¡EL MILAGRO DE LOIOLA!

Desde el corazón de Gipuzkoa, desde el valle del Urola, 4 azpeitiarras nos regalaron el pasado viernes un subidón de moral y de adrenalina.

Nos sentimos absolutamente contagiados de la pasión con la que Juan Mari, Iñigo, Koldo y Gotzon expusieron el proceso de transformación que están impulsando en Grumal, S.L. ¡Nos dejaron “agrumados”!. Evidenciaron que la alegría es un gran motor para avanzar.

Tras las dos sesiones anteriores en las que habíamos debatido ampliamente sobre los procesos de transformación organizativa queríamos “ver y sentir” alguna experiencia en acción para entender en la práctica cómo se pueden impulsar estas propuestas. Y la verdad es que todas nuestras expectativas fueron ampliamente desbordadas por la fuerza y la “fe” con la que estos 4 ilustres convencidos explicaron sus vivencias.

Mucho más que lo que contaron, fue cómo lo hicieron. Se les salía el corazón en cada una de sus intervenciones. Nos llevaban ventaja pues ellos la semana anterior ya habían estado “disfrutando” de lo lindo preparando su presentación. Comentaron además que al hacer el esfuerzo de recoger la historia de este último año se habían dado cuenta de la profundidad del cambio experimentado desde que el pasado 23 de abril celebraran una jornada de reflexión colectiva en Loiola para afrontar con crudeza la difícil situación económica a la que se enfrentan, con riesgo de cierre forzado por falta de liquidez y rentabilidad.

Pero vayamos al principio. Grumal nació del impulso de 4 personas allá por 1.978 y tuvo un crecimiento espectacular, llegando , en sus buenos tiempos a ser más de 300 personas.

Desde setiembre de 2007 ya empezaron a notar los efectos de la crisis que llegaba y se produjo una caída espectacular de ventas, resultados y personal en plantilla que ha puesto en riesgo su supervivencia.

Por una serie de conjunciones astrales en octubre de 2009 llegó a Grumal una suerte de profeta en esto de la apuesta por otras formas de hacer empresa que es Elias Pagalday. Y así suave suave empezaron a ocurrir cosas, al principio imperceptibles pero que manifestaban que la forma de hacer las cosas empezaba a cambiar.

Y así se fueron sembrando las condiciones para que el 23 de abril unas 40/50 personas (de un total de 180), con la facilitación de Alfonso Vázquez, se reunieran en un hotel anexo al santuario de Loiola para hacer una especie de catarsis sanadora. Se trataba de regalarse un día para sacar de las tripas y poner voz a todos aquellos elementos que habían posibilitado el éxito de Grumal en el pasado y aquellos otros elementos que habían propiciado el fracaso actual. Había licencia para decirse de todo, para sacar todos los trapos sucios, mostrar las vulnerabilidades, para cuestionar todo… y para luego adquirir el compromiso de no perder fuerza ni energía en el pasado sino en lo nuevo que deseaban construir entre todos y todas.

Hubo mucha sinceridad y se pudo expresar todo aquello que necesitaba ser dicho para poder liberarse. También hubo bastante consenso en el diagnóstico. Un elemento muy significativo que afloró es que muchos de los factores que habían facilitado el éxito en los momentos iniciales eran los que estaban lastrando el presente. Había que soltar aquellas mochilas que aunque fueron útiles ya no lo eran.

En gran medida aquel “glorioso” día sirvió para desactivar el pasado y empezar a generar complicidades en un colectivo que o creía en sus propias posibilidades o estaba abocado a la desaparición.

Otra de las cuestiones clave fue constatar que dado que los conflictos ocurren la mejor receta es afrontarlos abiertamente para buscar cauces de solución.

Percibieron que la base del nuevo proyecto que entre todos querían alumbrar tenía que ver con generar lazos de confianza basados en la transparencia, la honestidad y la generosidad, donde todas las personas están al servicio del colectivo y del proyecto común.

