Sobre relatos y sincronías

El pasado 16 de Diciembre celebramos una nueva reunión en el marco de la Red Elkarlanean que estamos impulsando, y de la que ya hemos hablado en otras ocasiones. Mi primera intención fue escribir un relato sobre la misma inmediatamente. Consideraba que había sido un buen colofón de cierre de 2015.

Sin embargo… por una razón que no sabía cuál era, sentía que era mejor dejar la crónica como apertura del 2016. ¡Ahora sí sé cuál era el motivo, que luego desvelaré!

El caso es que el citado 16 de Diciembre nos juntamos un total de 14 personas en el Departamento de Desarrollo Económico y Territorial para tratar de integrar y concretar nuestros deseos en un plan de acción para el año que asoma.

7 mujeres, 7 hombres, Mª Eugenia, José Ramón, Idoia, Jorge, Ana, Txema, Silvia, Josu, Eunate, Augusto, Ainhoa, Guillermo, Olatz y Borja. (Les echamos de menos a Alberto y Mariana pero unos virus los secuestraron a última hora).

Mucha diversidad, muchos puntos de vista diferentes, tantos que a veces nos costaba encontrar puntos de consenso. Así que el bueno de Guillermo Irigoras tuvo que emplearse a fondo para recoger las diferentes propuestas y, a la vez, tratar de plasmarlas en un todo suficientemente abierto y coherente.

Por una parte, usando sus palabras, se trataba de “trocear el elefante” para poder abordar los distintos proyectos que queremos impulsar. Pero, a la vez, por otra parte, cada vez que metíamos el zoom para tratar de profundizar en cada actividad había un sentimiento general de incomodidad en cuanto que no se quería encorsetar el plan de acción y menos en un momento dónde hay tanta incertidumbre. De alguna forma se hacía un llamado a permitir que la propia experiencia sea la que vaya marcando el camino en la medida que se vaya desarrollando.

Así que la sesión se movió en las dos direcciones: enfocar el curso de la acción y confiar en que sabremos ir encontrando las mejores respuestas a medida que nos encontremos con los retos.

Me resultó especialmente significativo que a pesar del enfoque eminentemente práctico que se quería de la sesión, hubo continuas referencias a que en estas primeras fases lo esencial es conocernos mejor para ir construyendo comunidad. Para aprender unas personas de otras, para compartir experiencias, para construir confianza, para generar ilusión, para identificar oportunidades cruzadas…

Para mí al menos, por debajo de las conversaciones subyacía cuál es el sentido, el propósito de esta red embrionaria y cómo encontramos un foco retador, que nos aglutine en torno a este proyecto. ¿Por qué invertir energía en este equipo? ¿Para qué?

Otra idea fuerza importante fue que lo importante era GENERAR VALOR. Ser capaces de identificar proyectos de innovación en colaboración durmientes. Saber impulsarlos, canalizarlos, acompañarlos, difundirlos… Que nuestra estructura no se coma los proyectos que son la razón de ser de la red.

Por ello poco a poco fue configurándose que lo importante es:

  • Crear los espacios para poder compartir proyectos,
  • Ser generosos en el compartir para que todos y todas aprendamos y ganemos,
  • Trabajar(nos) primero el “equipo de viaje” para generar dinámicas de colaboración colectivas
  • Ir encontrando nuevas formas a los elementos esenciales de esta Red para generar “magnetismo”, para dar VOZ y presencia a los proyectos cooperativos en la creencia de que señalan el Norte dónde las apuestas imposibles se hacen posibles.

Así que tras dos horas de intenso debate, con sus momentos de confusión incluidos, se identificaron unas primeras propuestas para ir haciendo camino, abiertos a lo que vaya surgiendo, pero sabiendo que participamos en un empeño que nos enriquece.

