¡Vibrando juntos!

Todavía resonando los ecos de la sesión matutina paso a contaros en qué ha consistido la tercera de las sesiones de la experiencia Premieberri en el servicio de innovación.

El objetivo ambicioso: aterrizar todo este proceso en una serie de proyectos con los que nos sintamos retados para avanzar en nuestra particular manera de constituirnos como equipo.

Hemos participado 7 de las 8 personas del servicio de innovación. Mª Eugenia García de Andoin estaba desplazada en Berango atendiendo a Maddi y a Ekain (en su cuarto día de vida) aunque la hemos sentido con nosotros.

De nuevo hemos cogido las maletas y nos hemos desplazado para ver desde ángulos nuevos.

Ainhoa del Caso nos comenta al inicio que en esta sesión se trata de mancharnos las manos de barro para construir nuestra vasija, nuestro proyecto. ¡Así que, a ejercer de alfareros toca!

Volvemos a empezar con técnicas de respiración consciente para aumentar nuestra PRESENCIA. Aunque cómo Ainhoa siempre introduce novedades en este caso nos pide que nos fijemos en la apnea, para interiorizar la importancia del ritmo y de las pausas.

Cómo es generosa nos explica también otra técnica para cuando se nos “sobrecalienta la cabeza”. Es una técnica que utiliza el sonido y la vibración como forma de desbloqueo. Y yo aquí me quedo anclado. Me parece que en ese ejercicio se ha producido una conjunción en las maneras en que cada uno vibramos que nos permite, valga la redundancia, vibrar al unísono.

Y tras ese movimiento vibratorio conjunto nos hemos sumergido en las propuestas de la tercera sesión de Premieberri ( y allí en el eco de fondo resonando las propuestas que Ane Aguirre nos ha hecho en el marco de este programa).

Primero hemos hablado del arte de transformar “problemas” en “RETOS”. Para ello el foco lo ponemos en hacernos cargo del proyecto, en base a lo que me afecta, a lo que me interesa y a que tengo posibilidades de acción respecto a él.

Después para ir caldeando lo que iba a ser el nudo de la sesión nos ha invitado a pasar a la acción inspirados por el futuro que deseamos. Por una parte haciendo uso de una brújula: nuestra capacidad de observación, y por otra desde una propuesta: “La mejor manera de hacer es SER” (Otra vez a mirar dentro a ver que se nos remueve).

Hemos dado un espacio a hablar de los frenos y las palancas que sentimos en el trayecto que estamos emprendiendo. Muy significativo constatar cómo algunas cuestiones juegan en ambos campos. Especialmente lo relativo al sistema de creencias que tenemos. (Y es que mientras algunas creencias nos abren posibilidades, otras nos las cierran).

Y entonces… cuando la fruta estaba madura, nos hemos lanzado a proponer proyectos que nos apetece impulsar para ser, como Servicio de Innovación, quien realmente queremos ser. Y ahí nos hemos desbordado. Hemos dejado volar nuestra imaginación, nuestros deseos y han ido apareciendo una amplia gama de proyectos que pueden colorear nuestra acción con una gama de colores muy amplia, en la que todos cabemos y en la que todo se combina con armonía.

En mi opinión este ejercicio ha reflejado que el ritmo de las tres sesiones ha ido madurando y alineando las propuestas que queremos desarrollar, individual y colectivamente.

Tras las siete rondas explicativas de los proyectos que cada uno proponíamos varias sensaciones: armonía, ambición, consenso, diversidad y… caos.

Así que le hemos mirado a Ainhoa pensando: ¿a ver cómo sales de esta?.

Sin embargo, con mucha tranquilidad ella nos ha dicho que ahora surgía la magia. Simplemente nos ha dado dos pegatinas para votar con 5 y 2 votos las dos propuestas que nos parecieran más significativas para acometer en los próximos meses. (¡Y yo pensando que había que hacer un análisis multifactorial!)

