Aprendizajes en la niebla

Tenía pendiente escribir la crónica de la sesión que hace un mes, el 15 de Diciembre, celebramos en Zamudio de la mano de Manahmana dentro del proyecto Kosortzen.

Básicamente hicimos un repaso de las sesiones anteriores tratando de sacar los aprendizajes de cada cual de esta experiencia. Para ello hicimos una evaluación “Motorola” que básicamente consistía en responder a cuatro preguntas:

  • ¿Qué ha ido bien?
  • ¿Qué ha ido menos bien?
  • ¿Qué hemos aprendido?
  • ¿Qué acciones vamos a poner en marcha?

En cuanto a la primera de las  preguntas las principales respuestas tuvieron que ver con el clima generado que había propiciado un buen contexto para conocer mejor a otras personas de forma que pudieran surgir posibilidades de cooperación en proyectos de consultoría colaborativa.

Aspectos claramente mejorables han sido la falta de continuidad, en ocasiones la falta de concreción de las propuestas para articular proyectos de colaboración y no haber experimentado en la práctica.

Entre los aprendizajes se dijo que la cooperación sin acción no tiene sentido, que es fundamental que exista necesidad de interdependencia para que se déla colaboración. Queel buen ambiente es necesario pero no suficiente, hace falta que la complementariedad sea una condición necesaria para el desarrollo de los proyectos.

Y en cuanto a acciones a impulsar se comentó que es mejor primero actuar y luego aprender dela experiencia. Laimportancia de definir bien los proyectos. De ofrecernos más como una posibilidad y persistir para que las oportunidades de colaboración se produzcan.

En general está ha sido una experiencia que ha contribuido a aumentar el conocimiento mutuo de personas y a crear las condiciones para que se puedan dar ocasiones de colaboración.

No ha habido tiempo material, o no hemos sabido hacerlo, para que proyectos concretos se hayan desplegado.

Sin embargo se apuntan algunas luces como algún proyecto presentado al programa Compite por 5 personas de Kosortzen, algun ofrecimiento personal para buscar espacios de creación conjunta…

Habrá que estar atentos para ver posibles frutos que vayan madurando de estas jornadas que han pretendido sembrar un espíritu colaborativo entre personas del mundo de la consultoría.

En cualquier caso, aunque sea entre la niebla hemos aprendido cosas que, seguro, nos permiten colaborar

One Response to “Aprendizajes en la niebla”

  1. Buen resumen Borja. Me quedo también con el aprendizaje de que la persona consultora es una especie aparte. Veo muchas similitudes con las yenas. Sí, ya sé que no es un animal muy querido entre los humanos. Pero me sirve.
    Un animal por lo general desconfiado, que caza en manada cuando quiere conseguir una presa mayor. Que no duda en morder si hace falta, y también ríe en la distancia.
    Y si ya, como guinda del pastel, añadimos que es un animal que habla… pues imagínate qué perla!

    ji ji ji…

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.