El Tao de los líderes

Sin duda en la literatura del management, ésta del liderazgo es una de las cuestiones que más ríos de tinta genera. Como muestra un botón. Acabo de escribir la palabra liderazgo en google y aparecen ¡9.360.000 referencias!.

Cómo habitualmente ocurre cada uno empleamos los términos con significados diversos, por lo que en ocasiones parece que hablamos de lo mismo cuando queremos significar aspectos diferentes, y claro ¡así no hay forma de entenderse!.

En muchas ocasiones he asistido a cursos donde el liderazgo se presenta como una suerte de bálsamo que cura todas las heridas (organizacionales). El problema es que el o la líder tiene que ser una especie de superman (o superwoman) y claro ¡así no hay forma!.

En otras ocasiones he asistido a debates interesantes sobre si es antes el cambio personal o el cambio organizativo. Y nuevamente aparece el liderazgo como una clave para posibilitar el cambio pendiente en nuestras organizaciones, y, por supuesto, las voces críticas que alertan que según cómo se ejerza el liderazgo lo que se da es el crecimiento personal y organizativo o la dependencia personal y la fragilidad organbizativa.

Tenemos debate para largo.

Yo también he sucumbido a la fiebre del liderazgo y el otro día en una excursión que hicimos varios compañeros a la Casa del libro, compré por recomendación de Mª Eugenia el libro “El Tao de los líderes” de John Heider. Como se explica en la portada se trata de una adaptación del Tao Te-Ching de Lao Tse adaptado a la nueva era. Incluso advierte que se ha usado en cursos de liderazgo en grandes corporaciones como IBM o Mitsubishi.. Lo he leído con interés.

Cada vez que leía la palabra líder en mi interior viasualizaba que líder somos cada persona que pretendemos asumir el protagonismo de nuestra vida y en ese sentido, aunque no lo pretendamos, influimos en las personas que nos rodean. No pensaba por tanto en una figura mesiánica que salva todo aquello que toca.

Hecha esta observación tengo que reconocer que he disfrutado con la lectura de este librito. Desarrolla a través de 81 expresiones una serie de claves sencillas y claras que, a mi en concreto que me han inspirado para revisar a la luz de dichas propuestas como me relaciono con los demás y conmigo mismo (En algún sitio he leído que cada persona contenemos multitudes).

Entresaco algunas ideas para compartir:

– El líder aprende que, en la acción, el momento propicio lo es todo
– El líder se dedica a trabajar bien y a dejar que cada uno ocupe su sitio
– El liderazgo no se asienta en técnicas ni teatralidades sino en el silencio y en su capacidad de atención
– El líder sabio no interviene innecesariamente, no se entromete, no controla, no impone sus propias necesidades y convicciones a los demás
– Imagina que eres una partera: que estás asistiendo al nacimiento del otro
– El trabajo se hace para desplegar la luz de la conciencia sobre todo lo que ocurre: mediante un servicio generoso, sin prejuicios, disponible para todas las personas
– ¡Cuan poco hace el líder y cuanto hace!
– Los líderes que pierden contacto con lo que está ocurriendo no pueden actuar espontáneamente, por lo cual tratan de hacer lo que “creen que está bien”
– El poder surge de la cooperación
– La ausencia de intervenciones innecesarias es lo que permite que un grupo sea fértil y crezca
– Deja de esforzarte en acertar a toda costa
– La disposición abierta es más potente que cualquier sistema de juicios
– Toda conducta influencia a otros por el efecto del susurro
– Mientras menos reglas mejor. Cuando el líder no impone reglas, el grupo descubre su propio bien
– El buen liderazgo consiste en hacer menos y ser más
– Facilitar lo que ocurre es más potente que presionar por lo que tú quieres que ocurra
– No puedes contentar el descontento del grupo. Y si pudieras, tu esfuerzo lo privaría de una lucha creativa
– No empujes. Permite que las cosas aparezcan a su debido tiempo
– La grandeza viene de la humildad, del vacio, de la receptividad y de la disponibilidad al servicio
– El buen liderazgo consiste en motivar a la gente hacia sus más altos niveles mediante la oferta de oportunidades, no de obligaciones
– Es siempre un alivio decir “No sé”
– Nadie te puede decir qué hacer, en eso consisten tu libertad y tu responsabilidad.
– En lugar de pedir consejos, aprende a ser más consciente de loo que en realidad ocurre
– Mejor que atacar una conducta es arrojar luz sobre sus consecuencias
– Lo que es flexible y fluido tenderá a crecer. Lo que es rígido y estancado se atrofiará
– La habilidad de ser suave hace fuerte a un líder

Puede ser un buen momento para hacer SILENCIO y permitir que nos llegue aquello que necesitamos aquí y ahora.

