Mikel, pasión en acción

Ayer asistí a una sesión de trabajo promovida por la Asociación Vizcaina de Excavadores.

Confieso que lo hice por un motivo. Era tanto el interés y la pasión que le he visto poner a Mikel en la organización de ese evento que no me lo he querido perder.

Podría hoy hablar del contenido de la sesión, pero me doy cuenta de que de lo que realmente me apetece escribir es de mi compañero Mikel Jaureguibeitia, así que no me voy a quedar con las ganas.

Mikel es de esas personas que dejan huella. Cuando habla procuro no perderme ninguna de sus palabras pues no da ninguna puntada sin hilo. Acumula mucha experiencia a la que añade mucho sentido común y una fina capacidad de análisis.

Si cierro los ojos y me lo imagino le veo observando, con una ligera sonrisa y abarcándolo todo con su presencia.

En el trabajo se presentan muchos Mikeles. El Mikel creativo, agudo, inconformista, soñador… El Mikel volcado en los detalles, agobiado por el orden, que a veces no sabe pedir, siempre disponible… El Mikel que acompaña sin entrometerse, que enseña sin hablar y que nos sorprende continuamente… El Mikel fotógrafo, sicólogo, torpe aprendiz de lo informático… El Mikel silencioso, el locuaz, el serio y el dicharachero…

Para mi encarna lo mejor del espíritu del servicio de innovación. A mi me parece imprescindible, una referencia, una gozada de persona.

Me encanta que estemos coincidiendo en el trabajo, y eso que cuando llegó le miré un poco con mala cara porque su “currículo” no parecía muy adecuado para el tipo de trabajo que hacemos (Otro de mis numerosos errores)

Pues eso, que he tenido este arranque y le he dado rienda suelta

¡Gracias Mikel por ser cómo eres y por estar siempre ahí!

PD: Hoy además Saioa estará dando luz a segundo hijo, así que le enviamos todo nuestro cariño en tan señalado día

8 Responses to “Mikel, pasión en acción”

  1. Desde la distancia de la isla de Sabino Arana suscribo todo lo escrito por Borja. Eskerrik asko Mikel y demás equipazo.
    Saioa, eutsi!!!

  2. Yo también me sumo a todo lo dicho por Borja… Mikel es una de esas persoans ESPECIALES!!! En el buen sentido… eh??? 😉

  3. Pues fíjate, Borja, que si me dicen para definir a este hombre, yo diría dos cosas, en lo que he podido conocerle:
    1- es buena gente
    2- hace pensar con lo que dice
    Sin más, nos leemos. A ver si tengo suerte y puedo colarme en un avioncito rumbo a La Gomera de aquí a rato. Ciao!

  4. Gracias Borja (y compañía) por tu comentario. Y gracias por aceptarme así, de forma tan natural, con todos mis defectos. La verdad es que estos últimos 15 años de mi vida, encontrarme con las personas del Servicio de Innovación ha sido y sigue siendo lo más interesante que me ha pasado. Y por todo. Primero por las personas que nos hemos juntado en ese aluvión de diversidades y porque Borja ha sido, porque sí ha sido él, el espíritu que ha mantenido esa diversidad animada por la creación, por llevar adelante los programas del servicio, los relacionados con “las personas” y por los nuevos programas que vendrán (y que yo siempre miro de inicio con recelo), y por sacar lo mejor de cada uno de nosotros: Siempre sin quejarse, sin críticas, sin crear malestares y buscando y encontrando soluciones para las personas.
    Así que para mí ha sido una fortuna, un buen encuentro estar donde estoy, contigo y con los demás. También se que yo solo nunca lo hubiera ni siquiera imaginado.

  5. Aupa Mikel: Añadir a tu comentario unas sensaciones personales, aunque advierto que hoy estoy “blandito”.
    Desde luego lo que no voy a entrar es en qué fue antes si el huevo o la gallina. Lo que está claro es que el conjunto de complicidades que se produce en lo que hacemos en el servicio tiene que ver con cada una de las personas que lo conformamos que con nuestras diferentes motivaciones (y miedos) vamos aportando aquello que podemos (e incluso muchas veces deseamos).

    Siento que vivimos un momento muy especial de cambio a nivel social y que en el servicio estamos muy sensibles a ello. Es algo que nos reta, nos estimula, nos desborda, nos genera incertidumbre…

    Algunas “señales” (optimistas y catastrofistas) señalan que un cambio de era se está produciendo. (Seguramente algún día los libros de historia así lo recogerán) Y resulta que aquí estamos nosotros que no nos conformamos con ser testigos sino que queremos ser (modestamente) protagonistas. En este sentido destacaría dos ideas que yo extraigo de las reflexiones que últimamente hemos ido haciendo:

    Apostamos por “crear” nuevos servicios con altos componentes de conversación, cuestionamiento, encuentro, desaprendizaje, escucha, observación…
    Y queremos participar e impulsar redes de colaboración para compartir y enriquecernos mutuamente

    Ya que tú en tu comentario hablas de 15 años, mi fantasía es pensar que dentro de otros 15 años cuando miremos en perspectiva este periodo sintamos que este viaje ha estado lleno de mucha vida. No será tanto que hayamos llegado a ninguna Ítaca particular, sino que allá donde estemos estaremos bien con nosotros mismos.

    Y para concluir Mikel, ¡gracias por tu humanidad!

  6. Besos y gracias, o, ¿gracias y besos? Me siento en consonancia con lo que dices. Agur

  7. Yo también me sumo a todo lo dicho por Borja… Mikel es una de esas persoans ESPECIALES!!! En el buen sentido… eh??? 😉

  8. […] es la primera vez que lo hago… La anterior ocasión, hace casi dos años fue un […]

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.