Entries Tagged as ''

La fuerza de las personas…

Hoy en el foro arbela hemos tenido la oportunidad de disfrutar de la presentación con la que Jordi Albareda, director regional de la zona Norte de Leroy Merlin, nos ha regalado bajo el título “La fuerza de las personas en estilos de liderazgo participativo.

De alguna manera simbólica la presentación que hoy hemos vivido se gestó hace ya tiempo cuando la experiencia de Leroy Merlin fue uno de los casos de análisis del entonces activo Foro de Itaca.

Y varios años después siguen en el mismo empeño. Las circunstancias que estamos viviendo incluso les refuerzan en su apuesta.

Con la fuerza que le daba la cercanía de dos de sus colaboradores, Saioa y Roberto, nos ha ido explicando las luces y las sombras del proyecto que están acometiendo para facilitar un estilo de gestión crecientemente participativo.

Parece que todo tiene su origen en las propias convicciones de la propiedad de la empresa que cree que a largo plazo solo los proyectos que se basan en las capacidades de las personas son sostenibles. Gracias a esta manera de entender la empresa se ha ido desplegando un proceso para fomentar la participación.

Proceso progresivo que ha ido evolucionando en paralelo al nivel de madurez organizativo.

La base de su filosofía de participación está en COMPARTIR…

Compartir de manera coherente e integrada el QUERER, el SABER, el PODER y el HABER. Algo que se dice fácil, suena bonito, pero solo se comprende, de VERDAD, cuando se vive.

Su apuesta es por los valores de cercanía, compromiso, respeto, generosidad, humildad…Valores que… no cumplen, pero se esfuerzan cada día por ir acercándose a ellos.

Cuando hablan de poder se refieren a facilitar los espacios para la toma de decisión por parte de todas las personas de aquellas cuestiones que les afectan directamente. ¿Quién sabe más de cada cuestión sino quien las vive de cerca?. De hecho, por ejemplo, los objetivos para 2013 los han establecido las personas que se dedican a la venta directa.

En cuanto a los “haberes” tienen un sistema de retribución variable que permite incrementar hasta un 55% la retribución fija, ya de por si algo superior a la media del sector, en función de la evolución de los resultados.
También favorecen el acceso a la propiedad de las personas de Leroy Merlin, al punto de que el 97% de la plantilla son accionistas.

Para Jordi esto de la “participación” no es el santo grial, ni la solución pluscuamperfecta para cualquier tipo de organización… Así que lejos de pontificar sobre estilos participativos él simplemente nos contaba su experiencia… que tiene sus luces y sus sombras.

De hecho hay decisiones que se toman con mucha lentitud, en ocasiones surgen ineficiencias, se generan fricciones… Aunque a la vez se está construyendo un proyecto sólido, incrementando los niveles de motivación, crece el desarrollo personal de las personas y… la eficacia.

Nos alertaba de la necesidad de abordar este tipo de procesos cuando se está convencido en la bondad de esta forma de organización de manera esencial, sin artimañas, sin máscaras, sin carácter instrumental…

Y hacía una pregunta paradójica muy interesante a la hora de iniciar estas experiencias: “¿estamos dispuestos a perder poder para ganar poder?”

Entre las claves para la participación citaba la pasión (genuina) por las personas, la cercanía, la coherencia, la constancia…

En su opinión vivimos un momento histórico que plantea con más crudeza que nunca qué tipo de organizaciones queremos construir para que sean sostenibles…

Ellos apuestan por las personas, por invertir tiempo en escucharles, por confiar en sus posibilidades, por ver especialmente su capacidad por responsabilizarse con sentido común por aquello que les compete…

Como una imagen vale más que 1.000 palabras podéis ver, gracias al siempre espléndido arte de Saioa Leguinagoicoa, el graphic que ha ido creando a lo largo de la sesión.

 

Para más detalle podéis leer el caso de Leroy Merlin escrito por Javier Zarrabeitia en esta dirección

Entre lo más valioso de la sesión destacaría la sencillez y la credibilidad con que Jordi Albareda nos ha transmitido por este proyecto, que por lo que se ve le da mucha vida y…

Que nos ha hecho pensar… He creído ver al final de la sesión un ambiente reflexivo… Creo que la pregunta que subyacía tiene que ver con enfrentarnos cada uno al tipo de organización que deseamos y atrevernos a dar pasos para convertir nuestra visión en realidad.

