Foro Bilbao: 24/09/2009

Ongietorriak!. Bienvenidos al foro!. Esta vez ha sido en nuestra casa, en Obispo Orueta en lugar de las dependencias de Lan Ekintza en Bilbao. Se han reunido las personas que habitualmente acuden al foro con algunas nuevas incorporaciones que siempre son de agradecer: nos hemos animado por primera vez César Gonzalez de “ezentia”, Alberto Etxeandia de “hobest” y yo mismo recién incorporado como invitado circunstancial. También ha habido alguna falta… y es que todos hablan tan bien de Nekane Arostegui, anfitriona del foro en “lan ekintza”, que ya estoy deseando su vuelta para poder conocerla…

Esta vez la excusa del encuentro ha sido la frase “cómo avanzar hacia formas de trabajo que propicien que las personas despleguemos de manera creciente nuestro conocimiento”. Lo cierto es que en el momento en que leí la convocatoria la sentencia me pareció demasiado redonda, incluso artificiosa (para alguien que no está acostumbrado a relacionarse en este tipo de foros). Pensé yo: “ay dios mío… a ver cómo abordamos esto…” y ha resultado que palabras que nos parecen grandilocuentes pueden tocar tierra.

Para ayudarnos a ello, Maite Darceles de “hobest” nos ha introducido en una experiencia vivida en una pequeña organización, de algo más de veinte personas, dedicada al servicio de asistencia técnica de máquina herramienta. Para esta empresa la capacitación de las personas resulta ser un factor clave de competitividad derivado del tipo de servicio que ofrecen: cuando a un cliente se le estropea una máquina, un técnico se acerca para dar una solución al problema y es ese técnico, en ese momento, el que tiene autonomía y responsabilidad plena para llevar adelante su cometido.

El problema se evidencia cuando las diferentes personas de la organización demuestran un nivel de capacitación diverso, como no puede ser de otra manera, y surge la necesidad de involucrarlos en un proceso de crecimiento en conocimiento para ellos mismos y para la empresa.

Nos cuenta Maite que la intervención en esta organización con objeto de dinamizar la autonomía y la autogestión de las personas, exige la existencia de una persona que asuma el rol para que “algo ocurra”. Es necesario un seguimiento personalizado de cada caso porque cada persona es diferente, con su ritmo, su carácter, su personalidad. Hay que propiciar estas conversaciones con las personas de forma que puedan reflexionar sobre esas cuestiones que son importantes.

Siguiendo con el enfoque de la “capacitación”, absolutamente relacionado con el despliegue del conocimiento de las personas, Maite relata que identificaron tres aspectos clave: la base teórica o formación previa, la experiencia acumulada y la aportación de otros compañeros en el “compartir experiencias”.

Lo cierto es que esta fórmula de introducir un tema mediante una experiencia es ciertamente placentera y hace surgir de forma muy natural el diálogo. Enseguida ha surgido el debate y se nota que las personas que participan en el foro ya cuentan con la complicidad de sesiones previas.

Continuando con la capacitación, más en concreto con la formación, se plantea el tema de la iniciativa (¿de la persona o de la organización?) ante lo cual inevitablemente se salta a la importancia del “reto”.

Siguen las conversaciones en torno al desarrollo de las capacidades de las personas, el desarrollo de la carrera profesional dentro de las organizaciones: en la grandes y… ¿en las pequeñas?.

En todo caso, el centro del debate siguen siendo las personas pero parece que hablar de esto no debe de ser tan habitual fuera de nuestro entorno (geográfico). ¿Vamos por delante?, a ver si nos lo vamos a creer…

Hablamos de la crisis y del nuevo paradigma y de repente el discurso se hace más trascedental: ¿quién debe propiciar la ruptura, la revolución?, ¿cuál debe ser nuestro papel? y ¿cómo debe ser la intervención?, ¿de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba?. Muchas preguntas…, al final el foro es un punto de encuentro donde se propicia la aparición de todas estas inquietudes y muchas más. El tema, la frase del inicio era sólo una excusa.

Llegados a este punto los participantes del foro sentimos la necesidad de plantearnos también nuestros retos: podemos invitar al foro a personas que conozcamos que tengan interés en estos temas. Nos sentimos privilegiados de tener esta oportunidad que hay que aprovechar.

Para cerrar la sesión decidimos poner en común temas de interés a desarrollar en siguientes encuentros, hilos conductores que sirvan de excusa pero que enganchen para atraer a los participantes. Y caminando un poco más nos comprometemos a que, alternativamente, los componentes del foro trabajemos una elaboración previa del tema a tratar que arrastre al resto.

Apuntamos varios argumentos y decidimos empezar  intentando contestar algunas preguntas: ¿qué es el foro?, ¿qué queremos difundir? y ¿a quién?.

One Response to “Foro Bilbao: 24/09/2009”

  1. Un buen resumen Xabier… espero que el foro sigua evolucionando y creciendo.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.