Entries Tagged as ''

A fuego lento cocinando un guiso colectivo

Decíamos en una entrada anterior que uno de los retos de este 2015 es la activación de cooperaciones fecundas para el impulso de la innovación en cooperación.

A fuego lento vamos cociendo este guiso. En parte porque como dice el dicho: “las cosas de palacio van despacio”;-) , en parte porque hay cosas en las que es mejor invertir el tiempo necesario en los preliminares 😉

Varias son las cuestiones en las que estamos inmersos.

Por una parte estamos trabajando en la conformación de una red con otros agentes para el impulso colectivo del reto de fomentar la cantidad y calidad de proyectos de innovación cooperativa.

Con el apoyo de Innobasque vamos a celebrar una serie de “encuentros” con personas significativas de organismos empresariales, agencias de desarrollo local y cluster.

En conversaciones previas hemos pulsado su receptividad e interés por esta iniciativa. Ahora se trata de ir tejiendo esa complicidad y concretar cómo nos vemos cada quién en este proyecto colectivo, que roles queremos/podemos asumir, que necesidades tenemos que requieran ser complementadas por otras agencias.

Queremos cuidar mucho el tono y la calidez de estos encuentros. Queremos que sirvan para ir definiendo las líneas maestras de este proyecto de forma colectiva. Que todos y todas nos sintamos incluidas en este espacio.

Queremos que las conversaciones sean abiertas para que todas sean diferentes. Que en cada una afloren aquellas cuestiones más relevantes, más apremiantes, más imprevistas…

Tenemos un guión previo que ya hemos compartido. Aunque lo importante no es el guión sino el discurrir de cada conversación. Entre las cuestiones en las que estamos especialmente interesados en dialogar son:

  • ¿Cuál es su visión sobre la cooperación interempresarial?
  • ¿Qué frenos y qué impulsores aprecian?
  • ¿Qué lecciones han ido aprendiendo desde su experiencia?
  • ¿Qué roles juegan, cuales les faltan, cuales debieran jugarse de otras maneras?
  • ¿Qué pondrían encima de la mesa y que pedirían a otras agencias para que este proyecto tenga fuerza?
  • ¿Qué líneas de intervención habría que promover desde lo público?

Se trata de escuchar, de apr(eh)ender, de recoger todos estos relatos para ir construyendo un proyecto que nos incluya a todas (las entidades) y que nos trascienda. Que facilite la emergencia de otras formas más sanas de cooperar entre organizaciones para ganar-ganar-ganar (como sociedad).

Queremos que este proyecto deje huella. Que cale primero en aquellas personas que participamos en él y que genere interés por participar de una forma crecientemente activa.

Comentar también que con un equipo de investigación de la Universidad de Deusto estamos trabajano en el diseño de un par de herramientas sencillas sobre la proprensión de las organizaciones hacia la cooperación y sobre los diferentes perfiles de cooperación existentes. Confiamos que para finales de 2015 podremos presentarlas.

Y hablando de metodologías, seguimos conversando con el equipo de Colaborabora para ver:

  • ¿Cómo dar valor al Kooptel que han diseñado?
  • ¿Cómo testar en la práctica esta propuesta, cómo ponerla a disposición de las personas que suelen facilitar proyectos en cooperación?
  • ¿Cómo transformar el itinerario propuesto en un conjunto de diversas posibilidades en función de cada circunstancia y de las propias capacidades de cada bartender?
  • Cómo diseñar algún nuevo encuentro arbela que dé continuidad al celebrado el pasado 12 de Diciembre que muestre los aprendizajes que vamos adquiriendo?

Lo dicho a fuego lento y con mucho mimo para que todo salga “rico rico”

Biotalde: Un equipo con mucha vida

Hace unos días estuve en la presentación del proyecto profesional de Itziar Kerexeta, airea-elearning. De dicho encuentro yo me lleve la propuesta de airearme para aprender y de aprender para airearme. Así que para dar continuidad a dicho propósito ayer participé en la sesión de contraste Kudeabide en la empresa Análisis Biológicos Biotalde SL.

Sabía que jugaba con ventaja porque tuve ocasión de conocerles en 2003 cuando participaron en el programa Premie. Ha llovido mucho desde entonces pero me acordaba de esta experiencia porque son de las que dejan huella. Personas que ponen su pasión en lo que hacen, porque les da sentido desarrollar su proyecto profesional en aquello que les llena por dentro 😉

Así que a las 8h30′ de la mañana ya estaba en Galdakao listo y dispuesto para tener una mañana de aprendizajes.

Por parte de Biotalde el equipo directivo Nieves, Susana e Iratxe, de Euskalit Vicky, Mónica de Bizitegi y yo mismo.