Y con mucho de disfrute hemos ido colocando nuestras opciones. Y resulta que en menos de 10 minutos ya teníamos elegido los 6 proyectos que nos han parecido hoy más relevantes:

Impulsar la vida del servicio (a través de los zerbitxokos, el trueke de conocimientos, el trabajo en equipo, la modificación del espacio físico para impulsar la creatividad y la experimentación, los espacios para la celebración…)
Construir alianzas externas con aquellas personas que están trabajando en proyectos con los que sintonizamos y podemos establecer sinergias
Hacer una declaración de nuestra razón de ser, de los objetivos que queremos alcanzar y del tipo de comportamientos que queremos impulsar
Generar y experimentar nuevos productos y servicios
Cuidar la comunicación interna con el resto de servicios del Departamento para generar mayor cercanía
Diseñar productos propios que ofertar a las organizaciones a las que nos dirigimos

Yo he percibido ilusión en las caras. Creo que nada nos sorprende pero todo se recoloca. Y sobre todo ha nacido del impulso del equipo. Algo nuevo se está gestando, de lo que espero seáis testigos en los próximos meses. (Y no me refiero al próximo alumbramiento de Saioa, de aquí a unos 15 20 días ja ja)

Para acabar hemos hecho tres rondas: ¿qué competencias vemos que tienen nuestros compañeros? ¿a qué nos comprometemos cada uno? Y ¿qué nos llevamos?

Entre la competencias: capacidad de trabajo, intuición, capacidad de adaptación, fina capacidad de análisis, capacidad de comunicación (verbal y gráfica)…

Entre los compromisos destacaría sobre todo la oferta de estar disponibles para el equipo y de asumir en primera persona varios de los proyectos elegidos

Entre los tesoros que nos llevamos: la sensación del trabajo bien hecho, ilusión, sensación de que nuevas posibilidades aparecen y sobre todo una experiencia positiva y un mayor conocimiento de los demás.

Para terminar de completar el proceso nos reuniremos en breve para concretar cómo nos distribuimos los proyectos entre todo el equipo y qué equipos de proyecto conformamos.

En dos palabras: BUENAS VIBRACIONES. ¡Qué “fácil” es hacer bien las cosas cuando fluimos y nos atrevemos a sacar lo mejor de nosotros mismos!

Cómo dice el dicho, “nosotros hemos cambiado, todo ha cambiado”. ¡A seguir vibrando!

6 Responses to “¡Vibrando juntos!”

  1. Para mí ha sido una experiencia que me ha desvelado que sí podemos tener modos de relación que facilitan la creatividad, la resolución de problemas, aclaran zonas oscuras y quitan las telarañas. Abrazos

  2. Puesss va a ser que tenéis trabajo por delante, ¿no? Ánimo, que suena bien vuestro empeño. Aquí, desde la tribuna, aplaudimos. Pero si hace falta bajar a hacer faena, avisáis, ¿de acuerdo?
    Saludetes

  3. Ah… por cierto, estaría bien que le deis una vuelta y actualicéis lo que tenéis escrito en la página de qué hacemos, ¿no? http://blogs.berrikuntzazerbitzua.net/2-que-hacemos-zertan-ari-gara/

  4. Aprovecho Mikel tu cita para completar un aspecto de la sesión que no he recogido en el post pero que me lo recuerda tu comentario. En el proceso de selección de posibles proyectos, fuiste precisamente tú quien en vez de “concretar” posibles iniciativas, recogiste las “condiciones” que pueden favorecer que esos u otros proyectos salgan adelante. Con tu fina capacidad de observación nos “dijiste” mucha atención al tipo de “dinámicas” que propiciamos.

    Gracias Julen por seguirnos, por tus “aplausos” y sobre todo por ofrecerte. Confio que durante 2011 seguiremos cruzandonos por el camino, especialmente para los temas que tienen que ver con las redes sociales y el impulso de “empresas más abiertas”.

  5. Hay que joderse. Mira tú en qué empleamos los domingos por la mañana, en contestar comentarios en el blog. Que paren el mundo, que me bajo 😉

  6. Seguro que habéis hecho un buen trabajo. Estoy con ganas de probarlo! (y criticarlo!) 😉

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.