos creativos y a los nuevos modelos de economía (economía azul, economía circular…)

Cómo dejamos ir conceptos y propuestas que han sido muy importantes pero cuyo tiempo ha pasado y cómo dejamos espacio a lo nuevo, a lo que está emergiendo aunque todavía sólo tiene una presencia muy sutil.

Se ha hablado de la importancia de crear propuestas para apostar por la juventud como cantera de futuro y a la vez abordar las problemáticas asociadas al relevo generacional.

Yo veía conexiones entre esto y las propuestas de envejecimiento activo y saludable. Porque al fin y al cabo de lo que hablábamos era de encontrar las palancas y las conexiones para que las nuevas oportunidades construyan una sociedad más sana y con unos retos más saludables.

Se ha hablado de estrategias de diferenciación, de compromiso, de sellos que evidencien el valor de las propuestas.

Muchas ideas, algunas apenas esbozadas, otras con cierto recorrido, y sobre todo compromiso para ir aterrizando y concretando estas posibilidades en propuestas de acción para ir tejiendo una nueva realidad más ilusionante.

Confiamos que estas reflexiones, estas conexiones, que hoy se han producido en Gernika, un lunes de Octubre, sirvan para sembrar todo aquello que queremos ir cosechando entre todos y todas

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.