¡Asi sea!

Gero arte José Angel…

Pues sí en el Servicio hemos cogido la racha de las despedidas… Así que si nos notáis estos días con un tonillo un poco melancólico, tened comprensión…

José Angel Besga la auténtica “memoria” del Departamento también va a disponer de todo su tiempo para invertirlo sólo en lo que él decida…

Nos alegramos mucho por él aunque vamos a notar su falta…

Es curioso como somos los humanos… si nos queremos dar auténtica cuenta de la valía de alguien, de su labor (callada) basta con que “desaparezca” para apreciar en su justa medida esos trabajos muchas veces ingratos pero básicos para que el trabajo de los demás se facilite…

Don José siempre ha hecho gala de que, entre otras muchas facetas, es ingeniero… Digamos que esa característica le ha marcado mucho su carácter… Por ello siempre ha buscado que las cosas fueran lo más “objetivas” posibles, que los sistemas de trabajo fueran lo más operativos posibles… porque cómo decía muchas veces “la máquina nunca se equivoca”…

Cuando pienso en él inevitablemente me retrotraigo especialmente a una época en la que ambos trabajamos codo con codo en dos programas para el impulso de la calidad y el diseño industrial… Buenos tiempos aquellos… ¡qué jóvenes eramos!…

En mi caso lo mejor de trabajar con él ha sido que de tan diferentes que somos hemos sido muy complementarios… Lo que a él le gustaba a mi me repelía y al revés… Por ello hemos formado una pareja de trabajo bien avenida… por ser tan diferentes en nuestras concepciones, en nuestras preferencias…

(Bueno igual tengo que poner en cuarentena eso de que somos tan diferentes porque cómo me ponga a investigar seguro que aparecen las afinidades que a veces no quiero ver… ¡Será que mi gusto por la poética, que dice Jorge, no admite bien el rigor de los datos y los procesos!)

Y a pesar de esa propuesta ingenieril en el enfoque de su trabajo… uno de los aspectos más destacables de su trabajo ha sido la absoluta disponibilidad que siempre ha tenido para cualquier persona que le requiriese su colaboración…

Bastaba con decirle… “José Angel me puedes echar una mano… “ para que sin concluir la frase ya estuviese con la oreja puesta para atender la demanda…Y es que encima… te respondía… salías casi siempre con la solución a tu consulta…

Me consta también que las distintas personas que han ocupado el servicio de información en la entrada del Departamento le van a echar mucho de menos… Sabían que José Angel era un valor seguro…Y es que por encima de organigramas y jerarquías… las personas bien cotizadas son las que resuelven problemas y lo hacen con buen tono… Y en eso José Angel ha sido siempre sobresaliente…

El rocoso Besga que decía su inseparable, laboralmente, Marije Aranguena…

Otra de las cuestiones ante las que descubro con José Angel es ante su “fair play”… Me explico,… en muchas ocasiones en los que hemos debatido sobre cuestiones varias… él hacía su planteamiento, ¡contundentemente lógico, por supuesto!, y sabía que indefectiblemente luego perdía la votación subsiguiente… Y eso para una persona que en el fondo sabe que “tiene razón” es muy admirable…

Una de las hojas que siempre ha colgado en su despacho ha sido la relación de personas con las que ha trabajado en todos estos años… Con muchas de ellas ha mantenido el contacto mucho de tiempo después… De hecho, de manera simbólica su último día laboral desayunó con una de las personas con las que coincidió su primer día en la Dipu, allá por aquel cercano 1.984… Y es que para cerrar bien un ciclo hay que honrar los orígenes…

Eso sí, me consta que nos ha dejado un reto pendiente… la organización del servicio de información… Muchas veces ha comentado que le gustaría haberle podido meter el diente a esa cuestión para organizar una especie de ventanilla única… Confiemos que alguien le coja el relevo…

En fin que Lutxana (Barakaldo) en breve se dará cuenta de que uno de sus vecinos más ilustres pasea con más frecuencia por el barrio, que seguro seguirá contando con una de sus tradiciones en las fiestas de Lutxana, la partida de ajedrez simultánea, todos con(tra) José Angel…

Que disfrutes mucho José Angel en esta nueva etapa… y que tu familia también…

Ondo izannnn

PD: Jose Miguel Odriozola, la persona que trajo las infraestructuras a Bizkaia, también se nos acaba de jubilar… Casualidades de la vida, inseparable en muchos momentos de José Angel… Aunque por su forma de ser a él no le gusta salir en este tipo de papeles… Besarkada bat Josemi!