Así que emulando a Argiñano compusieron su propia receta para el cambio cuyos ingredientes declarados han sido: 30 gramos de Debate, un chorrito de Cambio, 2 tazas de Autonomía, Cuestionamiento abundante, Dimensión humana, al gusto, 1 manojo de Conflicto, Licor Jerarquía, 1 pellizco de Sensación de Caos, 2 litros. de caldo de Participación, ½ kg. de Complicidad, 3 ud. de Rapidez, 4 claras de Conocimiento y 2 yemas de Confianza.

Y sobre todo mucho arte y paciencia para ir dando vueltas a todos los ingredientes para que compacten una buena masa

Han renunciado a convencer a nadie de la bondad de estas propuestas, más bien se trataba de invitar a recorrer de forma colectiva este camino. Y así se ha ido produciendo en paralelo tanto un cambio en la mentalidad de las personas cómo un nuevo diseño de la arquitectura organizativa basada en la creación de unidades con dimensión humana que se apropian de su propio trabajo, que se responsabilizan de procesos completos con significado en función del cliente o mercado al que se dirigen, y que tienen la libertad de reaccionar de manera autónoma ante cualquier oportunidad interna o externa que se presenta.

Y es que aunque parezca paradójico el hecho de que la información fluya “sin control” por parte de nadie permite que los conflictos y las oportunidades se puedan gestionar en el momento en que s e detectan. Más o menos dijeron que en vez de temer al caos hay que entrar en él para buscar la forma de superarlo.

Otra de las ideas que expusieron tenía que ver con generar espacios para que aflore lo que hay: el potencial de las personas, los espacios para comunicarse y compartir, los problemas… Así nos hablaron de los hazitegiak (los semilleros) donde todas las personas identifican problemas que detectan para tratar de cosechar soluciones que los eliminen a través de los Ereile taldeak, o sea grupos autónomos de resolución de problemas.

Muchas ideas, muchas propuestas, muchas anécdotas…pero sobre todo mucha alegría. Como nos contaba Gotzon en nuestro interior conviven dos lobos que pelean entre ellos: uno simboliza el optimismo y el otro el pesimismo, y siempre gana aquel al que más alimentamos. ¡Así que a aplicarse el cuento!. Cada situación complicada esconde una oportunidad con tal de que así lo creamos.

Al ir concluyendo expresaron que al principio el proceso era inimaginable. Además están sorprendidos por la velocidad a la que los cambios se han ido sucediendo. Este proceso que ellos denominan “ lo de Loiola” les pone… las pilas, les ha sacado de su zona de comodidad y, lo que es mejor, les está permitiendo disfrutar de este apasionante viaje que se sigue reescribiendo en cada paso.

¡Gracias al cuarteto de Grumal por su generosidad! Seguro que gracias a ellos disfrutaremos un poco más de este fin de semana de Carnavales observando que los disfraces que veamos no son tanto una máscara que oculta la cara sino la oportunidad que nos damos para aflorar alguna de las caras que también tenemos por dentro.

Eutsi goiari!

18 Responses to “¡EL MILAGRO DE LOIOLA!”

  1. Me sumo al agradecimiento de Borja por el regalo que el cuarteto de Grumal nos hizo el viernes. Me quedo con la ilusión que supieron transmitir. Fue una de esas cosas que no pasan muchas veces, sentí que teníamos delante algo auténtico, posible, esperanzador, que otra manera de trabajar es posible. Eskerrik asko, y no os deseo suerte porque ya tenéis algo mucho mejor.

  2. Me parece muy interesante el articulo publicado, sobre todo porque me ayuda a entender como se puede escribir sobre la realidad de una empresa sin conocer realmente lo que esta pasando en la misma.

    Yo puedo hablar con conocimiento, puesto que llevo trabajando muchos anos en la misma.

    Siempre he creido (y sigo creyendo) en un modelo de gestion basado en las personas y un modelo participativo, para conseguir empresas mas eficientes y flexibles.

    Otra cosa es lo que estan haciendo en Grumal. Alfonso Vazquez, me ha defraudado totalmente. Al principio estaba de acuerdo con lo que decia al 100%, luego me ha demostrado que las sesiones de Loiola eran puro teatro. En cada sesion, sabian perfectamente cuales hiban a ser las conclusiones, por tanto, lo que nosotros aportabamos servia de poco. Delante mio, callo a companeros mios, cuando estaban dando su opinion. Entiendo, que cuando se esta discutiendo el futuro de Grumal, un trabajador tiene el mismo derecho a hablar como el senor Vazquez.

