A VUELTAS CON LAS NUEVAS LÓGICAS

Nos volvimos a juntar este día 5/11 las empresas del “taller de aprendizaje y co-escucha” con HOBEST para continuar con el trabajo de abrir el campo de las organizaciones a la participación de las personas en la co-gestion de las propias organizaciones. ¿Qué premisas están en la base de un proceso así? ¿Cómo se puede articular este tránsito?

Esta ha sido una reunión preñada de conceptos necesarios que orientan (y nunca obligan) sobre esta forma, ya experimentada, de hacerlo. Yo me quedo con algunos conceptos que me parecieron claves.

* Lo primero es que un proceso como este no es una implantación de una-otra herramienta que se pretende universal y lista para ser injertada en toda sociedad. No es así, se trata precisamente de lo contrario. Lo primero es un posicionamiento ente la realidad de cada empresa. Cada empresa posee sus propias dinámicas y, si bien existen aspectos comunes a todas, cada una tiene sus propias lógicas y su propia historia. Eso es lo que la diferencia de todas las demás, es lo que la hace única.

* Puede decirse que toda empresa que inicia un proceso así, lo inicia ante una insatisfacción que quiere mejorar; cambiar desde lo que ya son, es decir, sin negar su historia.

* Para promover que las personas de la empresa se hagan propietarios de su protagonismo, lo primero es conocer cuáles fueron las lógicas que generaron la insatisfacción que se pretende resolver y, lo más importante, articular desde ahí las nuevas lógicas que harán posible el protagonismo de las personas en la organización.

*Y para hacer todo esto no sobra nadie. Este movimiento es incluyente, es para todas las personas. Es desde aquí desde donde se articula la diversidad como efecto, las nuevas formas de comunicación interpersonal y la acción como intención de cambio.

También en esta sesión se propuso un caso práctico, basado en la realidad de una empresa, y sobre el que se debatió respecto de las diferentes posiciones de las personas de la empresa: la gerencia, la propiedad, los modos de relación interna, los problemas, las soluciones…

Me quedo con varias ideas y varias líneas de actuación y la más novedosa para mí, es la de la necesidad de articular nuevas lógicas dentro de las organizaciones que permitan primero entender lo que sucede y, segundo, encontrar nuevos caminos para su articulación en la organización.

Ha sido esta una reunión muy intensa, con gran contenido de conceptos en juego y con mucha participación de las personas que allí estábamos.

Habrá más.

12 Responses to “A VUELTAS CON LAS NUEVAS LÓGICAS”

  1. Gracias Mikel, por tu post. Me perdí la sesión y ¡bien que me dió pena!. Menos mal que a través de tu crónica me puedo asomar algo a lo que allí debatistéis.

    Me parecen muy interesantes las ideas que expresas. Especialmente esa apelación a detenernos para analizar las “lógicas” que están debajo de nuestro actuar, de nuestro pensar, de nuestro sentir… Sólo cuando vemos desde ahí estamos capacitados para ENTENDER(nos).

    Dicen que el tipo de observador que somos nos hace ver la realidad que vemos o incluso la realidad que construimos. Así que un paso fundamental es explorar esas lógicas de funcionamiento si no queremos estar “condenados” a repetir los mismos esquemas de comportamiento una y otra vez.

    Sé que a muchas personas esto de deslizar el foco de la atención de las herramientas y metodologías hacia los conceptos y las lógicas le puede extrañar. Aunque me gustaría hacer una invitación a regalarnos unos minutos para dejarnos llenar por esta propuesta. ¿y si la clave estuviera en esa dimensión, aparentemente teórica y sin embargo eminentemente práctica?. A ver que te llega…

  2. Coincido con Mikel en la intensidad de la reunión, la verdad es que yo salí de la reunión un tanto ofuscado, sin tener muy claros muchos de los conceptos e incluso de mis propias convicciones, pero creo que luego poco a poco he sido capaz de separar el grano del trigo y creo que finalmente algo removió en mí, como mínimo me ha embargado un nuevo ánimo y ganas de seguir intentándolo, de probar por nuevos caminos y de no desistir en el intento,… por eso creo que me llevo mucho más de lo que podía pedir.
    Considero clave la altísima participación y sinceridad que se da en el grupo por lo cual se dan conversaciones muy ricas.
    GRACIAS A TODAS Y TODOS!

  3. Pues de lo que dices, yo insisto en que el concepto crea la herramienta. Y a veces pasa,después, que la herramienta se adueña de la mente de su creador y lo anula. Pasa tantas veces!!!

