Una apuesta honesta: Fabricaciones EDER

El jueves 10 de marzo Fabricaciones Electromecánicas EDER nos abrió sus puertas. Y nos las abrió de par en par porque allí nos plantamos 10 personas para ver y tocar su proyecto de co-gerencia, una apuesta por abrir la responsabilidad de decidir el rumbo de la empresa a todas las personas que acepten el reto. Una oferta, creo, muy honesta que parte de su gerente, Eduardo, y que han asumido unas cuantas personas; más o menos un tercio de la plantilla. Tuvimos la oportunidad de estar con algunas de ellas (Narva, Berta y Miguel). A todos ellos muchísimas gracias por enseñarnos ese pedacito de intimidad.

EDER es una empresa del sector de automoción. No es ajena a las dificultades que todas las empresas de ese campo están soportando, como pueden. Han vivido recientemente un ERE y esas cosas no dejan el terreno bien arado como para sembra nuevos modos de gestionar la empresa de forma compartida. Las desconfianzas son comprensibles y no todas las personas están en disposición de responder afirmativamente al reto de asumir el poder de la empresa, con todo lo que conlleva, incluida la responsabilidad. Por responsabilidad hay que entenderla como responder a los retos, como “encargarse” de una realidad que puede mejorarse. Y para encargarse hay que desear mejorar esa realidad y confiar en que con nuestro empuje puede hacerse. No siempre es sencillo aunar deseo y confianza y de eso creo que todos/as podemos decir algo.

Gabriel, el consultor que ha venido acompañando a EDER desde hace años, nos comentaba que EDER ya tenía la “caja llena de herramientas”. Calidad, excelencia, mejora, procesos, innovación… lo habían experimentado todo. Pero faltaba quizá lo nuclear: dar a las personas la oportunidad de ser protagonistas de su propio destino. Y en estas andan.

Ya empiezan a ver los primeros frutos. Ese grupo de personas (grupo de avance, lo llaman) que co-gerencia la empresa está dotando de enorme impulso a todos los proyectos. No es sólo la cabeza del gerente o de los mandos intermedios, ahora es la cabeza y el corazón de muchas otras personas que no se conforman con hacer sólo las tareas de su “puesto” sino que se encargan de llevar a delante estos proyectos. Y, claro, las cosas avanzan más y mejor. Todos/as manejan la misma información sobre la empresa y son conscientes de la importancia de cada pequeño o gran proyecto para que el barco en el que van navegue con buen rumbo.

Abrirnos las puertas a 10 personas tiene el riesgo de que te den feed-back. Más aún si tenemos en cuenta que éramos 4 de la Diputación y 6 consultores/as. Se supone que nos pagan por saber y a veces nos lo creemos. Y nos atrevimos a darles unas cuantas recomendaciones: ser muy transparentes, evitar la ansiedad por el cambio rápido y porque todas las personas se involucren ya, trabajar mucho la comunicación para que cada vez más personas asuman el reto, intentar evitar las cosas que distorsionan (desequilibrios salariales, falta de información…), dar espacios individuales a las personas… Un verdadero chorreo de ideas. Eduardo, Berta, Narva y Miguel nos soportaron estoicamente. Espero, de veras, que algo les está siendo útil.

Esto es todo amigos. Mucho ánimo a EDER porque el futuro lo están escribiendo hoy.

2 Responses to “Una apuesta honesta: Fabricaciones EDER”

  1. Me gusta mucho, Jorge la crónica que has hecho de la reunión. Este es uno de esos ejemplos que sin partir de una ideologia concreta, van creando su propio conocimiento a medida que se va desenvolviendo.
    Felicidades desde aquí a Gabi, a Eduardo y a toda la empresa.

  2. Muy buena crónica Jorge.
    Muchas gracias a todos por vuestras aportaciones.

    Tanto en mi nombre como en del equipo EDER os puedo decir que ha sido un placer estar reunidos con todos vosotros.
    No sera la última vez, seguiremos contando como trascurre la aventura sin fin.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.