Mecanizados Alberdi, o las personas que saben hacerse buenas preguntas

Fue el 27 de septiembre, bajo el paraguas de Arbela y en la Biblioteca Foral de Bizkaia. Mecanizados Alberdi (17 personas) nos presentó su experiencia de empresa que hace una clara opción por la “participación de las personas en la organización”.

 El título por el que he optado es pertinente porque las dos personas, Aitzol y Nagore, que vinieron de la empresa, nos contaron su experiencia. Nos contaron que allá por el 2008 cuando aún la empresa trabajaba bien, se hicieron o les hicieron una pregunta.

–¿A dónde va la empresa?

 Y como señaló muy acertadamente el consultor que apoya todo este proceso, Tomás Elorriaga, la pregunta tenía mucho calado, pues no se refería solamente a cómo iba la empresa financieramente, sino que la pregunta implicaba a los clientes, a los procesos, a las personas,… y ellos, la empresa, no supieron dar respuesta a la pregunta.

Algún efecto de renacimiento tuvo esta pregunta que, parece, exigía respuestas. No se quedaron en la espera. La expresión que Aitzol empleó para no quedarse en esa incertidumbre fue: “hay que tirarse a la piscina”: había que cuestionar de manera radical la organización, el sistema de gestión y los procesos.

 Y nos contó cuál es el valor añadido de Mecanizados Alberdi: más de 50 años de historia, un servicio integral, mejorar el sistema de gestión, contacto con centros tecnológicos, I+D+i, el cliente,…

En el apartado de la participación de personas, organizaron tres equipos que se distribuyeron según el cometido de cada uno, más un equipo añadido compuesto por miembros de los otros tres equipos y cuya función es dinamizar y hacer de enlace entre todas las personas de todos los equipos. Así, en este momento, todas las personas participan y gestionan la organización hasta su llegada al cliente, con el que también han modificado su modo de relación.

Este esfuerzo de colaboración se ve recompensado con una mejora general en los resultados. Se han cambiado algunos conceptos y concretamente uno de ellos se ha convertido en clave: reunirse, hablar y pensar, también es trabajar y se refleja en el rendimiento de la empresa.

Nos hablaron de sus retos para el futuro, que transcribo a continuación:

–          Mantener los buenos resultados que ahora están teniendo.

–          Equipos + personas: profundizar el la idea de equipo.

–          Más contacto con los clientes.

–          Reflexión estratégica en la que están invitados toda la plantilla.

–          Despliegue de objetivos: indicadores, acciones de mejora.

La conclusión a la que llegan es que “algo siempre se puede hacer y siempre puedo buscar nuevas formas”.

Para los que allí estuvimos, fue una buena presentación de vuestra experiencia, de la que todos podemos aprender a entender las organizaciones de una forma en la que la participación de las personas es una de las bases de futuro y de éxito para las gentes que la componen.

Gracias a vosotros por haberla compartido.

2 Responses to “Mecanizados Alberdi, o las personas que saben hacerse buenas preguntas”

  1. Mikel, muchas gracias por tu crónica. Y Saioa, qué buenas algunas metáforas que dibujaste (promento copiarlas!).
    Os dejo aquí el enlace a mi crónica, con la esperanza de que complemente vuestra síntesis. Un abrazo, y gracias por servirnos estas experiencias. http://ncuentra.blogspot.com.es/2012/10/preguntas-para-el-cambio-la-experiencia.html

  2. […] conseguir un modelo de empresa determinado con la participación de las personas. No voy a hacer una crónica de la experiencia de Mecanizados Alberdi porque ya la ha escrito Mikel y la ha dibujado Saioa (el graphic recording de la foto es suyo) y no […]

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.