Celebrando con las empresas

El viernes 22 de junio se producía una feliz coincidencia: arbela cumplía 6 meses de vida y teníamos en nuestras manos el libro que recoge 7 casos de empresas que avanzan hacía mayores cotas de participación. Y como no sabemos hacer las cosas de otro modo, organizamos una jornadita que nos permitiese celebrar ambas cosas. La llamamos “de solsticio a solsticio”. Un poco cacofónico, pero muy significativo.

Vinieron unas 60 personas al Faculty Club de la Comercial de Deusto; no está nada mal con los tiempos que corren. Y deliberadamente quisimos que el tono general fuese de optimismo. Porque se pueden hacer las cosas de forma distinta incluso en circunstancias adversas y en un ambiente de derrotismo generalizado. Porque esas 7 empresas y muchas más nos demuestran cada día que se puede optar por empresas más “humanas” que pueden seguir compitiendo (de hecho ¡¡¡ compiten mejor !!!) en el despiadado mercado. Porque algunos funcionarios soñadores tienen el descaro de darles espacio. Por… tantas cosas.

Miguel Angel Larrinaga, que junto a Josune Baniandrés ha coordinado el estudio, nos presentó, brillantemente, una visión general del estudio. De forma premeditada pasó por las conclusiones como alma que lleva el diablo. No para que nos leamos el libro con detenimiento sino para que las personas que asistían a las jornadas llegasen a sus propias conclusiones. Gracias, Miguel Angel.

Y en arbela no nos gustan los monólogos sino los diálogos ricos. Por eso no pedimos a las 7 empresas/organizaciones que nos contasen sus experiencias desde el atril, sino que formamos 7 grupos, 7 corros, y en cada uno había algún representante de una de esas 7 organizaciones que iba a contar su caso abiertamente y en el que se podía preguntar sin limitaciones, sin frenos, sin miedos. Fue complicado detener el diálogo en esos grupos y no hay mejor señal que esa de que las conversaciones estaban mereciendo la pena.

Lo que hay que aprender de Artez, Fabricaciones Electromecánicas Eder, Fundación Etorkintza, Inauxa, Lancor, Virtualware y Walter Pack es muchísimo. Y lo que tenemos que agradecer también muchísimo porque siempre se han mostrado dispuestos/as a enseñarnos las tripas de sus organizaciones, sus luces y sus sombras, como bien dice el subtítulo de libro.

Las conclusiones que compartimos entre todos/as refrendan mucho de lo que Miguel Angel nos avanzaba en su presentación. Buena señal. Y gran fuente de aprendizaje.

Por último, a modo de cierre, Borja nos regaló la continuación del cuento que ayudó a dar a luz arbela en la jornada de presentación. Otro pequeño lujo para una jornada llena de ellos.

2 Responses to “Celebrando con las empresas”

  1. Estoy de acuerdo con Jorge en que podemos optar por empresas más humanas y con que de ese modo se compite mejor.
    Yo también creo que las empresas son de hecho organizaciones de personas y que tanto los éxitos como los fracasos deben remitir a ellas.
    En definitiva, el protagonismo debe reconocerse en las personas y no es beneficioso para la empresa, por mucho que esta sea, sustraer ese protagonismo que desde el inicio pertenece a las personas que ahí se desempeñan.

  2. […] tiempo cuando participaron el programa de Transformación Organizativa basada en personas y en una sesión en arbela. De hecho fueron uno de los casos de participación que documentamos en un libro que editamos a […]

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.