Entries Tagged as ''

Flirteando con la cooperación

Esta mañana he tenido la fortuna de participar en una sesión dinamizada por Manahmana. Con tan sugerente título el éxito estaba garantizado y así ha sido.

En un marco acogedor, como es el Palacio Larragoiti nos hemos reunido 14 personas para hablar sobre la cooperación, perdón para flirtear con la excusa de la cooperación.

Esta iniciativa se enmarca dentro de unos talleres que celebramos hace ya más de un año para tratar de activar nuevas formas de intervención desde la consultoría. Recientemente hemos puesto en marcha un autodenominado “mercado de conocimientos” a través del cual se trata de fomentar, de manera autoorganizada, el intercambio de conocimientos.

De la experiencia de hoy destacaría dos aspectos: Por un lado, la conducción de Bego Maite Jiménez y Aitor Gisasola que ha sido fresca, dinámica, variada, fomentando la participación y la creatividad… Por otro las ganas y la apertura con la que hemos participado todos los asistentes.

Para empezar bien lo hemos hecho jugando. Primero con una dinámica de presentación en la que lo importante era intuir con qué ánimo llegábamos cada uno. Después con una invitación a construir entre todos un espacio que nos acercará a momentos en los que nos sentimos en paz con nosotros mismos y con el mundo: así que bosques, playas, montes, chiringuitos han venido para inspirarnos en el resto de las dinámicas.

En la breve exposición inicial que han hecho Bego Maite y Aitor dos ideas. El co-business es una tendencia que debemos ir interiorizando, y la propuesta de dar un salto cualitativo en nuestra forma de enfocar la realidad para integrar el valor de la cooperación. Incluso ellos nos proponían una fórmula: el 20/20/20. O sea: que el 20% del trabajo de consultoría sea en cooperación con otros consultores, que el 20% de los proyectos incluyan la cooperación interempresarial y que el 20% del tiempo de creación de nuevas ¿metodologías? tengan que ver con el impulso de la cooperación.

El desarrollo de la sesión ha consistido en una serie de preguntas ante las cuales se trataba de reflexionar y aportar posibles respuestas, primero en pequeños grupos y después compartiéndolas con todo el grupo. Las preguntas han sido:

¿Cuáles son, a tu juicio, las principales dificultades que se dan para cooperar en las organizaciones?
¿Cuáles son las claves para construir una definición sobre lo que significa cooperar?
¿Qué capacidades tienes tú para fomentar procesos de colaboración?
Haciendo uso de las anteriores capacidades, ¿cómo organizarías dinámicas para afrontar algunas de las dificultades para colaborar identificadas?
¿Qué me hace falta para cooperar como consultor/a?

Imposible sintetizar lo compartido esta mañana. Aunque puestos a recoger algunos comentarios haría los siguientes:

Esto de la cooperación es una de las grandes asignaturas pendientes, a todos los niveles personal, laboral… incluso diría que como especie. Sobre todo porque percibimos mucha desconfianza, muchos miedos y temores ante lo desconocido, ante la sinceridad de los demás… Y es que nos hemos educado en la importancia de ganar como lo opuesto de perder, de competir como fórmula más adecuada que la de cooperar.

Pero claro no se trata de lanzar una alegre propuesta para que “sin más” ahora, que es lo que toca, nos pongamos a cooperar. Se trata más bien de bucear y mirar que hay debajo de nuestras dificultades para cooperar para afrontarlas, para aceptarlas y para buscar otras formas que complementen las que ya practicamos.

Para ello hace falta sentir, experimentar qué es lo que estamos perdiendo cuando no nos atrevemos a cooperar o qué es lo que podríamos ganar si nos atrevemos a ver en los otros un posible colaborador, al menos en algunos proyectos.

A la última de las preguntas hemos dado variadas respuestas que hemos acabado agrupando en tres familias: fomentar espacios de encuentro para conocernos mejor, pues para cooperar es preciso confiar y para ello hace falta conocerse, identicar posibles proyectos que desborden la capacidad individual y que en cambio puedan ser mejor abordarlos de forma colaborativa y la tercera… EXPERIMENTAR, pasar a la acción, tirarse a la piscina, practicar para dar ejemplo.

Así que en el ardor del momento nos hemos autoconvocado a otra sesión en la que aterrizar estas ideas para tratar de identificar posibles proyectos concretos en los que se puedan desplegar practicas colaborativas.

Al final de la sesión yo he advertido en el brillo de muchos ojos la satisfacción por la mañana de trabajo compartida y disfrutada y la sensación de que el camino que se abre, o se puede abrir, tiene tantas posibilidades que aun ni las vemos, pero ya las deseamos.

