De ( r)evoluciones y metamorfosis

En el marco de arbela, el pasado viernes celebramos la segunda de las sesiones del taller práctico de transformación organizacional. Y digo “celebrar” porque fue un disfrute contar con la presencia de Aitor Egurrola que nos trasladó su amplia experiencia como gestor en proyectos de cambio y transformación. ¡Gracias, Aitor!

Tras la excelente crónica de Maite Darceles y lo que escribió en su día Saioa Leguinagoicoa, ahora hace un par de años, creo que está todo muy bien reflejado. Por ello me voy a permitir en esta ocasión referirme a lo que a mi me resonó por dentro.

Para crear cualquier proyecto, de transformación empresarial o de otra índole, es preciso previamente creer en ello.

A veces nos decimos que formamos nuestros criterios de elección en base a los datos que nos da la realidad. Cuando suele ser al revés. Que en base a las creencias que tenemos, interpretamos la realidad (¿qué creamos?) y acabamos confirmando las creencias que previamente teníamos. Porque la realidad siempre confirma nuestra idea previa. Algo de eso se intuye en el dicho de que ¡todo es del color del cristal con el que se mira!.

Aitor comentaba en la sesión que una condición previa para abordar procesos de transformación organizativa es creer intensamente en las capacidades de las personas. Todos decimos que creemos en las personas, pero con nuestro actuar se desvela si este decir es sincero o sólo cosmético.

Así que, si creamos lo que creemos, a través de lo que hacemos quedan también reflejadas nuestras creencias. ¡Por sus obras los conoceréis!.

Por ello Aitor alertaba que en momentos de crisis suelen aparecer “falsos conversos” y apostaba, desde su experiencia, por cambios profundos y “revolucionarios”, de gran intensidad, matizaba Alfonso.

A mi esta apelación a la ( r)evolución me hizo recordar un escrito genial de Edgar Morín titulado “Elogio de la metamorfosis”. En él Morin plantea una posible alternativa a la ( r)evolución: la metamorfosis, como un proceso en el que se da al mismo tiempo la autodestrucción y la autorreconstrucción.

Plantea la necesidad de deshacernos de las alternativas reductoras a las que nos convoca el pensamiento dominante y propone apostar por aquellas propuestas rupturistas, marginales, innovadoras… que son el vivero del futuro, gracias a su capacidad para la regeneración económica y social.

Plantea también la necesidad no solo de denunciar, sino sobre todo de enunciar nuevas vías que conduzcan a una nueva Vía. Y en este sentido, esta es una de las intenciones declaradas de este taller, facilitar tránsitos hacia nuevas formas de ser empresa.

Estas próximas semanas vamos a ir tratando de aterrizar en cada proyecto posibles maneras de abordar estos procesos de cambio que compartiremos el próximo día 24.

¡Seguiremos narrando!

3 Responses to “De ( r)evoluciones y metamorfosis”

  1. Me gusta la cita en que te apoyas, Borja, de Edgar Morin de actuar desde “enunciar nuevas vías”, que creo que es la mejor manera de avanzar en nuevas formas de sociedad. Abrazos

  2. Estupendo post, Borja! El “discurso oficial” sigue insistiendo en que nos encontramos ante una (gran) crisis económica, ante la que sólo caben medidas económicas (pretendidamente, ya que en realidad son políticas). Como la crisis no es “sólo” -ni principalmente- económica, sino que constituye un “apocalipsis cultural”, que dijo aquél, ni que decir tiene -y a la vista está- que los remedos “económicos” nos conducen -a la vista está- a la barbarie.
    Por ello, son tan de agradecer iniciativas como las que estáis desplegando, que constituyen un soplo de esperanza en ese “enunciar nuevas vías” a que se refiere Mikel.
    Mil gracias y abrazos

  3. Es grande redacción . Hasta luego.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.