Conversaciones

conversarHoy en el foro de Bilbao hemos estado hablando sobre las conversaciones que se dan y no se dan en nuestras organizaciones.

Hemos empezado con una dinámica propuesta por Maite Darceles en la que escribíamos en un lado de una hoja las características de una conversación de calidad y en el otro lado, las de una conversación de no calidad.

Conversaciones

Estas reflexiones nos han llevado a otras como:

  • Hablamos de escucha, pero en el fondo todos pensamos que escuchamos bien
  • A veces estamos más preocupados en lo que queremos decir que en lo que están diciendo otros; es difícil cuando escuchamos no pensar en lo que queremos responder, estamos casi más a la espera de que llegue nuestro turno para hablar que a otra cosa.
  • La comunicación no solo es lo que se dice, si no también lo que no se dice.
  • Para escuchar tenemos que mirar a los ojos y sentirlo, poner en el asador nuestras emociones
  • Para tener una conversación hay que tener un objetivo claro que se quiere conseguir con esa conversación ¿Qué me pasa cuando alguien viene a conversar conmigo “sin un objetivo claro”? El objetivo realmente es claro, charlar conmigo, construir una relación ¿Eso me pone nerviosa?
  • Decimos no juzgar, pero ¿somos capaces de no juzgar? ¿Es prejuzgar el decir esta persona me pega que es…? Los juicios están ahí y todas las personas los tenemos; no se trata de combatirlos sino de tomar conciencia de que están y saber que me están condicionando en mi conversación.
  • ¿Cuanta importancia le damos a las conversaciones? ¿Somos conscientes de lo que ganamos o perdemos haciendo lo que hacemos?

Después hemos reflexionado sobre dónde ponemos el énfasis a la hora de conversar, donde tenemos las conversaciones y para qué, con que fin, dentro de nuestra organización.

Para ello, Maite nos ha propuesto usar la siguiente matriz:

matriz

 Dentro de las cosas que han surgido he de reconocer que me han encantado dos cosas que Alfredo de Iparbit ha comentado que tienen en su empresa: una campana para anunciar los éxitos y una sala que han bautizado como “confesionario” para poder hablar de sus malestares.

Y la pregunta es: ¿Que más cosas podemos hacer en nuestras organizaciones para favorecer la conversación? ¿qué puedo hacer yo para que mis conversaciones sean “de calidad”?

La próxima sesión será el 26 de junio mayo (perdón por la confusión que haya podido generar mi baile de fechas) en Lan Ekintza, y en principio hablaremos sobre la generación de confianza.

2 Responses to “Conversaciones”

  1. Saioa,
    Muy buena tu redacción, esa capacidad de síntesis ya la quisiera para mi….
    Veo que te ha hecho gracia lo de la campana y el confesionario.
    La idea de la campana no es nada nuevo, en muchos bares lo tienen y la hacen sonar cuando dejas bote. En nuestro caso pensé que era una forma de “comunicar” las cosas buenas que pasan en nuestra emopresa, un nuevo cliente un pedido aceptado, haber resulto ese problema que te ha venido siguiendo semanas,… y la verdad gusta oirla cuando suena (me gustaria que sonara más y en eso estamos).

    Lo del confesionario realmente es una sala de reuniones pequeñita, pero informal, no tiene una mesa de reuniones que a veces hace barrera en la comunicación, las sillas son sillones para sentirte comodo y ya está. Me han pegado la bronca porque la sala se llama sala areeta (por ser la primera ubicación de iparbit) y lo del confesionario se lo han puesto extraoficialmente los compañeros ya que lo usamos para conversaciones de uno a uno, no siempre se habla de malestares sino más bien de temas personales que requieren de cierta privacidad.

    Las reuniones de este foro cada vez me resultan más interesantes, sobre todo por lo que aprendes de otros, de hecho ya tengo ganas que llegue la siguiente con el tema tan prometedor y tan dificil “generación de confianza”….

    Un saludo y feliz día (je,je,…)

  2. Sí, lo de la campana lo había visto, pero parece que en nuestros esquemas mentales va ligado al ambiente festivo de un bar y que en el “entorno serio” de una oficina no se concibe, ja, ja. Por eso me gusta, no solo por lo importante de celebrar y compartir, si no también por lo que a romper tabúes se refiere.
    Y lo del “confesionario” me ha encantado por lo que significa el tener un sitio concreto donde sentirse a gusto para poder hablar de lo que preocupa, agobia, alegra…por lo mismo, porque como personas completas que somos, que reímos, que lloramos, que sentimos, nos traemos todo eso al trabajo y se entiende, y se permite, y se contempla…
    Feliz día a ti tambien

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.