    Desde el primer dia se hablo de muchas mejoras, de productividad, calidad, producto, mercado… Solo se ha tocado el tema de las personas, se ha conseguido reubicar a unos 50 personas y ya esta. Se ha mentido sobre resultados de distintos negocios para hacer creer a las personas que lo estan haciendo muy bien. En definitiva no se ha hecho nada para garantizar la rentabilidad futura de la empresa.

    Espero que cuando acuda a este foro a leer experiencias interesantes de empresas innovadoras, la base sea verdadera.

    Insisto que sigo creyendo en este tipo de modelos de gestion, pero siempres con un punto de vista de rentabilidad empresarial. Sino, les das el caramelo a la gente y si luego la empresa no funciona el golpe es mucho mayor.

  3. Hola “lotsagarria”:

    Como autor del post quiero expresar que, en mi opinión, este escrito recoge con fidelidad lo que Juan Mª, Iñigo, Koldo y Gotzon comentaron sobre la experiencia de Grumal. Y compartirás conmigo que ellos si saben lo que está pasando en la empresa, incluso aunque sus opiniones no coincidan con las tuyas.

    Seguro que tú también puedes hablar con conocimiento de lo que está ocurriendo en la empresa, pero sin desvalorizar lo que también son otras legítimas opiniones.

    De hecho a las personas que asistimos a esa sesión lo que más nos llegó no fue lo qué contaron sino cómo lo hicieron.

    De tu comentario me quedo sobre todo con tu opinión favorable a modelos de gestión participativos, aunque la cuestión suele ser que los significados que cada uno le damos a estos temas suelen ser bastante diversos.

    Sobre tu referencia a la actuación de Alfonso Vázquez solo te puedo decir que he tenido la oportunidad de recoger testimonios de personas que han participado en procesos en los que él ha intervenido y mi impresión es que lejos de ser actuaciones teatrales han sido genuinos procesos de transformación hacia modelos de gestión más participativos.

    Seguro que tienes oportunidad de expresarle a él directamente tu opinión.

    Saludos

  4. Hola Lotsagarri

    Yo también conozco Grumal. Y me llama la atención la frustración que transmites. Veo que te sientes perdedor porque otros nos sentimos ganadores. Ahora vemos con confianza el futuro y nuestros puestos de trabajo. Y los datos de productividades son muy claros. Todos los días los revisamos en las reuniones operativas, y si nos mienten nos daríamos cuenta al momento. En una cosa sí coincides con la dirección: que por mucho que mejoremos, y por muchas horas que metamos, siempre es poco. Serás de los que mandabas antes, y ahora tienes que compartir tus opiniones con nosotros, los currelas? Si es así, entiendo tu frustración.

    Nunca hemos tenido tanta información sobre la empresa. Y ahora opinamos todos. Al menos todos los que quieren. Ahora podemos discrepar. Hasta tú. O acaso los años anteriores podías opinar y discrepar como hoy?

    Sólo le he visto a Vazquez una vez, en la reunión que tuvimos en Loiola con los de Mapsa. Y no me dio la impresión de ser un mandón. Lo que hace falta es alguien que ponga orden.

    Yo no soy de los que van a Loiola. Y seguro que tendrá sus defectos, como los tenemos todos. Lo que sí digo claramente es que gracias a lo que sea, hoy podemos ver el futuro con esperanza.

  5. Hola Borja,

    Desconozco el motivo que te impulsa a escribir este artículo de una pyme guipuzcoana desde bizkaia.

    Tras leer varias veces tu ‘post’ no he conseguido encontrar el milagro al que haces referencia.

    Hablas de un profeta y de 4 apóstoles iluminados, pero no nos transmites cómo han conseguido sobrevivir a esta crisis desde 2007.

    Los ingredientes que mencionas son de libro de gestión del cambio, nada nuevo.

    Solo con alegría, sacando trapos sucios y yendo de retiro espiritual no se consigue la sostenibilidad de una empresa.