Chsssssssss!

 silencio.jpg

8 Responses to “El Tao de los líderes”

  1. Voy a romper tu Schhhhhhh… agradeciéndote la referencia del libro. La verdad es que hay un verdadero torrente de bibliografía sobre el Liderazgo, mucho de ello teorías áridas y pocos consejos concretos y útiles para quienes quieren ahondar en el tema del liderazgo.
    Aprovecho para “hacer pública” la dirección de mi Blog, que por fin ha visto la luz. http://ncuentra.blogspot.com
    Hasta ahora cuento con un apadrinamiento de lujo: un comentario inestimable de Julen sobre también un post relacionado con el liderazgo y los equipos altísimamente eficientes. Te invito a conocerlo. Todo esto es hacer Red, ¿no?
    Y por último, animarte a seguir compartiendo a través de vuestro Blog bibliografía de interés. Las recomendaciones que un día me hiciste están todas toditas sobre mi mesa. Digerirlas ya es cuestión de tiempo!

  2. Gracias Silvia por tu comentario. Lo de compartir a través del blog aquellas cuestiones que vayamos explorando es cosa hecha, de eso ese y no otro es el sentido de esta ventana abierta. A ver si me paso por tu blog y te visito. Seguro que nos ncontramos en más de una ocasión.

  3. Me ha encantado este post, Borja. No he leído el libro, pero me atrevo a pensar que en tu post has sacado toda la esencia del mismo.
    Por otro lado, el apunte que haces de que “líder somos cada persona que pretendemos asumir el protagonismo de nuestra vida y en ese sentido, aunque no lo pretendamos, influimos en las personas que nos rodean” me parece totalmente necesario. Mila esker.

  4. A mí que me da que este mundo turbio y veloz en el que vivimos vive alejado del estilo de liderazgo que planteas. En cualquier caso, parece que, sin saberlo, desde nuestro grupo de investigación de empresa abierta, comulgamos con bastantes de esas ideas y en una de ellas nos cita incluso: “La disposición abierta es más potente que cualquier sistema de juicios” 😉
    Tranquilidad.

  5. Ya veo, Julen, que no descansas difundiendo tus propuestas: una disposición abierta para fundar una empresa abierta. Tendremos pues que abrir ventanas para aprender de lo que viene de fuera.

    Yo trato de aplicarme lo de prestar más atención a lo que ocurre para ser más eficaz en la acción. Sobre todo porque para estar más atento tengo que estar más presente. Ya te contaré si mi tortuguita le adelanta a mi liebre.

  6. Borja,
    Acabo de leer tu entrada y me he sentido pequeño,… pequeño porque el extracto que has hecho de esas 81 expresiones me han parecido a cada cual más acertada a la vez que sencillas formas de definir lo mismo. Cuanta sabiduría existe en la cultura oriental…..

    La expresión de la comadrona me ha impactado por su gran…. simpleza.

    Y luego me he acordado de Saioa…. ella si que es lider, no??? je, je,…

    Por cierto, enhorabuena por tu relato.
    Gabon!

  7. LEI EL ARTICULO, EN ALGUNAS COSAS NO ESTOY DE ACUERDO , CREO QUE LIDER ES AQUELLA PERSONA QUE TIENE CAPACIDAD DE MANDO, QUE IMPONE RESPETO, SINO NADIE LE OBEDECERIA, TIENE QUE SER CAPAZ DE ESCUCHAR CONSEJOS, DE SER FLEXIBLE CUANDO LO DEBE SER , PERO AUNQUE EL NO QUIERA SIEMPRE VA A SOBRESALIR , PORQUE ES LA ESENCIA QUE LO MUESTRA DISTINTO DE LOS DEMAS. PARA LOGRAR SUS OBJETIVOS TIENE QUE SER DE PERSONALIDAD FUERTE, LUCHAR POR LO QUE QUIERE LOGRAR Y SABER DEFENDERSE .

  8. Pues me parece muy bien, Alejandra

    El texto no pretende sentar catedra de nada, simplemente ofrece una versión de cómo interpretar el liderazgo. Está orientado a que cada uno nos cuestionemos nuestra propia manera de liderar y que interioricemos aquello que nos resulte de utilidad.

    Como todo es interpretable propondría que cada uno observe y se observe y que aprenda de su propia experiencia, sabiendo que si estamos abiertos a aprender seguro que vamos a ir descubriendo formas más eficaces y, tal vez, más sutiles de liderar. ¡Suerte!

Discussion Area - Leave a Comment




*

Arbela. Bideak Eginez.