Entries Tagged as ''

Non gogoa, han zangoa

El pasado viernes tuvimos el primer taller, de cuatro previstos, de Ko-Sortzen. El objetivo de estos talleres es el fomentar espacios de colaboración: crear un mercado de conocimiento entre las personas consultoras y establecer un conocimiento mutuo para que se dé la química necesaria para abordar proyectos compartidos.

La batuta de la sesión la llevaron Bego Maite y Asier de Manahmana quienes nos pusieron en antecedentes: el primer contacto en este sentido se tuvo a finales de enero, la crónica de aquella sesión la podeis encontrar en flirteando con la cooperación.

En aquella ocasión se definió lo que entendíamos por cooperar:

Confianza Objetivos Ofrecer Proyectos Entusiasmo Recibir Apertura Resultado

¿Quién coopera?… las PERSONAS, ¿Para qué se coopera?… para obtener unos resultados que individualmente no se lograrían, por ello de la importancia de la COMPLEMENTARIEDAD.

El proceso de Ko-Sortzen consiste en preguntar, indagar, ir más allá de lo obvio, crear equipo, definir el proyecto compartido, establecer un plan de acción,  obtener unos resultados, y finalmente, reflexionar y aprender de los errores.

Rellenamos una ficha donde reflejamos en que tipo de proyectos estamos trabajando, cuales son nuestros clientes, el % del trabajo que realizamos individualmente y % del trabajo que lo realizamos en conjunto con otras persona, tres capacidades estrella y tres incapacidades estrella.

Para la definición de nuestras capacidades e incapacidades tuvimos el comodín de la llamada, es decir, tuvimos que llamar a una persona que nos conociese bien y preguntarle sobres cuales eran nuestras  tres virtudes estrella y cuales eran nuestras tres debilidades estrella.

Esta dinámica logró romper el hielo y darle un toque de humor muy favorecedor para acercarnos y poder entablar relaciones.

Con la ficha rellena, nos fuimos presentando uno a uno, no sólo con el fin de conocernos, sino con el objetivo de ir un poco más allá y ver, con quien podemos tener afinidades e ir visualizando con quien nos podríamos complementar para abordar algún proyecto a futuro.
A continuación, nos mostraron como se trabaja la dinámica del “Design Thinking” (Amalio Rey e Ideo) 

¿Qué te hace un mejor pensador de diseño? La CURIOSIDAD, la OBSERVACIÓN, el ESPIRITU CRÍTICO, la VOCACIÓN POR EXPERIMENTAR… todo ello regado con una buena dosis de optimismo y empatía ya que como nos dijeron: “lo imposible sólo tarda un poco más”

Con estas pinceladas, una vez más, nos pusimos manos a la obra y empezamos a trabajar la Necesidad en su contexto: hicimos tres grupos para formular las preguntas que se nos viniesen a la cabeza entorno a lo que observábamos en nuestro entorno, de cómo estaba el mercado, qué sensaciones percibimos, qué es lo que les falta…

Finalmente, todas esas preguntas que listamos, las reformulamos en forma de pregunta de oportunidad: ¿Qué haría yo para…? Para darle más emoción, al equipo que más preguntas reformulase se le concedió un premio. ¡On egin ganadores y ganadoras!

Tras la puesta en común, nos dejaron unos minutos para que hiciéramos nuestra propia reflexión interna sobre qué es lo que me llevo…

Como podéis ver fue una sesión intensa pero que me supo a poco, en el sentido de que me quedé con ganas de más, de seguir estableciendo conexiones, de poner cara a personas con las mismas inquietudes…

Estoy expectante para ver con que nos sorprenden las chicas y chicos de Manahmana en la proxima sesión el 21 de junio;)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intentando comprendernos como equipo ¿A qué nos dedicamos?

En un par de ocasiones antes (aquí y aquí) os hemos ido relatando cómo estamos probando nuestra propia medicina y cómo nos va nuestro propio proceso bilgune (antes conocido como Premieberri). Hace un tiempo finalizamos el Taller de Reflexión Inicial y elegimos hasta 6 proyectos para ir desarrollando.

Uno de ellos consiste en conseguir ponernos de acuerdo para definir nuestra misión y visión actuales. Ya veremos si el aire nos llega también para identificar nuestros valores actuales y aquellos que nos gustaría fortalecer o alcanzar.

