Entries Tagged as ''

REINER: soplo de aire fresco e inyección de moral

Dentro del marco de arbela, el pasado viernes día 13 de Julio tuvimos la fortuna de conocer la experiencia de Reiner por boca de tres de sus protagonistas: Javier Igarza, Jose Cruz y Mikel Gorostidi.

Previo a la exposición Alfonso Vázquez incidió en una cuestión. Es la de Reiner una experiencia “normal”. No tiene épica, ni líderes carismáticos, ni estaban al borde una crisis…

Por ello nos animó a escuchar la presentación para tratar de captar qué factores podían ser los que mejor explicaran el éxito que están teniendo.

Javier Igarza, gerente de Reiner fue quien hizo la exposición de un proyecto que a medida que evolucionaba le iba cambiando a él mismo.

Además, justo antes de él asumir la gerencia de esta empresa familiar en 4ª generación, el gerente anterior, en base a los datos de una hoja Excel pronosticó que no era viable.

Sin embargo Javier siguió más su intuición que el frío análisis de una hoja de cálculo. Apostó por la permanencia de la empresa, por su sostenimiento… y esta “apuesta” les ha guiado hacia una organización viable y comprometida con su propio presente y futuro.

Reiner tenía ya en su genética el concepto de la adaptación. No en vano, desde su fundación allá por 1.928 en los que fabricaban productos de primera necesidad, han ido saltando a fabricar juguetes y a los sectores de automoción y electrodomésticos.

Históricamente se han basado en dos claves: la eficiencia de los procesos y la adaptación de su producto mercado.

Pero algo faltaba porque en 2002 si bien tenían mucha actividad la rentabilidad era muy baja.

Así que decidieron buscar mercados donde poder aportar conocimiento para ser capaces de diferenciarse y no competir en base a costes.

Se plantearon una distinción básica entre costes y valor. El futuro de Reiner no estaba en vender horas máquina sino en vender conocimiento no copiable.

La primera dificultad para hacer esa transición era que su s formas de organización impedían hacer esa evolución.

Todo se basaba en el “control”. Vieron con nitidez que había que liberar el trabajo dando confianza a las personas, había que fomentar la autonomía para que las personas y los equipos fueran tomando cada vez más decisiones. Ello permitía que las personas crecieran y además liberaba tiempo de la dirección para dedicarse a labores más estratégicas.

Otra cuestión clave ha sido la de buscar alianzas con todas aquellas personas y organismos con los que se relacionan, sean centros tecnológicos, proveedores, clientes, conocidos… Se trata de estar atento a las oportunidades que siempre surgen para ir creando una red en la que aprovechar las sinergias y las complementariedades.

Posteriormente nos reunimos en pequeños grupos para seguir profundizando en la experiencia de Reiner y detectar aquello que solo podía leerse entre líneas. Entre las ideas que se compartieron en el debate posterior destaco las siguientes:

• La importancia de combinar la creación de una red y la organización interna dando una dimensión humana al proyecto
• La importancia de hacer los cambios con naturalidad, sin mucho bombo, con autenticidad
• Confiar en que la sabiduría necesaria para hacer este cambio está dentro y que solo hay que darle el contexto necesario para que pueda emerger

En mi síntesis personal diría que Reiner ha sabido soltar formas de hacer de su pasado que, si bien en el pasado les fueron útiles, ya no lo eran y a la vez han apostado por la generación de un proyecto más inclusivo de las personas y más abierto a posibles colaboraciones.

Esto que se escribe fácil se consigue con mucha coherencia y mucha constancia

Agradecer a todas las personas de Reiner su esfuerzo por recrearse de forma continua y por su generosidad para compartir la experiencia

Vivimos tiempos en que parece que para sobrevivir hay que hacer cosas extraordinarias. Ejemplos como el de Reiner confirman que cosas tan “normales” como apostar por lo propio, simplificar y modificar los contextos para que las personas puedan crecer y estar abiertos a sumar con otros son fórmulas que garantizan el éxito, mucho más allá que en la esfera puramente económica.

¡Gracias de nuevo por este soplo de aire fresco y por esta inyección de moral!

Arbela. Bideak Eginez.