Grumal: un proceso en marcha!

El pasado viernes tuvimos, de nuevo, la fortuna de contar con Juan Mari, Koldo, Iñigo y Gotzon, que nos narraron con mucha pasión de qué manera están viviendo el proceso de transformación en el que se haya inmerso Grumal.

Aunque ya tuvimos la suerte de contar con ellos hace más o menos un año, de nuevo fue una inyección de optimismo ante la situación que nos toca vivir. Gracias a los cuatro por vuestro testimonio!

A modo de introducción Alfonso Vázquez situaba la presentación de Grumal dentro de un tema a debate que se ha iniciado en arbela titulado ¿tiempo de crisis, tiempo de autonomía?

Y en ese sentido describía la autonomía, a diferencia de la heteronomia o de la anomia, como la forma de funcionamiento en que el colectivo se da las leyes a si mismo. En su criterio, en el contexto en el que vivimos donde el despliegue del trabajo del conocimiento determina la capacidad de competir de las organizaciones, la autonomía es un requisito básico pues solo nos responsabilizamos realmente de aquello que decidimos.

Para “tocar” esta cuestión la invitación era sentir de que manera se está desarrollando el proceso de transformación en Grumal. Máxime cuando es un proyecto en construcción. Representa la lucha por sacar adelante un proyecto difícil a través de un proceso de gestión complejo, con contradicciones, con paradojas… para que lo que era impensable… ocurra.

Lo que tienen muy claro es que el objetivo que comparten es garantizar la rentabilidad de la empresa y los puestos de trabajo para lo cual tienen que apostar por la exportación, por la flexibilidad, por la orientación hacia el cliente.

Ahora mismo la empresa es propiedad de Fagor Electrodomésticos y están en proceso de convertirse en una cooperativa.

Siguen viviendo con el riesgo de que la empresa pueda cerrar por falta de liquidez y rentabilidad. Pero ellos están empeñados en crearse su propio futuro para lo que están también recibiendo el apoyo del grupo cooperativo para conseguir reubicaciones.

Escuchamos la versión de 4 de sus protagonistas. Seguro que en Grumal conviven más versiones, todas respetables, todas diferentes… Pero como la vez anterior, lo más significativo no fue lo que dijeron, siempre discutible, sino cómo lo dijeron, con que fuerza expresaron su manera de vivir el proceso. Fueron muy genuinos. Sin duda eso fue lo que más impactó a la amplia audiencia que tuvieron que continuamente les cortaba para hacerles preguntas.

A la hora de hacer la síntesis de esta sesión, voy a aprovechar que en su momento ya escribí una crónica, para resaltar en esta ocasión aquellas cuestiones que a mí especialmente me llamaron la atención.

• Da la sensación de que las sesiones de reflexión estratégica celebran periódicamente en Loiola, con un amplio número de personas de Grumal, es la auténtica dirección del proyecto. Muy significativa fue la catarsis que hicieron al inicio del proceso para tratar de “limpiar” aquello que necesitaba ser dicho, incluso para hacerse cenizas… con la intención de renacer de esas cenizas y que las situaciones del pasado no dificulten as nuevas posibilidades de futuro
• Todo este proceso genera ilusión, esperanza… y también mucho vértigo, especialmente a las personas que han tenido más responsabilidad de mando, y es que vivir en esa especie de caos es una situación a la que no estamos acostumbrados
• Es importante que la “dirección” CREA en este tipo de propuestas de transformación, pues si no las inercias y las rutinas de gestión pondrán en cuestión la bondad del proyecto. Es importante el respaldo al proyecto de la alta dirección que en muchos casos se manifestará dejando hacer, confiando en la capacidad de autoorganización de los equipos
• La información es PODER por ello una de las claves que se expresaron es la importancia de que la información fluya sin control de nadie, que la información siempre este disponible para aquellas personas que la necesiten para tomar decisiones para su trabajo
• Los conflictos existen, por tanto es importante que se aborden de frente para que no se pudran la cuestiones. Al contrario bien enfocados pueden permitir sanar los males organizativos.
• El proceso que llevan adelante es colectivo, gradual, continuado… una cosa lleva a la otra y así sucesivamente
• La nueva estructura propuesta para Grumal incluye la creación de unidades de negocio con dimensión humana y con “sentido”. La clave es dotar del máximo de capacidad a cada unidad de negocio, estrategia incluida. Con lo cual se acercan las decisiones al lugar donde surgen las cuestiones para que “mande” la realidad.
• Están impulsando dinámicas sociales para permitir sembrar oportunidades de que cada persona proponga y desarrolle iniciativas que les permita mejorar en rentabilidad, en ergonomía… y sobre todo para imprimir la máxima velocidad al proceso de cambiar la realidad. Y así nos hablaron de su semillero Ereiten donde nos explicaron con detalle los proyectos impulsados por diversas personas de Grumal: Santi, Unsain, Iñaki, José, Mikel, Ruben, Antonio… Mi sensación es que cuando el contexto permite que las personas saquen a pasear sus capacidades… de repente… el potencial emerge.

Como la vez anterior nos brindaron una receta de cocina para dinamizar estos procesos cuyos ingredientes eran: el debate, el cambio, la autonomía, el conflicto, la jerarquía, la complicidad, el conocimiento, la confianza, el caos… donde lo importante es acertar con la dosis de cada ingrediente y con cocinarlo con mucho cariño.