Con un verbo fluido Nieves nos contaba que cuando empezaron allá por 1.988 Susana y ella eran dos biólogas, 2 autónomas ,venidas a más. Apostaron por dar vida a su vocación y con una mano delante y otra detrás crearon Biotalde.

27 años después ya son 10 personas desarrollando proyectos de seguridad alimentaria y ambiental. Un laboratorio de referencia que aspira a crecer en servicios de asesoramiento y de valor añadido.

Todas son mujeres. Con un perfil muy técnico y con carencias comerciales. Cosas de su historia.

A lo largo dela mañana nos han contado muchas anécdotas de su devenir. En mi opinión les caracteriza que les gusta lo que hacen, que son muy participativas, las responsabilidades están muy desplegadas en todo el equipo, con buena comunicación interna y con mucha implicación con sus clientes

Premie para ellas les marcó un hito. Empezaron a ampliar su visión técnica para incorporar criterios de gestión, de negocios. Y así siguen en un camino interminable donde avanzan sin parar aunque siempre con todo el horizonte por delante 😉

Posteriormente vinieron certificaciones ISO, acreditaciones con ENAC, proyectos innova…

Están muy acostumbradas a mirar dentro lo que les falta, lo nuevo que quieren incorporar, lo que tal vez deban ir abandonando…

Les falta desarrollar más su visión externa, su vis comercial. Van avanzando pero es uno de sus principales retos

En su ilusión está seguir siendo un laboratorio de referencia y además ir transformándose en una empresa de servicios. Diversificarse, dar asesoramiento, ser capaces de construir un proyecto de futuro, sostenible y que pueda pervivir al cambio generacional que a medio plazo se atisba.

Desde siempre han apostado por las personas, por su capacitación, por que adquieran experiencia, por delegar responsabilidades, por empoderar…

2014 fue un año de cambios. De cuestionar las inercias organizativas, de abrazar el caos como palanca de cambio y fruto de ese trabajo se han planteado canalizar por Kudeabide alguno de esos proyectos de cambio.

A lo largo del año se autorizan para tener espacios-tiempo en el que pueden hablar, soñar, proponer, cuestionar. De hecho dos veces al año se juntan las 10 para reflexionar sobre quiénes son y que quieren. Mensualmente se juntan 7 de las 10 para analizar cómo van los proyectos, que logros se van consiguiendo, donde hay que poner mayor atención.

A veces se sienten en un mar de confusión y anarquía, que tal vez les falta cierto orden y capacidad de sistematización.

Debaten sobre lo que les falta para crecer como organización (¿tener más visión?, ¿diversificarse?, ¿reforzar los aspectos comerciales? ¿fortalecer la eficiencia de algunos procesos?, ¿desarrollar las competencias personales para crear equipos con, aún, mejor desempeño?)

La colaboración con un consultor externo les está ayudando a ver algunos de sus ángulos ciegos, les está animando a que focalicen los esfuerzos, aterricen las nuevas propuestas…

A mí me surgían dos preguntas:

  1. ¿cómo ganar en sistemática sin perder en frescura, en su capacidad para seguir sus intuiciones?
  2. ¿cómo no desmontar la fuerza creativa del caos?

Me ha gustado especialmente su actitud.

  • Quieren una organización que se atreva, que salga de algunas zonas de confort, para tomar más riesgos
  • Quieren minimizar los “Sí, pero…”
  • Apuestan por los proveedores locales, incluso aunque no sea lo estrictamente más barato. Saben que ese compromiso es sano para ambas partes, es de largo recorrido
  • Cuestionan mucho si los indicadores les reportan información que les permita tomar mejores decisiones
  • Procuran poner el foco en aquello que está ocurriendo y puede ser mejorable. Como decía Jorge Drexler en una de sus canciones ” amar la trama más que el desenlace“.
  • Apuestan por que las personas tengan más autonomía, se empoderen de sus áreas de responsabilidad
  • La apuesta por conversar con otros laboratorios para aprovechar sinergias, aunque también sigan siendo competencia

Parece que 2014 ha sido un año de ganar en experiencia, en aprendizaje, en inconformismo, en cuestionamientos, en poner encima de la mesa las patatas calientes

Ahora se trata de:

  • Ir integrando, relacionando todo lo que hacen para ganar en coherencia
  • Aterrizar, focalizar las propuestas para que las ideas y las propuestas se conviertan en proyectos
  • Apostar por la proactividad, salir al encuentro de lo que desean, tomar más iniciativas
  • Asumir más riesgos, atreverse a experimentar
  • Simplificar procesos para identificar lo esencial, lo que aporta más valor, lo que les va a dar sentido
  • ..