EL LEGADO DE MIKEL…

A nivel laboral pocas veces me ha costado tanto enfrentarme a un folio en blanco…

Quiero escribir unas líneas en torno a una persona crucial para entender lo que ha sido el devenir del Servicio de innovación en los últimos 10 años…

No es la primera vez que lo hago… La anterior ocasión, hace casi dos años fue un impulso…

Ahora quiere ser algo más sosegado, más consciente, más intencional… Quiere ser el regalo con el que le quiero agasajar para ¿pagar? al menos una pequeña parte de la deuda que siento con él…

Un poupourri de emociones me embarga…

Como diría mi admirado Pablo Neruda, “puedo escribir los versos más tristes está noche” …

Aunque realmente no es eso lo que quiero… ¡es tanto lo que he(mos) recibido de él… ¡que quiero que este texto rezume principalmente agradecimiento y reconocimiento…y, si es posible, también alegría…

La llegada de Mikel Jaureguibeitia al Servicio fue un REGALO de la vida que recibimos un día de invierno de hace ya una década…

Lo que ocurre es que al no venir envuelto en papel de celofán no supimos apreciar el valor de aquel personaje que nos llegaba trasladado del Departamento de Acción Social…(el origen ya era premonitorio)

Sin embargo yo todavía no tenía los ojos preparados para ver a quién tenía delante de mí…

Es lo que tiene, a veces, querer hacer lo mejor posible el trabajo… ¡Que rodeado de expedientes, programas, indicadores, informes de evolución y demás artilugios de “gestión avanzada”… las personas quedan(quedamos) difuminadas…

Y es que ciertamente no deja de ser una contrariedad que llegue un sicólogo sin experiencia en temas de organización de empresas a todo un rimbombante Servicio de Innovación…

Así que, dado que su bienvenida no estuvo acompañada de trompetas ni timbales…su contribución empezó siendo apenas un susurro humilde para proponer posibles cambios en nuestras propuestas…

Y claro, si alguien susurra en contextos de vorágine y ruido, su voz no se escucha…

Y mira tú por dónde que, ¡como ocurre en muchas ocasiones!, cuando parece que va a ocurrir lo más probable… surge la magia y ocurre lo imprevisto…

Que para oír a alguien que susurra… hace falta cultivar el silencio para poder escuchar ese hilito fino de voz… Y es que cuando estás asistido por tu propia “genuinidad”… no hace falta alzar la voz…

No se trata de “convencer”… se trata de proclamar aquello en lo que crees y luego… el río siempre encuentra su cauce para discurrir por el terreno por abrupto que sea…incluso aunque a veces tenga que sumergirse para emerger en lugares más propicios…

La intuición, la causalidad, el azar… un poco de todo ello a la vez, hizo que al de poco tiempo fuese quien cargó con la mochila del programa Premie…

Y con la colaboración especial de Oihana Jauregui y Mª Eugenia Mardones y puntualmente con otras personas del propio Servicio de Innovación, de personas del mundo de la consultoría… fue “contaminando” el programa con su sello personal…

Y en un mundo de formatos, auditorías, evidencias, manuales de gestión, registros de empresas, sistemas de gestión y de calidad…, sin dejar el rigor necesario, fue creciendo en tamaño la importancia de las relaciones, el valor de las conversaciones, el espacio para hablar de crear nuevas posibilidades, constituir comunidades para compartir experiencias…

Lo que siempre había estado debajo… fue emergiendo para dar sentido y profundidad a las propuestas del programa…

Al principio de manera sútil, sin prisas, ¿para qué?…¡si los tiempos de la vida nos exceden!,… y poco a poco fue ganando la audiencia que te dan los demás cuando desprendes autoridad personal…

Su sitio fue creciendo, o al menos nosotros aumentábamos nuestra capacidad de ver su sitio…

Y a partir de ahí… las cosas han ido fluyendo con más armonía…

Evidentemente todas las actividades que hemos impulsado desde el Servicio han sido un trabajo coral en el que hemos recibido aportaciones de mil y un lugares… pero hoy toca reconocer “el buen hacer” de Mikel en todo este proceso…