Entre las principales ideas que se han recogido en el acta de la sesión destacamos las siguientes:

Para el equipo de aprendizaje compartido:

  • Elaborar un Mapa de Experiencias de innovación en cooperación
  • Identificar/Potenciar oportunidades para convertirlas en nuevos proyectos

Para el equipo de desarrollo del marco de referencia de la nueva red:

  • Impulsar el conocimiento mutuo desde la CONFIANZA
  • Generar dinámicas habituales/continuas de compartir
  • Hacer una difusión proactivo de los elementos de “valor” de la nueva red y sobre todo de la cultura colaborativa

Y entre el plan de acciones:

1.- Impulsar el conocimiento mutuo (confianza)

  • Generar dinámicas para promover la confianza y el conocimiento mutuo
  • Desarrollar un marco de actuaciones adicionales que potencie la confianza entre los agentes

2.- Verbalizar/compartir un marco de compromisos y principios compartidos

3.- Generar dinámicas para compartir que generen valor a cada integrante

  • Diseño del modelo de nueva Red
  • Garantizar la confluencia de intereses y expectativas desde la escucha activa y la evolución continua

4.- Difusión proactiva de los “elementos de valor” de la nueva red de impulso de la cultura colaborativa

  • Diseño de un plan de comunicación específico
  • Diseño de un plan de promoción de la cultura colaborativa para la innovación

Nos hemos convocado para nuevos encuentros para ir aterrizando todas estas posibilidades que se abren en torno a estas propuestas que confiemos irán madurando a lo largo del año recién nacido.

Decía al principio del texto que había sentido el impulso de esperar a escribir esta crónica al comienzo de 2016. Entendí el motivo de esta intuición cuando a finales de Diciembre, mientras descansaba mirando el mar, leí otro relato, otra crónica. Su título “Comunicar es Comunizar”, de Ricardo Antón de Colaborabora. Y al leerla supe qué ambos textos querían enredarse.

Rescato y hago mías, nuestras, los siguientes mensajes:

  • Que más que generar impacto se trata de suscitar empatía, que más que lanzar mesajes se trata de activar conversaciones
  • Que se trata de apostar por un tipo de comunicación afectiva, cuidadosa, centrada en crear conversaciones, ampliar los debates, fortalecer la comunidad, porque al fin y al cabo las redes son cuidados colectivos
  • La importancia de construir comunidad, entretejernos, enredarnos para nutrir la comunidad
  • Que comunicar cambio requiere también cambio de marcos conceptuales
  • Que la mejor comunicación es la que se realiza desde la experiencia
  • Que es muy importante concretar… pero la prisa mata

Pues eso, que hay un movimiento en marcha para el fomento de lo cooperativo, lo comunitario que ya está llamando a la puerta. Solo hace falta querer escuchar y, sobre todo, ponerse en marcha.

Let´s go! Let’s ko! Goazen… amankomunean! A disfrutar de lo que acontezca!

Como decía hoy en twitter Guillermo Dorronsoro “No podemos elegir ganar o perder. Pero sí podemos elegir que el juego haya merecido la pena”. Ekin goiari!

4 Responses to “Sobre relatos y sincronías”

  1. Interesante, Borja, mucha suerte en el empeño, merece la pena.
    En breve te pasaré un artículo que publico en Estrategia Empresarial titulado “Elogio de la comunidad”.
    Un abrazo

  2. Parece que Elkarlanean va, sin prisa pero sin pausa, tomándose su tiempo para gestarse, marcarse objetivos comunes y ver cómo acometerlos. En realidad, en sí mismo ya es como una aplicación informal de KOOPtel, porque estáis cuidando mucho y bien toda esta parte de los preliminares.
    Me alegra que el post sobre Comunicar/Comunizar te haya resultado inspirador en este cambio de año. Está claro que al final, en gran medida, continuamente decimos lo mismo. Una forma de organizar y depurar las propias ideas. Y también, repetir y repetir hasta que cale, hasta que suceda.
    A ver qué tal se da 2016 para esto de los procesos.
    Seguimos!

  3. Borja, me agrada leer que vais cumpliendo un proceso casi mini Ulab en la busqueda de cristalizar conversaciones de fondo que promuevan mezclas diversas hacia viajes inesperados donde generar encuentros más relacionales con la incorporación de agentes distintos que amplíen el mapa innovador Bizkaino.
    Tendré oportunidad de presentar nuestra actualidad local en el Innovation Social Lab Europe en febrero2016. Sigamos conversando.

  4. Gracias, Alfonso, leeré con interés tu “Elogio de la comunidad”

    Gracias a ti también Ricardo por tu sincrónoca inspiración. Y sí hay que repetir, repetir y repetir hasta que la fina lluvía nos vaya calando y permita que los nuevos proyectos colaborativos “sucedan”

    Gracias M’Angel, ya me contarás tu presentación al Innovation Social Lab Europe

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.