    ¿De dónde está consiguiendo la financiación para continuar en ‘activo’?

    Cuando consigas la respuesta, me comentas entonces el milagro.

    Hasta pronto
    Nere

  6. Aupa Josu,

    No veo en Lotsagarri frustración, sino un punto de vista distinto al tuyo. No te equivoques.

    Y lo de perdedores y ganadores también lo comentas tú, proclamándote ganador tú y perdedores los demás.

    Una posición muy separatista, tal vez lejana a lo que proclamas.

    Desconozco lo que pasa dentro de tu empresa, tan solo he hecho una lectura de lo que escribís en este interesante debate y se pone de manifiesto una clara confrontación social…

    agur bero bat
    Haritz

  7. Epa!!!
    Elevar al nivel de conflicto social lo que a mi entender es sólo un problema de egos me parece exagerado!!!!
    Lo bueno es que todos sean ganadores. Lotsagarri, subete al carro que seguro que Josu te hace un sitio, y todos felices!!!
    Happy Holy Week,

  8. Un abrazo a todas las personas que pudisteis asistir a nuestra presentación del pasado 4 de marzo (esa jornada permanece imborrable en nuestra memoria) y en especial a Borja porque, casualidades de la vida, estamos en vísperas del derby.

    Somos Gotzon Bereziartua y Juan Mari Zubillaga. No nos hace falta escudarnos en el anonimato. Los otros dos apóstoles van camino a Jerusalén. Siendo Semana Santa os lo podéis imaginar, van a una cena que esperemos no sea la última.

    Nunca hemos pretendido convencer a nadie porque somos conscientes, por propia experiencia, que para comprender de verdad el proceso hay que vivirlo desde dentro y mejor si es con intensidad.

    Hay momentos duros, conflictos, sensación de caos, etc. que son parte de un proceso de esta naturaleza; pero la ilusión por lograr el objetivo y el disfrutar del recorrido superan, con creces, los momentos malos. Y, por supuesto, es más llevadero hacerlo con un punto de alegría.

    En un proceso con semejante libertad y transparencia, la mayoría de los mortales llegamos a consensos, a puntos de encuentro; pero también es parte del proceso que haya personas que se sientan, no que son, perdedoras. Y, normalmente, son personas que han tenido responsabilidades ejecutivas o de mando.

    Nos llama la atención que después de más de 40 días, será porque ha sido período de Cuaresma, aparece un comentario en el blog. Justo ayer, fuimos testigos y participes de la mayor muestra de unidad entre el Comité de Empresa y un grupo de trabajo representativo del Proceso de Loiola que se ha producido hasta la fecha. No es precisamente un síntoma de una clara confrontación social.

    Si alguien se preocupa de mirar y encontrar en una página web como se han cocinado los ingredientes típìcos de un libro de gestión del cambio, podrá comprobar que han sido cocinados en un horno Fagor. También es verdad que con los mismos ingredientes se puede cocinar un plato diferente.

    No nos metamos con el mensajero porque no es un ejercicio de taquigrafía el que hizo Borja. Dijimos y decimos que estamos profundamente agradecidos a todas las Cooperativas de Fagor por la impagable y, a la vez, necesaria ayuda que nos están ofreciendo en diversos aspectos, incluída la financiación. En caso contrario, obviamente, no estaríamos “activos”.

    Referente a Alfonso Vázquez, no hace falta que digamos nada. Su trayectoria y blibliografía lo dice todo. En cuanto a nuestra relación personal con él, es sencillamente enriquecedora y aporta una óptica distinta a lo habitual, lo cual es mucho más importante de lo que parece.

    En su momento, disfrutamos de lo lindo durante la preparación y exposición de la presentación de nuestra experiencia. Nos encantaría repetirla. Por ello, invitamos formalmente a una presentación exclusiva a todas las personas que han adjuntado algún post para que puedan opinar de primera mano.

    Si alguien ha llegado hasta este punto puede convalidar el esfuerzo de lectura y liberarse de hacer el Vía Crucis el Viernes Santo.

    Ondo pasau ta gozatu oporretan, gero lana erruz egin beharko eta.

    Eskerrik asko.