PD: El lunes agrego un par de fotos del evento

ICAZA Oficinas Integrales obtiene el reconocimiento al trabajo bien hecho y nos invita a celebrarlo: “Tu también has recibido la Q Plata”

El pasado jueves 16 de Diciembre ICAZA Oficinas Integrales, recibió el reconocimiento Q PLATA (Premio Vasco a la Excelencia) otorgado por EUSKALIT, de la mano del Sr. Bernabé Unda (Consejero de Industria del Gobierno Vasco) en el BEC

Son más de 10 años desde que ICAZA se inició en los sistemas de calidad en gestión empresarial (ISO 9001, Diploma Premié, Diploma para la Excelencia, 5S, Gestión por procesos, etc). Años de trabajo intenso en los que interiorizaron estos sistemas de gestión que están implantados principalmente en organizaciones “grandes”: “Uno de los puntos que mayor valoración hemos conseguido ha sido en la gestión de las personas. Ello ha sido fruto del duro trabajo que hemos realizado estos dos últimos años en la implantación de un cambio cultural que nos lleve a un nuevo estilo de relaciones.”

En ICAZA decidieron ya hace unos años, constituirse como un equipo. Fue una decisión tomada entre todos y entre todos también decidieron trabajar con libertad, en equipos autogestionados, con comunicación y transparencia, con confianza y generosidad.Un proyecto común, un éxito compartido, un orgullo de pertenencia.

Y en palabras del Coordinador del Proyecto ICAZA, (Jose Angel Icaza):  “Esta Q PLATA es el reconocimiento que (disculpar la falta de modestia) nos merecemos. Nos lo merecemos las personas de ICAZA, nuestros clientes, nuestros proveedores, nuestros colaboradores y todos los que en algún momento de nuestra larga trayectoria habéis remado con nosotros. A todos queremos transmitiros nuestro agradecimiento y saber que tenemos un trozo de esta Q aquí depositada. Y esto no acabará aquí.”

 Por nuestra parte, felicitar a ICAZA, a su gente y al coordinador del proyecto. En lo que a nosotros concierne, felicitarnos por la parte que nos toca en lo que hace al programa Premie.

METAFORAS DE UN VIAJE A LA PATAGONIA

Acabo de llegar de mi particular viaje a la Patagonia. Más de 12.600 km de distancia entre Bilbao y Ushuaia.

El viaje empezó hace mucho tiempo. Concretamente cuando declaré, hace ya unos años, que al cumplir los 50 iba a viajar a la Patagonia, y claro, puestos a cumplir promesas, lo mejor es empezar con las que nos hacemos a nosotros mismos, ¡que hay que dar ejemplo!

Han sido 17 días de ensueño, en dos palabras: ¡una gozada!: por la compañía, por la generosa naturaleza que hemos podido admirar, por las personas con las que hemos coincidido, por el tiempo… ¡Seguro que la actitud con la que partimos también ha tenido mucho que ver en esta sensación tan placentera!

Ha sido un viaje con muchas dimensiones y con aprendizajes varios. Entre ellas destaco las siguientes. Darme cuenta de que, a veces…:

el verano está a solo 12 horas de vuelo
la nieve que nevó hace 300 años es la que se funde en el agua 35 kilometros más adelante
muchos espacios recuerdan reivindicaciones antiguas que nos invitan a seguir reivindicando
en ocasiones recorremos miles de kilómetros para encontrarnos con lo que está a solo un palmo nuestro
lo que parece un viaje exterior, es también un viaje al interior
a veces en la distancia te sientes especialmente cercano de tus seres queridos
el disfrute de volar se completa cuando tomas tierra
soltar el control facilita el disfrute
cruzar fronteras es solo un ritual que simboliza el paso entre dos mundos, no siempre distintos
lo imprevisto muchas veces es mejor que lo planificado
siempre se puede aprender algo de cada persona que aparece en el viaje
a veces debajo del viaje geográfico se esconden viajes a través de la historia, viajes a la infancia
lo que fotografiamos o filmamos, para nada encapsula la realidad, si acaso nos permitirá recrear momentos del viaje viviéndolos como nuevos
a veces aparecen las cosas que hemos dejado de buscar
las guías a veces nos confunden
la impaciencia y la prisa son malas consejeras
cuando estás atento surgen destellos de aquello que necesitamos comprender
Es mucho mejor seguir el instinto que la razón
Cada rincón del “caminito” puede sorprenderte con una pareja de tango deseante de que bailes con ella
Cuando aceptamos la perdida, aparece lo “perdido”
El fin del mundo alumbra el inicio de lo nuevo
La esencia del viaje es experimentar lo que te ocurre a cada momento

Ahora estoy en pleno proceso de hacer la digestión de todo lo vivido, ver cómo integro estas “enseñanzas” en mi día a día.

¿Por qué cuento estas andanzas personales en este blog?, pues porque trato de aprovechar este viaje para el viaje laboral que empezamos de cara a 2011: año de cambios, de nuevas posibilidades, de nuevos compañeros de viaje, de pérdidas y encuentros, de sueños, de nuevos vuelos y necesarios aterrizajes…

Dejaremos espacio para lo imprevisto, si bien lo que destacaría entre los propósitos para este año que se inicia es el deseo de crear nuevos servicios y de participar en red con otras personas con las que compartiremos trozos del camino.

Que tengamos buen faro para ver más allá de la oscuridad (y sobre todo, deseo de mirar lo que viene)

Arbela. Bideak Eginez.