Entries Tagged as ''

Emprendizajes valientes y generosos

Me pide Jon Zulueta que me haga eco de una iniciativa emprendida por un joven de Bilbao, que se llama Juan Barbed Isusi. Me da la siguiente referencia:

“Licenciado en Dirección de Empresa por la Comercial de Deusto, Erasmus en París, dos años analista en Fineco.-Kutxabank, obtiene en 2012 una de las 11 plazas que la Fundación IMAGINE facilita a jóvenes emprendedores para acudir a un proceso de formación en Silicon Valley –California, durante el verano. A su regreso, ya ha contactado en California con KIVA, una de las mayores organizaciones mundiales de microcréditos-crowdfunding, deja su trabajo fijo en Fineco-Kutxabank, y con Kiva se marcha a El Salvador como coordinador entre la matriz y las organizaciones locales, donde está en la actualidad. La estancia en Silicon Valley le ha proporcionado unos puntos de vista muy diferentes a los que aquí estamos acostumbrados, sobre todo en relación con la innovación y el emprendimiento. En la página    www.dreamfins.com     él explica su proyecto y su actividad diaria. Todos los gastos, salvo el seguro médico corren de su cuenta”

No conozco de nada a Juan.  pero en lo poco que he curioseado su página me siento tocado por su propuesta.

Me ha impactado la valentía para dejarlo todo y lanzarse a vivir su sueño

Me han gustado las fotos en la web de personas sonriendo transmitiendo esperanza y alegría

Me parece sugerente el espacio que deja en su página para que cada uno añadamos nuestro sueño…

Me ha recordado que podemos escoger caminos vitales que enlazan con la solidaridad, la cooperación, la creación de nuevas realidades… y que cuando soltamos  el miedo a perder… resulta que es cuando ganamos una vida que merece la pena ser vivida.

Creo sinceramente que la generación que viene contiene mucha energia. A mi al menos me infunde esperanza

¡Que cunda el ejemplo!

RSE en pymes con sentido común

El pasado viernes dentro de lo que vieno siendo Arbela, nos juntamos para hablar de Sentido común, quiero decir, de RSE en pymes con sentido común. Esta vez le tocó a Jorge ser el dinamizador del evento que nos puso en antecedentes, nada halagüeños, por cierto, en estos tiempos de crisis…

La jornada se dividió en dos partes. En la primera, a modo de coloquio, Emilio Calvo y Isaac Ruiz nos dieron su impresión sobre la situación actual de la RSE en las pymes de Bizkaia.

La percepción es que con la que está cayendo las pymes de Bizkaia han reorientado sus prioridades dejando la RSE en un segundo plano. Pero, ¿realmente son conscientes de lo que significa actuar responsablemente? Según estudios el concepto no ha terminado de calar en la micropyme, si bien es cierto que, las pymes están algo más concienciadas. Se afirmó que a la hora de emprender este tipo de proyectos, EL TAMAÑO IMPORTA.

A la pregunta de Jorge de ¿Cuáles son las barreras? Nos explicaron que en nuestro entorno las pymes carecen de la suficiente presión social para actuar responsablemente. Por otra parte, el mercado trabaja el corto plazo mientras que la RSE requiere de un plazo mayor para que se vayan apreciando los resultados…

Pero…y si hablamos de Competitividad sostenible entonces empezamos a hablar el mismo idioma: las empresas exigen a sus proveedores una conducta ética, corresponsabilidad en el ejercicio de su razón de ser…

¿Maquillaje o “core business”? Las grandes empresas desde siempre han empleado los medios de comunicación como instrumento para realzar sus acciones en RSE, el mensaje empieza a no ser creíble. La presión social en las grandes empresas es tangible: la regulación, clientes, presiones de las ONG, medios…esta presión se está empezando a filtrar en el entorno de las pymes.

En el debate hablamos de fuegos de artificio y sostenibilidad económica futura de las pymes: de cómo en el día a día, las grandes empresas aprietan a su proveedores pagando a 180 días y de cómo afecto esto a la salud financiera de nuestras pymes.

De que lo público no termina de traccionar, propone pero no dispone. Me explico, reglamos esto lo sabemos hacer bien pero a la hora de aplicarnos el cuento, la normativa dispone que en igualdad de condiciones, el de menor precio, por aquello de la eficiencia económica. Esto está bien, pero como a todo, se le puede dar la vuelta y generar un efecto no deseado: el apretar en el precio, bajadas para poderse llevar los contratos de la administración.