Para cuando nos hemos dado cuenta eran las 15h30′. Así que tocaba cerrar e identificar los proyectos prioritarios para Biotalde. 7 horas de conversación después las ideas estaban más matizadas, recolocadas.

Todo ello ha sido posible gracias a la apertura y a la capacidad de exposición de las personas de Biotalde: Susana, Iratxe y Nieves. Y por supuesto a la capacidad de Vicky y Mónica para ir guiando la conversación.

Destacaría especialmente la meritoria e incansable labor de Vicky Bascones, a través de sus preguntas la conversación ha ido discurriendo de una manera eficaz y productiva. Destacaría también su capacidad didáctica cuando era preciso y su capacidad de síntesis para recoger por escrito todo aquello esencial que iba surgiendo. Un acompañamiento de nivel 😉

Al terminar compartía con Mónica un café. Y por eso de que no hay casualidades surgía de nuevo en la conversación algunos rasgos de la propia historia de Bizitegi. Otra organización volcada en lo que hacen, en su misión social. 35 años dándolo todo y que tampoco “se venden”. Ellos ya saben lo que hacen. Comentábamos sobre hasta qué punto hay que visibilizarlo para ponerlo en valor o hasta donde es mejor hacer una labor callada que hable desde otras claves diferentes al ruido del marketing.

Lo dicho, una jornada fresca, con mucho aire, con mucho aprendizaje.

Un placer constatar y contagiarse del “espíritu de Biotalde”. Un equipo con mucha vida. Suerte para los nuevos proyectos… y para el jueves 😉

Language School, ¡Que cunda el ejemplo!

Una de las bondades del trabajo que desarrollamos es la oportunidad de aprender en las visitas que hacemos a personas inquietas de organizaciones que se esfuerzan por mejorar.

Un auténtico regalo. Una buena escuela de aprendizaje.

Ayer visité Language School que han trabajado intensamente en el programa bilgune. Tuve dos largas charlas con Imanol Ruiz y con Aydian y una breve conversación con Mónica.

Ante todo se sienten una “empresa social” trabajan con personas y para personas.

En su momento hicieron Premie y tenían un sistema de gestión definido pero su principal reto era conseguir una mayor contribución y aportaciones del profesorado.

Como decía Imanol se trata de superar las conversaciones políticamente correctas para provocar “encuentros” donde se comunique lo que realmente se siente, piensa y desea.

Entienden que la función de la dirección tiene que ver que la gente trabaje con satisfacción, con compromiso, con responsabilidad, con autonomía

Y todo empieza por confiar en las personas, darles espacio para que dentro de los límites de la organización, hagan las cosas a su manera, poniendo en valor sus capacidades, sus elementos diferenciales.

Necesitan dinamismo, evolución constante y para ello promueven que el equipo haga propuestas, se apropie de los proyectos y les de vida.

Y ello admitiendo la amplia diversidad de personas y caracteres con los que cuentan. Cada quién es capaz de aportar cosas únicas… siempre y cuando tenga espacio para poder desplegar esas posibilidades.

Aydian comentaba también el valor que él observa en las personas diferentes, que tienen un enfoque distinto al habitual y precisamente por ello tienen esa capacidad de contribuir de una forma única.

Dicen que tienen buen ambiente laboral. No estuve el tiempo suficiente para calibrarlo pero sí me pareció que la actitud del equipo directivo es favorecedora para que ello se produzca.

Hoy justo al ponerme a escribir esta entrada recibo un mensaje de Maite Darceles en relación con otro post sobre Zubietxe, una organización a la que tenemos en gran estima. En su día pasaron por Premie y por el programa de Transformación organizativa y fue ponente en alguna de las sesiones de arbela.

En dicho post se recogen una serie de claves que terminan de dar sentido a mi visita de ayer. Se hace una llamada a poner en valor la subjetividad de cada persona y en apostar por desplegar la autonomía de las personas y equipos.

Hay una frase que me conecta absolutamente con el espíritu bilgune, sobre todo cuando se dice que “se habló de cosas sobre las que nadie se atrevía a hablar abiertamente, aunque toda la organización era consciente de que estaban siendo motivo de múltiples conflictos”.

Si apostamos por innovar, por el dinamismo en la gestión “lo que necesitamos es tener una organización lo suficientemente dinámica y abierta para que detecte oportunidades y actúe con rapidez para aprovecharlas”

Sin duda en la sorganizaciones hay cada vez más personas que apuestan por estas formas de ser aunque necesitamos que haya cada vez más. ¡Que cunda el ejemplo! 😉

Arbela. Bideak Eginez.