  9. Kaixo Josu,

    No es que haya sido perdedor precisamente, todo lo contrario he ganado mucho y aprendido mucho en este proceso.

    Simplemente, lo que veo y tu tambien lo veras, ya que tienes tantos datos, la mejora que ha habido. No hay mas que ver la cuenta de resultados y el balance. Ya veremos donde acaba el milagro de Loiola.

    A Juan Mari y Gotzon, simplemente prefiero seguir en el anonimato, por lo que les ha pasado a otros companeros que discrepaban.

    Animo Juan Mari eta Gotzon, gogo askokin ikusten zaituztet eta.

  10. Hola a todo el mundo:
    Soy un trabajador de GRUMAL que he ido alguna que otra vez a Loiola.
    Me parece que para ir a Loiola y salir ‘iluminado’ (de acuerdo con lo que se expone en Loiola) hay que tener sólo una cosa, FE (fe:’el asentimiento firme de la voluntad a una verdad basada sola y únicamente en la revelación divina’.En éste caso la divinidad se llama Elías Pagalday, actual gerente de GRUMAL).Y ésto, es una verdad absoluta; pues es con la frase con el que concluyó la última exposición de E.Pagalday, en el último encuentro de Loiola.(“No teneis por qué que tener todas las respuestas,sólo os pido que tengais fe en mi”).
    Como digo, en éstos encuentros hay que olvidarse de llegar a unas coclusiones finales, (viabilidad de la empresa, las codiciones de los trabajadores,….).Por supuesto que hay preguntas y debates sobre éstas cuestiones, pero las conclusiones son vagas e inciertas.
    Lo que ha evidenciado éste gran DEBATE de Loiola, ha sido la facilidad de una serie de personas, a abrazar ésta nueva fe y ser fervientes apostoles del nuevo credo .
    Pero nuestra empresa es ‘pequeña’ (cada día con menos trabajadores)y nos conocemos todos. Y cierta gente, tiene una gran facilidad de abrazar una nueva fe cada vez que se cambia de divinidad (gerente).Y éstos son como los conversos, que renuncian la fe anterior y defienden la nueva de forma vehemente.(Eso si,muy importante, dejando bien atado su futuro en la nueva Iglesia que se está edificando).
    En resumen:¿qué se hace en Loiola?
    Algunos, honestamente buscan soluciones para nuestro futuro, con preguntas y planteamientos que pueden estar dentro ó fuera de la linea dictada por la nueva fe .Otros se labran su futuro aceptando y apoyando, sin cuestionar, los mandamientos del nuevo dios . Y unos cuantos pasan el día como pueden.

  11. Pablo (irónico que elijas el nombre de un apóstol!!!), ya hemos discutido más de una vez en persona este tema. Crees que el que apoya esta nueva línea es únicamente por intereses personales y se limita a seguir al pastor para ser el favorito. De hecho, ya lo dijiste alguna vez: “aquí lo mejor es decir sí a todo y ya está” –> creo que estás equivocado.

    Además, se están haciendo muchas cosas para mejorar los resultados de la empresa que tanto te preocupan a ti y al resto. Tu has podido ver en más de un documento que las mejoras de productividad han sido más que evidentes… (o lo has podido ver, si no has mirado a otro lado). Yo abrazo esta “nueva fe” y no sólo por intereses personales, sino porque creo que es la mejor solución que tenemos TODOS en estos momentos

    Sobre lo que se hace en Loiola: algunos plantean alternativas e ideas como dices y así se ha llegado a donde estamos. Otros simplemente os dedicáis a criticarlo todo con un pesimismo total e intentáis hacer ver que vuestro pensamiento es el de la mayoría.

    Que todo el mundo no está de acuerdo en 100% con lo que se ha decidido en Loiola, pues claro. Así es también la democracia, se busca la solución que más satisface a la mayoría, aunque a nadie acaba de gustarle totalmente.

    Por otro lado, si vas a citar a otras personas y más con comillas, hazlo correctamente o no lo hagas. Lo que se dijo fue que no vamos a PODER TENER todas las respuestas de cómo va a evolucionar el proceso (porque en este momento nadie las tiene) y es por eso por lo que necesitamos tener fe en que es una buena opción para continuar el camino.