Uuhmm, me apunto el analizar como incorporar, de una manera diferente, el plus de corresponsabilidad de las organizaciones en los programas del Servicio.

En la segunda parte de la jornada tuvimos el placer de escuchar de una manera muy fresca y emotiva las experiencias de dos empresas que han pasado por nuestra casa y se llevan uno de nuestros tesoros: la implantación de la Metodología de mejora continua en RSE  Xertau:adi

Medical óptica: “más de 600.000 jefes para nosotros”.-Marisol Moya

Han puesto el FOCO en las PERSONAS. En la reflexión estratégica participan todo sus grupos de interés y han conseguido incorporar  acciones de RSE en su gestión.

Me quedo con las frases de que…“cosas hacíamos pero sin saber que eran de RSE”, “¿Cuánto valen las empresas cuando las personas no están?” y  “Los intangibles aportan valor aunque no se puedan medir”.

Nervión agencia de valores.- Gloria Muñoz

Se trata de una empresa de asesoría patrimonial independiente con más de 25 años de experiencia donde el cliente es su activo

¿Cómo puede sobrevivir una empresa pequeña como ésta en un entorno tan competitivo y lleno de rapaces como es el sector financiero? Pues, ofreciendo un trato cercano y haciendo una gestión responsable del patrimonio de otros. Suena bien, ¿verdad? Si pero… hay que conocer al cliente; estar ahí, en los buenos y en los malos momentos; responder, asesorar…

Me quedo con la frase…”vendemos al cliente lo que compraríamos para nosotros mismos”

Finalmente, se abrió el debate y surgieron cuestiones tan interesantes como ¿Cómo hacer que mi comportamiento genere valor? ¿Cuál es mi contribución? El poder del consumidor…

Vamos que fue una sesión MUY INTENSA, REFLEXIVA y con MUCHO SENTIDO COMÚN:)

Hilos que tejen redes… que crean espacios

Seguimos haciendo la digestión de las conversaciones y las propuestas vertidas en la reciente sesión con las personas homologadas en Premie, Xeratu y bilgune…

Jorge Berezo dio el pistoletazo con su post titulado “La complejidad de construir complicidad”. En dicha entrada se apunta a que en este caso, la metodología y la marca, solo son ingredientes y no necesariamente los más importantes del cóctel… Y se proponen relaciones de creciente confianza entre todas las partes implicadas en este sistema.

Y en este sentido, una de las propuestas que se lanzó en varias mesas fue la conveniencia/oportunidad/necesidad de crear espacios para compartir experiencias, dudas, mejores prácticas, hacer supervisiones… entre consultores/as.

Este es un camino alternativo (¿complementario?) a la vía de mejorar los formatos, la metodología, las evaluaciones de resultados… que es otra de las cuestiones que también apareció en la sesión…

En esta entrada quiero incluir como aportaciones a este debate sendos escritos de dos artesanos de la consultoría artesana como son Julen Iturbe y Asier Gallastegi que por una suerte de sincronía acaban de publicarse.

Julen en una entrada titulada “10 reflexiones y 100 preguntas sobre gestión de empresas abiertas” propone un decálogo en el que apuesta por cuestiones como:

• Partir de un mínimo de reglas básicas y una acumulación progresiva de sucedidos
• Apostar por la simplicidad
• Entender los contextos y las personas diferentes que componen los sistemas para adecuar el sistema de gestión a cada realidad
• Apostar sobre todo por la acción como forma de experimentación y aprendizaje…

Por su parte Asier en su entrada “Equipos que construyen experiencias educativas” en el que se plantea como reto construir otras realidades organizativas. Incide en estas otras cuestiones:

• La importancia de conocer bien a las personas y a encontrar la armonía en la diferencia
• Entender que lo disruptivo es la oportunidad para mejorar que necesitamos
• Abrir la mirada y contribuir a la construcción de nuevos contextos (Ya lo decía Mikel)
• Construir espacios liberados de miedo para poder e x p e r i m e n t a r
• Aboga por tirar del hilo de todo aquello que no funciona, mirarlo de frente y aflorar lo que esconde. Y es que nos cuesta ver que detrás de una dificultad que se repoite hay un mensaje a escuchar. Así que nada de ”encender bengalas” para hacer más amenas reuniones a las que lo que les falta es un auténtico “para qué” que conecte con un propósito común

A mí al menos me parecen textos muy inspiradores y empiezo a visualizar la posibilidad de crear momentos de encuentro para compartir/crear conocimiento que permita un enriquecimiento personal y profesional de todas las personas consultoras… que a su vez facilite implantaciones de mayor calado.

