ENCERRADOS CON 20 SINDICALISTAS

El día 18 de noviembre Eva y yo estuvimos en Madrid dando un curso de RSE a cuadros de la Federación de Servicios Públicos de la UGT. En concreto nos tocó hablarles del fomento de la RSE desde las Administraciones Públicas.

Tengo que confesaros que fue toda una experiencia. El foro no parecía un lugar muy propicio para sostener que las empresas pueden adoptar la actitud de hacerse responsables, en lo que les afecta, de retos sociales y medioambientales. La postura de los sindicatos hacia la RSE suele ser de escepticismo porque entienden que la RSE puede utilizarse como un lavado de cara de las empresas y porque amenaza de algún modo la negociación colectiva.

Le hablamos de que las Administraciones pueden ser un agente propicio para fomentar la RSE porque una de las cosas que mejor hacen es equilibrar expectativas de los distintos grupos de interés y porque las propias PYMES consideran que las propuestas que vienen de las Administraciones pueden ser interesantes en este campo.

Pero también avanzábamos que no pueden promover cualquier cosa ni de cualquier modo. Creo que esto es lo que más les llegó. Nuestro argumento fue que las iniciativas de fomento de la RSE deben ir orientadas por dos principios fundamentales:

1 La materialidad, es decir, animar a que las empresas se centren en aquellos aspectos en que tienen verdadero impacto, sin perderse en fuegos de artificio ni cosas no nucleares en su actividad.

2 La oportunidad, entendida como hacer una lectura inteligente de las tendencias sociales en pos de un desarrollo sostenible e inclusivo para extraer las posibilidades de mercado y de fortalecimiento interno de la empresa alineadas con esas tendencias.

Nos sorprendió la respuesta de las personas asistentes. Tenían una actitud de escucha y de propuesta muy interesante. Mantenían una postura crítica pero constructiva (valga el oxímoron en este caso) que dio pie a un diálogo fructífero.

Aquí os dejo una de las presentaciones que hicimos 2010-11-18 UGT sesión 1

One Response to “ENCERRADOS CON 20 SINDICALISTAS”

  1. Observó que el encierro al que aludes no fue ni un secuestro ni una encerrona reivindicativa. Sin duda vivimos tiempos de cambios y hay que adaptarse a las nuevas posibilidades que emergen, sin caer en la tentación de seguir las modas ni de vaciar conceptos que pueden abrir nuevas posibilidades. Esto de la responsabilidad social me genera un doble sentimiento. Por una parte intuyo que si esta apuesta se hiciera de forma consecuente se avanzaría mucho en otras formas de ser y relacionarnos en las organizaciones. Aunque por otra parte me genera desconfianza. Veo el peligro de cambiar algo para que no cambie nada. Para mi la clave está en cómo integramos estas propuestas en la cotidianiedad de las organizaciones de forma coherente con el resto de actuaciones. Habrá que hacer muchos encierros de todos los tipos para avanzar.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.