La complejidad de construir complicidad

¡Vaya título le he puesto al post! Hoy vamos de trabalenguas. Y es que me he propuesto hablar de un encuentro que me suscita emociones muy diferentes en momentos diferentes. Gozoso y difícil al mismo tiempo. Trabado a ratos, luminoso buena parte del tiempo y necesario siempre.

Al grano. El asunto es que convocamos a los/las consultores/as homologados/as en los programas que ofrece el Departamento: premie (sistema de gestión), xertatu:adi (herramienta de mejora en RSE) y bilgune (experiencia de avance en participación). Al toque de corneta acudieron la mayoría de ellos y ellas a uno de los edificios de Tecnalia (vale… el antiguo Labein, se admite pulpo…). Queríamos compartir con ellos algunos datos y algunas sensaciones de la marcha de estos tres programas en el último año para seguir construyendo complicidades porque todos/as viajamos en el mismo barco y nos interesa que estos programas tengan éxito, fundamentalmente para que funcionen bien en las empresas que los utilizan.

Las tres partes (empresas, consultores/as y Departamento) tenemos responsabilidad en ello y cuando las cosas no van igual de bien que hace unos años todos/as nos tenemos que mirar a los ojos, compartir nuestras sensaciones, tratar de construir un relato compartido y, desde él, mirar hacia delante con ilusión y bases asumidas por todos/as. Dicho así parece muy solemne. Y la convocatoria y el desarrollo de la jornada tuvieron algo de eso. Mikel nos ayudó a darle la ceremonia y la severidad suficiente para poder apreciar la seriedad del reto.

Y como contrapunto, donde hay confianza… Tenemos la suerte de haber ido reuniendo un grupo de lo más granado de la consultoría de empresas de nuestro entorno. Cerebros lúcidos y corazones abiertos, en la mayoría de los casos. Ellos y ellas nos quitaron el rigor, nos devolvieron algunas ideas brillantes y nos ha puesto a nosotros/as (a los/las del Departamento) deberes e interrogantes que responder.

 

Les propusimos trabajar en dos tiempos: el AHORA y el FUTURO. El ahora intentando indagar sobre el valor profundo de las propuestas que hacemos a las empresa (realmente ¿qué nos están comprando?) y sobre la calidad de nuestro trabajo. Es interesante comprobar que la herramienta –la metodología y la marca– sólo es un ingrediente, no necesariamente el más importante, del cóctel. La confianza en las personas que acompañan a la empresa, la oportunidad que se regalan las empresas de pararse a reflexionar, el reconocimiento externo que pueden obtener por la implantación, el dinerito en forma de subvención que obtienen… todo juega y nada es per se suficiente. Tengámoslo en cuenta los/las fundamentalistas de xertatu:adi, de premie o de bilgune.

El futuro lo exploramos mediante una herramienta de última generación, el “no va más” de las herramientas para el análisis estratégico moderno: el DAFO. Y nosotros siendo adalides de la creatividad… Pero somos “resultadistas” como Caparrós y el DAFO otra cosa no dará, pero resultados… Así que nos hemos llevado un montón de ideas y sugerencias para mejorar no sólo los programas sino todo el contexto que los hace posible.

A fin de cuentas no estoy seguro de que hayamos conseguido ampliar la complicidad entre empresas, consultores/as y “los de la Dipu” para remar más coordinadamente. Sólo creo saber que encuentros como estos son necesarios, higiénicos y, tarde o temprano, constructivos. Estoy seguro de que esta vez sí lo será.

3 Responses to “La complejidad de construir complicidad”

  1. Gracias Jorge por tu resumen de la sesión que celebramos el pasado martes día 30 de octubre. El título del post me conecta con una frase que leí hace poco que decía: “Es sencillo ser feliz. Lo difícil es ser sencillo”. En fin trabalenguas aparte, al lio.
    Efectivamente para nosotros fue una sesión muy importante. En primer lugar por lo que tuvo de encuentro con muchas de las personas homologadas en nuestros programas. Echamos de menos las ausencias pero está claro que es imposible que la coincidencia sea plena. Así que cómo dicen los precursores del Open Space, “la gente que aparece es la gente adecuada”.
    También fue muy importante por lo que se dijo… y por lo que no se dijo…
    Ahora nos toca elegir entre las diferentes propuestas para ver cuales podemos hacerlas realidad.

  2. Muy bonito el post, Jorge, y muy bonito el comentario de Borja: ambos muy certeros.
    Pensar sobre estos programas tienen un por qué y un para qué. Tienen un origen en su nacimiento y una finalidad que puede ser interminable, nido de nuevos nacimientos. Lo importante es pensar sobre ellos y en ellos; la creatividad está en las personas de las empresas.
    No deben asustarnos las palabras por mucho valor que les demos a sus significados: hablar, se puede hablar de todo y, ya puestos, es bueno hablar con mucha claridad para que los hechos no nos contradigan.
    Aprovechar la riqueza de las personas, de todas, la de las personas consultoras y la de las personas del Equipo de Innovación, es una buena idea y un plan a desarrollar.

  3. […] Berezo dio el pistoletazo con su post titulado “La complejidad de construir complicidad”. En dicha entrada se apunta a que en este caso, la metodología y la marca, solo son […]

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.