Se admiten sugerencias…

Hay mucho que inventar…

No hay manera de quitarse a Mikel (Jaureguibeitia) de encima…

A pesar de que “laboralmente” nos ha dejado nos sigue regalando con su presencia esporádica…

Lo cuento aquí porque ahora que estamos en el Departamento en un momento de reflexión sobre las líneas de acción para 2013, una de las frases que, en otro contexto, ha pronunciado ha resonado en mi con mucha fuerza…

Estábamos tomando un zurito cuando de repente dice con tono enérgico : “Hay mucho que inventar”.

Y esa expresión se me ha quedado grabada… Me lleva a cómo podemos nosotros hacer nuestra mejor aportación en el contexto que nos toca vivir… “creando… nuevas posibilidades, nuevas espacios de conversación, nuevos cursos de acción…

Habrá que buscar complicidades para hacer de esto un “proceso constituyente”…

La complejidad de construir complicidad

¡Vaya título le he puesto al post! Hoy vamos de trabalenguas. Y es que me he propuesto hablar de un encuentro que me suscita emociones muy diferentes en momentos diferentes. Gozoso y difícil al mismo tiempo. Trabado a ratos, luminoso buena parte del tiempo y necesario siempre.

Al grano. El asunto es que convocamos a los/las consultores/as homologados/as en los programas que ofrece el Departamento: premie (sistema de gestión), xertatu:adi (herramienta de mejora en RSE) y bilgune (experiencia de avance en participación). Al toque de corneta acudieron la mayoría de ellos y ellas a uno de los edificios de Tecnalia (vale… el antiguo Labein, se admite pulpo…). Queríamos compartir con ellos algunos datos y algunas sensaciones de la marcha de estos tres programas en el último año para seguir construyendo complicidades porque todos/as viajamos en el mismo barco y nos interesa que estos programas tengan éxito, fundamentalmente para que funcionen bien en las empresas que los utilizan.

Las tres partes (empresas, consultores/as y Departamento) tenemos responsabilidad en ello y cuando las cosas no van igual de bien que hace unos años todos/as nos tenemos que mirar a los ojos, compartir nuestras sensaciones, tratar de construir un relato compartido y, desde él, mirar hacia delante con ilusión y bases asumidas por todos/as. Dicho así parece muy solemne. Y la convocatoria y el desarrollo de la jornada tuvieron algo de eso. Mikel nos ayudó a darle la ceremonia y la severidad suficiente para poder apreciar la seriedad del reto.

Y como contrapunto, donde hay confianza… Tenemos la suerte de haber ido reuniendo un grupo de lo más granado de la consultoría de empresas de nuestro entorno. Cerebros lúcidos y corazones abiertos, en la mayoría de los casos. Ellos y ellas nos quitaron el rigor, nos devolvieron algunas ideas brillantes y nos ha puesto a nosotros/as (a los/las del Departamento) deberes e interrogantes que responder.

 

Les propusimos trabajar en dos tiempos: el AHORA y el FUTURO. El ahora intentando indagar sobre el valor profundo de las propuestas que hacemos a las empresa (realmente ¿qué nos están comprando?) y sobre la calidad de nuestro trabajo. Es interesante comprobar que la herramienta –la metodología y la marca– sólo es un ingrediente, no necesariamente el más importante, del cóctel. La confianza en las personas que acompañan a la empresa, la oportunidad que se regalan las empresas de pararse a reflexionar, el reconocimiento externo que pueden obtener por la implantación, el dinerito en forma de subvención que obtienen… todo juega y nada es per se suficiente. Tengámoslo en cuenta los/las fundamentalistas de xertatu:adi, de premie o de bilgune.

El futuro lo exploramos mediante una herramienta de última generación, el “no va más” de las herramientas para el análisis estratégico moderno: el DAFO. Y nosotros siendo adalides de la creatividad… Pero somos “resultadistas” como Caparrós y el DAFO otra cosa no dará, pero resultados… Así que nos hemos llevado un montón de ideas y sugerencias para mejorar no sólo los programas sino todo el contexto que los hace posible.

A fin de cuentas no estoy seguro de que hayamos conseguido ampliar la complicidad entre empresas, consultores/as y “los de la Dipu” para remar más coordinadamente. Sólo creo saber que encuentros como estos son necesarios, higiénicos y, tarde o temprano, constructivos. Estoy seguro de que esta vez sí lo será.

Arbela. Bideak Eginez.