EN EXTREMADURA SE ATREVEN A LEGISLAR SOBRE RSE

Aunque queden un poco lejos de Bilbao de vez en cuando miramos también las cosas que pasan por ahí. Es el caso del proyecto de ley extremeña de Responsabilidad Social Empresarial. Sin pincháis aquí podéis ver el proyecto.

Es un proyecto de mucho calado. Puede modificar sustancialmente el enfoque hacia la RSE primero en Extremadura y luego… ya veremos. Sorprendentemente no es han hecho muchas valoraciones sobre el proyecto. Vamos a intentar señalar, al menos, lo más llamativo del texto tal y como está ahora.

– Se define un modelo de empresa socialmente responsable en Extremadura. Lo de modelo es mucho decir porque es un mero listado de temas sin que se defina cómo se mide o evalúa cada tema en concreto ni qué peso tiene cada asunto dentro del conjunto. Al menos es un intento de definir cuáles deben ser los “elementos configuradotes” de una empresa que merezca el calificativo de responsable en esa región.
– Se establece un “registro de empresas socialmente responsables” extremeñas. Para poder entrar en el registro deben pasar una “auditoría social externa” que debe ser realizada “por una entidad u organismo independiente especializado en auditorías, certificación o normalización de calidad o responsabilidad social empresarial que ostente acreditación oficial en vigor”. No dice nada más. No se detalla quiénes y cómo pueden obtener la acreditación, ni qué procedimientos de evaluación y verificación deben utilizar, más allá de que se hará tomando como punto de partida un “balance o informe social” que tiene que aprobar que tiene que aprobar el órgano de gobierno de la empresa.
– Las empresas que obtengan la calificación de “Empresa socialmente responsable de la Comunidad Autónoma de Extremadura” tendrán una serie de beneficios en el acceso a ayudas públicas, beneficios fiscales o contratos del sector público.
– El fomento de la RSE en Extremadura será impulsado por un “Consejo Autonómico” que estará compuesto por Administraciones Públicas, organizaciones empresariales, organizaciones sindicales y otras organizaciones de referencia en RSE. Se propone que dinamicen una intensa labor de fomento y esto invitar a pensar que se podría llegar a crear una agencia específica para esta tarea.
– Las administraciones públicas se imponen muchas obligaciones para convertirse en referentes en Responsabilidad Social que predican con el ejemplo.

Como se ve es un texto audaz y prometedor pero que requiere desarrollo reglamentario para comprobar su verdadera orientación y el grado de exigencia que plantea para que las empresas sean reconocidas como verdaderamente responsables. Aquí aplica, como en muchos otros casos, la conocida frase de Romanones: “dejad que ellos hagan las leyes, que yo haré el reglamento”. Es en la letra pequeña donde este proyecto se la juega.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.