Recogiendo los primeros frutos de la cosecha

El pasado 26 de Febrero nos volvimos a juntar un grupo de personas para valorar la experiencia desarrollada a lo largo de 2008, en lo que hemos venido informalmente denominando el foro Saratxaga.

Se trataba de recoger las experiencias personales y las lecciones aprendidas a lo largo de las distintas sesiones de este foro. Hemos conocido de primera mano los testimonios de personas que están apostando por otros estilos de relaciones que están propiciando otra manera de trabajar.

En la misma sala en la que aun resuenan los ecos de dichos testimonios estuvimos compartiendo sensaciones y aprendizajes.

Empezaron José Angel y Patxi, de Icaza, comentando que ellos ya han iniciado un proceso para desplegar estas propuestas organizativas de la mano de Koldo Saratxaga y su equipo.

Nos contaron que el actual proyecto Icaza se basa en la comunicación y la transparencia. Antes de iniciar el proyecto había buen ambiente laboral pero sentían que había “barreras” para gestionar mejor a las personas y ahora están avanzando en esa dirección. Nos contaron las conversaciones previas con la propiedad, la exposición de la propuesta a toda la organización y la unanimidad en la aceptación del reto, las modificaciones en el organigrama, la revisión de las bandas salariales para establecer lo que llaman el equilibrio salarial… Tal y como lo expusieron parece que está siendo un proceso bastante natural y que avanza a buen ritmo.

Posteriormente el resto de personas se fue confesando en público, así Aitor y Lorena, de Construcciones Zabalandi, comentaron que la asistencia a las reuniones les había ayudado a reflexionar sobre su modelo de gestión. Lo que más les ha aportado son los ejemplos prácticos. Consideran que la aplicación es “revolucionaria” (sic) y que tienen dificultades para transmitir a los demás estas propuestas.

Gonzalo, de Sadekosa, expuso que la sensación global era buena. Les ha dejado un importante poso y van incorporando algunas de las ideas escuchadas: en la configuración de los puestos de trabajo, en los temas de prevención de riesgos laborales, etc.

Adolfo, Alberto y Benito, de Hegaz, comentaron que para ellos tres acudir a las sesiones no les había supuesto esfuerzo alguno ya que habían disfrutado mucho. Si comentaron sobre la importancia de que a estas sesiones venga la “propiedad” para que “vivan y sientan” los testimonios y valoren la posibilidad de entrar en este proyecto. De hecho ellos lo han intentado pero la propiedad no lo ha visto necesario en estos momentos.

Consideran que lo que han escuchado les habla de maneras de funcionar mucho más cercanas a las personas, donde la importancia descansa en las relaciones entre las personas y los equipos, la transparencia, la coherencia, definir retos…

De hecho ellos ya han tenido alguna experiencia interna en la que a algún equipo le han invitado a que ante un problema concreto definan su reto y decidan de manera autónoma, con buenos resultados.

Pablo, de Urbegi,  opinaba que estas reuniones le han permitido ver la empresa con otros ojos, de forma más sencilla aunque reconocía que a él le cuesta simplificar. Hay muchas inercias y una cultura asentada que ir movilizando es costoso.

Se queda con dos ideas. La importancia de “creer que la gente es capaz” y la necesidad de incrementar las personas que están en contacto directo con el cliente.

A partir de ahí abrimos un debate cruzado del que entresaco las siguientes ideas:

– La mejor manera de tener poder es renunciar a él
– La ficción de querer tener todo controlado nos domina
– El crecimiento ad infinitum es imposible
– Es preciso una agran apertura mental y humildad para d e s a p r e n d e r
– A veces las empresas viven enterradas en papel y procedimientos que impiden ver el bosque de la realidad
– La búsqueda de herramientas panacea no resuelve los problemas reales

En cuanto a propuestas de mejora para otras ediciones se comentaron:

– La necesidad de que la propiedad este presente en este proceso
– La conveniencia de que de cada organización acudan varias personas, algunas fijas, algunas rotativas

Se comento también que este periodo de tiempo es, en términos generales,  corto para que una organización decida tirarse a la piscina.

Las empresas manifestaron también su interés por participar en una segunda fase en la que vayan a visitar experiencias al lugar donde se producen, si bien irán concretando este interés.

En resumidas cuentas, una reunión nutritiva. Se advierte que hay cimientos que se van removiendo, si bien ésta es una cuestión de largo recorrido.

2 Responses to “Recogiendo los primeros frutos de la cosecha”

  1. Muchísimas gracias de corazón por este foro, eskerrik asko, y por las crónicas que nos dejan seguirlo muchas gracias también

  2. Gracias también a ti, Aitor. No dudes que estas crónicas están escritas para ti. Buen día

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.