Entries Tagged as ''

Instituto de reintegración social de Bizkaia, señalando caminos de integración!

El pasado miércoles día 19 asistí a la auditoría Premie del Instituto de  Reintegración Social de Bizkaia, IRSE-EBI.

Para mí fue una sesión muy nutritiva y de mucho aprendizaje. He dejado pasar unos días antes de escribir esta entrada para dejar que fuese posando todo lo allí vivido.

Quiero empezar por señalar un previo para mí. En una de las sesiones celebradas en Febrero con personas consultoras de Premie, éstas pedían un estilo de auditoría más cercano, que tenga muy en cuenta el contexto de cada organización, más empático, que aportase más valor que la mera decisión sobre si se obtiene o no el reconocimiento Premie…  Por alusiones Oihana Jauregui comentó que precisamente eso es lo que se hacía. Así que ese mismo día decidí presenciar en breve una auditoría, que hacía tiempo no lo hacía.

Así que a eso de las 9h30’ me acerqué con Oihana a las oficinas de IRSE- EBI en la calle Barroeta  Aldamar enfrente de los juzgados.

Y allí nos estaban esperando 4 personas que conforman el equipo directivo: Juan Luis Fuentes, José Luis Vadillo, Ana Luz Prieto y Ana Cobo.

Dedicamos más de una hora a entender quiénes eran. Oihana ponía las preguntas y ellas respondían con el nivel de profundidad que elegían, que era mucho. Desde el principio quedó claro que el guiso de aquella auditoría se iba a hacer a fuego lento moviendo mucho la cazuela para que ligasen las salsas.

Así nos enteramos que la primera vez que se acercaron por el Departamento interesándose por Premie, hace ya unos cuantos años, les dijimos que este programa no era para ellos. ¡Era para empresas!.  Se  quedaron con la miel en los labios y con el gusanillo de todo aquello que nos niegan.

Hacía el año 1987 nacía este proyecto con 3 o 4 personas. Su vocación atender a las personas con “problemas con la justicia”. Empezaron en trasteros como recordaba Ana Cobo, una de aquellas pioneras.

Gestionan programas de la Administración referidos a:

  • Atención a personas penadas
  • Intervenciones socioeducativas a menores y familias
  • Reforma de menores transgresores
  • Rehabilitación de maltratadores

Desde su origen han tenido claro que lo importante son las personas, las usuarias, que atendiendo a las condiciones de trabajo de las trabajadoras, los servicios serían buenos. Nunca han tenido una perspectiva muy  “empresarial”.

(Es interesante constatar este frecuente desencuentro que se observa en las organizaciones de carácter eminentemente social con la gestión empresarial. Esa sensación que tienen de que sus lealtades originarias pueden quedar traicionadas si se profesionaliza su gestión.)

Ocurre que en los últimos años han crecido mucho y sienten la necesidad de dotarse de alguna estructura de gestión que les ayude a organizarse mejor. A seguir dando un mejor servicio sin morir en el intento. Y es que la agenda no da para más y o se reinventan o el gasto de energía personal necesario hace inviable la sostenibilidad de estos proyectos.

Al acercarse a Premie buscaban dotarse de una nueva estructura de gestión, revisar sus modos de hacer, cuestionar las inercias, tener tiempo para pensar lo que les faltaba y sobraba, poner en acción de manera eficaz los proyectos…

Con la ayuda de Izaskun Barbero, de la Fundación EDE, han ido haciendo todo el recorrido por las propuestas del programa.

Lo primero que destacaría de este proceso es que han participado TODAS las personas de la organización. Y es que para esta “no-empresa” eso es lo “normal”, contar con la gente. Y así por ejemplo:

  • cuando han trabajado en el plan de futuro, en la definición de la misión, la visión y los valores han tenido que modificar la propuesta del equipo directivo para incluir otras sensibilidades que habían quedado excluidas
  • han vivido el proyecto de las 3S de una manera muy intensa. Se han desprendido de elementos innecesarios, han rescatado lugares con más espacio, se han corresponsabilizado del mantenimiento de este proyecto de orden y limpieza
  • Han hecho multitud de encuestas para dar voz a aquellas cuestiones que siempre quedan pendientes, y en este caso para identificar que una de sus prioridades es mejorar su sistema de comunicación para que fluya la información, para que se compartan las inquietudes y las buenas prácticas… porque a pesar del buen clima general existente los distintos servicios han sido hasta ahora bastante estancos.

