4 experiencias, 4 miradas

cuatro Este es el título con el que el pasado 27 de noviembre celebramos una sesión de trabajo para compartir 4 experiencias de despliegue de conocimiento en las organizaciones.

La primera experiencia “Ampliar las fronteras del conocimiento“, corrió de la mano de Ignacio Otalora, de La Cámara de Comercio de Bilbao, que nos habló de la herramienta MAGIC (modelo para la ayuda a la gestión integrada del conocimiento), que podría “resumirse” en Identificar el conocimiento–> disponer–> transmitir–> utilizar.  Una frase con la que me quedo: “el conocimiento no sirve de nada si no se pone en práctica“.

La segunda experiencia “Abriendo conversaciones con clientes para incrementar el conocimiento“, de la mano de Jon Gantxegi de Orbea, es una forma de integrar al usuario en la empresa, de integrar el conocimiento profano que surge de la experiencia de uso. La pregunta que planteaba Jon era ¿Por qué estar en las redes sociales? Porque las personas usuarias ya están conversando y transfiriendo su conocimiento en estos sitios. Me quedo con una frase “hay que perder la arrogancia de decir yo sé lo que tú, cliente, necesitas“.

La tercera experiencia “De la identificación del núcleo competencial estratégico al despliegue de la participación” contada por Unai Aurtenetxe de Norbait consulting, planteaba cómo, conociendo nuestras competencias nucleares, aquello que nos hace diferentes, podemos ver cual es nuestra cadena de valor, las actividades que dan valor añadido, y ello nos hace ver la importancia de las personas en cualquier punto de la cadena de valor.

La cuarta experiencia “Tomando consciencia de los modelos mentales en los que vivimos para poder generar nuevos conocimientos (dream space)“, de la mano de Iñaki Barredo de Naider,  resumía el cómo facilitar la generación de conocimiento desde una visión sistémica de las personas. Cuatro pasos en este camino: conocer el origen de los obstáculos personales y organizacionales, conocer la relación con el modelo mental, relacionar nuestro modelo mental con nuestro grado de autonomía y modo de relación, y autodiagnóstico de los obstáculos.  La clave: Cambiar conductas, dar espacio para pensar y escuchar.

Me quedo con una frase que,en mi opinión,  las cuatro experiencias, aun siendo diametralmente opuestas, recogían: “Practicar para interiorizar lo aprendido“.

Finalizó la sesión con una dialogo entre Borja y las personas de las consultorias que han ayudado en estas experiencias. Las reflexión y las preguntas que se plantearon darían para un nuevo post, como bien ha planteado Borja.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.