Entries Tagged as ''

ISOLEIKA: Poner “en potencia” sueños, posibilidades y retos

Siempre siento un placer especial cuando me toca viajar a Lea Artibai. ¡Lo tengo asociado con experiencias de aprendizaje!.

En esta ocasión nos fuimos Luis Jiménez, de Euskalit, y yo a Etxebarria, a la cooperativa Isoleika para realizar un contraste externo en el marco del programa Kudeabide.

Iñigo Garai, su gerente, fue un perfecto anfitrión. Nos explicó en detalle y con mucha sinceridad los entresijos de Isoleika, de dónde vienen, las vicisitudes por las que van transitando, los retos que se plantean, los miedos que les asaltan, los bloqueos que les paralizan… y sobre todo el sueño que inspira el proyecto. Con mucha sinceridad, sin miedo a mostrar sus vulnerabilidades nos fue relatando su visión de Isoleika para generar una conversación profunda.

Se dedican a fabricar paneles aislantes microporosos en muy poco grosor. Por lo que está recomendado para aplicaciones donde el espacio es crítico.

Pertenecen al grupo Eika lo cual les facilita que dispongan de mucho apoyo logístico y recursos de todo tipo para avanzar en esta etapa inicial de su proyecto empresarial.

Ventajas que se combinan también con algunas limitaciones. Y es que lo que es válido para una gran cooperativa como es Eika,en ocasiones, chirría para un proyecto pequeño como el de Isoleika. Por ello de nuevo la necesidad de aplicar los criterios de gestión, con “arte”. Distinguiendo lo que es valioso de aquello que hace falta adaptar, simplificar, cuando no desestimar. De hecho están apostando por ser muy prácticos y operativos.

En este sentido los 6 años de historia que llevan, desde que se planeó desde Eika este proyecto dentro de su estrategia de diversificación, han sido de mucho aprendizaje en gestión.

El contraste Kudeabide, como suele ser habitual, giró en torno a que prácticas de gestión emplean para ir gobernando sus formas de hacer y reaccionar ante lo que ocurre en el mercado.

Son pocos pero muy valientes. Con la necesidad continua de vender pues su carga de trabajo apenas cubre las tres próximas semanas. Su principal competencia son dos empresas mucho mayores que ellos, con más recursos, con más gama. Y sin embargo compiten con dignidad exportando el 80% de lo que producen.

Dentro del recorrido que se hizo destacaría los siguientes aspectos:

• La importancia de aclarar las necesidades y expectativas de los grupos de interés para facilitar criterios de gestión y para dimensionar los recursos necesarios en función de los retos
• La importancia acercarse al cliente final, fundamentalmente venden a través de distribuidores internacionales, para conocer mejor las aplicaciones finales de su producto.
• Reforzar la complicidad con la red de distribución para mejorar el rendimiento comercial
• El valor de trabajar en el contexto interno y externo para favorecer los proyectos de innovación. Cómo compartir el conocimiento, cómo aprovechar los recursos externos y gestionar los contactos
• La importancia de la proactividad, de salir fuera y de mejorar los procesos

Como en otras ocasiones fue un ejercicio de “stop&go”. Un día para pausarse, para cuestionarse las ideas previas, para someterse a una mirada externa para ganar nuevos ojos con los que mirarse, para buscar en esa larga conversaciones pequeñas chispas de inspiración que sirvan tanto para aterrizar ideas previas faltas de concreción como para visibilizar nuevas posibilidades.

Al irnos el eco de la conversación, y todo el agua que había bebido, hizo que en mi cabeza empezaran a jugar las palabras en libre asociación.

Así las palabras claves que sobrevolaban eran “insulation panels”, “eficiencia energética”, “porosidad” y “ahorro de espacios”. Lo que interpreté como que Isoleika apuesta por insuflar soluciones cuando lo que se necesita es ahorrar espacio y energía. Y para ello su clave es la porosidad. Y es que los poros no dejan de ser esos espacios invisibles a través de los cuales viajan las posibilidades.

También me di cuenta que en Eika la palabra escondida es EKI (EguzKI) y que Isoleika tiene dos soles SOL y EKI, así que me pareció buena premonición para el futuro de ambas de manera complementaria.

Llegamos a Bilbao casi a las 15h, mucha actividad la vivida en Lea Artibai, o mejor dicho en Lea Akti bai! :-)

Posibilidades para la cooperación, despegando ilusiones, aterrizando sueños

El pasado viernes no se nos ocurrió mejor forma para cerrar laboralmente el mes de Abril que hacerlo celebrando un nuevo encuentro en torno al proyecto Elkarlanean de impulso colectivo de proyectos de innovación en cooperación.

Para ello Augusto, Josu, Ander, Mª Eugenia, Ana, Alberto, Guillermo, Txema, Joseba, Silvia, Idoia, Ainhoa, Jose Javier y yo mismo nos reunimos en las oficinas de Innobasque para compartir nuestros avances desde de la última reunión conjunta allá por Febrero.