  4. Muy buenas a todos,
    Borja, si la primera sesión te pareció intensa, esta segunda ha sido un grado más!!

    Y creo que es bueno, porque realmente estamos tratando de temas que tienen un encaje muy fuerte y muy sensible con situaciones reales en nuestra organizaciones.

    En mitad de la jornada me dí cuenta que a diferencia de otros talleres o seminarios, en éste intentamos de buscar respuesta o pistas para que situaciones altamente comprometidas (como pudieran ser la necesidad de verse obligado a despedir) son situaciones compartidas por varios de los asistententes y que ALGO ESTAMOS HACIENDO MAL en nuestras organizaciones porque con todo el alma y el corazón intentamos no llegar a estas situaciones y al final hemos llegado. Realmente en estos momentos siento el peso de la palabra RESPONSABILIDAD.

    Por otro lado quiero destacar dos ideas que me hicieron pensar en positivo y que seguro que “algo” haremos en Iparbit con ellas:

    “Volver a pensar en el futuro es lo que puede aunar posiciones” Comentado por Alberto de HOBEST.

    “Poner juntos a los diferentes, los iguales hablamos de lo mismo, los diferentes encuentran formas distintas de hacer”
    Perdonar peno no recuerdo quien lo aportó.

    Comentaros que este foro está removiendome mucho por dentro, gracias por ello.

  5. Gracias, Mikel, por esta “crónica” en la que destacas algunas de esas ideas que quisimos transmitir. Utilizo esta expresión [transmitir ideas] y me chirría un poquito pero la dejo: no es rigurosa, sino que me valgo de una de esas múltiples simplificaciones que el lenguaje nos permite, y es que sin ellas no podríamos hablar.
    Borja, me gusta mucho esa última cuestión que planteas: “¿y si la clave estuviera en esa dimensión [analizar las lógicas que están detrás de nuestro actuar, sentir, pensar… para articular algo diferente], aparentemente teórica y sin embargo eminentemente práctica?”. Siempre me parece muy interesante reflexionar sobre el flujo entre la teoría y la práctica, tengo algo en mi blog sobre ello, y creo que lo que aparece como práctico muchas veces suele estar separado, alejado de la realidad y lo que aparece como teórico [quizá porque es capaz de abarcar una mayor complejidad] se conecta más estrechamente con la realidad. Paradojas.
    Comparto mi alegría contigo, Víctor, por la altísima participación y sinceridad y me llega al alma eso de que “me llevo mucho más de lo que podía pedir”.
    Lo que dices sobre la herramienta que se adueña del creador, Mikel, intuyo que nos daría para muuuuucho. De primeras, me apetece reivindicar la figura del creador: tras una herramienta o una metodología hay un o muchos creadores y creadoras a las que hay que seguir dando voz. Cuando la herramienta adquiere vida propia, ente propio puede pasar cualquier cosa… Muchos creadores se han mostrado contrarios a la evolución que una determinada herramienta de su creación (Deming con la Calidad Total, por poner un ejemplo).
    Y me alegro contigo, también Alfredo, por que este foro nos esté removiendo por dentro.
    Gracias a todos y a ellas (aquí más silenciosas) y seguimos…

  6. Muchas gracias, Mikel, y muchas gracias a todos y a “toda Maite” –por aquello de la igualdad de género- por vuestros comentarios tan interesantes, intensos y emocionantes…
    Quería referirme al breve comentario de Mikel (“Y a veces pasa, después, que la herramienta se adueña de la mente de su creador y lo anula. Pasa tantas veces!!!”), retomado por Maite, en torno a la razón instrumental para llamar la atención sobre, creo, el ejemplo paradigmático de nuestros tiempos en este terreno: Me refiero al Dinero.
    En el principio el dinero era un modesto instrumento que servía para que la gente satisficiera sus necesidades de manera más fácil, más “natural”: Yo tengo una oveja, se la vendo a un hortelano, pero quiero una herradura; el dinero facilita las transacciones para cubrir las necesidades de cada uno. Es el M-D-M, mercancía, dinero, mercancía. Pero a alguien se le ocurre que se puede hacer de otra forma: Yo tengo dinero, compro las mercancías que necesito (particularmente, la mercancía-trabajo, porque las otras no cambian de valor), y obtengo más dinero, “plusvalor”. Es el D-M-D’, mediando la “fetichización de la mercancía”, que diría D. Carlos.
    Y lo que fue un instrumento de intercambio benévolo, útil, extiende su nueva lógica hasta absorber, interiorizar en la misma, (casi) todas las otras lógicas civilizatorias, hasta convertirse en una cuasi-naturaleza, una naturaleza sobreimpuesta a la humana, y no digamos a la “natural”. Esta lógica, que, tiene unos doscientos años de progresivo avance, un abrir y cerrar de ojos en la historia de la Humanidad, nos domina hoy por completo como (pseudo)naturaleza, nos lleva a tomar decisiones empresariales, profesionales, sentimentales, sociales… ¡como si fuera lógica!
    ¡Pues muy peligroso, como estamos comprobando dramáticamente! Nos sigue haciendo falta la filosofía de los irreductibles…
    Abrazos

