Compartiendo experiencias con las antenas bien abiertas

Hoy a la mañana hemos celebrado la cuarta de las sesiones de este taller de coescucha para personas directivas que, en mi opinión ha resultado todo un éxito.

Muchos factores han confluido para que esto haya sido así pero yo destacaría especialmente uno que me sorprende una y otra vez: el espacio vacío (fértil).

Basta con habilitar un espacio para que las cosas empiecen a emerger. En este caso, como tantas otras veces, se han juntado el hambre con las ganas de comer. O sea, la necesidad de compartir experiencias e inquietudes, de salir del aislamiento y la soledad de “mis problemas” con la apertura y la generosidad.

Empezaré la crónica por el final, o sea por un comentario en la barra del bar tras finalizar la sesión. Comentaba Marijo Izuzkiza que en estas sesiones había “sentido” un sinfín de señales que había recibido para cuestionarse y mejorar su quehacer cotidiano. Y al hilo de este comentario hablábamos de la importancia de estar abiertos a lo que nos ocurre cómo forma de aprender. Pasa que muchas veces nos enrocamos en querer tener razón y no queremos escuchar nada que nos haga dudar de las creencias que nos tienen.

La propuesta de hoy tenía que ver con compartir distintas experiencias de algunas de las organizaciones presentes. Y aunque el tiempo nos ha jugado alguna mala pasada en forma de retraso la sesión ha sido muy nutritiva.

Han empezado Ana Mallabiabarrena y Marijo Izuzkiza contándonos el caso de Akerlei, centro de formación, S.L. Decían que estaban nerviosas, sin embargo parecían que llevaban presentando al alimón el Teleberri toda la vida. Con mucho ritmo y mucha pasión han ido comentando su evolución como proyecto empresarial y ellas como personas.

Se han definidas como unas “románticas” de la formación que se resisten a perder esa seña identidad pues es la que les impulsa a hacer con pasión el trabajo que desarrollan.

Mil anécdotas que rescatar (así que me temo que este post va a salir pelín largo, aunque creo que merece la pena)

De su génesis me quedo con dos anotaciones. Crearon la empresa porque la situación en el año 95 era complicada y no encontraban trabajo (¡Bendita dificultad!) y que una “casualidad” fue la que les abrió las puertas para empezar a tener clientes más allá de sus paredes.

Su reto es conciliar los intereses de las distintas tipologías de profesores que combinan en función de su nivel de dedicación y vinculación al proyecto Akerlei.

Su proceso de desarrollo más que responder a una estrategia bien planificada fue la consecuencia de ir dando respuesta a las distintas situaciones que se iban produciendo. Tal cómo lo han explicado ha sido su propia evolución personal la que ha ido modificando la forma de entender el negocio. Lo que más me ha gustado es que en ningún momento han echado balones fuera. Cada vez que se enfrentan a una dificultad miran dentro de sí que es lo que les puede estar faltando o sobrando.

Para ellas un hito muy importante fue en 2009 hacer la agenda de la innovación porque les permitió “poner nombre” a lo que les ocurría y llegaron a una conclusión tan importante como obvia: “el principal valor de Akerlei son sus personas”, en este caso, el profesorado.

Desde entonces están incluyendo diversas dinámicas para escuchar más, para tener conversaciones de mayor calidad, aunque reconocen que en algunos momentos han estado tan cegadas por guiar a otros que no les han escuchado. Por eso ahora su esfuerzo se dirige a crear el ambiente para que la gente hable de lo que quiera, de lo que le preocupe, de lo que le ilusione.

Dos temas que añadiría es que se dan cuenta que a ratos “han metido la pata por querer imitar otros modelos de gestión preexistentes” y que han pasado de decir NO a determinados retos (especialmente en el área de marketing) a preguntarse ¿cómo lo vamos a hacer? y tirar hacia delante.

En pocas palabras: mucha apertura, gusto por lo que hacen, capacidad de aguantar las frustraciones y de aprovechar las oportunidades… y que creo ambas se complementan y se apoyan mucho.

Jarraian Leire Solozabal, Artez Euskara Zerbitzua Kooperatibako kudeatzaileak hartu du hitza. Bere iribarre galdu barik azaldu digu azken hiru urte hauetan egindako ibilbidea. Txalogarria benetan!

20 urte daramate merkatuan. Errotazio handia zuten.Dirudienez, neurri handi batean zuzendaritza estiloarekin zerikusi handia zuen: oso estilo kontrolatzaile.

