¿Qué nos queda tras el 2 de junio?

El día 2 de junio celebramos la Jornada de lanzamiento de la Comunidad de personas consultoras había muchas expectativas, muchas ilusiones, y a mí personalmente no me defraudó. Quizás las bajas de algunas personas que habían confirmado su asistencia, pero con eso hay que contar.

La jornada comenzó con el discurso de la Diputada foral, Izaskun Artetxe, y con el de Inaz Garmendia, Jefe de Servicio de Innovación, ambos discursos, cada uno en su línea, uno quizás más estratégico y otro, como corresponde, más operativo, daban respuesta a las líneas estratégicas del propio Departamento y los antecedentes y razones para promover esta Comunidad.

De todo ello, me quedo con las ganas de la Diputación de prestar un servicio, de realizar labores de facilitador para poner en manos de las personas consultoras herramientas, formación,…que redunde en última instancia en beneficio de las empresas bizkainas.

Posteriormente expone Ana Arroyo sobre el alcance y las pretendidas fases de la Comunidad, transcurrir de una comunidad instrumental y dirigida a una comunidad autónoma. Digo “pretendidas” porque ese es nuestra intención, que la Diputación y Bai vayamos perdiendo protagonismo en la Comunidad para que lo vayáis ganando vosotros y vosotras, personas consultoras.

Se presenta igualmente la herramienta virtual, hemos trabajado para que la misma sea atractiva, y sobre todo que anime a la participación, esa es la razón de su existencia, porque en caso de que ésta no se de, la herramienta perderá frescura, vigencia y dinamismo.

Bueno, tras los discursos y presentaciones, se os da la palabra, tomáis el testigo y respondéis a las dos cuestiones que se plantean en el world-café:

– Desde tu labor de consultor ¿qué actuaciones o modos de intervención son y serán necesarios para potenciar la evolución de las empresas?
– ¿Qué pides y qué ofreces a esta comunidad de aprendizaje?

En la primera pregunta creo que surgieron asuntos muy interesantes, sobre todo porque os planteabais dudas, interrogantes sobre como venís haciendo vuestro trabajo, sobre las herramientas y metodologías utilizadas. Esa reflexión solo nos puede ayudar a redefinir nuestra manera de hacer, nuestra manera de escuchar, nuestra manera de acercarnos a las empresas.

Se repitió mucho en las mesas que la labor de la persona consultora podía asimilarse a la del médico de cabecera, persona de confianza que cuando estás enfermo te receta determinados medicamentos tras el previo diagnóstico. En una de las mesas el símil fue más allá, y se comparó con las matronas, acompañan en el parto, ellas facilitan el dar a luz. Esta comparación tenía su enjundia, se trata de un persona facilitadora, de una entrenadora, sí, salio el termino, coach. No se trata solamente de diagnosticar y prescribir metodologías rígidas, deshumanizadas, homogéneas, se trataría de acompañar en el camino, de vivir las mismas experiencias, siempre desde una visión global de la empresa y a su vez con una visión de futuro.

Junto con estas ideas surgió también la figura del catalizador, persona que recibe diferentes inputs del entorno, de diferentes agentes, de muchas realidades, para luego hacerlas valer en las diferentes empresas.

Con respecto a la segunda pregunta creo que las reflexiones fueron también interesantes, pero supongo que más previsibles, se espera de la Diputación que haga una labor comercial, que facilite el acercamiento de las personas consultoras a las empresas, que mejore la imagen de la persona consultora, que facilite el acercamiento entre diferentes foros. No parece fácil la tarea encomendada, aún así, mucho de lo que ahí se dice es lo que se ha pretendido al promover la Comunidad.

Por vuestra parte, las ofertas tampoco fueron baladí, compartir conocimiento, dedicar tiempo, compromiso, transparencia, participación. Palabras bonitas de las que deduzco por lo menos, que hay ganas de que funcione, que hay puestas ciertas ilusiones en el proyecto, sin que ello impida ver las dificultades que existen para sacarlo a flote. No obstante, me parece suficiente para empezar, ganas e ilusión no es poca cosa.

Bueno, ésta es mi impresión de lo que ocurrió el 2 de junio en el Hotel Ercilla, el regusto que me ha quedado después del encuentro. ¿Cuál es vuestra impresión? ¿Con qué sabor de boca os quedasteis?

2 Responses to “¿Qué nos queda tras el 2 de junio?”

  1. ¿Hay algún enlace al que engancharse?

  2. Interesante jornada. Y gracias por compartirla en abierto para que los que no pudimos asistir hayamos tenido la posibilidad de tomar nota de lo acontecido.

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.