    Yo como Santo Tomás, soy un apóstol que ha visto y ha creído. Otros miran, pero no ven, no quieren ver o no les interesa lo que ven y por lo tanto no creen….

    Nos vemos este viernes en Loiola,

  12. Estimado Tomás:
    Estoy contigo que se están haciendo ´cosas’, como pintar pasillos, automatizar luces y realizar insonorizaciones de máquinas pero con éso no creo que comamos en el futuro.
    ¿Mejoras en la productividad?.Si, ya veo que cada Unidad de Negocio va como un tiro y seguimos perdiendo como el año anterior…
    Me parece estupendo que sigas ‘creyendo’, yo seguiré cuestionando.Me parece más sano.¡Ah!, y siento defraudarte pero, no soy quien crees que soy.No he sido ‘llamado’ o ‘elegido’ para ir el viernes a Loyola.
    Un saludo.
    PABLO.
    Que por cierto, Pablo (Saul de Tarso) no fué un apostol si no un converso, que paso de ser un perseguidor de cristianos a ser el más ferviente de sus seguidores.

  13. Pues a mí me ha gustado el post inicial y lo que en él se dice. Aurrera mutilak!!!

  14. Wikipedia: Pablo de Tarso, originalmente Saulo, también llamado San Pablo Apóstol, el Apóstol de los Gentiles y San Pablo de Tarso, aunque no perteneció al círculo de apóstoles de Jesucristo.

    Pablo es considerado por muchos cristianos como el discípulo más importante de Jesús, a pesar de que nunca llegó a conocerlo.

    Dejamos con esto de lado las discusiones religiosas.

  15. Como autor de esta entrada quiero compartir que observo con mucho interés cada uno de los comentarios que se vierten en relación con la situación de Grumal y del proceso de cambios que está experimentando. Entiendo que todas las posiciones que se expresan tienen que ver con las múltiples perspectivas desde las que cada cual observa (crea) su realidad.

    Mi sensación personal es que cada posición formulada habla mucho más de quien emite la opinión que de lo que realmente está ocurriendo en Grumal, así ocurre habitualmente.

    Ciertamente no vivo por dentro la realidad de Grumal así que no me toca opinar sobre la misma.

    En lo que sí me reafirmo es en que la presentación que vivimos (disfrutamos) en el Departamento no tuvo que ver, en mi opinión, con ninguna función teatral sino que transmitieron con mucha fuerza la ilusión con la que están viviendo este proceso.

    Por último quiero solicitar que no se entre en las descalificaciones personales para opinar sobre esta experiencia para evitar que esos comentarios sean eliminados. Este no es el cauce para el desahogo personal de nadie.

  16. Epa!!!

    Borja, mejor que cierres el txiringuito, y que nadie pueda verter su opinión desde dentro de la empresa, puesto que esto se ha convertido en una caza de brujas. Estoy de acuerdo contigo en que este no es canal para descalificaciones personales, y por ello tu puedes y debes eliminar lo que creeas difamatorio. Otra cosa diferente es la exposición anónima de opiniones distintas a la de la corriente dominante, que permiten estos foros, y que en gran medida es lo que se ha hecho…

    …pero esto ultimo mejor no hacerlo ya que te puede resultar caro…

    por ultimo una frase celebre de Groucho Marx:
    “Estos son mis principios. Si a usted no le gustan, tengo otros. “

  17. despues de tantos cambios (que siempre van en la misma dirección y dirigidos por los mismos mesias que nos han llevado a esta situación) seguimos perdiendo pasta (3 millones previstos para este año ).
    habra que dejar el cristianismo y a sus divinidades y pasar a la religión musulmana con sus talibanes .
    Decirles a Gotzon y a Juan Mari que cuando los resultados no acompañan se cambia de dirección empezando desde el entrenador y su cuerpo técnico.
    Un saludo a lotsagarri y a sus seguidores

  18. […] la hora de hacer la síntesis de esta sesión, voy a aprovechar que en su momento ya escribí una crónica, para resaltar en esta ocasión aquellas cuestiones que a mí especialmente me llamaron la […]

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.