Una de las cuestiones que también aparecía es la necesidad de cambiar el chip y reforzar la estructura de gestión, de intensificar el reparto de funciones y responsabilidades, de soltar el control, de saber decir NO, de aprender a priorizar, delegar, de trasladar la experiencia física del proyecto de orden y limpieza al resto de ámbitos organizativos.

En este sentido con la experiencia Premie han hecho un tour por todos los ámbitos de gestión, han reflexionado sobre sus modos de hacer, su estilo directivo, han avanzado con el análisis de sus clientes, proveedores, la elaboración de su mapa de procesos, su plan de futuro, su cuadro de mando de indicadores… ahora es momento de interiorizar y apropiarse de todo este trabajo para que se consolide.

Destacar en la auditoría el VALOR que aporta Oihana Jauregui. Escuchando sin juicio, haciendo preguntas poderosas, retando, señalando otras posibilidades, animando a ser más flexibles, a adaptar el programa a sus necesidades buscando el balance entre lo que necesitan y lo que pueden hacer, a  buscar el diseño de una organización más equilibrada y flexible… Y así de una manera discreta les fue regalando un sinfín de recomendaciones que seguro no caen en saco roto.

Destacaría también la potencia y el equilibrio del equipo directivo. 4 personas que se escuchan, que discrepan y saben llegar a acuerdos, que se complementan desde su diversidad, que saben expresar sus diferencias sin convertirlo en tema personal y sobre todo… que comparten la ilusión por lo que hacen.

Creo que con esta experiencia han conseguido hacer un dialogo más amable entre su propósito primigenio y las posibilidades que ofrece la inclusión de herramientas de gestión… empleadas con sentido.

De alguna manera han modificado su forma de mirar la organización y por tanto de verla. Son más conscientes de la realidad, disponen de más datos, tienen más claras sus prioridades y son capaces de discernir mejor los esfuerzos que merecen la pena y los que les agotan.

El camino es largo aunque los pasos que han dado en este proceso han sido muy valiosos de cara a conseguir que sus sueños se vayan cumpliendo. Ganas no les faltan… y tarea tampoco.

Me fui muy agradecido por la mañana disfrutada y al salir a la calle y volver a ver todo el ajetreo de personas a las puertas del Juzgado caí en la cuenta de que salíamos del Instituto de reintegración social, uno de cuyos servicios es el de gestión de “penas”, donde además atienden tanto a víctimas como victimarios… Buena metáfora!

¿Cómo hacer para integrar en una visión más amplia, sin excluidos, todo aquello que necesitamos como sociedad?

Premie y el experiendizaje

Como decíamos en alguna entrada anterior ¡habemus prototipo Premie!. En dicha nueva versión metodológica del programa hemos tratado de incorporar aquellas cuestiones que a lo largo de estos años hemos ido aprendiendo desde la experiencia.

Tras varias sesiones de trabajo con el colectivo de (personas) consultoras Premie estamos en un proceso de reflexión para ver cómo abrimos un proceso de diálogo con ellas y con otras personas para seguir recogiendo nuevas aportaciones.

Tenemos especial interés en dejarnos influir por otras experiencias que nos reten, que nos cuestionen, que nos enriquezcan, que nos saquen los colores…

Incluso diría que más allá de los mecanismos que queremos activar para este proceso de renovación, tenemos la INTENCIÓN de estar alerta a cuántas propuestas puedan ir apareciendo que nos puedan señalar vías de avance diversas.

Y en estas estamos cuando por una suerte de extrañas carambolas he topado con una página de Baketik que lleva por título “La pedagogía del experiendizaje”, como maridaje entre dos conceptos: la experiencia y el aprendizaje.

Y leer ese texto me ha estimulado y por ello quiero compartir aquí algunas de las perlas de dicho texto:

Empiezan reconociendo que la premisa metodológica de esta pedagogía es algo tan básico cómo reconocer que aprendemos desde nuestras experiencias. Plantean, entre otras cuestiones, tres aprendizajes instrumentales:

• Dialogar desde la conciencia de que mis perspectivas son siempre incompletas
• Ser empáticas, no sólo para saber ponernos en el lugar de la otra persona, como, sobre todo, para sentir, en alguna medida, como propio el sufrimiento ajeno para actuar sobre sus causas o consecuencias.
• Adquirir paciencia (aguante y constancia) para afrontar constructivamente retos, dificultades y sufrimientos

¡Casi nada!