Egoera horri aurre egiteko aholkulari bat ekarri zuten kudeaketa plan bat garatzeko. Pertsona honek gauza pare bat egin zuen:

Alde batetik erakutsi, ispilu moduan, zegoen egoera eta
Beste alde batetik beste eszenatoki bat posible zela proposatu.

Egoera hau nahiko eztabaidagarri izan zen: zalantzak, tirabirak, ez adostasunak… eta azkenean ikusi zuten proiekto bera goitik behera aldatu beharra zegoela.

Zegoen zuzendaria aldatu zuten eta Leire zuzendari izendatu zuten. Baina Leirek kargoa onartu baino lehenago azaldu zen berak lidergoan oinarritutako zuzendaritza aurrera atera nahi zuela eta guztion laguntza eskatu zuen.

Hiru urte hauek oso emankorrak izan dira: guztion artean definitu dute proiektoa, komunikazioa areago dute, talde lana nagusitu da, autonomia eta garapen profesionala sustatu dute… eta orokorrean eredu parte hartzaileagoa bultzatu dute.

Oso pozik egindako prozesoarekin baina itzal batzuk: Lantalde guztietan ez da garapen berdina lortu, inplikazio ezberdinak, sistema mantentzeko kriston enerjia eta lana eskatzen da.

Eztabaidan Leire planteatu dizkigu bere kezka nagusiak: inplikazio gutxiago duten pertsonekin nola aritu, nola areagotu komunikazio esparruak eta nola mantendu guzti hau enerjia xahutu barik.

Erantzunen artean nik apuntatu ditut: lana bera komunikazio kontexto batean izan behar dela, taldeak aberazteko dibersidadez osatu behar direla, onartu behar dela beti abiadura ezberdinak egongo direla eta ideia da talde bakoitzean esannahiak izan behar du haien partaidentzat.

Y para cerrar el ciclo de presentaciones Amaia Porres del Centro de acogida Lagun Artean nos ha contado con mucha emoción sus desvelos en los dos últimos años al frente de una asociación cuyos fines sociales son tan grandes como el corazón de quienes desempeñan el trabajo en esa organización.

Tras contarnos la trayectoria histórica de Lagun Artean en su historia, ya son 27 años al servicio de la gente más necesitada, nos ha explicado que con su llegada a la dirección de Lagun Artean está empeñada en ir trabajando por consolidar un equipo más coordinado y cohesionado.

En el periodo que lleva ha ido experimentando las inercias organizacionales, la presión que la inmediatez de su quehacer supone para plantear mejoras que se van a ir viendo a medio y largo plazo.

Entre las cuestiones que ha impulsado ha hablado de un equipo de coordinación que representa las distintas secciones de Lagun Artean, la creación de un comité ético para resolver los casos conflictivos, los esfuerzos por compaginar el trabajo de los profesionales con el voluntariado, acaban de empezar PREMIE y han conseguido juntar a todas las personas en torno a una mesa…

Pasa que hay un desequilibrio difícil de gestionar entre la cantidad de trabajo y el personal disponible.

Más allá de lo dicho me quedo con la emoción con la que ha expresado en varios momentos la importancia social del trabajo que desarrollan y los vértigos e inercias que existen al plantear los cambios que quieren impulsar.

Para cuando nos hemos dado cuenta habían pasado casi 4 horas y había que ir recogiendo. Hemos expresado dos últimas ideas: la gratitud por lo que hemos recibido unos de otros y por el clima de complicidad generado y la oportunidad de continuar estas dinámicas de compartir experiencias.

Como no queríamos despedirnos hemos seguido charlando en el bar de mil temas y creo que nos hemos ido con la sensación de que esto, como las películas que van por entregas “continuará…”

En mi caso, lo bueno de todo esto es que disfrutó un montón, aprendo mucho y encima me pagan. Seguro que lo de hoy es un punto y seguido que traerá nuevas entregas. ¡Así sea!

One Response to “Compartiendo experiencias con las antenas bien abiertas”

  1. ARTEZetik eskerrak eman nahi dizkizuegu guztioi: Aldundiko Berrikuntza Saileko lankideoi aukera hau eskaintzeagatik, Hobesteko lantaldeari eta parte hartzaile guztioi mila esker zuen hurbiltasun eta ekarpenengatik. Ana, Marijo eta Amaiari ere zuen esperientzia konpartitzeagatik. Lo dicho, ha sido un placer compartir ese espacio y nuestro proyecto con tod@s vosotr@s.
    Mila esker eta laster arte.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.