Aquella sesión tuvo mucho de conocimiento mutuo. En ella cada una de las entidades que pertenecemos a esta Mesa nos mostramos desde lo que hacemos y lo que pretendemos, con nuestras luces y sombras.

Utilizando la herramienta Canvas fuimos desgranando, desde el hacer individual, lo que podemos llegar a construir en modo cooperativo. Constatamos aspectos que nos unen, sinergias posibles, oportunidades que pueden emerger si nos vemos como posibilidad mutua.

Yo destacaría de ese encuentro previo 3 ideas fuerza:

  1. Las distintas entidades que conformamos esta Mesa tenemos propuestas de valor que engloban muchos conceptos pero tenemos que poner el foco en el valor diferencial sobre todo para tener un posicionamiento claro.
  2. La suma de todo lo que realizamos los diversos agentes no siempre es lo más adecuado. Hay que seleccionar desde el sentido y enfoque de la nueva red que queremos co-construir y plantearse también qué no hacemos y debiéramos hacer (nichos no cubiertos).
  3. En el apartado proyectos clave se engloban proyectos muy genéricos. Por ello se propuso trabajar este apartado para la siguiente reunión y desgranarlo sobre todo enfocándonos en los en proyectos colaborativos.

Así que quisimos dar un paso más para tangibilizar las oportunidades que pueden surgir trabajando de manera colaborativa. Así que fue el turno para dibujar un mapa de experiencias, esto es, compartir proyectos donde lo cooperativo es indispensable para la consecución de objetivos.

Previamente se habían elaborado una serie de fichas de proyectos distinguiendo tres ámbitos:

  1. Fichas de oportunidades, donde se entendía por oportunidad, la identificada desde la vigilancia u otra metodología de cada entidad, alrededor de la que se pudiera desarrollar un proyecto en cooperación para la innovación.
  2. Fichas de necesidades, donde se entendía por necesidad, la idea de negocio que surge de una problemática o necesidad detectada en la empresa que permitan desarrollar un proyecto de cooperación para la innovación.
  3. Y fichas de proyectos, entendiendo por tal, cualquier proyecto de cooperación que está en desarrollo y necesita de capacidades complementarias.

Se expusieron un total de 17 proyectos desde 7 organizaciones diferentes.

Lo potente del ejercicio fue que a medida que cada persona exponía cada uno de los proyectos iban surgiendo aportaciones, referencias a experiencias similares, algunas exitosas otras fracasadas…

Sobre todo aprecié escucha y las antenas bien desplegadas para buscar sintonias.

En gran medida lo que se hizo fue un mapeo de proyectos para ver qué conexiones se podían establecer, de que maneras se podían ir alineando capacidades, intereses, desafíos…

Hubo varias referencias a explorar bien lo que ya existe antes de iniciar nuevos proyectos para no incurrir en redundancias, a la importancia de validar bien los proyectos antes de sacarlos al mercado a través del contraste con usuarios y prescriptores.

También se habló de construir espacios de experimentación, de apostar por “usuarios avanzados”. De nutrir las cadenas de cooperación, de emplear metodologías de trabajo para complementar capacidades, de la importancia de la función de arbitraje entre diferentes con poca práctica en el arte de la cooperación, de aprender de las experiencias de fracaso, de ver la posible extrapolación sectorial o comarcal de las iniciativas mostradas.

Creo sobre todo que todos sentimos que compartir es una vía idónea para enriquecer las propuestas y que si queremos recibir hay que dar para retroalimentar este ciclo de dar y recibir.

También compartimos algunas estrategias de vigilancia de las que disponen las distintas agencias. El pasado viernes lo expusieron Azaro Fundazioa, Hegan, Esle y el Polo de Durangaldea.

Básicamente comparten el seguimiento de las “megatendencias”, la inteligencia competitiva, los observatorios de vigilancia tecnológica, el trabajo en red y la búsqueda proactiva a través de contacto y cercanía con sus asociados.

Como “deberes” cada uno se llevó sus notas para ver cómo dar el siguiente paso, esto es, cómo buscar nuevas alianzas y acuerdos para que los proyectos citados se vayan desplegando de forma colaborativa.

Dedicamos también otro espacio de la reunión para ir construyendo el modelo de funcionamiento y de gobernanza de este embrionario proyecto.

Nuestro objetivo declarado es ir convirtiéndonos en un agente de referencia en esto del impulso de la cooperación. Para ello queremos conformar una red flexible, abierta y con capacidad evolutiva. Para ello se pide que todos los agentes participemos de forma proactiva y generosa.

Lo importante van a ser los proyectos que se vayan alentando, para ello se quiere que el modelo estructural de la Red sea ligero, simple y muy orientado a la acción.

Y como por no tener no tenemos ni nombre se empezaron a lanzar propuestas para contar con un nombre específico que recoja nuestra apuesta por una sociedad que evoluciona en clave cooperativa.

Nos convocamos para el próximo 24 de Junio. Seguro que tras el fuego de la noche de San Juan podemos celebrar el día más largo del año con propuestas inspiradoras para seguir aterrizando sueños.

Foto reunión Elkarlanean

Arbela. Bideak Eginez.