Hablaron de logros, dificultades, medidas de sacrificio adoptadas con consenso, satisfacciones conseguidas…pero lo más provocador de todo era escuchar la capacidad que tenían, ante una situación ciertamente compleja, de apostar por el optimismo y por un toque de humor nada superficial.

Para mi la clave está en que aplican la energía colectiva a lo que quieren conseguir. Ante la visita de la desesperanza apuestan por una visión esperanzada. Tienen un propósito, están llenos de determinación y pasión y dispuestos a superar los retos a los que se enfrentan.

Suerte en ese caminar!

8 Responses to “Grumal: un proceso en marcha!”

  1. Gracias, Borja, por tu emotivo post. Una de las cosas que más me emociona -y, creo, constituye un ejemplo- de la gente de Grumal es su capacidad de no rendirse, de no dejarse arrastrar por la corriente, a costa de importantes sacrificios personales, pero siempre con la alegría y entusiasmo (que vimos en la sesión) de quienes sienten que sólo ellos pueden construir un destino diferente. Y, para ello, resbalar por la tendencia para construir, colectivamente, “acontecimientos”, situaciones que obligan a quebrar la tendencia, a trazar nuevas líneas de bifurcación, como decía el otro día Mikel.
    ¡Qué próxima se me hace la expresión de Gramsci: Funcionar con el pesimismo de la inteligencia, pero con el optimismo de la voluntad!
    Ocurra lo que ocurra, queridos amigos de Grumal, construiréis vuestra propia historia…

  2. Zorionak por volver a transmitir un mensaje de optimismo cuando más lo necesitamos.

    En estos momentos no tenemos que olvidar que detrás de los nubarrones sigue estando el sol, y que si seguimos trabajando llegaremos a verlo.

    Espero que la siguiente exposición (¿dentro de otros 6 meses?) la podáis titular: “Así fue como Grumal venció a la crisis”.

    Ondo izan,

  3. Qué testimonio más valioso con los tiempos que corren. Dede luego, tener energía para no rendirse es ‘el valor’. Me gusta la frase de funcionar con el pesimismo de la inteligencis y el optimismo de la voluntad!!! Muy buena. Ane

  4. Me gustó asistir al relato de la experiencia Grumal porque ahí se demostró (incluso con los problemas financieros) que con una etructura organizativa diferente a la “de siempre ha sido así”, las personas pueden hecerse con su futuro, “su” de ellos.
    También se demostró que si el entorno es favorecedor, las personas son multilineales, creativas y muy capaces de resolver problemas.
    Y pasa lo que siempre pasa en todos los grupos: las tensiones normales, el escaso tiempo, los pr. de mercado, las entregas urgentes,… Eso pasa siempre, pero ahi se tramita de otra manera. ¿Por qué?, porque pertenece a todos, porque está a la vista, porque eso forma parte de cada persona y cada persona se siente autorizada (y reconocida) a hacerlo valer en el conjunto.
    Ya veo que me lanzo y no es el lugar.
    Felicitaros a todos en conjunto y a cada uno en la parte que le toca. Y al equipo Hobest que son los externos.

  5. En efecto, es asombroso ver lo que ocurre cuando un colectivo, con su diversidad, sus contradicciones, sus paradojas, se hace cargo de su futuro, deciden ser sus protagonistas. Cómo se precipitan los acontecimientos, cómo se rompe una y otra vez la triste tendencia que anuncia que “las cosas son como son” y que, nosotros, pobres mortales, sólo podemos ser víctimas de ese destino deparado por otros… Y hoy estamos más cerca que el viernes de abrir un nuevo capítulo.
    Muchas veces me pregunto, viendo experiencias como ésta: ¿Qué ocurriría en nuestras sociedades si fuéramos capaces de hacer algo similar?
    Y gracias, Mikel, por lo que nos toca en tu amable felicitación.

  6. Tengo la sensación, Alfonso, de que podemos cambiar el condicional y hablar de que ya está ocurriendo algo en nuestra sociedad,.Desde la influencia que todas estas personas ejercen en su ámbito:familia, escuela, amigos,…etc…La auto-responsabilidad, la generosidad, la creatividad, la colaboración….todas esas bonitas palabras del diccionario de transformación son ACTITUD, y eso seguro que no se queda tras las puertas de GRUMAL.

  7. Todo un gustazo leer tanto el post como los emotivos comentarios que le siguen. Gracias a todos los protagonistas empezando por Gotzon, Juan Mari, Iñigo y Koldo, siguiendo por Borja, Alfonso y Ane, Alex, Mikel, Gema…
    No me explayo ya que lo he hecho en otro post sobre esta Jornada en el blog de hobest. Os paso el link por si alguien quiere leer más sobre el tema: http://www.hobest.es/blog/grumal-cuando-nos-apasiona-lo-que-podemos-llegar-a-ser
    Besarkada bana,
    Maite

  8. […] experiencias de Mol Matric, Agintzari, Servicios de mesa de Gernika, Grumal, Hanna Instruments, Leroy Merlin, Mecanizados Alberdi, Reiner, Artez, Etorkintza, Lancor, […]

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.