Como nos recuerda continuamente Ainhoa del Caso se trata de acordar, que no pactar. Llegar a consensos sin ceder a soluciones de compromiso. Aunque, de momento, lo estamos teniendo bastante sencillo en ese sentido.

Nuestras dificultades se concentran en identificar razonablemente bien la naturaleza de nuestro trabajo, el contexto institucional en que se desarrollado y nuestros deseos como equipo. Estamos trabajando en no perder de vista lo que queremos hacer, lo que nos toca hacer y lo que hacemos, dentro de el complejo equilibrio de libertades, oportunidades y corsés que implica una administración pública.

Ya vamos dándole forma. Vamos identificando qué nos mueve y cómo lo queremos conseguir. También estamos reconociendo, no sin dificultad, qué otras tareas forman parte también de nuestro quehacer. Estoy seguro de que este ejercicio nos puede ayudar a despejar el campo y poder concentrar nuestros esfuerzos allí donde están nuestros deseos, atendiendo de forma más equilibrada aquello en lo que no creemos que aportamos mucho valor.

 Nuestro “avance de primer borrador previo y sin depurar de una futura e hipotética” misión habla de poner nuestro grano de arena en crear riqueza social (entiéndase, diversa y distribuida) en Bizkaia, haciendo énfasis en las empresas más pequeñas y sus procesos de cambio y mejora, sin olvidarnos de los proyectos estratégicos y de investigación que nos corresponda gestionar, y habla también tener un espacio donde las personas de nuestro equipo podamos disfrutar.

No hemos terminado aún este proyecto. En sentido estricto jamás lo terminaremos. Pronto le daremos una segunda vuelta. A ver por dónde salimos de esta.

Sembrando nuevas propuestas

El 17 de mayo “celebramos” la segunda de las sesiones de capacitación de bilgune, facilitada por Ane Aguirre con su habitual maestría.

Dado que bilgune se autodenomina como un proceso de aprendizaje colectivo, convertimos la sesión en una dinámica con esa intención.

Me apetece compartir en este post algunas de las “perlas” de la sesión.

El potencial de bilgune tiene que ver con “dar voz” al conjunto de personas que componen las organizaciones para que puedan expresar sus sugerencias, ilusiones y disconformidades, para que se puedan apropiar se sus opiniones.

Así mismo se propusó poner en valor lo intuitivo. (Para profundizar en esta idea os invito a dos posts: uno de la propia Ane Aguirre  y otro de Alfons Cornellá )

Se hablo también mucho de observar la mirada con la que cada cual interpretamos la realidad y de ver lo que cada uno podemos/queremos hacer para dar respuesta a los retos que van a apareciendo en el transcurso de la propuesta bilgune, en la importancia de poner el foco en lo que cada uno SÍ podemos cambiar.

Se señaló que el principal valor de bilgune es lo que cada cual se “lleva puesto” por eso la pregunta de cierre de cada sesión “¿qué te llevas?” lejos de ser una pregunta retórica se convierte en una pregunta que requiere una escucha muy atenta.

Siguiendo con la idea de aprendizaje se resaltó el valor de saber decir “NO LO SE” y de la importancia de facilitar contextos que favorezcan (o al menos no impidan) el aprendizaje en una filosofía donde “menos es más”.

Una de las cosas más significativas de la sesión estuvo en el hecho de comprender que basta un número reducido de preguntas para abrir procesos de creación colectiva. Así de preguntas tan “inocentes” como:

¿Cómo nos ven (y nos gustaría que nos vieran) nuestros clientes? Y
¿cómo nos comportamos (y nos gustaría comportarnos)?

se puede avanzar hacia formulaciones que se acercan a conceptos como Misión, cultura deseada que en otras aproximaciones exigen complicados desarrollos metodológicos.

Hablamos también de cómo la lógica de la planificación y control nos lleva a la estructuración de normas y procedimientos, a tratar de “cerrar” los temas, mientras que la “lógica de la realidad” tiene mucho más que ver con aceptar el caos que emerge continuamente, con tener una reglas de juego que sean vivas, con apreciar que todo está en permanente cambio. Por ello se insistía en la conveniencia de generar dinámicas que nos ayuden a manejarnos en el caos, incluso se citó el segundo título de uno de los libros de Alfonso Vázquez: El caos como liberación.