Yo desde luego he aprendido mucho de él, de su forma de ser, de su manera de estar y tomarse los acontecimientos, de sus arrebatos para defenderse ante injusticias, de sus valiosos escritos, de los que felizmente este blog es testigo,…

Y que decir de su aportación en la creación de bilgune… De hecho os confieso que cuando pienso en bilgune veo unas piedras en círculo en las que Mikel y sus colegas hablan de sueños, de anécdotas, discuten, celebran… Es lo que me evoca una de las fotos que nos trajo para documentar un texto…

El propio guión del video explicativo de bilgune   es de su cosecha…

Porque una de las virtudes de Mikel es que se explica, sabe decir las cosas, sabe discernir lo esencial, incluso aunque eso que queremos mirar este cubierto de barro y cueste ver detrás de las apariencias… Le debe provenir de sus tiempos de aficionado a la espeleología…

La lista de sucedidos podría ser interminable pero como no quiero que los árboles nos impidan ver el bosque… me voy a quedar con… su profunda humanidad, su capacidad de escucha y su sabiduría…

Una fortuna habernos encontrado y disfrutado de él y con él…

Y ahora de igual forma que un día llegó al Servicio… se va…

Se va desde nuestro punto de vista… porque él nunca se va, siempre está, así que seguir coincidiendo será tan fácil cómo quedar para conversar, para compartir una comida o un trago… y seguir disfrutando de su relación…

Gracias por todo Mikel!, especialmente por “autorizarte” para ser cómo eres…

Nos dejas un legado personal y profesional inmenso que nos acompañará en nuestro quehacer cotidiano…

Suerte en el nuevo período que inicias y que el disfrute siga siendo tu compañero inseparable…

Que sigas regando con tu “Mikelidad” allá por donde vayas…

En dos palabras… un placer!…

En otras dos… mila esker!…

Fondaki – Empresas soñando… y haciendo

El miércoles 3 de octubre me pasé por la presentación de Fondaki, un proyecto que se autodenomina como “Servicio de Inteligencia Pública” y es fruto de la colaboración entre NER Group y Las indias electrónicas.

La sala estaba a reventar y se veía un ambiente de expectación por la heterodoxia del proyecto, aunque muchos aún no sabíamos gran cosa sobre él. Y lo que vimos, escuchamos y sentimos creo que no defraudó a (casi) nadie.

Sus promotores seguro que definen mucho mejor que nadie qué es Fondaki pero ¿quién se resiste a explicarlo con sus propias palabras? Yo no. Y, por lo que escuché, creo que Fondaki es:
–    un proyecto empresarial (una empresa, vamos)
–    sin ánimo de lucro pero también sin ánimo de quiebra, es decir, que sale a empatar y no a lucrar a sus propietarios
–    en el que se han comprometido, poniendo capital, 11 empresas de NER Group
–    que quiere ofrecer servicios de análisis inteligente de información (luego me explayo sobre esto), y para eso cuenta con toda la experiencia de Las indias electrónicas
–    y que quiere ayudar a crear una cultura de conocimiento compartido

Nos contaron que de momento ofrecerán 3 servicios de análisis de información:
–    Un servicio ad-hoc para empresas, para suministrarlas información ya digerida sobre algún tema específico (alguna innovación emergente, algún nuevo nicho de negocio, próximas licitaciones internacionales…). Esto no parece muy novedoso, pero aquí hay que tener en cuenta el estilo y la experiencia de Las indias electrónicas. Esto es lo que lo hace diferente.
–    Un servicio para cargos públicos, suministrándoles documentación relevante para los temas que tengan entre manos, de forma similar a lo que hace la biblioteca del congreso de EE.UU. y el de Chile.
–    Y un servicio para administraciones públicas sobre “sustitución competitiva de importaciones”, es decir, detectar productos que hoy día estamos importando y que se podrían producir aquí al mismo precio o menos. Es servicio tiene un muy interesante poso transformador porque busca recuperar circuitos locales de producción y consumo, y quizá sea esa una de las vías de salir de la sempiterna crisis sin caer en replicar los mismos mecanismos globales en manos de mercados anónimos, sin rostro y sin piedad. Ojalá de aquí puedan salir iniciativas empresariales, impulsadas por administraciones públicas, con sentido y fuerza.

