Liderar y manipular

Alfonso Vázquez  me envía este texto de Jose Enebral, publicado en el blog Pensamiento Imaginactivo: http://manuelgross.bligoo.com/20120302-el-lado-oscuro-del-liderazgo-once-formas-de-manipulacion

Me ha parecido sumamente interesante porque conecta con una de las cuestiones más ampliamente debatidas en la práctica de la gestión empresarial: la del liderazgo. Y para ello la enfrenta a una de sus sombras: la manipulación. 

Como dice el autor del texto: “Estas líneas pretenden mover a la reflexión y a que llegue el lector interesado a sus propias conclusiones”.

Así que destaco alguna de las ideas de este texto para amplificar el debate.

Me parecen especialmente clarificadoras las prácticas que se citan como habituales en los estilos manipuladores:

• Las arengas motivadoras.
• La generación de deudas de gratitud.
• El fomento de la dependencia.
• El encasillamiento o etiquetado.
• Los encargos-trampa.
• Las cortinas de humo.
• El proselitismo.
• La mentira rutinaria.
• La seducción.

(Por cierto yo me reconozco en varias de ellas. Tendré que mirarme mi lado manipulador)

Me parece también muy ilustrativa la llamada a reflexionar sobre los abusos de poder, los ninguneos, las entregas de responsabilidad en falso, los agravios comparativos…

Alude también a que en la era del saber y el innovar hay que evitar considerar a las personas como meras seguidoras.. Y es que “cuando, indignado o resignado, uno se siente manipulado (o simplemente tratado como mero recurso de carne y hueso), tiende a inhibir parte de su potencial”

Confío que en breve podamos abrir en arbela un debate sobre esta interesantísima cuestión con la que nos encontramos cada día en nuestros lugares de trabajo.

2 Responses to “Liderar y manipular”

  1. No te lo hagas mirar, Borja, que a lo peor te lo curan y pierdes todo tu encanto lideril…
    Ahora en serio: Lo que se ha dado en llamar “liderazgo” es una forma de ejercicio del poder; a todo nivel de presencia del poder aparece la resistencia (no olvidemos que son “campos de fuerzas”). Por tanto, lo que peyorativamente se denomina “manipulación” es consustancial al ejercicio del poder (lo de la espada y la cruz que nos contaban los de Grumal).
    Si hacemos un pequeño ejercicio de “deconstrucción” del artículo de Enebral, nos encontramos con que en realidad no está contrastando dos tipos de liderazgo (el “manipulador” y el “auténtico”), sino dos tipos de personas líderes, el avieso y el angelical. Y la vida no es así…
    Por ello, cuando indaga en lo que sería un “buen” liderazgo en la sociedad del conocimiento, no encuentra otra respuesta, más allá de las buenas intenciones del “líder”, que el “autoliderazgo”, que ni él ni yo sabemos lo que es…
    Ciertamente, un tema apasionante para debatir!!!

  2. Bueno, creo que hay líderes que manipulan mucho y los tengo por manipuladores, y otros que solo un poco y quizá no merecen tal calificativo. No, no veo yo las cosas tan simplificadas como lo del avieso y el angelical. Por otra parte, creo tener una idea de lo que significa autoliderazgo, que para mí sintonizaría bien con la dirección por objetivos y autocontrol de que hablaba Drucker; es decir, asumir el protagonismo de la propia actuación tras metas establecidas y convenidas.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.