Se propuso “cambiar el chip para hacer chop”, o sea darse cuenta de las creencias, lógicas, paradigmas, patrones de comportamientos que nos tienen para tratar de salir de las respuestas automáticas para pasar a tomas de decisión más conscientes.

Un momento para mi muy significativo se produjo cuando algunas personas manifestaron sus dudas sobre su propia capacidad profesional para acompañar estos procesos. Comentamos que igual que sugerimos a las organizaciones que confíen en las capacidades del equipo es útil confiar en las capacidades que ya tenemos cuando en vez de querer controlar cada paso que damos nos dejamos llevar por nuestro instinto, y es que, ¡el organismo es mucho más sabio de lo que parece!.

Para mi fue una sesión muy interesante tanto por las propuestas que se hicieron como por las inquietudes que se suscitaron. Creo que ello es un buen indicador de que este proceso de capacitación va haciendo su efecto tanto en la parte de aprendizaje como de desaprendizaje. Vamos sembrando nuevas propuestas que hacen surgir a partes iguales nuevas posibilidades y nuevas incertidumbres.

Seguiremos comentando

Ongi etorria, Mª Eugenia!

Tras unos meses en los que Mª Eugenia García de Andoin, se ha dedicado en cuerpo y alma a su familia, hoy nos ha regalado su vuelta al trabajo y ¡bien que nos hemos alegrado!.

Mucho más allá de su capacidad laboral su presencia tiene muy buenas vibraciones, y eso todos lo notamos.

Se nos ha ocurrido que una buena forma de festejar su regreso era celebrar un “zerbitxoko” en el que compagináramos dos aspectos:

Por una parte un recorrido sobre los hitos más relevantes de estos meses para facilitarle que se sitúe en cómo se encuentran los distintos proyectos del servicio de Innovación y
Por otra compartir los motivos de celebración que cada cual consideramos importantes.

En este sentido tres han sido las cuestiones más señaladas:

El nacimiento de bilgune que empieza a dar sus primeros pasos. Y en este sentido hemos querido destacar tanto las relaciones que se están generando entre el colectivo de personas homologadas en este programa como las primeras experiencias que se van produciendo
El reciente encuentro con el colectivo de personas artesanas en cuanto que abre la puerta a posibles proyectos para relanzar y dignificar la artesanía en Bizkaia y
Los avances, no sin dificultades, que seguimos dando entre las personas del servicio al objeto de convertirnos en un equipo diverso y cohesionado.

Yo particularmente he percibido un muy buen ambiente en la sesión y es que la reincorporación de Mª Eugenia nos hace sumar mucho más que una persona.

Pues eso, ¡que hoy para el servicio de innovación es un gran día!, así que al mediodía nos hemos regalado un picoteo regado por un buen vino.

¡Cuidado con nosotros que ahora somos más!

El programa Premie se refuerza

El pasado viernes día 6 de mayo celebramos la segunda de las sesiones de capacitación para las nuevas personas homologadas en Premie. Aunque el listón de la anterior sesión había quedado muy alto, en esta ocasión volvimos a disfrutar de una sesión rica en comentarios, propuestas e intercambio de dudas y experiencias.

Para reflejar algo de lo que aconteció en la sesión me quedo con las siguientes pinceladas:

Se insistió en el papel fundamental que desempeñan las personas consultoras del programa para acompañar a los equipos directivos en su viaje para integrar las distintas perspectivas de gestión. También se hablo de su capacidad de espejar lo que ocurre, de sostener la ansiedad de las personas de las empresas en momentos de incertidumbre y de su capacidad de RETAR las creencias existentes.

Se hablo de la “humildad” del programa reflejada en la “sencillez” y “obviedad” de las propuestas de Premie. Aunque como matizaba Mikel “sencillo que no simple”. Y en este sentido se habló de algunos de los viajes que propone el programa:

Como avanzar del control hacia la confianza
De la gestión de cada área hacia la integración de las distintas áreas
Del empleo de herramientas a la adquisición de una visión más abarcadora
De “parchear” a trabajar con más sentido

También se habló de la importancia de trabajar con la gerencia para que analicen su propio estilo directivo y su capacidad para generar contextos de comunicación y confianza que abran el proyecto empresarial al mayor número posible de personas.