Señalan que el “experiendizaje” no enseña nada nuevo, ni nos hace depender de otras personas expertas o de complicadas metodologías. Simplemente desvela y potencia lo que ya está dado en cada persona.

Esta propuesta se fundamenta en la creencia de que una persona sana es un ser con capacidad de mejorar su realidad personal y social, por sí misma, en interrelación y colaboración con su entorno. Lo que es un canto a la autonomía de la persona en su medio social.

Por último nos deja para la reflexión la constatación de que aunque somos seres con capacidad innata para mejorar también lo somos para hacernos trampas en el solitario. Nosotras elegimos… en la medida de que nos demos cuenta de ello, ¡claro está!.

Según esto:

  • ¿cómo discernir en nuestra propuesta aquellos aspectos que potencian la genuina apropiación de las organizaciones de aquello que necesitan, de aquello que saben, aunque a veces esté oculto?
  • ¿cómo intervenir en las organizaciones para que sea la propia experiencia el fiel de la balanza sobre lo que les ayuda (o no) a mejorar, a ser más auténticas?
  • ¿cómo incluir en el programa aspectos relacionados con la calidad de las conversaciones, la opción por la empatía o la apuesta por la paciencia, en tiempos de tanta urgencia?

¡Seguiremos haciéndonos preguntas y captando señales para que a su debido tiempo las respuestas que necesitamos vayan emergiendo!. Mientras tanto buena digestión. On egin!

P:D: Post dedicado a dos personas:

A una persona del equipo que hoy cumple años y que nos enseña en el trabajo con su constancia, empatía y capacidad de escucha. Zorionak!!!!
Y a otra del equipo externo que anda viajando por el mundo que atesora una gran de capacidad de aprender desde la observación de las experiencias ajenas al ser capaz de hacerlo suspendiendo su juicio propio. Mila esker horrela izateagatik!!!

Cuando la cooperación convierte los grises en verdes…

El pasado 28 de febrero celebramos un nuevo encuentro arbela.

En esta ocasión fue un evento más especial que de costumbre porque respondía a una intención en la que últimamente estamos trabajando y porque presentábamos las principales conclusiones de dos estudios que hemos encargado recientemente al MIK (que a su vez ha trabajado en cooperación con Hobest, multiplicando capacidades y dando ejemplo) y a Orkestra.

Así que bajo el título “Explorando caminos para la cooperación” nos reunimos en torno a unas 40 personas muy variopintas. Efectivamente aparte de las habituales personas de empresas y consultorías, asistieron representantes de diversas agencias de desarrollo local, de clusters varios, de centros tecnológicos, de la Cámara de Comercio y de la Federación Vizcaína de empresas del metal.

Destacaría que la sesión fue bastante nutritiva, que los ponentes fueron bastante claros en sus exposiciones y que hubo bastante escucha en el auditorio. Al menos yo así lo percibí… y lo disfruté. Para mi la sesión fue todo un regalo, una oportunidad de pararnos para compartir reflexiones, para escuchar nuevas propuestas y,eso espero, para que cada cual nos lleváramos nuevos puntos de vista, preguntas, dudas, intuiciones…

Y hablando de regalos, gracias al post de Julen Iturbe-Ormaetxe “De gris a verde: 10 ideas sobre cooperar para innovar” ya están recogidas la mayoría de las ideas y las propuestas que allí se expresaron. ¡Gracias Julen por tu capacidad de síntesis!. Así que eso me va a permitir cambiar mi estilo habitual de escribir las crónicas para no repetir lo que ya está dicho de manera brillante (Eso sí os recomiendo encarecidamente que leáis el post de Julen). Asi que voy a tratar de hilvanar varias anécdotas e ideas que para mi fueron significativas:

  • El día de la sesión fue un día ventoso, desapacible, con mucha lluvia (buen símil de la situación que muchas personas y organizaciones siguen/seguimos viviendo) y hete aquí que la primera persona que acudió a la sesión lo hizo con un enorme paraguas multicolor. Para mi que esperaba con ilusión la jornada me pareció muy simbólico, un buen elemento para protegernos de la lluvia y el viento… y para llenarnos de color y optimismo ante la que está cayendo. Y es que cuando descomponemos la luz en toda su rica diversidad se conforma un arco iris que señala que aunque llueva también luce el Sol.
  • A última hora se produjo un imprevisto con el plantel de ponentes. Resulta que Jorge Gil, el representante de Garaia, no vino porque su mujer se había puesto de parto. Casualmente dos días antes otra compañera nuestra, Saioa Leguinagoicoa, había también dado luz a su hijo Adrián. Para mi fue una señal de vida que me gustaría que estuviese relacionada con el proyecto que a nivel del Departamento queremos emprender para impulsar caminos de cooperación.
  • La asistencia a la sesión de nuestro excompañero Mikel jaureguibeitia también fue para mi motivo de alegría. Yo la vivo con la sensación de que vuelve porque todavía tiene muchas cosas que aportar, para no dejarse cosas en el tintero, para enriquecernos con sus siempre acertados puntos de vista. En este caso una de las perlas que nos dejó fue la invitación a que para crear nuevos caminos empecemos por soñar/pensar lo imposible para luego encontrar las maneras de hacer cosas diferentes. (¡Mikel, siempre dando en el clavo!)
  • Una de las imágenes de la jornada la protagonizó Oscar Rey, de Inkoa, cuando nos contó como a través del proyecto Hortik, en cooperación entre Garaia e Inkoa, relativo a transformar espacios grises en verdes a través de promocionar la agricultura urbana. Y es que ahí las posibilidades de desplegar caminos de cooperación se tiñeron de esperanza.
  • Otro de los momentos especiales de la sesión fue cuando Bart Kamp compartió que ante una pregunta suya su padre le explicó que la publicidad de Campagnolo que él veía en los maillots ciclistas se correspondía con aquello que aunque no se ve es lo que marca la diferencia. Y ello nos evocaba que aspectos sutiles en la acción son necesarios para promover proyectos en cooperación que sean fértiles
  • Nos sugirió Julen que la C del ABC de la gestión se corresponde con el impulso de la Cooperación, con la Creación de la Cultura de la cooperación dentro de las organizaciones y entre organizaciones
  • Julen y Alberto Etxeandia nos retaban a e n s a n c h a r nuestra percepción de la realidad, digo el concepto de cooperación y de crear contextos donde sea más natural cooperar para innovar para permitir que emerjan proyectos imposibles sin complementariedad en acción
  • Xabier Artaza, de Metalúrgica Marina, nos invitó a que primero miremos dentro, de las organizaciones cual es el espíritu de colaboración que tenemos/queremos, porque primero hay que trabajar dentro para luego poder hacerlo fuera.

En mi particular escucha se fueron activando diversas señales que me hicieron sentir que en aquella sesión se derrochaba mucho sentido común, se escondía mucho potencial para explorar nuevos caminos donde lo cooperativo esté cada vez más presente.

José Ramón Ipiñazar abrió la sesión alertando sobre el valor estratégico que tiene la Cooperación en la gestión de las organizaciones y de la dificultad que entraña su generalización por la cultura empresarial imperante y por las múltiples inercias organizativas que poseen a las empresas. Sin embargo esta dificultad a través de la sesión se fue transformando en un reto estimulante cuando las personas elegimos la vía de la cooperación para impulsar la interdependencia, cuando apostamos por sembrar confianza y regar con generosidad para que,con paciencia, a su debido tiempo, podamos recoger los frutos de la cosecha.

Con la ágil dinamización de nuestro compañero Jorge Berezo las personas asistentes nos fueron regalando sus ideas sobre cómo fomentar el surgimiento de nuevos proyectos de cooperación y cómo favorecer la gestión de los proyectos de cooperación en marcha. De esta parte de la reunión rescato la idea de la necesidad de la generosidad, de dar primero para recibir después, de sembrar confianza para poder recolectarla

Si algo quedó claro en la sesión es que en esta intención ya existen muchas personas y organizaciones que señalan que cuando nos lo proponemos en serio, somos capaces de conseguir lo impensable. Somos capaces de convertir que la suma de potencialidades sin desplegar no sea cero sino que sea una cosecha verde y fértil.

¿Y ahora qué?.

Nuestro compromiso es reflexionar en torno al aluvión de propuestas que tenemos encima de la mesa para ponerlas en valor. Pero me atrevería a decir que aún más importante que ello es “cooperar” con las diversas personas y agentes que también están concernidos en esta tarea para entre todas cocrear esos contextos que harán que la cosecha vaya fructificando.

En breve os seguiremos informando de cómo evoluciona este proyecto. Eso sí cualquier sugerencia que nos queráis plantear será oportunidad para explorar caminos para la cooperación.

PD: Las presentaciones empleadas las puedes ver aquí

Arbela. Bideak Eginez.