  7. Realmente es interesante lo que comentáis, pero a mi hay algo que me mosquea de vuestros comentarios. Os veo demasiado cómodos en la teoría (reflexión) y torpes en la practica (acción).
    Yo, veo que este palabro, “lógica imperante”, es como un Dios en el que si creemos a ciegas tiene un efecto cancerígeno: hacer siempre lo mismo -negarse a evolucionar-. Por eso creo que ponerse zancadillas a uno mismo, contradecirse, retarnos a nosotros mismos a hacer cosas que no nos gustan, experimentar con teorias en las que no creemos demasiado… empieza a ser una de las claves.
    Es justo ahí, donde yo veo mucha torpeza, ¿qué pensáis?

  8. A mí me parece que el verdadero secreto está en intentar trasladar la complejidad de la teoría a la sencillez del día a día. Si puedo decir que en Iparbit conseguimos hacer allá para el año 2008 una reflexión interna muy potente, partiendo de premisas francamente sencillas y sin “palabrotas” que a muchos nos asustan y nos llevan a desbandarnos. A eso me refiero cuando digo que soy hombre de ciencias (en realidad me guste o no, no lo soy pues estudié empresariales), pero he podido comprobar en mis propias carnes que partiendo de conceptos sencillos y claramente entendibles la gente nos involucramos mucho más y sentimos que somos capaces de aportar nuestro granito de arena en ese contexto. Pero vamos, esa es mi humilde opinión…

  9. Gracias, Aitor (malestar incluido) y gracias, Víctor. Sólo un apunte, una lectura para la reflexión –si os apetece-, y una frase.
    Apunte: La complejidad no es un prurito intelectualoide, sino una condición de la naturaleza –incluyendo la humana, claro-, y, por tanto, de las organizaciones a cualquier nivel. Ignorarla –el “keep it simple, stupid!” de los marines norteamericanos- no nos ayuda a ser mejores y a aportar más, sino, en el mejor de los casos, a ser más “inocentes” –; el peor está contenido en la frase prometida. Interpretarla (la complejidad) hasta donde podamos nos permite tratar con ella y, por tanto, producir efectos y deseos más allá de meras ilusiones o ensoñaciones. Y no olvidemos que la complejidad es, precisamente, el motor de toda dinámica; y sigue siéndolo cuando actuamos sencillamente, sólo que somos presa suya. Es decir, que nuestra actuación, al menos en parte, es ilusoria para los fines declarados.
    Una lectura: “Amar la duda”, de Manuel Cruz, alguno/a ya lo conocéis, pero lo podéis leer aquí: http://www.hobest.es/blog/2010/11/01/amar-la-duda-manuel-cruz
    Y una frase de Max Horkheimer: “El desprecio por la teoría es el inicio del cinismo en la práctica”.
    Y seguimos debatiendo, que es lo que pretendemos.

  10. Me encanta tu malestar Alfonso. Es una forma muy británica de externalizar el cabreo.
    Sin embargo, yo prefiero verte en escena, cuando levantas los brazos y dices “No! Eso no es así!”.

    Ahora que no nos oye nadie… Yo que soy muy dado a “poner” animales a la gente, diría que me recuerdas a los osos que después de estar tiempo hibernando, se despiertan y se cabrean consigo mismos porque tienen mucha hambre!!!

    Lo admito. Admito que soy un poco cabrito, pero es en esos momentos de emoción cuando más suelo disfrutar y aprender del taller. ji ji ji…

  11. Pues muchas gracias de nuevo, Aitor, porque en la catalogaciones de mi “devenir animal” que me han hecho anteriormente no figuraba la del oso. Una más para la memoria de mi colección! Aunque a este paso, no tengo nada claro en qué animal me voy a reencarnar… Pero todo se andará.

  12. […] hemos hablado en otros posts sobre el “taller de aprendizaje y co-escucha” que hemos lanzado en colaboración con HOBEST, y […]

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.