Se incidió también mucho en la vocación y el enfoque a la acción que tiene el programa.

Se huyo de planteamientos milagrosos y de recetas y metodologías mágicas y se puso el acento en la capacidad de adaptación que el programa necesita para adecuarse a cada realidad.

Más allá de formatos, manuales de gestión, procedimientos de auditoria, etc, la clave esta en entender el programa como una buena oportunidad para observar la particular manera de gestionar para cuestionarla y decidir con que nuevas propuestas se va a enriquecer para que realmente el sistema de gestión de cada empresa Premie se oriente, de verdad, hacia la mejora continua.

Seguro que las 15 personas que el otro día asistieron a la sesión enriquecen con su saber todos estos planteamientos. ¡Habrá que seguir propiciando este tipo de encuentros que son muy jugosos!.

Bilgune: Retando creencias, abriendo nuevas posibilidades

Ayer “celebramos” la primera de las sesiones de capacitación de las 10 personas que acaban de ser homologadas en el programa bilgune.

Pretendemos “disfrutar” de 5 jornadas de aprendizaje compartido en las que vayamos viviendo aquello que posteriormente vamos a ofrecer a las empresas.

Empezó la sesión con muy buenas vibraciones para conectar con el resto de personas y de mejores deseos para dejarse sorprender y aprender otras formas de intervenir que abran nuevas posibilidades.

Ane Aguirre hizo, como siempre, de brillante facilitadora. Y con un estilo directo nos fue provocando continuamente para que cuestionemos y retemos nuestras creencias.

Nada de intentar convencer a nadie de ninguna nueva doctrina, nada de discursos morales sobre el bien y el mal. Simplemente invitarnos a indagar si esas creencias que nos tienen nos ayudan o nos limita. ¡Que cada cual decida!.

Entre las perlas que yo entresaqué ayer quiero destacar las siguientes (¡a cual más obvia, a cual más potente!):

La importancia de invitar en las sesiones a que cada cual aterrice en su propio ámbito, todo aquello que se trabaja. De ahí la importancia de hablar en primera persona y de detectar cuando alguien habla en segunda o tercera persona.
Afinar las orejas y observar el tipo de lenguaje que empleamos (que crea realidad) y que es un buen indicador de las maneras de pensar de quien habla. Especialmente para retarle a que cuestione esas formas de pensar, para pedirle que evalúe si esas interpretaciones de la realidad abren o cierran posibilidades
Especial recomendación de poner encima de la mesa si los contextos organizativos permiten, o impiden, la participación genuina de las personas
Invitación a explorar cuál es el rol del consultor en este tipo de intervenciones dónde lo nuclear es acompañar, ayudar a que afloren las potencialidades latentes, tener disposición a trabajar desde lo que emerge, desde dónde realmente se encuentra la organización, sin intención de “enseñar” nada a nadie sino que cada cual descubra sus propias verdades.
Lo anterior habla de mucho respeto, lo cual no significa que la propuesta bilgune sea neutral. Todo lo contrario, proclama su “intención” de facilitar un salto entre modos de organización donde las personas se consideran recursos a otras formas donde el protagonismo auténtico de las personas y equipos sea un buen indicador de que el poder, entendido como capacidad para decidir, está ampliamente desplegado. Porque el poder, así entendido, no decrece cuando se distribuye.
Confiar en que los miedos se disipan cuando se enfrentan mientras crecen cuando se evitan.
Desmitificar conceptos, como el del liderazgo que muchas veces se asocian a lugares de poder formal, para ampliar su significado de modo que pueda estar al alcance de todas las personas

En resumen una invitación a cambiar el observador que somos y a salir de nuestros círculos de imposibilidad desde una actitud de reto.

Pero no creáis que todo fue bonito. A ratos se mascaba el miedo, el caos, la incertidumbre, la duda, el escepticismo… Señal de la sinceridad de quienes así se expresaban.

Habrá que seguir moviendo la cazuela para que el guiso se vaya cocinando a fuego lento.

Arbela. Bideak Eginez.