Hasta aquí, los hechos. Pero además hay muchas sensaciones. Hay un halo de esperanza, de optimismo y de deseo de cambio que se ve claramente alrededor de este proyecto. Parece un proyecto que puede ser sostenible económicamente (aunque Koldo Saratxaga diga que “jamás ha hecho un plan de viabilidad para adivinar el futuro”), pero que no busca maximizar el lucro sino ofrecer un servicio útil para la sociedad. Un proyecto que utiliza la tecnología, pero no se basa en la tecnología sino en las personas, en los 5 analistas de información que ya están trabajando en él (y por tanto, ¡¡ya ha creado 5 puestos de trabajo!!). Que ha sabido reunir el compromiso de 11 empresas, que se juegan 70.000 € en esta aventura, y que vinieron en pleno a respaldar el proyecto en su presentación.

Este proyecto parece una rara avis, pero ya no lo es tanto porque cada vez hay más ejemplos de emprendedores sociales, empresas sociales, 4º sector, economía alternativa y solidaria… que no conciben las empresas como máquinas de hacer dinero sino como una forma de ofrecer algo útil a la sociedad y, a la vez, sean espacios donde las personas que trabajan en ellas puedan encontrar sentido a su trabajo y oportunidades de disfrute.

Sólo me queda desearle…¡¡buena suerte en el camino!!

Mecanizados Alberdi, o las personas que saben hacerse buenas preguntas

Fue el 27 de septiembre, bajo el paraguas de Arbela y en la Biblioteca Foral de Bizkaia. Mecanizados Alberdi (17 personas) nos presentó su experiencia de empresa que hace una clara opción por la “participación de las personas en la organización”.

 El título por el que he optado es pertinente porque las dos personas, Aitzol y Nagore, que vinieron de la empresa, nos contaron su experiencia. Nos contaron que allá por el 2008 cuando aún la empresa trabajaba bien, se hicieron o les hicieron una pregunta.

–¿A dónde va la empresa?

 Y como señaló muy acertadamente el consultor que apoya todo este proceso, Tomás Elorriaga, la pregunta tenía mucho calado, pues no se refería solamente a cómo iba la empresa financieramente, sino que la pregunta implicaba a los clientes, a los procesos, a las personas,… y ellos, la empresa, no supieron dar respuesta a la pregunta.

Algún efecto de renacimiento tuvo esta pregunta que, parece, exigía respuestas. No se quedaron en la espera. La expresión que Aitzol empleó para no quedarse en esa incertidumbre fue: “hay que tirarse a la piscina”: había que cuestionar de manera radical la organización, el sistema de gestión y los procesos.

 Y nos contó cuál es el valor añadido de Mecanizados Alberdi: más de 50 años de historia, un servicio integral, mejorar el sistema de gestión, contacto con centros tecnológicos, I+D+i, el cliente,…

En el apartado de la participación de personas, organizaron tres equipos que se distribuyeron según el cometido de cada uno, más un equipo añadido compuesto por miembros de los otros tres equipos y cuya función es dinamizar y hacer de enlace entre todas las personas de todos los equipos. Así, en este momento, todas las personas participan y gestionan la organización hasta su llegada al cliente, con el que también han modificado su modo de relación.

Este esfuerzo de colaboración se ve recompensado con una mejora general en los resultados. Se han cambiado algunos conceptos y concretamente uno de ellos se ha convertido en clave: reunirse, hablar y pensar, también es trabajar y se refleja en el rendimiento de la empresa.

Nos hablaron de sus retos para el futuro, que transcribo a continuación:

–          Mantener los buenos resultados que ahora están teniendo.

–          Equipos + personas: profundizar el la idea de equipo.

–          Más contacto con los clientes.

–          Reflexión estratégica en la que están invitados toda la plantilla.

–          Despliegue de objetivos: indicadores, acciones de mejora.

La conclusión a la que llegan es que “algo siempre se puede hacer y siempre puedo buscar nuevas formas”.

Para los que allí estuvimos, fue una buena presentación de vuestra experiencia, de la que todos podemos aprender a entender las organizaciones de una forma en la que la participación de las personas es una de las bases de futuro y de éxito para las gentes que la componen.

Gracias a vosotros por haberla compartido.

Arbela. Bideak Eginez.